El humanoide volador de España

El humanoide volador de España

La Inundación del Mar Negro, una teoría sobre el origen de la leyenda del Diluvio Universal
Vender El Alma
¿Fue Jesús un extraterrestre o posiblemente un híbrido Anunnaki?

El humanoide volador de España

 

El humanoide volador de España

Encuentros cercanos : El humanoide volador de Valencia, España

El 14 de marzo de 1974, el matrimonio Corell circulaba tranquilamente por Marines, Valencia (España), cuando minutos antes de las 22:00 horas, detuvieron su vehículo en un Stop, para incorporarse a otra carretera.

En ese momento, Carmen observó una extraña luz blanca/rosada ovalada que desapareció al poco tiempo. Emprendieron de nuevo la marcha y a unos 100 o 200 metros, observaron un torbellino de polvo elevándose desde el suelo. El pequeño “tornado”, estaba a 1 metro del suelo y muy próximo a la carretera. Se desplazaba en la misma dirección que el coche de los testigos. Con la ayuda de las luces del vehículo observaron perfectamente que dentro del torbellino había una figura. Se trataba de un humanoide muy alto, con los brazos y piernas pegadas al cuerpo, lo que le daba una apariencia de columna. Vestía un traje muy ajustado de una sola pieza, de color oscuro y brillante. Los brazos de aquel ser estaban completamente pegados al cuerpo y no los movió en ningún momento. Los puños los mantenía cerrados. El cuello era delgado y la cabeza, pequeña en comparación con el resto del cuerpo. La cara era lisa, y en la frente, a cada lado, “sobresalían 2 luces pequeñas”. Vicente dijo que el traje, por su parte del torax y los brazos era muy similar al “hombre de Michelin”.

El humanoide volador de España
Cuando el vehículo se puso al lado, el humanoide hizo un giro, tocó el suelo y se quedó completamente firme (como un soldado). En ese instante, las luces del coche se apagaron inexplicablemente. Esto ocurrió al mismo tiempo que las luces de la cabeza del humanoide se apagaban. Entonces el automóvil comenzó a echar humo por la zona del motor. El humanoide miraba hacia los testigos. Vicente, nervioso y con miedo se alejó del lugar hasta que dejaron de ver al misterioso visitante. Más adelante, fueron ayudados por otros vehículos, pero ninguno de ellos había visto al humanoide. Cuando el matrimonio Corell, llevó el coche al taller, los mecánicos comprobaron que el cable que une el interruptor con el faro delantero izquierdo estaba completamente quemado (alrededor de 1 metro de cable).
AVISO DE USO JUSTO: Esta página contiene material con derechos de autor cuyo uso no ha sido específicamente autorizado por el propietario de los derechos de autor. Esta web distribuye este material con el propósito de reportar noticias, investigación educativa, comentarios y críticas, constituyendo el Uso Justo bajo 17 U.S.C § 107.

¿Te gustó este artículo?

Descarga nuestra app para Android y no te perderás ninguno.

COMMENTS