DMCA.com Protection Status

Pasaportes milagrosos y ordenadores portátiles en la basura: ¿Qué tienen en común el 11-S y los bombardeos en Bélgica? 

Pasaportes milagrosos y ordenadores portátiles en la basura: ¿Qué tienen en común el 11-S y los bombardeos en Bélgica? 

© Kevin Lamarque/Reuters Corrupt cop Bernie Kerik and village idiot George W. Dos noticias me llamaron la atención ayer en la cobertura mediátic

Tyche, el alejado y fascinante planeta del Sistema Solar que se esconde en al nube de Oort.
¿Consumimos tecnología alienígena?
Innovador Descubrimiento: Hombre Resuelve secreto para amplificación de energía de Tesla en casi 5.000%
Pasaportes milagrosos y ordenadores portátiles en la basura: ¿Qué tienen en común el 11-S y los bombardeos en Bélgica? 
© Kevin Lamarque/Reuters
Corrupt cop Bernie Kerik and village idiot George W.
Dos noticias me llamaron la atención ayer en la cobertura mediática de los ataques del martes en Bruselas. La primera fue un reportaje de NewsMax TV en el que el ex comisionado de la policía de Nueva York, Bernie Kerik, presentaba su estrategia para derrotar a Daesh y detener futuros ataques terroristas. Si el nombre Kerik les suena conocido, es porque él comandaba la policía de Nueva York durante el 11-S. Pero hablaré más sobre esto más adelante; ésta es la sabiduría que impartió:
“Ellos [la inteligencia belga] no tenían suficiente información para averiguar quiénes eran ellos [los ‘terroristas’], dónde estaban, qué estaban haciendo – y ésta es la secuela de abatir al cabecilla de los ataques de París. … La clave es la inteligencia. Nuestras autoridades estatales, locales y federales tienen que comunicarse. Tenemos que trabajar con quienes están en el extranjero”.
Gracias, Bernie, por la notable perspicacia. (Hey, al menos es mejor que el plan de Hillary para derrotar al Estado Islámicoderrotando al Estado Islámico).
La segunda historia fue el reporte de que uno de los sospechosos en el ataque del aeropuerto Zaventem de Bruselas, Ibrahim El Bekraoui, dejó una “carta de suicidio” o un “testamento” rudimentario en unordenador que fue encontrado posteriormente en un cubo de basura durante una incursión de la policía de Bruselas en el barrio de Schaerbeek. La nota supuestamente decía: “No sé qué hacer, busqué por todas partes, ya no es más seguro” y “yo no quiero terminar en una celda junto a él [es decir, Salah Abdeslam, presumiblemente]”. La calle en la que encontraron el equipo portátil supuestamente también es el lugar donde la policía encontró una bomba sin explotar, una bandera del EI y materiales para fabricar bombas.
La historia no tiene mucho sentido para mí. Las notas de suicidio o testamentos se escriben para que sean descubiertos y leídos. Por lo general se dejan en un lugar visible, no se tiran a la basura en alguna calle. Es sospechoso, por decir lo menos, y creo que cualquier investigador responsable dudaría de dicha nota teniendo en cuenta todas las posibilidades: ¿es legítima? ¿ha sido plantada? El hecho de que ni siquiera se hayan planteado estas posibilidades es sospechoso por sí mismo. La policía que realmente vale la pena debería ser prudente, no certeros, en sus declaraciones públicas acerca de una investigación en curso. Si fueran sinceros, permitirían que el público supiera cualquier duda que tuvieran. El hecho de que no lo hagan sugiere que tienen un objetivo: pintar en las mentes del público que estos sospechosos son los culpables sin una sombra de duda. Lo mismo ocurre con sus motivaciones: no hay duda planteada en cuanto a su intención premeditada de participar en “atentados suicidas terroristas”, no se plantea ninguna posibilidad de que sus intenciones pueden haber sido algo diferente – que estaban obligados quizá, o incluso falsamente incriminados de manera rotunda.
Esta supuesta metodología ha sido utilizada por la policía en respuesta a los “ataques terroristas” al menos desde el 11-S. Lo que me lleva de nuevo a Bernie Kerik.
