El HOLOCUENTO para tontitos

Parásitos Psíquicos, Seres Inter-Dimensionales y La Élite Oculta
Orion más que una constelación
¿Por qué no recordamos haber sido bebés?
0.75em;”>

“Una gran parte de la literatura sobre la Solución Final de Hitler no tiene
ningún valor para un erudito. Ciertamente, los estudios sobre el Holocausto
están llenos de absurdos, si no de puros fraudes… Viendo las tonterías que
se profieren a diario sobre el Holocausto, lo raro es que hayan tan pocos
escépticos”


(Doctor Norman Finkelstein, investigador judío y autor de La industria del
Holocausto)
 
1. En 1939, existían unos 15.700.000 (a) judíos en el mundo. Tras la
Segunda Guerra Mundial, este número había alcanzado la cifra de 18.000.000
(b) Lo que significa que, si de los 15.000.000 de judíos originales en el
planeta antes de la conflagración, 6.000.000 fueron gaseados o convertidos
en pastillas de jabón, tendrían que haber quedado vivos no más de
9.000.000. Pero como nos encontramos con que la población alcanzó los
18.000.000 tras la contienda, la población judía del planeta fue capaz de
crecer y ¡doblar dicha población en menos de nueve años! Semejante milagro
biológico sorprendió tanto a científicos como a pediatras en el mundo
entero!





2. De buen principio se habló de SEIS MILLONES, de los cuáles 4.000.000
habrían sido “gaseados” en Auschwitz. De repente, en 1990 se descubrió que
sólo habían sido 1,5 millones los gaseados en Auschwitz, una diferencia de
2,5 millones como si nada. Pero curiosamente, la cifra mágica de SEIS
MILLONES permaneció, a pesar de que no se encontró cifra alguna que
sustituyera a los no fallecidos de Auschwitz. Los caminos de “lo
políticamente correcto” tienen sus propias leyes, como es sabido…





3. Al mismo tiempo, el Director del Museo de Auschwitz, el polaco Dr.
Franciszek Piper, anunció que las así llamadas “cámaras de gas” (c) habían
sido ¡construidas por los soviéticos DESPUÉS de la guerra!












4. Pero hay más. La Cruz Roja Internacional, que tuvo acceso a los mismos
y los supervisó, informó que habían fallecido únicamente 300.000 personas
de las más diversas nacionalidades en los campos alemanes, y por las más
diversas causas, incluyendo vejez y muerte natural. De todos ellos apenas
la mitad eran judíos (unos 150.000). La mayoría de ellos fallecieron a
causa de las epidemias de tifus desatadas con el aniquilamiento de las
infraestructuras alemanas, a causa de los bombardeos de destrucción masiva
aliados, que causaron muchas víctimas, incluyendo no sólo las de muchos
presos, sino también las de enfermeras, médicos y el personal de
administración de los campos.





5. Pero incluso estas muertes eran demasiadas para las autoridades
alemanas. Fuera por humanidad o porque se les morían los trabajadores
necesarios en época de guerra -como se sabe, pertenece al género idiota
matar a los obreros que uno necesita-, el 8 de diciembre de 1942, Heinrich
Himmler, responsable máximo de todas las instalaciones de prisioneros,
hizo llegar a todos los centros de internamiento una orden taxativa,
conminando a las autoridades responsables a que: “El índice de defunciones
en los campos debe ser reducido a cualquier costo”.





6. En todos los territorios de la Europa ocupada por los alemanes no
habían más de 2’4 millones de judíos. Pero después de la guerra 3’8
millones de judíos “sobrevivientes” reclamaron indemnizaciones económicas
al gobierno alemán. Es decir que había más de un “vivo” –con su doble
sentido- en este grupo. Una tragedia, pues los restos de los 6 millones se
habían perdido por el camino.










