DMCA.com Protection Status

EL MISTERIO DE LA MUJER SIN ROSTRO: como se presentan los extraterrestres ante nosotros

EL MISTERIO DE LA MUJER SIN ROSTRO: como se presentan los extraterrestres ante nosotros

EL MISTERIO DE LA MUJER SIN ROSTRO: La nave espacial los estaba aguardando en un claro del bosque. Los escalones para ascender a la misma parecieron m

¿Poderosas armas Nucleares Antiguas?
Descubren los lugares ideales para que la vida humana prospere en la Luna y Marte
El extraño misterio del volcán Wakulla

EL MISTERIO DE LA MUJER SIN ROSTRO: La nave espacial los estaba aguardando en un claro del bosque. Los escalones para ascender a la misma parecieron materializarse a medida que subían por ellos para volver a desvanecerse a continuación. No se veía en ninguna parte ni soldaduras ni ningún género de junturas. El interior estaba iluminado con una luz tenue.

EL MISTERIO DE LA MUJER SIN ROSTRO: La nave espacial los estaba aguardando en un claro del bosque.  Los escalones para ascender a la misma parecieron materializarse a medida que subían por ellos para volver a desvanecerse a continuación. No se veía en ninguna parte ni soldaduras ni ningún género de junturas. El interior estaba iluminado con una luz tenue.

Borrador automático

¿Cómo se presentan los extraterrestres frente a los seres humanos? ¿Pueden infundirnos miedo? La respuesta tiene cierta complejidad, ya que su morfología y apariencia física están condicionadas a su origen planetario. Posiblemente, la cuestión de cómo reaccionan los seres humanos frente a estos seres llegados de mundos lejanos sea un factor muy a tener en cuenta a la hora de iniciar cierta comunicación o tal vez, llegado el momento, para transmitirnos oficiosamente un mensaje que esas civilizaciones consideren necesario”.

Borrador automático

A través de testimonios de contactados como el peruano Sixto Paz Wells, una gran parte de los extraterrestres, tales como los habitantes de Ganimedes (satélite de Júpiter), son humanos como nosotros mismos; pero también existen otros de apariencia  reptiloide  originarios de Alfa Draconis, constelación de Draco y algunos otros tienen la clásica apariencia antropomorfa descrita por infinidad de testigos, es decir, son macrocéfalos y de pequeña estatura; incluso alguno de ellos son de origen vegetal creados por manipulación genética; tal es el caso de aquellos seres al servicio de “ los otros habitantes humanos” de Alfa Centauro A*.

*(Según consta en documento que circula por Internet y posiblemente extraído de alguna Agencia de Seguridad, dice así: …La segunda raza es una forma vegetal extremadamente inteligente, creada por ingeniería genética por la primera pero que a pesar de su naturaleza tiene una apariencia antropomórfica. Su altura es inferior a 1,5 metros y su piel posee una tonalidad verdosa oscura, su morfología es exacta a la de los relatos de abducciones por lo que han venido a denominarse grises en el argot ufológico. Se comportan de forma totalmente gregaria con respecto a la primera raza y son usados como mano de obra logística y para pilotar sus artilugios espaciales).

Borrador automáticoConstelación de Draco.Hasta la fecha, se han contabilizado más de 70 razas extraterrestres distintas que visitan la Tierra; la mayoría de ellas son pacíficas y respetan el libre albedrio de los terrestres; civilizaciones dedicadas principalmente al estudio científico de nuestro planeta. Esa no inferencia estaría recogida dentro de una Ley Universal Superiorpor la cual se prohíbe interferir sobre otros seres cuya evolución sea menor, evitando clara e implícitamente dañar “esa evolución natural y necesaria en todas las criaturas hacia planos superiores de conciencia”. Sin embargo, en contraposición, también existen “ciertas normas morales que en muchas de esas mismas civilizaciones estelares les obligan a tutelar, en la media de lo posible, el desarrollo de civilizaciones menos evolucionadas”.

Este hecho puede parecer una contradicción: venir de mundos lejanos y permanecer como meros espectadores, y a la vez sugerir pautas que no se entiendan como imposiciones morales o de cualquier otra índole. Extrapolando a nosotros mismos, servirían estas preguntas a modo de ejemplo… ¿Actuamos correctamente los seres humanos en la Amazonia, arrasando el medio natural? ¿Debemos intervenir sobre las tribus que lo habitan desde miles de años atrás? ¿Cómo se puede ayudar a los indígenas, frente a hechos tales como las enfermedades, sin romper su libre albedrio? ¿Actores o espectadores?