Bernie Kerik: cruzando la línea de terror, cubriendo al Mossad
El domingo 16 de septiembre de 2001, Kerik anunció el descubrimiento de uno de los pasaportes de los presuntos secuestradores en las calles de Nueva York. Según él, un “transeúnte” se encontró con los pasaportes a “varias cuadras” del lugar del accidente. Este fue el pasaporte de Satam al-Suqami. El “transeúnte” que supuestamente descubrió y entregó el pasaporte nunca fue identificado. Aquí está una imagen del intacto pasaporte en cuestión:
Pasaportes milagrosos y ordenadores portátiles en la basura: ¿Qué tienen en común el 11-S y los bombardeos en Bélgica? 
Obviamente, el pasaporte fue plantado en el lugar: no podría haber sobrevivido al impacto y la explosión (y menos en esta condición). Tampoco es plausible que haya sido encontrado donde se alega que fue encontrado. Incluso Anne Karpf, delGuardianadvirtió cómo este milagro “habría puesto a prueba la credulidad del férreo partidario de la represión del FBI contra el terrorismo”. Y la abogada principal de la Comisión del 11-S, Susan Ginsburg, señaló que el pasaporte había sido “manipulado de manera fraudulenta en formas que han sido asociadas con Al Qaeda”.
El motivo es claro. Cuatro de los secuestradores del vuelo 11, que se estrelló en la primera torre el 11-S, se identificaron inicialmente como Abdul Al-Omari, Amer Kamfar, Ameer Bukhari yAdnan Bukhari (estos dos últimos no eran hermanos) – sus nombres incluso estaban en el manifiesto de vuelo. Adnan era un instructor de vuelo en FlightSafety en Vero Beach, donde varios de los secuestradores habían entrenado. Pero luego resultó que Adnan estaba vivito y coleando el 12 de septiembre en Florida; Ameer había muerto exactamente un año antes, el 11/09/2000; Al-Omari y Kamfar estaban vivitos y coleando en Arabia Saudita (habían salido de EE.UU. tan sólo dos semanas antes de los ataques). Obviamente, se necesitaban algunos nombres nuevos. Entonces aparece el pasaporte milagroso de al-Suqami.
¿Era siquiera real el presunto transeúnte? ¿O era un producto de la imaginación de Kerik? Sabemos lo que Kerik respondería a todo esto. Según él, los teóricos de la conspiración son “retrasados mentales”. Pero Kerik da de qué hablar. Ha sido llamado un “héroe” del 11-S y fue el primer seleccionado de Bush para ser jefe de Seguridad Nacional. En 2003 recibió un contrato de varios millones de dólares para entrenar a la policía iraquí. Sin embargo, funcionarios militares dijeron más tardeque: “Toda su contribución fue una pérdida de tiempo y esfuerzo“. Kerik no sólo era incompetente; también era un criminal, involucrado en corrupción y sus propias conspiraciones.
En 2006, se declaró culpable de dos violaciones éticas, y en 2009 se declaró culpable de ocho cargos federales. Al hacer esto, los investigadores estaban dispuestos a pasar por alto sus otras presuntas malas acciones: fraude hipotecario, fraude fiscal, conspiración para espiar, mentir en su solicitud para el cargo en Seguridad Nacional. Pero hay más en la historia de su fraude fiscal. Según el New York Times, él recibió un “préstamo” de $250.000 para renovar su apartamento en El Bronx, de parte de una empresa de Nueva Jersey, la Interstate Industrial Corporation, que ha sido acusada de tener vínculos con el crimen organizado. A cambio de su trabajo, ellos supuestamente querían un poco de “ayuda” para obtener una licencia en la ciudad. Después de estar bajo escrutinio por el “préstamo” en 2005, Kerik aparentemente devolvió el dinero.
Pero esa no es toda la historia. Otro artículo del NYT da más detalles:
En la presentación de los cargos, los procuradores de la oficina fiscal de Estados Unidos se negaron a identificar a un “empresario israelí adinerado” quien se dice que ha financiado el préstamo y tampoco nombraron al “hombre de negocios de Brooklyn” quien se dice que ha servido como intermediario en la transacción, refiriéndose a ellos sólo como John Doe N° 7 y John Doe N° 8.