7. Fué un milagro, desde luego. De acuerdo con el “New York Times” del
Domingo 4 de Enero de 1987, el celebrado superviviente Elie Wiesel recordó
personalmente “el día en que los soviéticos llegaron a Auschwitz”. Pero en
otro discurso en el Club de la Prensa Nacional en Washington D.C.,
reproducido por la Agencia Telegráfica Judía el 11 de abril de 1983, tenía
recuerdos totalmente diferentes, puesto que afirmaba que él “era uno de
los supervivientes del campo de Dachau, liberado por el ejército
norteamericano” el 15 de abril de 1945. Así que se convirtió en el único
prisionero de la guerra con la discutible distinción de haber sido
liberado dos veces en dos campos diferentes durante la II Guerra Mundial…
(d)





8. No podemos dejarnos en el tintero recordar que el famoso “caza-nazis”
Simon Wiesenthal murió serenamente a la edad de 96 años, a pesar de haber
sido, según la BBC-News, superviviente (es decir un superman que sobrevive
todos los intentos de gaseamiento) de 12 campos de la muerte…





9. En 1948 apareció una historia de una pobre niña judía indefensa,
asesinada por los “Nazis”. La historia había sido escrita por esa niña en
bolígrafo, un instrumento que no apareció sino en los años posteriores al
fin de la guerra. ¿Cómo se llama? Ah, sí, “El Diario de Ana Frank”, que
estos días es celebrado incluso públicamente por el Ayuntamiento de Ripoll
(población de Girona que cuenta con un precioso y conocido Monasterio, por
si alguien no lo ha visitado). Los niños de Ripoll probablemente no
tendrían una educación madura si alguien no les pusiese a su disposición
esta story (que no History). Sobre esta cuestión pueden ustedes leer una
Carta Periódica mía anterior, un resumen de los dimes y diretes sobre esta
desgraciada niña, que me costó, ¡ay de mí!, una condena de cinco años de
prisión… Decididamente, hay que hacer caso a lo “políticamente correcto”,
¿no?.





10. Pues bien, ¿cuando empezó este negocio de los SEIS MILLONES? Hemos de
volver la vista a un tal Illya Ehrenburg (e), un simpático judío de cara
amargada, Jefe de la Propaganda Soviética durante la II Guerra Mundial –el
mismo que conminaba a las tropas del Ejército Rojo a que violaran dos
millones de mujeres alemanas- que más tarde vivió y murió en Israel. Fue
él quien acuñó esta cifra mítica el 22 de diciembre de 1944, es decir
ANTES de que a decenas de miles de judíos internados, en enero de 1945,
las autoridades alemanas les ofrecieran la posibilidad de escoger entre
ser “liberados” por los comunistas o marcharse en la retirada con sus
carceleros “nazis”. ¿Qué hicieron la mayoría de presos de Auschwitz, entre
ellos Anna Frank y su padre Otto Frank ante la llegada de los “liberadores”?
No se lo pierdan, decidieron marcharse con los alemanes…


DAVID IRVING: PRUEBAS CONTRA EL HOLOCAUSTO

3

0.75em;”>

El
gran mito – “La
verdad os hace libres”



P.V.P.:
15 €




“He buscado durante más de diez años en todos los archivos y no he
encontrado nada sobre una posible conexión entre Adolf Hitler y el
Holocausto. No hay ningún documento en los archivos… Me resultó muy
anormal no hallar ningún documento que relacionara a Adolf Hitler con
malos tratos a los judíos.


En cambio, si que encontré varios documentos de Adolf Hitler destinados a
proteger a los judíos (de la ira o iniciativas particulares)… Tengo un
documento de los archivos americanos que reproduce un telegrama firmado
por Rudolf Hess y enviado a todos los Gauleiters en el que se
indica que no deben incendiarse ni destruirse establecimientos judíos…
Hay también muchos otros documentos que atestiguan que Hitler ha tratado
de evitar todas las acciones e iniciativas individuales contra los judíos…


El Ministerio del Interior informa que el Führer Adolf Hitler no
quiere preocuparse con una solución al problema judío hasta que la
guerra no haya terminado. Es algo típico de Hitler… Y la verdad es que
no hubo cámaras de gas en Auschwitz. Ahora sí las hay. Pero todo son
falsificaciones posteriores a la guerra realizadas por los polacos. Los
americanos hicieron lo mismo en Dachau y durante muchos años se enseñó
una cámara de gas a los turistas hasta que el gobierno alemán admitió
que se trataba de una falsificación americana y fue retirada… La “cámara
de gas
” de Auschwitz tiene dos puertas que dejan debajo una
rendija de casi 10 centímetros. Esto es imposible. Una cámara de gas ha
de estar herméticamente cerrada. Además, hay una ventana con cristales
corrientes, que se pueden romper con facilidad. Esto sería un detalle
absurdo en una cámara de gas, pero no en un depósito de cadáveres que
es lo que en realidad era….


