Los misteriosos gnomos de Wollaton Park

Los misteriosos gnomos de Wollaton Park

Documentos de la CIA: Tres Ovnis sobrevolaron bases militares en la Antártida
EN EE.UU. PRESENTAN SU ESTRATEGIA PARA “LA TERCERA GUERRA MUNDIAL”
LA CIA tiene en sus manos naves De Origen Extraterrestre ¡¡¡

Los misteriosos gnomos de Wollaton Park

Para muchos, puede parecer que cosas como hadas y gnomos seguramente deben estar firmemente arraigadas en el reino de los cuentos de hadas y la ficción. Después de todo, ¿cómo podrían ser seres tan extraños alguna vez reales? Pensar así sería absurdo, ¿no? Sin embargo, hay innumerables reportes de todo el mundo de personas que describen ver lo que solo se puede describir como la versión típica de cuentos de estos seres, completa con polainas, barbas y sombreros puntiagudos, y uno de los más conocidos hoy en día. cuentas se hizo en un pequeño parque pintoresco en Inglaterra.

Verdaderamente uno de los casos más extraños de encuentros con gnomos ocurrió en 1979 en el tranquilo y verde parque Wollaton, Nottingham, Inglaterra, conocido por sus extensiones de verde salpicado de árboles y el magnífico Wollaton Hall, que fue utilizado en la película The Dark Knight Rises.. Fue aquí que el 29 de octubre de 1979, un grupo de seis escolares con los nombres de Angie, su hermano Glen, su hermana Julie, así como Andrew y Rosie que eran hermano y hermana, y un niño llamado Patrick, todos los cuales tenían edades comprendidas entre los 8 y los 10 años y estaban deambulando por las últimas horas de la tarde, cuando el sol comenzó a oscurecer a medida que el día comenzaba a cerrarse. Al darse cuenta de que pronto tenían que volver a su casa, sintieron curiosidad cuando supuestamente llegaron a una zona cercada y pantanosa cerca del lago que estaba cerrado al público. Ser niños, la valla y el letrero que advierte a las personas a mantenerse fuera podría haber sido una invitación abierta para entrar, y los niños decidieron colarse para hurgar en este tesoro prohibido.

Parque Wollaton

Al entrar, los niños afirman que pronto escucharon el repique de una campana, después de lo cual se encontraron con un grupo de docenas de hombrecitos diminutos de aproximadamente la mitad de su altura, que tenían caras profundamente arrugadas y lucían exuberantes barbas blancas con puntas rojas . Sobre sus cabezas se veían unas pequeñas y extrañas gorras puntiagudas que parecían una especie de gorros de dormir con borlas en los extremos, y su ropa estaba compuesta de medias amarillas o verdes y camisas azules. Lo más extraño es que los niños afirmaron que los curiosos hombres pequeños conducían en miniatura, autos con forma de burbuja que no tenían volantes, campanas en lugar de cuernos, y que no producían ningún sonido de motor, pero aceleraban a gran velocidad y podían saltar fácilmente y evadir obstáculos Según los niños, había alrededor de 30 de estos mini vehículos inusuales, con dos de los gnomos montados en cada uno, riendo alegremente y alegremente zumbando, e incluso ocasionalmente persiguiendo o haciendo pases a los sorprendidos testigos. Uno de los testigos los describiría:

Escuchamos esta pequeña campana tintineante. Comenzamos a correr y estos hombres pequeños salieron de los arbustos. Había alrededor de 60 de ellos en 30 autos, como los «bubblecars». Eran la mitad de mi tamaño y parecían viejos. Tenían rostros verdosos con arrugas y largas barbas blancas con un poco de rojo en el extremo. Estaban riendo de una manera divertida y manejando sobre pantanos cerca del lago. Estábamos asustados y corrimos a la puerta. No creo que les hayan gustado las luces de afuera porque no nos siguieron a la calle.

Los niños afirmaron que habían pasado alrededor de 15 minutos viendo a estas extrañas figuras retozando y conduciendo por el pantano antes de que finalmente se fueran a casa con la llegada de la noche. Las entidades fueron descritas como bastante alegres, juguetonas y no amenazantes o agresivas en lo más mínimo. Cuando le contaron a los adultos lo que habían visto, nadie los creería, pero insistieron firmemente en que todo había sido real. El director de la escuela continuaría preguntando extensamente a los niños sobre lo que habían visto, y llegó a la conclusión de que al menos creían que estaban diciendo la verdad. Más tarde diría de una grabación que hizo de sus conversaciones:

Creo que la cinta revela la amplia medida de corroboración entre los niños, así como la fluidez con la que pudieron describir los eventos. Sigo siendo escéptico en cuanto a la explicación de lo que vieron, pero también estoy convencido de que los niños estaban describiendo un hecho real.