Pero entrevistas con personas que han sido informadas sobre la transacción indican que el industrialista fue un multimillonario y filántropo israelí, Eitan Wertheimer, cuyas vastas propiedades familiares incluyen empresas con contratos del Departamento de Defensa de los Estados Unidos. El hombre de negocios de Brooklyn era Shimon Cohen, un comerciante de mármol y piedra que ha sido amigo del Sr, Kerik durante muchos años. El Sr. Wertheimer y el Sr. Cohen … se negaron a hablar sobre el préstamo o las razones por las que el mismo le fue dado al Sr. Kerik.
Sin embargo, hace dos años el Sr. Cohen fue entrevistado por los investigadores de la ciudad y describió el préstamo del 2003 como una transacción informal. Dijo que al entregar el dinero, no había discutido algún interés con el Sr. Kerik, ni establecido ningún calendario para el pago … El préstamo de $250.000 al Sr. Kerik fue proporcionado a la Sra. Kerik mediante un cheque personal escrito por el Sr. Cohen … no había un acuerdo escrito que describiera los términos del préstamo.
La acusación dice que el dinero en realidad procedía del industrialista adinerado, de quien el Sr. Cohen había prestado los fondos. Los fiscales no han ofrecido ninguna explicación de qué podría haber llevado a la transacción, o por qué el Sr. Wertheimer no proporcionó los fondos directamente.
Según los asociados, el Sr. Wertheimer conoció al Sr. Kerik a través del Sr. Cohen, quien era su amigo desde hace varios años, y los dos pasaron tiempo juntos durante el viaje del Sr. Kerik a Israel en agosto de 2001. Más tarde ese año, cuando salía de su puesto de policía en la ciudad de Nueva York, el Sr. Kerik repartió 19 insignias esmaltadas en oro y azul que declaraban a los destinatarios como “Comisarios Honorarios de la Policía”, y el Sr. Wertheimer recibió una, al igual que el Sr. Berman y Judith Regan, quien a continuación fue amante y editora del Sr. Kerik.[HK: Kerik supuestamente utilizó un apartamento cerca del sitio de los ataques para sus citas con Regan – se suponía que ese apartamento debía ser utilizado por los equipos de rescate agotados en el 11-S.] El promotor inmobiliario, Steven C. Witkoff, quien aparece en la acusación como John Doe No. 5 y pagó más de $236.000 en el alquiler del Sr. Kerik desde 2001 al 2003, también recibió una de las insignias.
En Israel, el Sr. Wertheimer sirve como presidente de una empresa de herramientas de corte de metal privada que es una de las compañías más grandes de Israel y que el año pasado vendió el 80 por ciento de sus acciones a Warren Buffett’s Berkshire Hathaway. La acusación se refería a él como un industrialista cuyas empresas “hacían negocios con el gobierno federal”.
Wertheimer era presidente de la empresa de herramientas de corte de metal Iscar, Ltd., una de las compañías más grandes de Israel. Su padre, Stef, ex miembro del Knesset y notorio “empresario libre”, resulta ser el segundo hombre más rico en Israel. Pero ¿tomaron nota de ese fragmento acerca de un viaje a Israel enagosto de 2001, donde se reunió con su financiero Wertheimer? Viajó allí durante cuatro días a finales del mes de agosto (tomas de video aquí). Y a que no sabenpor qué:
Shalom, Bernie. El comisionado de policía Bernard Kerik sale esta noche para un viaje de cuatro días a Israel, donde se reunirá con funcionarios del gobierno para discutir sobre tácticas anti-terroristas y traficantes israelíes de pastillas de éxtasis. El ministro de seguridad pública de Israel invitó a Kerik a la región azotada por la violencia. El Alcalde Giuliani aprobó el viaje. La visita se considera un asunto oficial, por lo que los contribuyentes de Nueva York están pagando la cuenta. …Kerik no está llevando a ningún experto en terroristas o narcóticos de la policía de Nueva York. … En referencia a la cuestión del éxtasis, dijo, “Creo que les estaré dando información con respecto a las crisis que hemos tenido y la información que hemos tenido con respecto al tráfico de narcóticos para ver si podemos coordinar mejor o trabajar mejor juntos para abordar algunas de estas cuestiones”. Han habido varios procesos federales y estatales contra traficantes de drogas que son nacionales israelíes, pero las autoridades creen que Israel es un punto de transbordo en lugar de un productor de píldoras. El mismo Kerik no es ajeno al Oriente Medio y ha viajado a Israel antes de convertirse en comisionado. Antes de unirse a la policía de Nueva York,coordinaba la seguridad de la familia real saudí.