Si no había cámaras de gas en Auschwitz, ¿de dónde viene esa leyenda? Y
digo leyenda y no mentira, pues ahora millones de personas en todo el
mundo lo creen como una religión. Yo antes también era un buen creyente.
Y si no había cámaras de gas, ¿donde están los seis millones de judíos
desaparecidos?”… El jefe de la propaganda inglesa envía un mensaje a
Churchill en el que desaconseja firmar esa acusación: “He
descubierto que se trata de una mentira que puede poner en peligro nuestra
propaganda”. Pocos meses después dice: “No sé cuánto tiempo más
podremos mantener que los alemanes están matando judíos en cámaras de
gas.


Es una mentira grotesca, como la de que los alemanes en la I Guerra Mundial
fabricaban mantequilla con los cadáveres de sus enemigos, y aquello hizo
perder la credibilidad a nuestra propaganda”.


Estas pruebas son ignoradas por todos los historiadores. Y hay muchos más
ejemplos.






A continuacion, exponemos algunas (y solo algunas, por razones de espacio) de las mas estpidas y ridiculas afirmaciones “historicas” que se han hecho sobre el mito del Holocausto y la coleccion de crueldades y salvajismos que habria tenido lugar:

SALADOS HASTA MORIR: La supuesta declaracion de Diekls sostiene que los SA encargados de los primeros campos se “divertian” por las tardes de verano dandole a beber “salmuera y jugo de bacalao” a los presos, para luego ponerlos al sol del patio en donde perecian por deshidratacion. Cuando recordo que en el invierno no habia sol, Diekls denuncio nuevas reglas para el juego: ahora, lo hacian colocandoles un “cigarrillo encendido en la boca”, por el lado de las brasas contra la lengua, y se les obligaba a tragarlo de un par de mascadas.

FENOMENOS SISMICOS POR TANTA MUERTE: Elie Wiesel, uno de los mas “autorizados” historiadores del Holocausto, Premio Nobel y presidente de la comision de los Estados Unidos que investigo las atrocidades por orden de Jimmy Carter, escribio en 1982 que en algunos campos era tal la cantidad de muertos en el dia que caian en un mismo lugar que “durante meses y meses” despuès de una ejecucion, el suelo “no dejaba de temblar” y que, a veces, “gèisers de sangre brotaban del piso”.

PRIMERO QUEMADOS, LUEGO GASEADOS: Tambièn vienen del “sobreviviente” Elie Wiesel afirmaciones extrañas. Hasta 1959 sostuvo como “testigo” que los judios eran asesinados ARROJANDOLOS AL FUEGO, y de ahi se bautizo al supuesto genocidio como “holocausto”, en referencia a la quema ritual. Pero sorpresivamente, aparecio despuès afirmando que los judios habian sido asesinados “en camaras de gases”, mito sostenido hasta hoy y que èl nunca antes habia citado.



PRIMERO ELECTROCUTADOS Y LUEGO GASEADOS, VERSION RUSA: Tal como en el caso de Eli Wiesel, los rusos tampoco mencionaron “gaseamientos” como la forma de exterminio usada por los alemanes. Los primeros informes de 1945 de las tropas rusas, antes de ponenerse de acuerdo todos los aliados en difundir la mentira de las ejecuciones por medio de camaras de gas, reportaron tener pruebas de que en el campo de Padua a los internos se les ejecutaba “con descargas mortales de electricidad”, a veces incluso dentro de una picina con agua electrificada… Porque claro, øquè iban a hacer picinas instaladas en los Campos de Concentracion si no eran para matar a los presos en vez de tenerlas para sus actividades recreativas?.

