Un OVNI sobrevuela la Plaza de Italia, en Cáceres

Un OVNI sobrevuela la Plaza de Italia, en Cáceres

Un OVNI sobrevuela la Plaza de Italia, en Cáceres   Seis niños de entre 8 y 11 años, y un matrimonio cacereño, avistaron un obj

Aquí sí hay algo: Físico muestra como se mueve la señal Wi-Fi en una habitación
ALERTA CLIMATICA: Se Fractura la Antártida, La NASA Capta la Formación de un Nuevo Iceberg Monstruoso
Más Allá de la Historia

Un OVNI sobrevuela la Plaza de Italia, en Cáceres

 

Un OVNI sobrevuela la Plaza de Italia, en Cáceres

Seis niños de entre 8 y 11 años, y un matrimonio cacereño, avistaron un objeto volador con luces blancas y azuladas en el año 1975

«Como la bola del mundo partida por la mitad», así definían seis niños de ocho a once años al supuesto ovni que aseguraron ver en la capital cacereña.

Podría parecer la introducción del programa de Iker Jiménez, pero no, este diario contaba esta historia el primer día de agosto de 1975 con más certezas que dudas. «Cuando hablamos de ovnis o platillos volantes nos tomamos el tema muy a la ligera. Ciertamente nadie ha podido dar una descripción exacta de lo que son. Pero el caso es que existe y que el tema interesa», comenzaba el artículo

Hace ya 43 años que una calurosa noche de verano extremeña, un grupo de niños jugueteaban en la calle Carlos V de Cáceres cuando algo llamó su atención. Se trataba de un objeto volador no identificado, del color del cristal, con una luz roja en la parte superior y otras blancas y azuladas parpadeantes, según describieron.

«En la parte superior llevaba tres antenas, la del medio más larga que las otras»

«No era un avión ni nada que se le pareciera. No era nada conocido», contaba José Manuel, uno de los mayores. Todos los demás coincidieron en que el artefacto se asimilaba a una bola del mundo partida por la mitad, siendo la base la parte más ancha.

En aquellos tiempos en los que no había redes sociales ni videojuegos, estos chavales, menos estimulados visualmente que los niños de hoy en día, no perdieron de vista lo que estaba ocurriendo ante sus ojos y lo reprodujeron con todo lujo de detalles. «En la parte superior llevaba tres antenas, la del medio más larga que las otras».

Los pequeños narraban que el extraño objeto venía de La Madrila y se dirigía en dirección al cementerio. Aseguraron que se paró durante unos minutos a su altura y pudieron comprobar cómo emitía un ruido intermitente «muy raro» mientras giraba sobre sí mismo. Intentaron correr tras él hasta la Plaza de Italia, pero desistieron cuando vieron la velocidad tan alta que llegó a alcanzar.

No obstante, tras esta valiente carrera, los niños quedaron atemorizados. María Rosa explicaba que no ha querido volver a dormir sola. «Como hace tanto calor, tengo la ventana abierta pero la luz de la farola se refleja en la pared de enfrente y me parece que el ovni regresa», confesaba la pequeña, que en ese momento tenía nueve años. «Aquella noche, cuando estaba medio dormida, sentí un ruido muy grande, comencé a gritar y resulta que era el camión de la basura», señalaba.

Otra de las niñas pide al redactor que por favor no ponga su nombre, a ver si se van a enterar los extraterrestres y van a volver a por ella y a por sus amigos.

Aunque todos estaban de acuerdo en que juntos sí podrían entrar en la nave, si los extraterrestres fuesen buenos y hospitalarios, la fantasía infantil se dispara y la imaginación no tiene límites cuando se trata de temas misteriosos.

Fantasía

«La abuelita nos regaña y dice que son tonterías. Ella no cree en estas cosas», apuntaba David. Pero sus amigos confesaban a este periódico ensoñaciones tan fantásticas como que habían imaginado que los extraterrestres regresaban, los cogían de los pelos y cuando estaban «tan altos como las nubes» los dejaban caer. O que «los señores del ovni» les disparaban con sus pistolas, o que regresaban en su platillo volador a Cáceres y les daban una paliza, o incluso que eran abducidos y trasladados «sabe Dios dónde».

«Dejó un olor muy raro, como si se tratase de gas carbónico o algo quemado»

En definitiva, rocambolescas visiones de niños, aderezadas con un poco de pavor ante lo desconocido. Sin embargo, no solo estos infantes contemplaron supuestamente el misterioso aparato. También lo hizo un matrimonio que tomaba café en la terraza de su domicilio. «Vimos una luz que se desplazaba fugazmente de oeste a este. El objeto pasó muy bajo y no pudimos apreciar más que era de un color azul violáceo, de forma esférica, como media naranja y que dejaba atrás unos destellos o ráfaga luminosa», explicaban los García. Añadieron un dato más que pasó desapercibido para los pequeños: «dejó un olor muy raro, como si se tratase de gas carbónico o algo quemado».

Así contaba este diario esta fascinante noticia, ilustrándola con una foto de los pequeños protagonistas señalando hacia donde vieron o creyeron ver aquel objeto volador, fruto de sus posteriores temores. Además, el redactor añadía al artículo: «los ovnis se han empeñado en rondar nuestra ciudad y desde hace algún tiempo se han visto aparatos extraños en las inmediaciones de la capital». Supuestamente…

Un OVNI sobrevuela la Plaza de Italia, en Cáceres

Un OVNI sobrevuela la Plaza de Italia, en Cáceres

Content Protection by DMCA.com

COMMENTS