Mientras que en Israel, Kerik dijo lo siguiente:
Kerik estuvo ayer en Jerusalén para discutir las preocupaciones comunes, incluyendo el terrorismo y el tráfico de estupefacientes, con el comisionado de la policía israelí, Shlomo Aharonishki. “Pensé que si iba a venir, éste era el momento para venir y enviar un mensaje claro – no te puede intimidar el terrorismo“, dijo después de la reunión. “La gente no debe tener miedo de venir a Israel.” Kerik también aseguró a los líderes israelíes que la policía de Nueva York permanecerá en alerta en caso de ataques a las instituciones judías de Nueva York, durante todo el tiempo que continúen los combates entre israelíes y palestinos. El departamento está trabajando con la FBI y la Policía Estatal de Nueva York en un grupo de trabajo contra el terrorismo y está al tanto de todas las amenazas potenciales, dijo Kerik. “Hemos estado en lo que llamamos “alerta reforzada” en los últimos meses, ya que la violencia comenzó aquí hace varios meses, y nos ha estado yendo muy bien”, dijo. “Ese estado de alerta quedará como está hasta nuevo aviso.”
¿Israelíes detenidos en EE.UU. por tráfico de éxtasis? En julio de 2001, la policía de Queens atrapó a los ciudadanos israelíes David Roach e Israel Ashkenazi con un millón de pastillas de éxtasis y $ 187.000 en efectivo. Kerik y Rudy Giuliani dieron laconferencia de prensa. Es de suponer que Kerik necesitaba hablar con los israelíes con respecto a cierta “coordinación y cooperación” en el tema. No hay suficiente espacio aquí para tratar el tema, pero por ahora permítanme decir que los casos infames de estudiantes de arte israelíes que espiaban a los agentes de la DEAprobablemente tienen algo que ver con el crimen organizado israelí y la participación del Mossad en el tráfico de drogas en Florida, California, Texas y Nueva York.Algunos de estos mismos estudiantes de arte estaban en una proximidad muy cercana a los individuos que más tarde fueron identificados como los secuestradores del 11-S. Parece que los “estudiantes de arte” estaban espiando a agentes de la DEA con el fin de mantenerse un paso por delante de sus investigaciones sobre las operaciones de tráfico de drogas israelíes, por no hablar de seguir de cerca a los secuestradores del 11-S.
En una noticia relacionada, en el 11-S cinco israelíes (dos de los cuales estaban en una lista de contrainteligencia como potenciales agentes del Mossad) asociados con la Urban Moving Systems(una empresa pantalla del Mossad, dedicada a las mudanzas) fueron detenidos después de que los vieran filmando, fotografiando y celebrando a las torres en llamas. Ese también es un cuento demasiado largo como para contarlo aquí (el documental de Ryan Dawson The Empire Unmasked [El Imperio desenmascarado – NdT] entra en detalles – ver también El 11-S: la verdad definitiva, por Laura Knight-Jadczyk y Joe Quinn). Uno de los cinco detenidos era Paul Kurzberg, quien sirvió en una “unidad antiterrorista” en el ejército israelí. En el informe de la FBI acerca de la investigación de estos hombres y sus acciones en el 11-S, afirma:
En concreto, [en blanco = trece caracteres = Paul Kurzberg] admitió ser empleado del [en blanco] [en blanco] y admitió además que asistió a una [todo una línea en blanco] [en blanco. En blanco] asesorado durante una entrevista adicional fue seleccionado por la[espacio en blanco, quince caracteres, confirmado a continuación como “Agencia Judía” incluyendo las comillas] para asistir a un [en blanco] para los empleados que trabajan fuera del país de Israel. Él aconsejó a su [en blanco] para el [en blanco] [en blanco] estaba en [en blanco]. Declaraciones de los asociados de [espacio en blanco] corroboraron este hecho, pero también revelaron que [en blanco, cuatro caracteres, por ejemplo, Paul] también puede haber estado estacionado en otros países.