PRIMERO ELECTROCUTADOS Y LUEGO GASEADOS, VERSION EXPORTADA A AMERICA: Los norteamericanos tambièn cayeron en la fantasia del holocuento de que los Judios eran electrocutados en masa en Auschwitz, antes de sustituir el mito por el de las camaras de gas. Periodicos americanos tomaron las citas de un “testigo soviètico liberado de Auschwitz”, en febrero de 1945, segn el cual se empleaba “una banda transportadora elèctrica en que se podia electrocutar simultaneamente a cientas de personas y de ahi conducirlas a los hornos crematorios. Eran quemadas casi al instante, produciendo un fertilizante para los campos cercanos”.

EL DR. “FRANKENMENGELESTEIN”: Una serie de revistuchas, como la Enciclopedia Popular Magazine, han afirmado que Josef Mengele hacia atroces experimentos con los niños que llegaban a los campos, y que, en una oportunidad “trato de crear siameses cosiendo juntos a gemelos normales”. Y por si esto fuera poco, agrega seguidamente: “Otro testigo conto que intentaba cambiarle el color de los ojos a los prisioneros con inyecciones que los cegaban o mataban”.

CACERIA DE PRESOS EN DACHAU: Uno de los “sobrevivientes” que declararon sobre Dachau (campo en el que hasta Wiesenthal reconocio que no hubo muertos, antes de arrepentirse) en los juicios y las investigaciones, y cuyo testimonio ha sido creido por muchos historiadores a pesar de que nunca hubo otra declaracion que lo corroborara, afirmo que en el campo habia una linea divisora trazada en el suelo y que ningn interno podia pasarla. Algunos guardias alli “jugaban a la caza”, lanzando sus gorros al otro lado del limite y exigiendo a algn preso que fuera a buscarselo, para dispararle en la distancia tan pronto como atravezara la linea prohibida.



LA MAQUINA DEL TIEMPO: Rudolf Hss, primer comandante del campo de trabajo de Auschwitz, fue torturado o obligado a declarar en N¸remberg una serie de incongruencias usadas en los juicios, como el haber visitado el campo de Treblinka en junio de 1941 (Treblinka fue inaugurado en julio de 1942, o sea UN A-O DESPUES), que en Auschwitz se calcinaban completamente (incluyendo los huesos) tres cadaveres por crematorio cada 20 minutos y que, a penas termiaban de ser ejecutados los prisioneros de las camaras de gas, los funcionarios del campo solian “entrar fumando” a retirar los cadaveres (a pesar de que el HCN es tremendamente explosivo y de que se afirme que “entraban con mascaras antigas”).

EL RIFLE MAGICO DE A. GOETH: El cineasta Steven Spielberg, basandose en los “testimonios de los sobrevivientes”, postula en su pelicula “La Lista de Schindler” que en el campo de Plawzog, cada mañana, el comandante Ammon Goeth se lenvantaba con un rifle de alta precision y se divertia disparandole a la cabeza de los presos en la distancia que andaban por los patios, cual moderno francotirador loco. Lo curioso es que Goeth simpre andaba armado, PERO CON UNA ESCOPETA, como lo demuestran todas las fotos que de èl existieron, con la que es imposible realizar sus tiros de precision y distancia expuestos en la pelicula. Ademas, los Revisionistas han demostrado que el balcon de Goeth estaba bajo el nivel del terreno del campo de los patios, de modo que desde alli no podria haber tenido a su alcance a los presos.

LAS SARDINAS DE REVENSBRUCK: Un “testigo” de Ravensbruck, tambièn tomado en cuenta por innumerables historiadores, declaro que los recièn llegados al campo eran encerrados en piezas tan estrechas y en tal cantidad que, por lo apretados que quedaban, los que se desmayaban o morian asfixiados “seguian de pie, mantenidos verticalemente entre sus compañeros”.

MAS SARDINAS: Otro “sobreviviente” de Mauthausen dejo en actas que en los blocks del campo eran metidos “225 presos en una pieza de 10 por 14 metros”.

