Arión, el fabuloso caballo fruto de la violación de Deméter por Poseidón

Arión, el fabuloso caballo fruto de la violación de Deméter por Poseidón

El universo de los dioses olímpicos está cuajado de historias trágicas. Raptos, violaciones, asesinatos, castigos eternosR

Los djins (los genios de las lámparas)
Aparición
3 Mitos de las Gorgonas | Los temibles monstruos femeninos

El universo de los dioses olímpicos está cuajado de historias trágicas. Raptos, violaciones, asesinatos, castigos eternos…, entre sus páginas podemos encontrar mitos de todo tipo y también seres absolutamente extraordinarios: Centauros, gigantes, ninfas, héroes…y también animales de leyenda. Entre los caballos mitológicos, En Mundooculto, nos acercamos a Pegaso, y en esta ocasión queremos hacerlo a Arión, el fabuloso caballo de pezuñas negras fruto de la violación de Deméter por Poseidón.

Arión, el fabuloso caballo de pezuñas negras

Hoy en día, Poseidón sería perseguido, juzgado y encarcelado justamente como un violador en serie. Sin embargo, la mitología griega parece regirse por parámetros muy diferentes a los que hoy creemos y sabemos que son los correctos. El dios del mar no dudaba en atacar, raptar y violentar a cuantas féminas se cruzaran en su camino. Ya vimos lo que ocurrió con Medusa, violada por Poseidón y de cuyo execrable acto nació el caballo Pegaso cuando Perseo le cortó la cabeza a la gorgona. En este caso, fue su propia hermana, Deméter la que tuvo que sufrir el ataque del dios griego del mar. Conozcamos el mito del nacimiento de Arión.

Poseidón, el dios del mar, quiso conquistar a su hermana Deméter, pero ella no le hizo ningún caso, ya que estaba preocupada buscando a su hija Perséfone que había sido raptada por Hades y llevada al inframundo. Como Poseidón no cejaba en su persecución, Deméter decidió convertirse en una yegua para tratar de despistarlo. Sin embargo, Poseidón fue testigo de la transformación y como dios de los equinos que también era, se convirtió en un semental. El caballo Poseidón violó a la yegua Deméter que quedó embarazada y pasado el tiempo dio a luz dos vástagos: el caballo Arión y a una niña, conocida como Despena.

El caballo Arión era maravilloso y además de ser el más veloz gracias a sus pezuñas negras, tenía las crines del color del mar, era inmortal y tenía el don de la palabra. Arión y Despena nacieron en Arcadia, una región de Grecia, y el rey del lugar, llamado Oncio, se lo apropió. Heracles fue el siguiente propietario del caballo Arión ya que cuando pasó por Arcadia se lo pidió a Oncio, que se lo cedió para que pudiera conquistar Élide. Arión fue uno de los caballos que tiraron del carro de Heracles en la batalla. A su vez Heracles se lo obsequió al rey Adrastos de Argos que fue salvado por Arión, gracias a su extraordinaria velocidad, cuando perdió la guerra contra Tebas. Todos los héroes que participaron en esa guerra murieron excepto Argos ya que Arión lo recogió y con una rapidez vertiginosa lo llevó hasta las costas de  Ática, donde lo dejó a salvo.

Content Protection by DMCA.com

COMMENTS