Coincidentemente, Eitan Wertheimer, a quien Kerik visitó dos semanas antes del 11-S, y que más tarde le “prestó” $ 250.000, ha estado en la junta de gobernadores de la Agencia Judía desde el 2004.
Además de la detención de los cinco israelíes danzantes (que fueron detenidos debido a eso de “estar en la búsqueda” de su camión), numerosos informes del 11-S dijeron que la policía también detuvo a dos o tres hombres (israelíes) en un camión cerca del puente George Washington que estaba lleno de explosivos. Los hombres que estaban en el camión fueron detenidos. En una conferencia de prensa en el 11-S, Giuliani le pasó a Kirk todas las preguntas relativas a los israelíes y a los otros camiones de mudanzas asociados con ellos; y Kirk hizo todo lo posible para evadir y ocultar, negando la presencia de explosivos y evitando cualquier mención al hecho de que todos los hombres detenidos eran israelíes:
Una operación como la del 11-S no puede tener éxito sin gente inmoral y sin conciencia como Kerik trabajando en el terreno para asegurarse de que se haga correr la narrativa adecuada, y que los hechos contradictorios sean silenciados o tapados convenientemente. Esto en cuanto a Kerik y el 11-S. Volvamos a Bruselas.
Chivos expiatorios y ordenadores portátiles
Contrariamente a Kerik, las teorías de la conspiración no son “retrasadas mentales”. Las conspiraciones ocurren todo el tiempo. Las agencias de inteligencia occidentales (CIA, FBI, MI6, MI5, Mossad, etc.) han estado conspirando con “extremistas musulmanes” durante décadas. Eso es un hecho de conspiración. Y esto sólo ha empeorado en los últimos años. Los ataques en Bruselas encajan en el patrón: el juicio hecho a través de los medios de comunicación, sospechosos previamente conocidos por la policía y los servicios de inteligencia, objetivos sin sentido lógico. Las únicas personas que se benefician de estos ataques son los gobiernos de los ciudadanos que han sido asesinados.
En el transcurso de un día, las autoridades belgas habían dado a conocer las identidades de los tres sospechosos: Ibrahim y Khalid El Bakraoui y Najim Laachraoui. Los primeros informes dijeron que los Bakraouis eran conocidos por la policía por tener vínculos con el crimen organizado, pero no con el terrorismo. Si bien resulta sugerente, no era del todo cierto, como veremos. Según los informes, Khalid entró a Bélgica usando una identificación falsa y alquiló la casa que la policía belga había allanado (donde Mohamed Belkaid fue asesinado, y desde donde huyó Abdeslam antes de ser capturado en otro lugar). El Telegraphproporciona las últimas actualizaciones:Han surgido claros vínculos entre las células responsables de los ataques de París y Bruselas. Se cree que uno de los atacantes de Bruselas, Khalid El Badraoui, había alquilado una casa segura para los atacantes de París, mientras que otro, Najim Laachraoui, fabricó las bombas utilizadas en el ataque, según las autoridades.Dos ministros belgas ofrecieron sus renuncias debido a fallos de seguridad en torno a uno de los atacantes, Ibrahim El Bekraoui. Él había sido deportado desde Turquía debido a problemas relacionados al terrorismo, pero no estaba siendo monitoreado por la inteligencia belga.Un hombre de mediana edad con sobrepeso llamado Khalid Zerkani y conocido como Papa Noel ha sido desenmascarado como un importante reclutador para el EI en Bélgica. Él ha sido relacionado con al menos uno de los atacantes de Bruselas.I Ibrahim y Khalid El Badraoui supuestamente habían estado espiando a un alto funcionario nuclear belga. Los expertos especulan que querían construir una bomba sucia y un informe afirma que el EI originalmente tenía a una instalación nuclear como objetivo, pero cambiaron de curso.Esta información puede o no ser verdadera: dudo que vayamos a ver que se presente alguna evidencia real de