CONTINUAN LAS SARDINAS: El famoso “informe Gerstein” dice, para Nuremberg, que un numero de “750 a 800 personas de pie eran apiladas sobre unos 25 metros cuadrados y dentro de 45 metros cbicos de espacio”. En otro lado asegura que la cantidad de muertos de los campos de Belzec y Treblinka sumaria ENTRE 20 Y 25 MILLONES DE EJECUTADOS.



PROTOCOLOS DE BIENVENIDA: Un individuo identificado como el “Preso N 62204 de Mauthausen”, declaro en las invetigaciones que al llegar al campo, los gendarmes metian a los presos a golpes de garrote y mordidas de los perros a “una ducha hirviendo”, luego “una ducha de agua helada”, luego metidos “cinco horas en un sauna”, luego encerrados en una “pieza fria” y bajo “un chorro brutal de agua helada”. Agrega a la patètica descripcion que, de este modo, “algunos recièn llegados morian en la desinfeccion”.

DESNUTRIDOS, PERO DEL PLANETA KRIPTON: La Coleccion Laser de la Segunda Guerra, 1974, en su capitulo “Los Campos de Exterminio”, señala lo siguiente, a proposito de la vida en los campos: “Para subir de carrera el comando de Ebensee (un campo), es necesario remontar 150 escalones. Cada hombre lleva una piedra de 20 KILOS en el hombro. A la pasada, un SS, por jugar, lanza un cachiporrazo sobre uno de los que suben. El desgraciado titubea, y cae precipitadamente hacia el fondo con el estrèpito de su piedra y de su cuerpo, que rodan juntos. Muere todo quebrado”.

ASESINATOS CANIBALES: El Profesor Richet escribio con recogimiento y horror que, siendo tanta el hambre a la que eran sometidos los internos por los SS de Ravensbruck, que en una oportunidad algunos de ellos “mataron a 4 de sus camaradas” para robarles sus tarjetas para recibir pan. En otros casos se dice que algunos detenidos “robaban trozos de carne humana y los asaban”, llegando a comerse a un hombre entero en un dia.

ERROR DE SUMATORIA: Segn la pelicula “Nuit et Brouillard” del director de cine francès Alain Resnais, filmada en 1955 y basada en “testimonios reales y declaraciones veridicas”, los prisioneros que perdieron la vida en Auschwitz sumaban la aterradora cifra de 9.000.000 DE EJECUTADOS.

EL GRIFO MILAGROSO DE BIRKENAU: Segn en Doctor Desirè Hofner, en Birkenau habia exactamente una y solo una llave de agua para proveer del liquido vital a “los 13.000 prisioneros que habian en este campo en julio de 1942”.

JUGANDO CON BALANCINES DE MUERTOS: David Russet testimonio que, en el campo de Dora, eran colgados del cuello los presos, para luego ser agitados como muñecos por los oficiales de la Gestapo, quienes obligaban ademas al resto de los reclusos a pasar entre los cuerpos balanceandose, como medida de escarmiento, todos los dias.

APRENDIENDO CIRUGIA ESCOLAR: En las “confesiones” de Braumktter sobre el campo de Sachsenhausen, en 1947, se le obligo a declarar por tortura y fuerza (hoy lo sabemos) afirmaciones tan descabelladas como la siguiente: “Se practicaban cortes en los muslos de los presos designados y los cortes se rellenaban con viejos trapos y paja sucia. Todo esto traia como consecuencia la prevista septicemia, de la cual morian gran parte de los individuos inoculados”.



LA CRUEL COMPASION DE GRAY: El estafador y falsificador de arte Martin Gray, al que muchos historiadores le han dado tribuna, aseguro que en Treblinka se le destino a la tarea de sacar a los muertos de las camaras de gas recièn usadas. Con un tono de congoja, señala que si en el proceso encontraba algn niño o bebè todavia vivo, lo estrangulaba con sus propias manos, por razones humanitarias, “para que no sufriera”. Hoy se sabe que Gray jamas estuvo en Treblinka.

