LEYENDA DE LA APUESTA

LEYENDA DE LA APUESTA

Los DESÓRDENES que demuestran que fuimos MANIPULADOS genéticamente.
5 teorías conspirativas que podrían ser verdaderas
Extrañas luces llameantes fueron captadas en la ciudad militar de Warminster, Inglaterra
LEYENDA DE LA APUESTA
es/1y4AOXp” width=”640″>
Era un grupo de amigos que estudiaban medicina en el Hospital Civil. Estos jóvenes, buscaban constantemente la manera de estar por encima de los demás, se ideaban hazañas para comprobar quien era el más fuerte, más valiente, más listo, etc. Sin mirar límites, en una de tantas ocurrencias, uno de ellos aposto con sus compañeros una total locura: dijo que estaba dispuesto a entrar al panteón de Belén, aquel donde está el árbol del vampiro, a las ocho de la noche, hora en la cual, según la creencia popular, los muertos salían de sus sepulcros; y para que sus amigos pudiesen al día siguiente comprobar que estuvo ahí, dejaría clavado un clavo en la pared más alejada del campo santo.
Cercanas las ocho de la noche como habían quedado, ya se encontraban todos junto a la barda del panteón, esperando que su amigo saltara. Llevaba martillo y clavo con él, y después de saltar el muro, emprendió carrera en medio de la penumbra hasta que su silueta no se alcanzaba a distinguir. Momentos después, todos escucharon el choque de los dos metales, y el crujir de la pared desquebrajándose ante la filosa punta del clavo metálico.
El Panteón de Belén
Los sonidos se callaron, el trabajo estaba hecho y el joven preparaba la carrera de vuelta, pero al querer moverse, se sintió fuertemente sujetado del saco, rápidamente toda su cara perdió el color y su cuerpo se desvaneció, mientras su garganta casi explotaba al dejar pasar tan lastimeros gritos llenos de horror. Cuando sus amigos lo escucharon, entraron de inmediato a su auxilio, pero retrocedieron despavoridos al verlo retorcerse, colgado de la pared. Parecía estar sujetado por una fuerza invisible que lo mantenía flotando lejos del suelo. El chico murió ahí solo, sus amigos lo dejaron atrás, y solamente porque el mismo clavó sus ropas en la pared sin darse cuenta, pero todos estuvieron demasiado aterrados para notarlo.

Fuente: http://mundooculto.es/1tVxMqJ

from otra realidad http://mundooculto.es/1y4AR5y
via

Content Protection by DMCA.com

COMMENTS

DMCA.com Protection Status