OVNIs | ¿Inteligencia Artificial Extraterrestre? | por José Antonio Caravaca

OVNIs | ¿Inteligencia Artificial Extraterrestre? | por José Antonio Caravaca

El notable investigador norteamericano Rich Reynolds lleva algún tiempo trabajando en una sugerente hipótesis que intenta explicar el Fenómeno OVNI

Investigadores desarrollan un «botón rojo» para interrumpir la inteligencia artificial en caso de peligro
Contactado afirma que nuestra #Luna es artificial y fue traída desde otra galaxia
Inteligencia artificial, elfin de la humanidad?

OVNIs | ¿Inteligencia Artificial Extraterrestre? | por José Antonio Caravaca

El notable investigador norteamericano Rich Reynolds lleva algún tiempo trabajando en una sugerente hipótesis que intenta explicar el Fenómeno OVNI desde un nuevo punto de vista, algo alejado de la clásica teoría Extraterrestre. Para Reynolds los OVNIs podrían ser, en realidad, sondas espaciales de reconocimiento , dirigidas por maquinas inteligentes (Inteligencia Artificial) que rastrean el Universo en busca de vida, por diferentes motivos y razones. Como dice el ufólogo norteamericano en sus escritos: propongo la posibilidad de que máquinas inteligentes son los tripulantes de los OVNIs o son, en si mismo, los propios OVNIs”. Sobre su origen Reynolds, asevera que podrían proceder de “otra dimensión, un universo paralelo, desde el futuro (o pasado), o de civilizaciones extraterrestres avanzadas de la galaxia o del mismo universo”. Rich Reynolds se basa en los trabajos teóricos del matemático hungaro Von Neumann, que se planteaba, que en un futuro próximo sería factible que una máquina fuese capaz de fabricar otra máquina más compleja que ella misma. Alan Lazalde, experto en inteligencia artificial, lo explicaba en un reporte:“Consideremos que las máquinas normales solo construyen máquinas más simples que sí mismas. Por ejemplo, los robots de líneas de producción industrial, que son mucho más complejos que los artefactos que producen en serie. Ciertamente nosotros, seres humanos, aún no hemos logrado concebir seres más complejos que nosotros mismos. Sin embargo, la evolución sugiere que los organismos vivos pueden dar nacimiento a formas de vida más complejas. Una máquina auto-reproducible debería poder evadir su degeneración hacia formas más simples. Ahora bien, imaginemos esa máquina acompañada de unas gotas de caos, propensa a mutaciones, y que eventualmente genere una o más máquinas más complejas… Entonces comienza la magia de la vida artificial”.

OVNIs | ¿Inteligencia Artificial Extraterrestre? | por José Antonio Caravaca
Rich Reynolds piensa que los OVNIs podrían ser sofisticadas sondas espaciales extraterrestres controladas por “superinteligencias” surgidas de la Inteligencia artificial.

Para Reynolds, los OVNIs serían una prueba de que la inteligencia artificial ha sido creada o gestada de forma artificial, en algún lugar del universo y se ha desarrollado como una civilización propia con sus propios intereses y motivaciones. Siguiendo estas premisas, Rich Reynolds teorizó lo siguiente: “Podría una civilización extraterrestre, de millones de años de antigüedad haber creado una serie de máquinas inteligentes que se han enviado al espacio exterior en un proyecto para explorar el Universo en busca de vida inteligente”. ¿Podrían estos ordenadores con “superinteligencia” ser los responsables del fenómeno OVNI?…

