POR QUÉ NO PODEMOS RECORDAR NUESTROS SUEÑOS?

POR QUÉ NO PODEMOS RECORDAR NUESTROS SUEÑOS?

¿POR QUÉ NO PODEMOS RECORDAR NUESTROS SUEÑOS? Pasas un tercio de tu vida durmiendo, una buena parte de la cual implica so

Mira cómo limpiar tu cuerpo de la energía de tus ex parejas
¿Existe alguna relación entre el planeta 9 y el misterioso Nibiru?
EEUU APRUEBA LEY PARA IMPLANTAR MICROCHIPS A LAS PERSONAS CON “PROBLEMAS MENTALES”

¿POR QUÉ NO PODEMOS RECORDAR NUESTROS SUEÑOS?

Pasas un tercio de tu vida durmiendo, una buena parte de la cual implica soñar. Pero la mayoría de las veces, no recuerdas ninguno de tus sueños. E incluso en esos días de suerte en que te despiertas con el recuerdo del sueño que aún flota en tu mente, hay una buena posibilidad de que en solo un minuto la memoria desaparezca en el aire y vuelva a la tierra de los sueños.

En la vida diaria, tal caso de olvidar rápidamente las experiencias recientes seguramente lo llevaría a un consultorio médico. Con los sueños, sin embargo, olvidar es normal. ¿Por qué?

“Tenemos una tendencia a olvidarnos de los sueños de inmediato, y es probable que las personas que rara vez informan sobre los sueños simplemente los olviden más fácilmente”, dijo Thomas Andrillon, neurocientífico de la Universidad de Monash en Melbourne, Australia.Puede ser difícil creer que tuvo un sueño si no recuerda nada, pero los estudios muestran consistentemente que incluso las personas que no recuerdan un solo sueño en décadas o incluso en toda su vida, lo recuerdan, de hecho, se despiertan en el momento adecuado, dijo Andrillon.

Si bien la razón exacta no se conoce por completo, los científicos han obtenido cierta información sobre los procesos de memoria durante el sueño, lo que lleva a varias ideas que pueden explicar nuestro peculiar olvido.

Estás despierto, pero ¿es tu hipocampo? 
Cuando nos quedamos dormidos, no todas las regiones del cerebro se desconectan al mismo tiempo, según un estudio de 2011 en la  revista Neuron . Los investigadores descubrieron que una de las últimas regiones en ir a dormir es el hipocampo, una estructura curva que se encuentra dentro de cada hemisferio cerebral y que es fundamental para mover la información de la memoria a corto plazo a la memoria a largo plazo.

Si el hipocampo es el último en irse a dormir, podría ser el último en despertarse, dijo Andrillon. “Así que, podrías tener esta ventana donde te despiertas con un sueño en tu memoria a corto plazo, pero como el hipocampo aún no está completamente despierto, tu cerebro no puede conservar ese recuerdo”, dijo Andrillon a Live Science.

Si bien esto podría explicar por qué los recuerdos de los sueños son tan fugaces, no significa que su hipocampo ha estado inactivo durante toda la noche. De hecho, esta región es bastante activa durante el sueño y parece almacenar y cuidar los recuerdos existentes para consolidarlos, en lugar de escuchar nuevas experiencias.

“Algunos datos muestran que [durante algunas etapas del sueño] el hipocampo está enviando información a la corteza, pero no recibe ninguna”, dijo Andrillon. “Esta comunicación unidireccional permitiría enviar recuerdos desde el hipocampo a la corteza cerebral para el almacenamiento a largo plazo, pero el hipocampo no registraría nueva información”.

Al despertar, el cerebro puede necesitar al menos 2 minutos para activar sus capacidades de codificación de memoria. En un estudio de 2017 publicado en la  revista Frontiers in Human Neuroscience , los investigadores en Francia monitorearon los patrones de sueño en 18 personas que informaron recordar sus sueños casi todos los días, y otras 18 personas que rara vez recordaban sus sueños. El equipo descubrió que, en comparación con los recordatorios de bajo sueño, los recordatorios más importantes se despertaban con mayor frecuencia durante la noche. Estos despertares en la mitad de la noche duraron un promedio de 2 minutos para recordatorios altos, mientras que los despertares de recordatorios bajos duraron un promedio de 1 minuto.

Sopa de neuroquímica
Nuestra pobre capacidad para codificar nuevos recuerdos durante el sueño también está vinculada a los cambios en los niveles de dos neurotransmisores, la acetilcolina y la noradrenalina, que son especialmente importantes para conservar los recuerdos.Cuando nos dormimos, la acetilcolina y la noradrenalina disminuyen drásticamente.

Luego, algo extraño sucede cuando entramos en la etapa de sueño del movimiento ocular rápido (REM), donde ocurren los sueños más vívidos. En esta etapa, la acetilcolina vuelve a los niveles de vigilia, pero la noradrenalina se mantiene baja.

Los científicos aún tienen que resolver este rompecabezas, pero algunos sugieren que esta combinación particular de neurotransmisores podría ser la razón por la que olvidamos nuestros sueños. El aumento en la acetilcolina pone a la corteza cerebral en un estado excitado similar a la vigilia, mientras que la baja noradrenalina reduce nuestra capacidad de recordar nuestras escapadas mentales durante este tiempo, según un estudio de 2017 en la revista Behavioral and Brain Sciences .

A veces tus sueños no son memorables
. ¿Recuerdas en qué estabas pensando esta mañana cuando te cepillas los dientes? Nuestras mentes vagan todo el tiempo, pero descartamos la mayoría de esos pensamientos como información no esencial. Los sueños, especialmente mundanos, pueden ser como soñar despiertos y el cerebro los considera demasiado inútiles para recordarlos, escribió elinvestigador de sueños tardío Ernest Hartmann, profesor de psiquiatría de la Facultad de Medicina de la Universidad de Tufts,  en Scientific American .

Pero los sueños que son más vívidos, emocionales y coherentes parecen ser mejor recordados, tal vez porque desencadenan más despertar, y su narrativa organizada los hace más fáciles de almacenar, dijo Andrillon.

Si intentas mejorar el recuerdo de tus sueños, hay algunos trucos para probar. Robert Stickgold, profesor asociado de psiquiatría de la Facultad de Medicina de la Universidad de Harvard, sugiere beber agua antes de acostarse, porque te hará despertar por la noche para ir al baño. Estos “despertares a mitad de la noche suelen ir acompañados de recuerdos de sueños”,dijo Stickgold  a The New York Times .

Una vez en la cama, recordar repetidamente que quiere recordar sus sueños puede aumentar sus posibilidades, y también lo hace mantener un diario de sueños, según  sugieren algunos estudios . Al despertar, aguarde a la frágil memoria de los sueños: mantenga los ojos cerrados, quédese quieto y vuelva a reproducir la memoria del sueño, hasta que su hipocampo se ponga al día y almacene adecuadamente la memoria.

Traducido por mundooculto.es
Content Protection by DMCA.com

COMMENTS