DMCA.com Protection Status

Estamos detectando misteriosas señales de radio que podrían ser signo de vida extraterrestre

El fascinante secreto que esconde la “zona muerta” de Chernóbyl
5 lugares que no están permitidos visitar en la Tierra.
La capacidad de ciertos animales para percibir la muerte

es/wp-content/uploads/2018/09/estamos-detectando-misteriosas-senales-de-radio-que-podrian-ser-signo-de-vida-extraterrestre.jpg”>

¿ Hay vida extraterrestre ?.

¿Estamos solos en el Universo? Esta interrogante surge nuevamente porque no es la primera vez que se detectan señales de radio en una misma fuente que las emitiera continuamente. Y la fuente parece ser una galaxia a tres mil millones de años luz, lo que podría ser vida extraterrestre.

El reconocimiento se hizo gracias a Breakthrough Listen (Escucha Avanzada), un programa de inteligencia artificial que procesó datos acumulados por el super telescopio Robert C. Byrd, de Green Bank, en West Virginia.

Es el radiotelescopio más grande del mundo capaz de girar 360 grados y orientarse en cualquier dirección. Gracias a esa maravilla de la tecnología que es GBT, la parte más difícil del trabajo ya no es detectar las señales, sino procesarlas.

LA VIDA EXTRATERRESTRE

Las llaman FRB, por Fast Radio Burst, o estallidos de radio rápidos, porque duran milésimas de segundo.  Los científicos creen que hay tres fuentes posibles para las FRB: estrellas de neutrones de rotación rápida, huecos negros y… vida extraterrestre.

El sábado 26 de agosto del año pasado el programa de Escucha Avanzada detectó en la primera hora 21 señales que venían del mismo punto. 

ENORME CANTIDAD DE ENERGÍA

Lo llamaron FRB 121102. En una fracción de segundo, FRB 121102 emite tanta energía como la que emite nuestro sol en todo un año. Energía extraterrestrre atípica.

El líder del grupo de investigadores, el estudiante de doctorado de la Universidad de Berkeley, Gerry Zhang, desarrolló un complejo algoritmo para analizar los datos registrados por el telescopio, reporta el diario británico The Sun, y concluyó que había otras 72 pulsaciones procedentes del mismo punto en el espacio que no estaban incluidas en el conteo original.

La fuente estuvo activa durante las seis horas de observación.  En total fueron 93 señales, y aunque el origen sigue siendo desconocido, se sabe que todas proceden del mismo punto en el espacio.

Content Protection by DMCA.com

COMMENTS