Borrador automático

Dicho todo esto, una de las dificultades a las cuales posiblemente se enfrenten los extraterrestres, sea evitar un primer rechazo a la hora de entablar algún tipo de comunicación con los habitantes del planeta azul; máxime si tenemos en cuenta, que en la psique humana, la imagen inculcada a través del cine por los desinformadores y las elites de poder mundial, sea la de unos seres de aspecto horripilante que vienen a conquistar la Tierra (Películas tales como La Guerra de los Mundos o Independence Day se mueven en esa línea). Por ejemplo, en la abducción de Jim Sparks*, los extraterrestres optaron por ocultar su rostro mediante un holograma, para evitar, sin duda, algún tipo de rechazo.

*(En la entrevista realizada por Linda Moulton Howe al abducido Jim Sparks, este narraba como se enfrentó con una realidad ajena a su conocimiento: …Había doce criaturas humanoides altas de pie en un círculo casi completo en el cual yo era una parte. Las criaturas parecían medir más de un metro ochenta. Todas ellas tenían sus cabezas giradas hacia el alienígena que se encontraba justo a mi lado izquierdo. La única fuente aparente de luz se encontraba en el rostro de esta criatura, como un holograma de un rostro humano superpuesto y brillando en la cara del alienígena. Radiaba luz, y esto lo hacía para disfrazar su verdadera aparienciaHabía hecho esto para hacerme sentir menos inquieto. Las criaturas no tomaron en consideración que a medida que este rostro holográfico hablaba y movía sus labios, no había sonido audible).

Por ello, he traído en esta ocasión un relato en el cual, extraterrestres se presentan a los seres humanos dentro de una ambigüedad manifiesta: La belleza y ocultación al mismo tiempo; seres sin rostro pero que infunden sentimientos agradables a los seres humanos.He aquí el relato.

…..………………………………………………………….

Borrador automáticoBrinsley Le Poer TrenchDel libro La eterna cuestión: LOS OVNIS, de Brinsley Le Poer Trench

EL MISTERIO DE LA MUJER SIN ROSTRO

La historia de los OVNIS no es solamente una historia en la que intervienen gentes procedentes del espacio. Hay en ellaotras misteriosas facetas que enriquecen el tema: «ruedecillas que giran dentro de ruedecillas».

En la primera parte de este libro se trataba del misterio que envuelve los motivos que hacen que la cuestión de los OVNIS sea el secreto mejor guardado del mundo. En la segunda parte se indicaba una estrecha conexión con lo paranormal. Ahora bien, en esta tercera parte se establece una posible relación, una «progresión» incluso, entre las misteriosas primitivas naves aéreas, los aparatos voladores fantasma de los años treinta y los cohetes fantasma de 1946, que conducen al fenómeno moderno de los OVNIS.

Aparte de esto, durante los últimos años han ocurrido hechos muy extraños a gentes de todo el mundo. Se ha hecho cada vez más evidente que los tripulantes de los OVNIS proceden de muchos puntos. Es posible que algunos vengan del espacio exterior.

Y los hay que vienen de universos invisibles o de otros continuos espacio-tiempo ajenos al nuestro. Algunos de los visitantes pueden llevar buenas intenciones; otros, ser neutrales; otros, finalmente,abiertamente hostiles.

Teniendo presentes estas consideraciones no han de extrañarnos las curiosísimas experiencias por las que pasaron últimamente en Ohio dos señoras muy respetables (62). Estas dos extraordinarias historias de contacto son más inexplicables que todo lo que llevamos descrito hasta aquí en el presente libro. No obstante, si se incluyen aquí es porque este género de contacto está haciéndose cada día más habitual. John A. Keel, en UFOs: OperationTrojan Horse, refiere un considerable número de lances de este mismo tipo. Merecen, de todos modos, un cuidadoso estudio y constituyen una de estas misteriosas facetas citadas anteriormente.

(62) Contact USA magazine, abril de 1970

Borrador automáticoOVNI sobre Ohio, USA.Una de las muchas «ruedas dentro de otras ruedas». Durante las dos últimas semanas de julio y las dos primeras semanas de agosto de 1969, hubo en Ohio, Estados Unidos, mucha gente que se quejó de interferencias en la recepción de los programas de televisión. Aparatos que funcionaban en blanco y negro se pusieron de pronto a emitir en color, mientras que los aparatos preparados para presentar televisión en color ofrecían unos colores fantásticos, jamás presenciados hasta aquel momento. Se escuchaban, además, voces que nada tenían que ver con el programa presenciado. Durante este período específico hubo también muchas noticias referentes a OVNIS.

Posteriormente, el primer lunes de agosto, una mujer que residía en la parte de West Hill, Mrs. Dollie Hansen, de Westward, West Akron, telefoneó a Mrs. Madeline Teagle, presidente de Contact (USA) -que forma parte de la organización mundial de los OVNIS– para manifestarle haberse puesto encontacto con los ocupantes de un OVNI y decirle que esperaba que, para el jueves siguiente, emprendería un viaje.

