La abducción de Jan Wolski

La abducción de Jan Wolski

  . La abducción de Jan Wolski: “Eran un poco más cortos que los terrícolas, tenían las caras verdes oscuras y llevaban trajes negros/grises ajustado

5 descubrimientos del espacio que todavía NO tienen explicación
El papa Francisco y las coincidencias con las profecías de Nostradamus
Polémica filmación de un ‘humanoide’ en las cercanías de una estación de

  .

La abducción de Jan Wolski“Eran un poco más cortos que los terrícolas, tenían las caras verdes oscuras y llevaban trajes negros/grises ajustados que cubrían todo el cuerpo y no había botones o cremalleras. Tenían los ojos inclinados y una boca que asemejaba a una delgada línea incolora”.

La abducción de Jan Wolski

Eran pasadas las 8 de la mañana cuando Jan Wolski, un humilde agricultor, se desplazaba con su carreta por un camino en el bosque, muy cercano a Emilcin (Polonia). Aquel 10 de Mayo de 1978 el anciano polaco nunca hubiera sospechado de unos acontecimientos que le marcarían de por vida: Un poco más adelante distinguió dos humanoides a ambos lados del camino. Su estatura era de aproximadamente un metro y medio e iban vestidos con trajes oscuros ajustados y capucha. Jan Wolski observó que aquellos extraños seres andaban torpemente, tal vez porque sus pies tenían forma de aleta, parecida a las que utilizan los buzos.

Cuando el carruaje tirado por un caballo se puso a la altura de aquellos desconocidos, estos dieron un salto y ágilmente se sentaron uno a cada lado, sacudiendo la carreta. Entonces comenzaron a  hablar en un idioma desconocido para Jan Wolski, emitiendo sonidos parecidos a chillidos agudos.

La abducción de Jan Wolski

El anciano polaco decía lo siguiente:

“Los miré de mi lado. De una manera extraña, vestían con trajes ajustados negruzcos, sólo la cara y las manos estaban descubiertas. Pensé que podrían ser chinos, pero no pregunté. Sus piernas colgaban fuera de la carreta y era obvio que tenían zapatos raros del mismo color que el resto de la ropa, pero la parte delantera tenía forma de aleta. También tenían entre sus dedos una pequeña membrana desde la base hasta el final de la primera articulación del dedo. No entendí nada de lo que decían… como que ‘gorjeaban’ entre ellos.”

Minutos después llegaron a un claro del bosque y allí Jan Wolski pudo observar un extraño aparato inmóvil, a cuatro o cinco metros de altura sobre el suelo. “Aquello”tenía forma rectangular y no se apreciaban alas o algún tipo de tren de aterrizaje: La nave extraterrestre permanecía en el aire, distinguiéndose solamente una puerta en la parte frontal así como unos dispositivos cilíndricos espirales parecidos a brocas y situados en cada una de las esquinas. Giraban rápidamente y producían un leve silbido, parecido al que emiten algunos insectos.

La abducción de Jan Wolski

Desde la vertical de la puerta descendió, unido por cuatro cables, algo parecido a un ascensor y entonces uno de los extraterrestres subió a la plataforma, invitando amistosamente para que Jan Wolski lo acompañase. Una vez ascendieron al OVNI, Wolski comprobó que dentro había otros dos humanoides más; subiendo después el restante que había quedado en tierra.

El anciano polaco los describía de este modo:

“Eran un poco más cortos que los terrícolas, tenían las caras verdes oscuras y llevaban trajes negros/grises ajustados que cubrían todo el cuerpo y no había botones o cremalleras. Tenían los ojos inclinados y una boca que semejaba a una delgada línea incolora. Cada uno de los dedos fue rodeado por una membrana. Hablaron entre sí en un idioma desconocido“.

Las paredes de la nave tenían un espesor aproximado de 20 cm, de un material semejante al vidrio; y la puerta estaba como “enrollada verticalmente” en uno de los lados. Jan comprobó que aquel extraño objeto volador se componía de una sola estancia y que no tenía ventanas; siendo la única luz en el interior  la que entraba por la puerta. No había muebles en aquel recinto vacío, solamente unos pequeños bancos en las paredes, sujetos por cables en los vértices exteriores. También pudo observar que el techo era semicircular y que a través de mismo había instalado un “tubo negro”. Señalar que cerca de la puerta, en el suelo, los extraterrestres mantenían agrupadas aproximadamente a una docena de aves vivas, grajillas o cuervos, para algún tipo de investigación, se supone.