un modo u otro. Pero una cosa hay que tener en cuenta: de cualquier forma que se mire, estos tipos son chivos expiatorios. Ya sea que lo hayan sabido o no, estaban cumpliendo su parte dentro de una operación de la inteligencia occidental – el Daesh es principalmente eso mismo. Veamos las posibilidades:Algunos o todos de estos hombres son inocentes de los delitos en cuestión.Algunos o todos estos hombres fueron obligados a llevar a cabo los ataques.Algunos o todos estos hombres llevaron a cabo los ataques a sabiendas y voluntariamente.En un estado gobernado por el imperio de la ley, se necesitaría una investigación profunda y un juicio para determinar cuál de las posibilidades anteriores se aplica. Los funcionarios evitarían afirmaciones definitivas antes de que se haya realizado la investigación. Tal cosa nunca sucederá, por supuesto. Pero eso no quiere decir que debamos descartar las posibilidades. Si la opción #1 es correcta, es posible que estos hombres se dirigieran al lugar de los ataques, sin saber que los explosivos serían detonados y que ellos serían a quienes culparían posteriormente. (¡Y eso es suponiendo que todos los nombres de los sospechosos fueran reales!) Si la opción #2 es la correcta, la cuestión de quién ha planeado los ataques y manipulado a los hombres involucrados está todavía abierta.
Los vínculos entre Khalid, Najim y los atacantes de París se ven débiles en este momento (si utilizó un nombre falso para alquilar el apartamento, ¿qué pruebas tienen de que en realidad fue Khalid quien alquiló el lugar?). Pero una cosa parece relativamente segura: la inteligencia turca de hecho informó a las autoridades belgas acerca de Ibrahim, quien fue detenido en Turquía el 14 de junio de 2015, tres días después de su llegada; y fue deportado a los Países Bajos el 14 de julio. (No sólo eso. Khalid “era el sujeto en una ‘alerta roja’ de la Interpol, un aviso a las fuerzas policiales de todo el mundo diciendo que lo buscaban en Bélgica, evidentemente, por haber violado las condiciones de su libertad condicional”.) Según funcionarios turcos (incluyendo a Erdogan), el gobierno turco notificó posteriormente a los gobiernos de Bélgica y Holanda. Según el periódico turco Daily Sabah:
Las autoridades turcas detuvieron a El Bekraoui por usar una ruta similar a la que es utilizada por militantes extranjeros que intentan unirse a Daesh y por estar en contacto con sospechosos de terrorismo, dijeron las fuentes.
La policía turca aprehendió a El Bekraoui durante un control policial rutinario para atrapar a posibles sospechosos de terrorismo en la provincia de Gaziantep de Turquía y lo deportaron desde el aeropuerto Atatürk de Estambul. El funcionario turco dijo: “Nosotros notificamos a las autoridades de Bélgica y Holanda sobre su ruta de viaje y emitimos una orden de exclusión para él”.
Incluso proporcionaron un escaneado de su pasaporte:
Pasaportes milagrosos y ordenadores portátiles en la basura: ¿Qué tienen en común el 11-S y los bombardeos en Bélgica? 
Los funcionarios holandeses confirmaronque habían sido informados sobre él. Esto llevó a que el ministro del Interior belga, Jan Jambon, y el ministro de Justicia, Koen Geens, ofrecieran presentar susrenuncias (lo cual fue rechazado):
Ambos culpan a un oficial belga que trabajaba en Turquía de no haber transmitido la información de que Ibrahim El Bekraoui era un terrorista potencial.

“Hubo errores en [el ministerio de] Justicia y con el oficial de enlace (belga) en Turquía”, dijo Jambon.
Geens dijo: “Tal vez no hay una transmisión de información desde Turquía lo suficientemente rápida, pero tampoco lo hay a nivel de Bélgica”. … Y añadió: “Está claro que hubo problemas con la transmisión de información con los oficiales de enlace belgas el 14 de julio de 2015, cuando El Bekraoui fue deportado desde Turquía a Holanda”.
