SERES MITOLÓGICOS VOLADORES

SERES MITOLÓGICOS VOLADORES

ARPÍAS O HARPÍAS Una arpía es un desagradable y horrible ser, en parte mujer y en parte buitre. La parte inferior de su cuerpo y las alas so

La leyenda de Brodka, la bruja polaca que se convirtió en “vampira”
Naga
La casa embrujada de Borgvattnet.

ARPÍAS O HARPÍAS

SERES MITOLÓGICOS VOLADORES

Una arpía es un desagradable y horrible ser, en parte mujer y en parte buitre.

La parte inferior de su cuerpo y las alas son de buitre, y el torso y la cara de mujer, en concreto de una bruja. Su pelo es grueso, duro y enmarañado, como un estropajo, y tiene los dientes podridos. No suelen llevar ropas y siempre están envueltas en un fétido olor. Son seres tan sucios que infectan a otros seres al atacarles con sus garras.

Su lenguaje se basa en una especie de gritos y cacareos muy desagradables. Sin embargo, las arpías pueden entonar, con bastante gracia, un canto mágico capaz de hechizar a quien lo escuche, sobre todo a humanos y semi-humanos. Esta canción la usan cuando se ven atrapadas o cuando quieren atraer a viajeros ocasionales hasta su guarida.

Se deleitan molestando a otros seres y animales, sin embargo, son bastante cobardes, sobre todo si se encuentran solas, por lo que suelen huir con frecuencia. A pesar de ello, son muy vengativas y pueden seguir a un enemigo durante kilómetros.

Sus guaridas están situadas en la línea de la costa y son, frecuentemente, cuevas un poco profundas y tan sucias que ningún animal se atreve a acercarse. En ellas guardan algunos tesoros que se mezclan con toda la suciedad. Estas guaridas albergan a unas diez o doce arpías. Las arpías pueden colaborar esporádicamente con humanos ejerciendo de espías.

En la mitología griega, las Harpías o Arpías eran hermosas mujeres aladas conocidas principalmente por robar constantemente la comida de Fineo antes de que éste pudiera comerla, haciendo cumplir así un castigo impuesto por Zeus. Esto las llevó a pelear con los Argonautas. En tradiciones posteriores fueron transformadas en genios maléficos alados de afiladas garras, que es como se les conoce popularmente.

Las Harpías eran hijas de Electra y Taumante y hermanas de Iris. Hesíodo las describía en su Teogonía como criaturas de «adorables cabellos».

Fineo, un rey de Tracia, tenía el don de la profecía. Zeus, furioso con él por haber revelado secretos de los dioses del Olimpo contra la voluntad de éstos, le castigó confinándole en una isla con un festín del que no podía comer nada, pues las Harpías siempre robaban la comida de sus manos justo antes de que pudiera tomarla.

Este castigo se prolongó hasta la llegada de Jasón y los argonautas, que enviaron a los héroes alados, los Boréadas, Calais y Zetes, tras las Harpías. Éstos lograron espantarlas, pero no las mataron a petición de Iris, quien prometió que Fineo no volvería a ser molestado por ellas. Agradecido por su ayuda, Fineo contó a los Argonautas cómo superar las Simplégades para poder continuar su periplo.

La versión básica de este mito, a medida que fue contada una y otra vez, añadió nuevos detalles: a saber, que las Harpías no robaban la comida sino que la ensuciaban con sus excrementos, haciéndola incomible. Pronto fueron vistas como difusoras de suciedad y enfermedad, adquiriendo también su más famosa apariencia monstruosa.

Con esta forma fueron agentes del castigo, que raptaban a la gente y la torturaban de camino al Tártaro. Eran despiadadas, crueles y violentas y vivían en las islas Estrófades. Solían ser vistas como personificaciones de la naturaleza destructiva del viento.

Según Hesíodo, las Harpías eran originalmente dos: Aelo (‘viento tempestuoso’, a veces llamada Nicótoe) y Ocípete (‘vuelo rápido’). Posteriormente los romanos añadieron a Celeno (‘la oscura’), considerada la más malvada de todas. Homero nombra en la Ilíada una llamada Podarge (‘pies veloces’), madre, tras unirse con el viento Céfiro, de Janto y Balio, caballos de Aquiles. También se hace a las arpías madres de Flógeo y Hárpago, caballos de los Dioscuros (Cástor y Pólux).

Eneas encontró a las Harpías en las Estrófades cuando éstas robaron repetidamente el banquete que los troyanos estaban preparando. Celeno los maldijo, diciendo que los troyanos estarían tan hambrientos que se comerían sus mesas antes de que el día terminase. Los troyanos huyeron asustados.

DRAGÓN

SERES MITOLÓGICOS VOLADORES

Los dragones son inmensos reptiles alados pertenecientes a una de las razas más antiguas que existe en la mitología.

Son famosos por su enorme figura, de unos treinta metros, y por sus cualidades mágicas.

