La Magdalena: Verdades y Mentiras

La Magdalena: Verdades y Mentiras

Potenciando tu ser interior
Demonios y Endemoniados en la Edad Media
Un Cosmógrafo en la corte de Felipe II

Difícil es no darse cuenta de la presencia de María Magdalena en el relato bíblico. Ella es una de las poquísimas mujeres, si no la única, que no se la menciona directamente vinculada a un varón, ya sea por mor de hija, madre o esposa de personaje (notable o no), sino libre de tutela masculina alguna. Una mujer visible que se une a la comitiva jesuítica (los doce apóstoles y todos los acompañantes recurrentes u ocasionales a lo largo de la vida de Jesús) por su propia voluntad, haciendo valer ante todos su presencia, aplomo, decisión, voluntad propia, testimonio e, incluso, su palabra, la de una «apóstol de apóstoles», como corresponde a la protagonista de uno de los evangelios apócrifos más misteriosos, el Evangelio de María.
Hoy hablamos con Oscar Fabregas sobre este intrigante personaje.

AVISO DE USO JUSTO: Esta página contiene material con derechos de autor cuyo uso no ha sido específicamente autorizado por el propietario de los derechos de autor. Esta web distribuye este material con el propósito de reportar noticias, investigación educativa, comentarios y críticas, constituyendo el Uso Justo bajo 17 U.S.C § 107.

¿Te gustó este artículo?

Descarga nuestra app para Android y no te perderás ninguno.

COMMENTS