DMCA.com Protection Status

Xenoglosia, hablar idiomas sin saberlos

Xenoglosia, hablar idiomas sin saberlos

Xenoglosia, hablar idiomas sin saberlos . ¿Es posible hablar en otra lengua sin tener conocimiento alguno?, pues en algunos casos parece

La trampa en la Reencarnación y el Proceso natural de Muerte.
Casas alumbradas por estrellas que nunca se apagaban…
Puede ser nuestra vida una simulación? Tres científicos dicen que si

Xenoglosia, hablar idiomas sin saberlos

.

Xenoglosia, hablar idiomas sin saberlos

¿Es posible hablar en otra lengua sin tener conocimiento alguno?, pues en algunos casos parece ser que sí, aunque solo sea por un breve espacio de tiempo y el sujeto en cuestión no sepa muy bien porqué, o simplemente no se acuerde.
Habitualmente se atribuye a la xenoglosia un origen sobrenatural o paranormal. De hecho, la xenoglosia está contemplada en materia de fe, junto al don de lenguas. En ambos casos la persona es capaz de hablar un idioma que desconoce por completo de una forma infusa. El don de lenguas, en el cristianismo se le atribuye a un don otorgado por Dios. La xenoglosia es un poco más peregrina y no siempre está sujeta a cuestiones teológicas. Puede deberse a una posesión, a la influencia de un poder gnóstico o cualquier otra razón mística. La xenoglosia consiste en comenzar a hablar de repente en otro idioma completamente distinto al nativo. En casi todas las ocasiones esto está sujeto a una imposibilidad de la persona para hablar su idioma natural, aunque existen casos más raros en los que se comparten ambas lenguas. Sin embargo, estos últimos están más relacionados con un estado de fuga, amnesia u otras cuestiones psiquiátricas.

Xenoglosia, hablar idiomas sin saberlos

La práctica totalidad de los casos de xenoglosia han sido documentados como parte de un problema de origen neurológico. La gran mayoría de ellos está relacionado con un suceso traumático, un problema de riego sanguíneo o un accidente. También el estrés tiene mucho que ver. En definitiva, un problema que provoca un cambio en nuestro cerebro. Nuestro sistema nervioso central es increíblemente complejo. Poseemos centros neuronales dedicados exclusivamente a la comunicación: oír, procesar, entender y responder, por ejemplo. Existen desórdenes que impiden que la parte derecha del cerebro se comunique con la izquierda. O lesiones que impiden que podamos articular ni una sola palabra, aunque entendamos lo que queremos decir. Uno de estos problemas puede ser, precisamente, el impedimento de hablar nuestra lengua nativa. Una lesión en el área de broca puede impedir que hablemos correctamente, formando oraciones o, incluso, emitiendo palabras con sentido. Así, de pronto, empezamos a hablar con palabras remotamente parecidas lo que queremos decir, sin posibilidad de darle un sentido realista. A este fenómeno en concreto, más que xenoglosia se le conoce como glosolalia.

Xenoglosia, hablar idiomas sin saberlos

Por desgracia, no existe ninguna razón científica para creer en la xenoglosia como tal. No hay ninguna manera de aparecer de la noche a la mañana con un nuevo lenguaje bajo la manga. Aun así hay quién defiende la existencia de casos poco aclarados en la historia. Efectivamente, existen casos extraños y cuyas explicaciones no han terminado de convencer, seguramente la gran mayoría de los mismos tengan una razón más sencilla, por ejemplo que no estén bien documentados. Y es que la gran mayoría se refieren a casos ocurridos mucho, mucho tiempo atrás. En otras ocasiones sencillamente no tenemos una explicación coherente como para otros muchos casos.

Content Protection by DMCA.com

COMMENTS