Proyecto “Furia de Tormenta”: el día que los Estados Unidos trataron de domar los huracanes

Proyecto “Furia de Tormenta”: el día que los Estados Unidos trataron de domar los huracanes

Proyecto “Furia de Tormenta”: el día que los Estados Unidos trataron de domar los huracanes   Huracán Ubicados en las zonas tropicale

Hay vida (celular) después de la muerte
¿Preparó alguien el terreno para que el hombre pueda existir en la Tierra?
El extraño caso de «El hombre con media cabeza»

Proyecto “Furia de Tormenta”: el día que los Estados Unidos trataron de domar los huracanes

 

Proyecto “Furia de Tormenta”: el día que los Estados Unidos trataron de domar los huracanes

Huracán

Ubicados en las zonas tropicales del océano atlántico, los huracanes son poderosas tormentas que generan corrientes de aire que pueden alcanzar los 450 km/h. El fenómeno es causado por la diferencia de presiones entre las zonas cálidas del océano y las zonas frías al norte y al sur, y puede generar considerables pérdidas humanas y materiales cuando choca con las costas pobladas de un país.

Y las principales víctimas son las islas del Caribe y las costas de Estados Unidos ubicadas en el Golfo de México.

Los huracanes son impredecibles, pero una vez comienzan a formarse es relativamente fácil calcular al menos de manera aproximada hacia dónde se dirigen. Como su fuerza se incrementa de manera muy acelerada, cualquier mecanismo que lograse reducirla, así fuera en un porcentaje pequeño, estaría más que justificado.

Project Stormfury

Fue así que nació el “Proyecto Furia de Tormenta”. Como se sabía que el diferencial de presiones es lo que hacía a los huracanes tan poderosos, el objetivo era disminuir la presión en las zonas periféricas de estos, consiguiendo así que la tormenta perdiera fuerza y comenzara a diluirse.

Los experimentos comenzaron en el año 1962. La idea era que si se lanzaba yoduro de plata en las zonas periféricas al ojo del huracán se crearían corrientes de convección que permitirían que parte de las corrientes de aire fuesen hacia allí en lugar de ir hacia el huracán. Es decir, lo que se buscaba era la creación de un segundo “ojo del huracán” que haría que el principal perdiera fuerza y eventualmente el huracán se “fracturara” en tormentas más pequeñas y de menor poder.

Si bien el proyecto llevaba tiempo funcionando, no fue hasta 1969 que se encontró en el Huracán Debbie el momento perfecto para probarlo. Una flota de 13 aviones lanzó las cargas el 18 y el 20 de agosto de aquel año, y los resultados fueron visibles poco tiempo después: un día tras el experimento los vientos bajaron su velocidad en un 31%, dos días después, en un 18% adicional.

Proyecto “Furia de Tormenta”: el día que los Estados Unidos trataron de domar los huracanes

Con estos resultados se impulsaría el proyecto en la década por venir.

El sistema se utilizó de manera regular durante varios años, y se creía que en efecto ayudaba a la disminución de la fuerza de estas tormentas tropicales. Pero con el paso del tiempo comenzaron a mejorar las técnicas de investigación y el sistema quedó en duda.

Análisis

Lo que los estudios revelaron fue que algunos huracanes “naturales” presentaban un comportamiento idéntico al que, se esperaba, presentarían si hubiesen sido modificados.

Esto tomó tiempo porque hasta entonces no había suficientes aviones, satélites ni computadores para realizar los cálculos relativos a los efectos del Proyecto Stormfury. Pero conforme pasaban los años la evidencia se acumulaba: el yoduro de plata no tenía ningún efecto importante y los efectos vistos en el huracán Debbie fueron obra del azar.

¿A qué se debió esto? Bueno, resulta que para que la estrategia funcionara era necesario que el yoduro de plata interactuara con agua a bajas temperaturas en la tormenta. Pero con el paso del tiempo se descubrió que el agua en esta zona se congela en pequeños cristales, por lo que no podía interactuar con el yoduro.

El programa finalizó en 1983, y fue considerado un fracaso, aunque incrementó lo que sabemos de las tormentas tropicales. Ah, y Fidel Castro denunció varias veces que se trataba en verdad de un intento de convertir los huracanes en armas.

Content Protection by DMCA.com

COMMENTS

DMCA.com Protection Status