Mrs. Teagle le pidió que volviera a llamar cuando hubiera finalizado el viaje en cuestión. Le pidió, además, a Mrs. Hansen que rogara a sus acompañantes que permitieran también asistir al viaje a otros individuos que deseaban emprender un periplo en una nave espacial: un niño y otras dos personas.

Mrs. Hansen volvió a llamar el viernes siguiente. Antes de recibir su llamada, Contact (USA) poseía un informe facilitado or uno de los vecinos de aquella dama según el cual, alrededor de las dos de la madrugada, se habían despertado al percibir una luz sumamente intensa y, al mirar por la ventana, habían observado dela casa de la acera de enfrente, es decir, la casa en donde vivía Mrs. Hansen, se encontraba iluminada con una luz de cegadora intensidad. Era tal su brillo que podía apreciarse la casa con todo detalle.

Lo primero que se les ocurrió fue que se había producido una explosión. Después, al no escuchar ningún ruido los testigos del hecho y viendo que persistía la luz con igual fulgor, comenzarona pensar que estaban presenciando algo sumamente extraño.

He aquí, pues, por qué telefonearon a Mrs. Teagle al día siguiente y le comunicaron el extraño suceso, sabiendo que podía interesarle y que quizás estuviese en contacto con los OVNIS.

Mrs. Hansen relataría por teléfono aquel viernes por la mañana una historia de lo más extraordinario.

Alrededor de medianoche toda su familia estaba completamente dormida, aunque no ella, que seguía despierta, y así se mantuvo hasta alrededor de las dos de la madrugada, momento en que alguien llamó a la puerta de la casa. Fuera aguardaba una muchacha, extraordinariamente bien formada, con «la cabellera más hermosa que he visto en toda mi vida. Eran unos cabellos de un color castaño oscuro, casi negro, pero tan brillantes y especiales que los reconocería al momento si volviera a verlos, fuera donde fuera».

Pero esta muchacha tan extremadamente hermosa no tenía nada, no presentaba rasgo alguno, en el lugar donde hubiera debido tener la cara. A pesar de ello, la mujer habitante de la Tierra no sintió ningún miedo y se dirigió sin ambages a la visitante.

En la calle aguardaba un coche negro. Dentro de él había dos hombres, sentados en el asiento delantero. En el lugar donde normalmente está el guardabarros, había una caja grande, de color rojo. A Mrs. Hansen le dio la sensación de que aquello servía para establecer comunicación con la nave espacial.

Así que el coche se puso en marcha, una niebla de un color gris o negro empezó a envolver el coche, tanto por dentro como por fuera. La razón, le explicaron, obedecía a la necesidad de que nadie les viera partir y la viajera no advirtiera tampoco qué rumbo emprendían.

(Se observan aquí ciertas similitudes con el caso del japonés,director de Banco, que presenció, al igual que sus acompañantes,cómo era envuelto en una niebla blanca el coche que les precedía,antes de desaparecer de su vista. Tal vez en aquel coche viajara, pues, un ser ajeno a nuestro planeta. Véase, para más detalles,el capítulo VIL)

Borrador automático

La nave espacial los estaba aguardando en un claro del bosque. Mrs. Hansen recordaba que tuvieron que atravesar andando unas tierras pantanosas y porosas antes de llegar a la nave. Los escalones para ascender a la misma parecieron materializarse a medida que subían por ellos para volver a desvanecerse a continuación. No se veía en ninguna parte ni soldaduras ni ningún género de junturas. El interior estaba iluminado con una luz tenue.

Alrededor de las dos y media de la madrugada, la nave recogió a un niño lisiado en East Akron, así como a otras dos personasmás en localidades próximas. Eran las personas para quienes Mrs. Teagle había solicitado el privilegio de aquel viaje, en el caso de que ello fuera posible.

Poco después que Mrs. Hansen llamara para hacer la descripciónde los hechos ocurridos, telefoneó también el niño. Según dijo, el jueves por la noche tuvo la profunda impresión de que haría un viaje en un OVNI. (Ver el capítulo XIII para las consideracionesexpuestas en torno a la Telepatía y descripción decasos similares.)

Por lo tanto, se había bañado, vestido con un pijama nuevo y había permanecido sentado en el sofá hasta alrededor de las dos y media, a la espera de quedarse dormido. Alrededor de las diez de la mañana siguiente, despertó en el mismo sitio.

Dos semanas después de este curioso incidente, otra mujer, Mrs. Joyce Vellacca, de Killian Road, South Akron, telefoneó a Contact (USA) para comunicar que ella y su marido habían salido la noche anterior a comer una hamburguesa cuando advirtieron de pronto una enorme bola de luz, de grandes dimensiones y de un color rojo anaranjado, por la parte sudeste del cielo, cerca de Goodyear Aerospace. Esta bola no variaba de tamaño, situación ni forma, pero parecía ir variando de rojo a naranja, pasando por el blanco, para retornar a la misma disposición decolores.