Boceto hecho por uno de los testigos

A pesar del amplio escepticismo, la historia de las Hadas de Wollaton fue noticia en las noticias en ese momento, y extrañamente más personas se presentaron con sus propios avistamientos de la misma cosa en el área. Uno de esos avistamientos fue escrito en el libro de Janet Bord,  Fairies: Real Encounters With Little People , que ella escribe de esta manera:

Más de seis años antes de que las hadas Wollaton fueran reportadas en los medios, había mantenido correspondencia con Marina Fry de Cornualles, quien me escribió dando detalles de su propio avistamiento de hadas cuando tenía casi cuatro años, alrededor de 1940. Una noche ella y su mayor hermanas, todas durmiendo en un dormitorio, se despertaron al escuchar un zumbido (una hermana dijo ‘música y campanas’). Al mirar por la ventana, vieron a un hombre pequeño en un minúsculo auto rojo circulando en círculos «. Tenía alrededor de 18 pulgadas de alto y tenía una barba blanca y un ‘sombrero puntiagudo’ … simplemente desapareció después de un tiempo.

La autora e investigadora y exsecretaria de la Fairy Investigation Society, con sede en Nottingham, Marjorie Johnson, también confirmó que se habían visto otros gnomos en el área de Wollaton Park, en particular cerca del lago, y escribió sobre estos en su libro Seeing Fairies. Un avistamiento fue hecho por la Sra. C George, que vio a los gnomos que jugaban cerca de las puertas del parque con sus autos estacionados a un lado. En otra más, una señora Brown afirmó haber sido guiada por los gnomos por el parque en una especie de juego, en el que la recompensarían con una pluma en cada punto de control al que llegaran. En otro encuentro, Jean Dixon afirmó que había visto gnomos deambulando por el parque, que parecían deseosos de mostrarle su residencia. Curiosamente, Johnson tuvo su propio avistamiento de gnomos a principios del siglo XX, cuando afirma que vio a varios hombres pequeños de unos 3 pies de estatura retozando disfrazados de policías.

Recientemente, en 2016, ha habido fenómenos gnomos en el parque, como noticias en el Park Herald de que los ferrocarriles de la zona estaban siendo perseguidos por los humanoides en miniatura hasta el punto de que los servicios interrumpidos en los trenes que iban desde la estación de Nottingham hasta Londres St Pancras siendo culpado de las pequeñas amenazas. El testigo llamado Daniel Sedgwick vio a un gnomo al acecho alrededor de un terraplén del tren, y dijo al respecto:

De repente, vislumbré 5 criaturas con sombrero pequeño que caían por el costado del terraplén justo después de pasar por Attenborough.

En cuanto a si estas criaturas representan una amenaza para las personas en el área, un profesor de estudios gnómicos llamado Profesor Gregory Landau tranquilizó las mentes de las personas, diciéndole al Park Herald :

Los gnomos son tradicionalmente benignos en actitud y comportamiento general, para ser honestos, consideran que la cortesía y la discreción se encuentran entre los atributos más elevados de su código social. Hay un puñado de escritos no confirmados pertenecientes a un cierto orden secundario, castigados por la sociedad gnómica, que tienen fama de travesura y de matices limítrofes. En cuanto a los gnomos que atacan a las personas, nunca ha habido casos documentados.

En los últimos tiempos ha habido un resurgimiento del interés en el caso, cuando el escritor e historiador Dr. Simon Young expresó su interés en revitalizar el caso reuniendo nuevamente a los testigos. Young cree que este es un caso singular único en el sentido de que tantos testigos vieron tantas criaturas, todo mientras sus informes permanecen notablemente consistentes en todos los ámbitos. Young ha dicho de esto:

La experiencia fue interesante en varios aspectos. Hay muchos ejemplos de niños que se encuentran cara a cara con hadas, pero no conozco ninguno en donde seis vieron a los duendes juntos. Tantas experiencias de Fortean dependen de un solo testigo tembloroso o una cadena de custodia pobre para la evidencia: este no es el caso con Wollaton.

¿Qué es lo que esta gente estaba viendo en Wollaton Park? ¿Es esto solo una imaginación hiperactiva o hay algo muy extraño pasando aquí? Si realmente son reales, ¿qué son y qué es lo que atrae a estas entidades a este lugar en particular? Cualquiera que sea el caso, el caso de los gnomos Wollaton, con sus extraños y pequeños vehículos, es ciertamente uno de los más extraños avistamientos masivos de gnomos que hay.

Traducido por mundooculto.es

AVISO DE USO JUSTO: Esta página contiene material con derechos de autor cuyo uso no ha sido específicamente autorizado por el propietario de los derechos de autor. Esta web distribuye este material con el propósito de reportar noticias, investigación educativa, comentarios y críticas, constituyendo el Uso Justo bajo 17 U.S.C § 107.

¿Te gustó este artículo?

Descarga nuestra app para Android y no te perderás ninguno.

COMMENTS