La Vía Láctea podría ser dos veces más grande de lo que pensaban los astrónomos

La Vía Láctea podría ser dos veces más grande de lo que pensaban los astrónomos

La Vía Láctea podría ser dos veces más grande de lo que pensaban los astrónomos Astrónomos del Instituto de Astrofísica de Canarias, 

Investigadores encuentran Un planeta “Clonado” A La Tierra.
Este podría ser el material más fuerte y ligero de la Tierra
​Científicos de Harvard obtienen “el santo grial de la física”

La Vía Láctea podría ser dos veces más grande de lo que pensaban los astrónomos

La Vía Láctea podría ser dos veces más grande de lo que pensaban los astrónomos

Astrónomos del Instituto de Astrofísica de Canarias, en las Islas Canarias, y de los Observatorios Astronómicos Nacionales de Beijing  midieron las distancias a las estrellas que están en el borde de este masivo disco galáctico llamado Vía Láctea, en el que gira sin parar nuestro Sistema Solar. En sus hallazgos se dieron cuenta de que la Vía Láctea tiene aproximadamente 200.000 años luz de diámetro.

Esta galaxia está formada por un disco central con brazos en forma de espiral por brazos en espiral llenos de estrellas y planetas, así como un halo exterior de estrellas distantes, estas últimas fueron las que se usaron para calcular el número antes mencionado.

La gran mayoría de las estrellas de la Vía Láctea están contenidas en el disco central, y generalmente se considera que el borde galáctico es el punto donde este termina; en ese punto empieza a escasear la población de cuerpos celestes.

Las estrellas en el disco también tienden a ser mucho más jóvenes que las estrellas en el halo, por lo que no han tenido suficiente tiempo para acumular elementos más pesados. Con estos y otros datos específicos, los astrónomos pueden usar la espectroscopía para medir las composiciones químicas de las estrellas en nuestra galaxia y diferenciar aquellas en el disco de aquellas en el halo.

La Vía Láctea podría ser dos veces más grande de lo que pensaban los astrónomos

Más allá de lo imaginable

Recientes investigaciones han concluido que el cerebro humano no está en la capacidad de entender distancias tan largas como las que hay que contemplar a la hora de hablar de astronomía. Incluso dentro de nuestra Vía Láctea, las distancias entre dos puntos pueden ser de miles, decenas de miles o hasta cientos de miles de millones de años luz. Cabe destacar que un “año luz” es la distancia que se tarda en llegar de un lugar a otro viajando a la velocidad de la luz que es 300.000 kilómetros por segundo. 

Los científicos analizaron las composiciones de más de 4.600 estrellas de la Vía Láctea tomadas de dos encuestas, el Telescopio Espectroscópico de Fibra Multiobjeto de Gran Alcance (LAMOST, por sus siglas en inglés) en China y el Experimento de Evolución Galáctica APO (APOGEE) de Sloan Digital Sky Survey en Nuevo Mexico.

El nuevo diámetro calculado de la Vía Láctea es bastante semejante al de nuestra galaxia vecina, Andrómeda, cuyo diámetro es de 230.000 años luz.

Content Protection by DMCA.com

COMMENTS

DMCA.com Protection Status