Abzu ciudad anunnaki

Abzu ciudad anunnaki

El 3 de Noviembre de 2014 apareció una noticia en la prensa, un aeropuerto entró en pánico, los guardias de seguridad se alarmaron, los monitores del

Denuncian en Estrasburgo que Rumanía recibió millones de dólares de la CIA para albergar torturas  
El “Treasure Map” de la NSA: un mapa con todos los dispositivos conectados a Internet
Equipo de reporteros canadiense graban un OVNI mientras informan sobre un incendio forestal

El 3 de Noviembre de 2014 apareció una noticia en la prensa, un aeropuerto entró en pánico, los guardias de seguridad se alarmaron, los monitores del aeropuerto se volvieron locos, parpadeaban se apagaban y encendían al pasar la maleta de Michael Tellinger por la cinta transportadora.

Abzu ciudad anunnaki

Inmediatamente los guardias de seguridad le rodearon y le hicieron abrir la maleta pero cuando la abrieron lo único que pudieron encontrar fue una piedra en forma de cono proveniente de la excavación de unas ruinas muy antiguas en sudáfrica.

Los conos tienen propiedades parecidas a las de las pirámides cuando se fabrican en las proporciones correctas.

Michael Tellinger es investigador, escritor y explorador científico, lleva 30 años investigando los orígenes de la humanidad y las leyes de la naturaleza, ha estudiado la genética y el verdadero papel que juega nuestro ADN en nuestra presencia física y espiritual en la tierra.

En 2007 empezó a investigar una ruinas encontradas en sudáfrica que demuestran que hubo una civilización muy antigua, hoy desaparecida, que utilizó una fuente de energía desconocida muy superior a la nuestra.

Sus investigaciones le llevan al descubrimiento de la gran conexión de este territorio con los Anunnakis.

La historia empieza en el año 1400 cuando un explorador portugués descubre el cabo de buena esperanza, en el océano índico, al lado de Mozambique, cuando llegaron allí se encontraron con los llamados Maku-Maku, tribus adoradoras del Sol que vivían en estas ruinas pero según decían ellos no las construyeron, ya estaban allí.

Cuando los portugueses llegaron a Zimbabue encontraron unas piedras con unas inscripciones desconocidas, los expertos intentaron descifrarlas sin ningún éxito, supuestamente en sudáfrica no conocían la escritura.

Lo que encontraron allí no eran construcciones tan majestuosas como las pirámides, están compuestas por piedras pequeñas entre 2 kilos y 1 o 2 toneladas, pero lo impresionante es el número de estas ruinas que desafía a la lógica, tal cantidad indica que hubo muchísimas construcciones y que se necesitó gran cantidad de personas para construirlas. No hay ningún lugar en el mundo donde se hayan encontrado en el que se hayan encontrado más de 10 millones de estructuras de piedra con terrazas de cultivo que ocupan más de 241.000 km cuadrados y caminos antiguos que unen todo esto.

Abzu ciudad anunnaki

Se trata de una civilización antigua que sabía cómo utilizar la energía libre sacada de la tierra, esta zona está llena de minas de oro y se calcula que hubo más de 50 millones de personas trabajando en ellas, hay círculos de piedra en Zimbabwe, Botswana y Mozambique y puede que haya muchos más aún sin descubrir, para Michael Tellinger esto es la evidencia física de la presencia Anunnaki en la tierra. Este lugar es nombrado en las tablillas sumerias como un centro importante llamado Abzu y lo sitúan en el sureste de África hace 400.000 años, según cuentan las tablillas en esta zona se extraía el oro para los dioses.

La traducción de las antiquísimas tablillas nos cuenta que los Anunnakis liderados por Enkinos modificaron genéticamente para utilizarnos como esclavos en el trabajo de las minas.

