DMCA.com Protection Status

PETER HURKOS, DETECTIVE PSÍQUICO…

PETER HURKOS, DETECTIVE PSÍQUICO…

PETER HURKOS, DETECTIVE PSÍQUICO... Peter Hurkos nació en Holanda en 1911 y, a diferencia de la mayoría de  detectives psíquicos y sens

Descubren en la Amazonia un ‘océano’ subterráneo de agua dulce
NORAD investiga OVNIs, de acuerdo a memorandos ‘desclasificados’
¿Existió otra humanidad antes de la nuestra?

PETER HURKOS, DETECTIVE PSÍQUICO…


Borrador automático

Peter Hurkos nació en Holanda en 1911 y, a diferencia de la mayoría de  detectives psíquicos y sensitivos en general, no mostró unas  especiales capacidades paranormales en su infancia.

Solo en 1941, cuando sufre un fuerte traumatismo craneoencefálico al caerse desde un cuarto piso mientras pintaba un edificio de La Haya, comienza a protagonizar extrañas percepciones extrasensoriales.

En realidad su cerebro sufrió daños irreparables en algunas áreas, por ejemplo, limitando enormemente su capacidad de concentración.
Pero ello no le impide expresar sus capacidades paranormales, que comenzaron a manifestarse sólo cuatro días después del accidente.
Hurkos colaboró con las policías de todo el mundo, obteniendo su éxito más notable en 1951, cuando Scotland Yard acude a él para que les ayude a localizar la Piedra de la Coronación escocesa o “Piedra del Destino”, Que había sido hurtada en la Abadía de Westminster. La Piedra de la coronación es uno de los símbolos fundamentales de la mitología británica, lo que añade un valor intrínseco al que ya tiene como joya. Desde el siglo XIII, la “Piedra del Destino” se coloca bajo el sillón de la Coronación en la citada Abadía, sobre la cual se sentaban los sucesivos reyes de Inglaterra el día que eran nombrados soberanos. Lo sorprendente es que, con su colaboración, la pieza fue recuperada. Los agentes de Scotland Yard descubrieron gracias a Hurkos la palanca que los ladrones habían utilizado para mover una piedra de 250 kilos de peso de su zócalo. Además, y este es el detalle más interesante del caso, Hurkos realizó un retrato-robot de los autores del robo, que fue publicado en todos los periódicos británicos.

Esto hizo que los ladrones devolviesen la joya, aterrorizados por el presunto parecido de los dibujos con sus rostros reales.En otras palabras, por temor a los presuntos poderes psiquicos del vidente,
confesaron. Un dato a tener en cuenta…

En 1958 fue la policía de Miami la que “certificó” la utilidad de Hurkos como “detective psíquico” al informar al Jefe del Departamento de Homicidios de la Policía de Miami, Tom Lipe, sobre el tatuaje, el nombre de pila y el pasado como marino, del autor de un asesinato sobre el que los policias carecían de toda pista.

Lipe no tuvo ningún pudor en dedarar: “Supongo que algunos pensarán que estamos locos por aceptar la ayuda de un vidente… No sé como lo hace Hurkos. Solo les puedo contar lo que he visto y
es sorprendente…”

Con esas referencias no es extraño que el Fiscal General de Boston (USA) acudiese a Peter Hurkos, en 1961, para pedir su colaboración en la búsqueda de uno de los asesinos en serie más célebre de la Historia:

El estrangulador de Boston. Para cuando Hurkos se unió a la policía, “el estrangulador” ya se había cobrado 11 de sus 13 víctimas, todas ellas mujeres.

La policía entregó al “detective psíquico” las medias y pañuelos -con doble nudo- que “El estrangulador” utilizaba para asesinar a sus víctimas, con las que llegaba a acostarse toda la noche para “impregnarse de su energía”. Además facilitaron a Hurkos más de 300 fotografías de las víctimas y el lugar de los crímenes.

En honor a la verdad debemos reoonocer que “el hombre del cerebro-radar” consiguó sorprender a los agentes, al facilitar datos concretos sobre algunos de los crímenes, que no se habían filtrado a la prensa
ni -teóricamente- Hurkos podía conocer. De hecho Hurkos tocaba las fotografías por el reverso, y era capaz de describir las escenas que recogían sin verlas. Más aún, llegó a identificar una foto que no tenía relación con el caso, y que la policía había colocado entre las demás para sondear la autenticidad o falsedad de sus poderes. 
Así que, tras ganarse la confianza de los investigadores, no les faltó tiempo paraBorrador automático proceder a una detención cuando el vidente apuntó a un fetichista, Thomas O’Brian, como el presunto
homicida múltiple… No deja de ser interesante, desde el punto de vista criminológico, que la policía se decida a ejecutar una detención, basada en el testimonio de un vidente…

Esto es relativamente compresible si analizamos en detalle el informe de Hurkos sobre O´Brian (en realidad un nombre falso facilitado por la policía para proteger la identidad del detenido). Es cierto que los datos
aportados por Hurkos sobre Thomas O’Brian resultaron absolutamente precisos. Lamentablemente no se trataba del asesino.

Al menos no para la policía de Boston. Es justo reconocer que las sesiones psíquicas de Hurkos aportaron
detalles sumamente precisos sobre las víctimas, y las circunstancias de sus homicidios, pero no fueron lo suficientemente precisas como para llegar hasta Albert DeSalvo, condenado por todos los asesinatos y que, por cierto, fue condenado a cadena perpetua, a pesar de habérsele diagnosticado oomo un caso ejemplar de “Personalidad Múltiple”.

Hurkos mantuvo siempre que DeSalvo era inocente, y que el verdadero estrangulador era Thomas O’Brian, que había sido ingresado -voluntariamente- en el mismo hospital psiquiátrico que DeSalvo

Content Protection by DMCA.com

COMMENTS