LAS LAMPARAS DE PIEL HUMANA: La declaracion de uno de los “sobrevivientes” de Buchenwald, expuesta en N¸remberg durante el juicio contra Ilse Koch, esposa del comandante del campo, dice lo siguiente: “Todos los prisioneros que tenian tatuajes recibieron la orden de presentarse en el dispensario… Despuès que fueron examinados, los que llevaban tatuajes mas interesantes y mas artisticos fueron muertos por medio de inyecciones. Sus cuerpos fueron en seguida enviados al servicio patologico donde los pedazos de piel tatuados fueron extraidos y remitidos a la mujer de Koch, quien hizo fabricar con esta materia prima algunas pantallas y otros objetos de ornamentacion”.

500 HOMBRES A LA TINA HELADA: En el libro “Los Campos de Concentracion”, se expone el testimonio del “sobreviviente” Martin Winterberger, segn el cual 32 presos murieron en diciembre de 1941 a causa de un paquete de tabaco que alguien robo a un guardia. Segn su declaracion, fueron obligados a desvestirse 500 sospechosos del robo, a 8 bajo cero de temperatura ambiente, empezando algunos a morir de frio hasta el mediodia. Como nadie admitio ser responsable, y al ver que algunos transpiraban por la fiebre, uno de los guardias grito “°Estos tienen calor, y bien… Se les va a refrescar!”. Acto seguido, LOS 500 HOMBRES fueron metidos en “bañeras llenas de agua helada”, donde se desvanecian o simplemente se ahogaban.

UN VAPORIZADOR DE HOMBRES EN AUSCHWITZ!!!: Este relato debe estar entre los primeros lugares de idotez y ridiculez… En el Tribunal de N¸remberg, el fiscal mayor de los Estados Unidos, señor Robert Jackson, seguramente desesperado por agregarle mas muertos imaginarios a las listas, aseguro que los guardias de Auschwitz contaban con un moderno “invento” con el que “vaporizaron” a 20.000 judios prisioneros, segn sus palabras, “en una forma tal que no quedaba ningn rastro de ellos”.

CIANURO INTELIGENTE QUE ELIGE SU VICTIMA: El “sobreviviente” polaco Oscar Bergen declara que, luego de ser ubicado en Treblinka, se le encargo bajar los muertos gaseados en los vagones de los trenes (muertos alli para ahorrar tiempo) que eran conducidos asi directamente desde los ghettos hasta el crematorio. Bergen dice que los cadaveres acababan de ser ejecutados, y los sacaba cuando todavia tenia olor al cianuro, sin que èl resultara intoxicado jamas.

LA ULTIMA CENA: En 1953 se “encontro” por casualidad y enterrado un supuesto manuscrito anonimo de un detenido de Auschwitz, dentro del mismo campo, en el que se lee que a los presos que eran conducidos a las camaras de gas se les ofrecia un “ltimo favor”, y ellos solo solicitaban deseperados “un pedazo de pan”.



HITLER FUE UN “HOMBRE LOBO”: El “prestigioso” antropologo inglès Robert Eisler, escribio en 1951, en “Man into Wolf”, que a Hitler le encantaba pasear entre los cadaveres de los campos de batalla y de los centros de exterminio, agregando que esto se debe a un sadismo derivado de una licantropia severa, pues ERA UN HOMBRE LOBO. De ahi su decision de matar judios en masa (como corderos). Eisler señala como prueba de su teoria que, en una oportunidad, encontraron a Hitler en cuatro pies mordiendo una alfombra en su despacho.

PELEANDO POR AIRE: El Doctor Nyiszli, supuesto mèdico legista hngaro, describio las ejecuciones de gas agregando detalles patèticos como que “al abrir las puertas de las camaras, los cadaveres no estaban diseminados por todas partes, sino que apilados hasta el techo de la pieza”. Y luego agrega explicando el fenomeno: “Es que el gas subia desde las capas inferiores hasta arriba, obligando a los desgraciados a pisotearse y encaramarse unos sobre otros”. Hoy se sabe que este tal Nyszli jamas existio, siendo un invento de los periodistas judios franceses, entusiasmados con sumarse a la ola de escritores de horror holocaustico.

from otra realidad http://mundooculto.es/1t0j5SN
via

Content Protection by DMCA.com

COMMENTS

DMCA.com Protection Status