Vesta | La diosa romana del hogar adorada por los romanos

Vesta | La diosa romana del hogar adorada por los romanos

Los dioses mas poderosos de las culturas antiguas
La diosa solar Amaterasu: antepasada divina de la familia imperial japonesa
Castigos eternos de la mitologia

Vesta, diosa romana del hogar.

Durante el período de auge del Imperio Romano eran muchos los dioses a los que se rendía pleitesía. De entre todos ellos podemos destacar a Vesta, la diosa romana del hogar. Era una de las más adoradas por los habitantes del pueblo llano, ya que protegía sus hogares y la fidelidad entre cónyuges. En este artículo analizaremos la forma que tenían los habitantes romanos de adorarla y las festividades que conmemoraban en su honor.

Hija de Saturno y Ops, hermana de JúpiterNeptunoPlutónJuno y Ceres. Su homóloga en la mitología griega es Hestia, aunque la diosa romana del hogar alcanzo más importancia en la sociedad. Como solía pasar en la antigüedad, los dioses iban pasando de civilización en civilización aunque cambiando los nombres y las características asociadas a ellos. Su culto fue fundado en la Antigua Roma por Numa, segundo rey de Roma, y duró hasta el final del paganismo. ¿Quieres descubrir más cosas sobre esta adorada diosa? ¡Pues solo tienes que seguir leyendo este artículo!

Vesta. La adorada diosa romana del hogar

Origen y representaciones de la deidad

Vesta era el símbolo del hogar y la fidelidad. Sus representaciones en el arte han sido escasas, si las comparamos con las de las otras deidades, ya que en los ritos relacionados con ella el fuego era el componente principal. Se le suele identificar con formas femeninas bellas y delicadas, y la forma de invocar o rendirle homenaje a la diosa romana del hogar era encendiendo una vela anaranjada.

Entre los habitantes del antiguo imperio romano, a Vesta se la tenía por una deidad bondadosa y afable. Ésto, junto a la importancia que los romanos otorgaban a la felicidad del hogar, hizo que su culto fuera uno de los más importantes de entre todos.

Existen mitos muy antiguos, que se remontan a la propia fundación de Roma, en los que aparece Vesta. En el más famoso, la diosa intercede ante el rey Tarquetio para que éste le perdone la vida a su hija Ilía. Esa princesa a la que Vesta salvó de morir, está considerada como la madre de los gemelos más famosos de la historia y fundadores de Roma: RómuloRemo. Se dice que en agradecimiento por esta venerable acción, el hijo de Rómulo instauró el culto a las vestales.

Culto y festividades de la diosa romana del hogar

El culto a Vesta fue uno de los más antiguos de laAntigua Roma se le encargaba a las denominadas vestales, un grupo de vírgenes que se encargaban de que la antorcha de la diosa que contenía el fuego sagrado nunca se apagara, fue instaurado desde prácticamente el nacimiento de la monarquía. Los romanos daban muchísima importancia a su labor de mantener la llama de Vesta siempre encendida, debido a que la asociaban directamente con la fortuna de la civilización.

Originariamente, las vírgenes vestales eran dos, pero este número fue aumentando con el paso de las décadas. La Casa de las Vestales se situaba detrás del templo consagrado a la diosa del hogar en plenoForo Romano. El templo a la diosa Vesta, era un recinto de tamaño descomunal. Algo que nos indica la importancia que tenía esta deidad para los antiguos romanos.

Vesta tenía una semana al año, en la que se le rendía culto de manera particular. Del 7 al 15 de Junio, se celebraban las Vestalias, fiestas destinadas a renovar la relación con la diosa romana del hogar y que servían además para pedirle protección perpetua para la unidad familiar. Durante el primer día de las Vestalias, se abría el tiempo para que todas aquellas mujeres que quisieran, hicieran sus sacrificios y promesas a la diosa romana del hogar. El pueblo romano desfilaba por las calles al trote de burros con coronas de flores en el cuello. En el año 394 y bajo la orden de Teodosio Iel fuego de Vesta fue apagado y se procedió a la expulsión de todas y cada una de las vírgenes vestales que habitaban el templo. Con la erradicación de uno de los cultos más potentes del Imperio, Teodosio I buscaba que la población se uniera a las filas de la nueva religión instaurada: el cristianismo.

AVISO DE USO JUSTO: Esta página contiene material con derechos de autor cuyo uso no ha sido específicamente autorizado por el propietario de los derechos de autor. Esta web distribuye este material con el propósito de reportar noticias, investigación educativa, comentarios y críticas, constituyendo el Uso Justo bajo 17 U.S.C § 107.

¿Te gustó este artículo?

Descarga nuestra app para Android y no te perderás ninguno.

COMMENTS