Hay muchísimas minas de oro en sudáfrica y todas increíblemente antiguas pero lo más increíble es que las historias africanas coinciden con lo que dicen las tablillas sumerias, también hablan de los dioses llegados del cielo, hay más de 600 historias de mitología africana que cuentan que crearon a los hombres para extraer oro.

Abzu ciudad anunnaki

En las tablillas se cuenta que Enki trajo a la tierra una cortadora que dividía el suelo y creaba huecos para llegar a las venas de oro bajo tierra, han encontrado tecnología que no entendemos, hay más de 75.000 minas. Algo pasó en esta civilización que la destruyó hace aproximadamente 12.500 años, puede que algún cataclismo como el diluvio que afectó a otras civilizaciones antiguas.

En el año 1800 redescubrieron las minas y comprobaron que estaban conectadas unas con otras mediante pasajes subterráneos, encontraron herramientas que por su tiempo no debían estar ahí y por supuesto fueron confiscadas.

En el año 1900 encontraron una gran mina de diamantes a más de 61 km de profundidad, estaba cortada con tal precisión que quedaron asustados, no sabían quién podría haberlo hecho, parece que podrían haber utilizado una tecnología similar al láser.

John Kelley en 1988 afirmó que la energía que utilizaron fue la frecuencia de sonido, con ella taladraron los huecos y colocaron gigantescos bloques.

Según Nikola Tesla la tierra suena como una campana, si sabes como estar en consonancia con la frecuencia de la tierra puedes usar la fuente energética de sonido como una fuente de energía en donde quiera que estés.

Existen unos canales que conectan todos los círculos de piedra, hay millones de círculos y cada uno de ellos es único, para que te puedas hacer una idea de la dimensión de todo esto, de hecho Michael Tellinger afirma que hay minas de oro por absolutamente todas partes.

Cuenta que un dia estaba tomando una cerveza con el jefe de geología de la Anglo American y este le contó que encontraba continuamente minas antiguas pero tenían orden de abandonarlas y enviar la información de donde estaban situadas en su sobre cerrado a una determinada persona, también encontraron huesos humanos en una de ellas pero los taparon para evitar problemas.

Lo mejor es que esta antigua civilización entendía las leyes de la naturaleza, la geometría sagrada y como usar el flujo de la tierra.

Los chamanes africanos las llaman piedras sagradas y hay cientos de miles de estas piedras repartidas por toda África, hay piedras con huecos con forma de reloj de arena, en las fotografías aéreas los círculos de piedras se ven como flores gigantescas hechas de piedra, están colocadas unas encima de otras y sabemos que conducen la electricidad. La mayoría de los círculos están hechos con una piedra especial llamada cuartita que contiene grandes cantidades de aluminio y tiene propiedades acústicas, si las tocas suenan como una campana y al tener óxido de silicio tienen las mismas propiedades que los cristales.

Las ondas electromagnéticas que salen de estos círculos son horizontales y verticales, eso significa que las ondas están dentro de ellos y contienen entre 500 y 600 mhz, en algunos círculos la energía sale de la tierra hacia el cielo verticalmente, recordemos que esto también pasa en las pirámides.

En 2003 se re descubrió por casualidad el calendario de Adán también llamado calendario de Enki, es un calendario real que muestra los movimientos del Sol, los solsticios y los equinoccios, la temperatura de las piedras dónde está formado este calendario cambia de unas a otras llegando a ser en la central de 80 grados, muchos dicen que es un portal energético activo, las mediciones de las frecuencias de sonido van más allá de los 375 giga hertzios.

Abzu ciudad anunnaki

Todo esto nos indica que hubo en el pasado civilizaciones antiguas con unos avances tecnológicos muy superiores a los nuestros conocedoras de la energía libre, no hay duda de que este gran complejo del que hemos hablado fue una ciudad muy importante para los Anunnakis, nos ocultan pruebas y no quieren que todo esto se conozca quizá porque todavía siguen con nosotros dirigiendo nuestras vidas

Content Protection by DMCA.com

COMMENTS