Para llegar a estas conjeturas, Reynolds recurre a la propuesta científica de las sondas espaciales capaces de “autorreplicarse” para continuar, indefinidamente, con su misión espacial casi hasta el infinito. El experto en IA George Dvorsky indicaba que: “La hipotética sonda de autorreplicación (Self-Replicating Probe – SRP) es una idea que ha estado presente desde 1940. Ideado por el brillante matemático John von Neumann (que es por eso que también se llaman sondas Von Neumann), es un sistema no biológico que puede replicarse a sí mismo. Von Neumann no estaba pensando en la exploración espacial y la colonización en el momento, pero otros pensadores, como Freeman Dyson, Eric Drexler, y Robert Freitas, desde entonces han ampliado su idea a exactamente eso. Una vez lanzado al espacio, una SRP podría viajar a un sistema estelar vecino, y a través de la aplicación de la robótica, ensamblaje molecular e inteligencia artificial (IA), buscaría recursos para construir una réplica exacta de sí mismo. Realmente, lo único que tendría que hacer es encontrar un asteroide con los componentes materiales adecuados. Y en base a la sofisticación o el propósito de la sonda, se podrían establecer colonias en planetas adecuados (ya sea por el desove de organismos biológicos o robots imbuidos ya sea de IA o mentes incorporadas). Más simplemente, una SRP podría generar sondas de comunicación Bracewell que podrían hacer contacto con una residente (o futura) civilización alienígena. Una vez que termina la misión, desovaría versiones hija de sí misma, que se enviarían hacia el sistema estelar más cercano. Y de hecho, el poder de la SRP reside en su capacidad para replicar a un ritmo exponencial. La tasa inicial de exploración sería lenta, pero después de la producción potencial de millones y millones de descendientes, la tasa de expansión se incrementaría en un orden de magnitud. Así que, incluso a una velocidad de alrededor de una décima parte de la velocidad de la luz, estas sondas podrían cubrir una gran cantidad de territorio en un período relativamente corto de tiempo a partir de una perspectiva cosmológica”.

OVNIs | ¿Inteligencia Artificial Extraterrestre? | por José Antonio Caravaca

Un ejemplo de encuentro cercano con OVNIs, que según Reynolds, se ajustaría a sus tesis. La mañana del 5 de noviembre de 1979, el ingeniero forestal Robert Taylor de 61 años, a bordo de su camioneta del Departamento Forestal, se disponía inspeccionar unos árboles, que se hallaban al norte de la ciudad de Livingston (Escocia), cerca de la autopista M8. Sobre las 10:15 horas, en compañía de su perro, andaba por el sendero, a unos 100 metros de la carretera, cuando observó un extraño objeto circular de unos 6 metros de diámetro que flotaba en el aire. Era de color gris apagado, aunque en algunas partes parecía transparente. Tenía ventanillas circulares, y alrededor de su eje central, poseía un borde que lo rodeaba a modo de anillo, del que surgían varias “varillas” verticales, acabadas en hélices que no giraban. El objeto no hacía ningún ruido. En esos momento, antes de que pudiera reaccionar, por la parte inferior de aquel artefacto, surgieron dos esferas, de unos 90 centímetros de diámetro, con apéndices, que giraban apoyadas en estos salientes, en dirección al aterrorizado testigo. Uno de los objetos le agarró, con sus apéndices por los pantalones, y al parecer, quería conducirlo hasta la gran esfera. En ese mismo instante, Taylor notó un fuerte olor irritante, mientras era arrastrado por el suelo. Entonces perdió el conocimiento. Cuando Taylor recuperó la conciencia, todos los extraños artefactos habían desaparecido de la zona. No podía articular palabra y no podía andar. Tras mucho esfuerzo llegó hasta la camioneta y condujo hasta su casa. En sus pantalones quedaron visibles marcas de lo acontecido aquella mañana.

Pero ¿qué ocurriría si en ese proceso de “autorreplicación” se hubiese gestado, de forma espontanea, la Inteligencia Artificial”?. Las Sondas que habrían viajado durante decenas o centenares de años por el vasto espacio, con una misión primordial encomendada por sus creadores, podrían tomar, ahora, sus propias decisiones y acometer sus propias “misiones” y objetivos. De esta forma, su tipo de “inteligencia” podría ser radicalmente diferente a nuestro concepto de inteligencia, y, por tanto, no podemos preguntar ¿los contactos con estas formas de vida artificial podrían arrojar unas paradójicas experiencias tan extrañas y singulares como las reportadas por los testigos OVNIs?… ¿Quién sabe?

Misterios y Conspiraciones

Content Protection by DMCA.com

COMMENTS

DMCA.com Protection Status