Ecos del 11-S. Según Haaretz, “los servicios de seguridad en Bélgica tenían advertencias precisas sobre el ataque en el aeropuerto y, probablemente, también el del metro“. El artículo no dice exactamente quién proporcionó tal información. ¿Los israelíes, tal vez? Y ahora los estadounidenses se están subiendo al carro, diciendo que conocen la identidad del tercer hombre que aparece en la grabación de CCTV. Se reporta que estaba en una lista de vigilancia terrorista, junto con los dos hermanos El Bekraoui.
Aunque no está claro por qué Ibrahim estaba en Turquía, no creo que sea descabellado suponer que quería unirse a Daesh. No podemos afirmarlo con certeza, pero parece posible, incluso probable – miles de otros jóvenes europeos han hecho lo mismo. Sin embargo, ¿por qué fue arrestado? Turquía canaliza regularmente a militantes a través de la frontera para que se unan a Daesh en Siria – incluso los mismos militantes de Daeshdescriben que la frontera está esencialmente abierta para ellos, ya que Turquía les apoya. En el caso de Ibrahim (como en el de Brahim Abdeslam, el atacante de París que también fue arrestado en Turquía), parece que ellosquerían pruebas documentales. Las personas como Ibrahim son herramientas desechables utilizadas por los servicios de inteligencia. Al igual que Lee Harvey Oswald, en el expediente solamente hay pruebas suficientes para elaborar una narrativa que se adapte al propósito de las agencias y proporcione alguna denegabilidad plausible, la cual es tan necesaria. La CIA ha utilizado a informantes, agentes y escorias criminales confidenciales durante décadas para hacer su trabajo sucio, o simplemente como herramientas convenientes a quienes culpar.
A menos que todos los involucrados en las redadas “anti-terroristas” y las investigaciones estén dentro del gran juego, cosa que dudo, no me cuesta aceptar que una parte o incluso una gran parte de la “evidencia” proporcionada por las autoridades sea cierta. Es muy posible que las autoridades realmente hayan descubierto el ordenador portátil en el bote de basura, y que el mismo de hecho contuviera una “nota de suicidio”. Es muy posible que los sospechosos mencionados realmente estuvieran donde las autoridades dicen que estaban, e incluso que estuvieran involucrados en los ataques. Pero es importante tener en cuenta lo que eso no implica necesariamente. Incluso si todas estas cosas fueran verdaderas (y no se ha demostrado definitivamente que lo sean, ni creo que lo hagan), sigue siendo igual de posible que el ordenador portátil haya sido plantado en la escena, que la nota se haya falsificado, y que los “terroristas suicidas” hayan sido engañados, forzados, o bien manipulados para participar en estos ataques, sea cual sea el grado de su participación. ¿Cómo, si no, explicaríamos el hecho de que evitaron cualquier objetivo de interés estratégico, como los edificios de la OTAN y de la UE en la zona? Si la estrategia de Daesh es en realidad la de atacar a civiles y evitar los objetivos militares/políticos, ¿no es curioso que casualmente esa estrategia se alinee perfectamente con los intereses geopolíticos occidentales?
Pasaportes milagrosos y ordenadores portátiles en la basura: ¿Qué tienen en común el 11-S y los bombardeos en Bélgica? 
Harrison Koehli Pasaportes milagrosos y ordenadores portátiles en la basura: ¿Qué tienen en común el 11-S y los bombardeos en Bélgica? 
Harrison Koehli oriundo de Edmonton, Alberta. Un graduado de estudios en música e interpretación, Harrison es un editor de Red Pill Press y la revista Dot Connector y ha sido entrevistado en varios programas de radio de Norteamérica, en reconocimiento por sus contribuciones para avanzar en el estudio de la ponerología.
Cuando no está escribiendo o editando, Harrison lee prolíficamente y ayuda a dirigir The Rabbit Hole, una tienda indedendiente de libros y discos. Además de la música y la palabra escrita, Harrison goza con el tabaco y la panceta (a menudo al mismo tiempo) y no le gustan los teléfonos móviles, las verduras y los fascistas
Content Protection by DMCA.com

COMMENTS