En un momento dado, los extraterrestres obligaron a Jan Wolski a desnudarse:

“Me dijeron, en lengua de signos, que tenía que desnudarme… Empezaron a examinarme con unos discos que parecían platos. Cuando estaba desnudo comieron algo horriblemente transparente que se parecía al hielo. Entonces uno se colocó cerca de una pared con dos pequeños agujeros perforados sobre ella. Él metió una barrilla negra dentro de los agujeros y les dio vueltas como si estuviera ajustando algo. Lo hizo varias veces.”

Una vez realizado el examen médico, le indicaron que se vistiera. Jan Wolski se situó en la puerta, donde se hallaba la plataforma elevadora y volviéndose hacia los extraterrestres, les saludó inclinando ligeramente la cabeza mientras sujetaba el sombrero en el pecho y aquellos le devolvieron el saludo cortésmente con una genuflexión:

“De todos modos, siempre fueron muy amables conmigo. Querían que me comiera un hielo extraño, pero yo ya quería volver a casa. Me apresuré a bajar unos pocos metros donde estaba mi carreta y yo estaba pensando en cómo pronto llegar a casa y contarle a todos sobre lo que me sucedió”.

La abducción de Jan WolskiJan WolskiJan Wolski llegó a su casa y explicó a sus dos hijos los hechos tan increíbles que le habían ocurrido. También comentó el mismo hecho con sus vecinos, yendo a continuación todos hasta el claro del bosque donde había quedado la nave extraterrestre. Cuando llegaron ya había desaparecido, pero pudieron comprobar que en el suelo estaba lleno de huellas de aquellos seres.

Señalar que hubo otro testigo, un niño de cinco años quien vio pasar sobre el pueblo de Emilcin “un autobús volador” que tenía una escotilla en la parte de abajo del vehículo. Al parecer, cuando aquella nave termino de sobrevolar el pueblo, aceleró, provocando un ruido ensordecedor, muy parecido a las explosiones sónicas de los aviones al rebasar la barrera del sonido. Añadir que algunos habitantes de Emilcin describieron también otro estruendo muy potente proveniente del interior de la tierra.

La abducción de Jan Wolski

Es importante destacar el momento histórico cuando sucedieron estos acontecimientos; por aquel entonces Polonia se encontraba bajo la dominación de la extinta URSS, dentro del Telón de Acero, en un contexto de censura prácticamente absoluta: El testimonio de Jan Wolski narrando su abducción del 10 de mayo de 1978 sirvió como detonante para que al menos de una forma más o menos oficiosa, saltase a la opinión publica de Polonia la realidad de la presencia extraterrestre en la Tierra.

La abducción de Jan Wolski

La abducción de Jan Wolski

Podríamos abstraernos por un momento en la mentalidad de aquel anciano, quien nunca había oído historias de OVNIs ni de extraterrestres; una persona quien nunca veía la televisión ni oía la radio y solamente leía algunos periódicos que le llevaban de vez en cuando sus hijos. Realmente, el enfrentarse a algo inimaginable lo llevó, junto a dos testigos, a convencer al sacerdote de su pueblo y firmar un juramento que decía lo siguiente:

“Juro solemnemente ante Dios, que mi informe sobre el encuentro con los extraterrestres, el 10 de mayo de 1978, es absolutamente cierto. Dios es mi testigo que estoy diciendo la verdad.”

La abducción  de Jan Wolski se ha popularizado de tal modo en Polonia, que en año 2005 se erigió un monumento en Emilcin, lugar donde sucedieron los hechos, conmemorando el encuentro con aquellos seres llegados de otros mundos. El monumento consta de una roca a modo de pequeño monolito y un cubo metálico en la parte superior; también una placa que reza lo siguiente:

“El 10 de mayo de 1978 en Emilcin un objeto OVNI aterrizó. La verdad nos asombrará en el futuro”

La abducción de Jan Wolski

La abducción de Jan Wolski

…………………………………………………………

La abducción de Jan Wolski

La abducción de Jan Wolski

La abducción de Jan Wolski

La abducción de Jan Wolski

La abducción de Jan Wolski

La abducción de Jan Wolski

La abducción de Jan Wolski

La abducción de Jan Wolski

La abducción de Jan Wolski

La abducción de Jan Wolski

La abducción de Jan Wolski

La abducción de Jan Wolski

La abducción de Jan Wolski

La abducción de Jan Wolski

La abducción de Jan Wolski

La abducción de Jan Wolski

 

Content Protection by DMCA.com
Newer Post

COMMENTS

DMCA.com Protection Status