Al regresar a su casa y después de haber estacionado el coche observaron que el objeto seguía en el mismo lugar del cielo. Se quedaron en la parte exterior de la casa para ver qué hacía el OVNI, puesto que entonces habían decidido ya que aquello no podía ser ningún avión ni tampoco un foco de luz de origen conocido.

Borrador automático

Borrador automáticoInstalaciones de Good Year Aerospace, 1958Mrs. Vellacca manifestó que, cuando observaron por vez primera aquella luz, eran exactamente las doce y veinte de la noche y que a la una y media en punto la luz se extinguió.

(«Se extinguió»: otro ejemplo de desmaterialización. Véase capitulo IX.)

El señor y la señora Vellacca penetraron en su casa, pero estaban tan impresionados por lo que acababan de ver que no pudieron acostarse y se quedaron charlando hasta las cuatro dela madrugada. A esa hora, el señor Vellacca quiso acostarse para tratar de dormir.

Su esposa optó por tenderse en el sofá y descabezar un breve sueñecito. Sin embargo, apenas se había tendido cuando una fuerte ráfaga de viento vino a colarse por las cortinas, entreabriéndolas.

Se levantó de un salto a cerrar la ventana, pero se quedó clavada en el sitio. Según explicaba la señora Vellacca, no podía moverse. Se encontraba literalmente paralizada en el sitio. Y … de pie, al otro lado de la ventana, se veía una mujer, de tipo estupendo, con una cabellera espléndida, de color castaño oscuro, casi negro. La cabellera más hermosa que había visto ensu vida.

-Si alguna vez vuelvo a ver aquellos cabellos -comentó-, los identificaré al momento, porque no los he visto nunca en un ser mortal.

No obstante, aquella mujer no presentaba rasgos detectablesen el lugar donde hubiera debido tener la cara.

Lo raro es que, cuando la señora Vellacca se recuperó de suhierática inmovilidad, había desaparecido la visitante. Se precipitó a la calle, pero por muchas luces que encendió para iluminarla zona, no vio nada que le llamara la atención. Entonces oyó una especie de agudo gemido, muy parecido al que emiten lasmotocicletas, si bien cuando lo producen éstas el sonido se prolonga hasta el momento en que termina un fuerte estallido. Pero no era éste el caso. En lugar de ello, el ruido fue cobrando una penetrante frecuencia hasta llegar a un punto en que dejó de oírse. Los perros del vecindario armaban una algarabía de treinta mil diablos.

Borrador automático

Poco tiempo después, la señora Teagle y otros miembros de Contact (USA) visitaron la zona e inspeccionaron el terreno que circunda la casa de los señores Vellacca. Bordeando el campo de

Golf Firestone hay un pequeño bosquecillo. Dentro de este bosque hay un campo de maleza, a continuación del cual se encuentra la casa.

Según informa la señora Teagle, el bosque concuerda perfectamentecon la descripción que posteriormente hizo la señora Dollie Hansen del lugar al que fue conducida en el coche negro para subir a bordo del OVNI. Era justamente al lado del gran abeto, junto al cual hay una hilera de arbustos que ella tomó por agracejos, pero que en realidad eran arándanos, de hoja muy parecida.

El mismo terreno poroso y pantanoso por el que caminaría para llegar hasta la nave.Nos encontramos ante otro misterio. ¿Cuál era la finalidad de los dos contactos? ¿Por qué el segundo, en cierto modo, erró el tiro? ¿Por qué el rostro de la mujer con hermosa cabellera carecía de rasgos faciales? ¿Es que utilizaba algún tipo de máscara? ¿Se desprende alguna lección de todas estas circunstancias?

Borrador automático

Ha habido otros encuentros de seres sin rostro. Nos hallamos ante una nueva fase de la saga de los platillos volantes. Ante algo que merece reflexión. Tiene que haber forzosamente una razón para hechos tan extraños.

Son muchos los encuentros con lo que hemos acabado por llamar «humanoides». Por lo general se trata de seres de escasa talla, ataviados con lo que a primera vista parecen «trajes espaciales», compuestos de una sola pieza. Suele encontrárseles recogiendo muestras de nuestra fauna y, al ser descubiertos por los seres terrestres, se desvanecen velozmente en el aire. Es muy posible que se trate de unos entes parecidos a robots, al servicio de una raza superior.

De todos modos, cuando los entes reales hacen acto de presencia,se trate de «buenos» o de «malos», tienen buen cuidadoen disfrazarse.

En cualquier caso, hay aquí mucho que desechar. La saga de los platillos volantes no es cosa tan fácil como parece. Se esbozan grandes directrices, pero sigue habiendo vastos espacios inexplorados.

Borrador automático

Content Protection by DMCA.com

COMMENTS