Los dragones se pueden clasificar según el color de sus escamas. Dentro de cada especie de dragón hay categorías que se basan en la edad. El poder de un dragón va en aumento con los años, de manera que los dragones adultos son, posiblemente, las criaturas más poderosas dentro del mundo mitológico.

Son seres independientes que rara vez viven en comunidad. Prefieren tener su propia guarida, generalmente una cueva grande, donde guardar sus pertenencias y preciados tesoros. Para un dragón, su tesoro es algo muy valioso; hace su cama con montañas de joyas y monedas y se deleita mirándolas.

Su piel es escamosa y con los años se va haciendo más dura. Además, suele tener gemas engarzadas entre las escamas que desvían las flechas. Por esta razón, se piensa que los dragones adultos son inmunes a los proyectiles.

La inteligencia de un dragón es variable, puede ir desde la de un astuto animal hasta la de un ser inteligente como pocos. Independiente de su inteligencia, un dragón es un ser con los sentidos muy agudos, por lo que puede detectar incluso a seres invisibles. Además, un dragón tiene clariaudiencia natural en su guarida y escucha hasta el mínimo sonido dentro de ella.

Los dragones se caracterizan por su ataque a través del aliento. Cada dragón, dependiendo de sus características, atacará con un aliento distinto, ya sea fuego, ácido, un cono de hielo, gas, rayo eléctrico, etc. También ataca con las garras, con los enormes colmillos, pateando, azotando con las alas y con golpes de cola.

El vuelo del dragón es muy ágil a pesar de su gran tamaño. Es característico su vuelo en rizo, al igual que el circular, para lanzarse después en picado.

Un dragón es un ser mágico que tiene capacidad de lanzar conjuros. Estos conjuros son adquiridos durante los años, de ahí que un dragón adulto sea más poderoso mágicamente que uno joven. Los conjuros los lanzan innatamente, sin necesidad de libros ni objetos mágicos.

Durante los años se han definido dos grupos principales entre los dragones; los buenos y los malvados. Normalmente, no interactúan entre ellos ya que estas dos subespecies llevan separadas muchísimos años.

Dragones benévolos

Dragón Dorado

SERES MITOLÓGICOS VOLADORES

Esta raza se caracteriza por sus escamas de color dorado y por su longevidad. Se trata de la raza de dragones más poderosa y también de una de las más inteligentes y sabias. Defensores de la justicia por naturaleza, estos dragones han estado presentes en leyendas e historias, sin embargo, fueron exterminados por los Sombras Infernales, otra raza. Encontrar un dragón dorado actualmente es casi imposible.

Habilidades

Aliento de fuego: Una habilidad muy común entre la mayoría de razas que consiste en lanzar una ráfaga de fuego por la boca.

Viento divino: Un potente rugido que arrasa todo a su paso.

Curación: Exhalando su aliento los dragones que poseen esta habilidad pueden curar heridas.

Fuego Griego: Una mejora del Aliento de Fuego se trata de un fuego más caliente y que no se puede apagar con agua.

Dragón Plateado

SERES MITOLÓGICOS VOLADORES

Son los dragones qué más quieren y protegen a los humanos, pues se han mezclado mucho tiempo ya con ellos. Los más famosos reptiles de este color son Silvara, que vino bajo la identidad de una doncella elfa de la tribu de los Kalanesti, y su hermana Gwyneth, la mujer-dragón que cautivó el corazón del caballero Huma.

Estos dragones tienen unas brillantes escamas plateadas, se dice que son parientes lejanos de los dragones dorados y se diferencian de ellos en que son más rápidos aunque un poco impulsivos. Son orgullosos por lo que no se aconseja insultarlos.

Habilidades

Aliento de fuego: Una habilidad muy común entre la mayoría de razas que consiste en lanzar una ráfaga de fuego por la boca.

Grito de guerra: Si un dragón posee esta habilidad podrá lanzar un chillido agudo para distraer a su oponente o incluso aturdirlo.

Velocidad: Un dragón que posea esta habilidad será más rápido que otro de su misma raza que no la tenga.

Dragón Broncíneo

SERES MITOLÓGICOS VOLADORES

Este dragón posee unas preciosas escamas muy brillantes, de color bronce, y su tamaño es más que considerable. Suele habitar cerca de lagos y mares. Amigos de las sirenas.

Habitan en climas tropicales y lugares de mucha humedad, como los lagos.

Son amistosos con los humanos y semi humanos, y les gusta observarlos en su rutina. Para ello, se transforman en un animal pequeño, ya que tienen la capacidad de poli morfizarse.

Su aliento tiene dos formas; la de rayo eléctrico y la de nube de gas de repulsión. Además, los dragones broncíneos pueden lanzar conjuros para crear muros de niebla y controlar el clima.

Aunque sus guaridas son secas, están situadas cerca de pequeños mares, lagos y ríos. Son excelentes nadadores y les encanta bucear para buscar perlas y tesoros. Se muestran amistosos con otros seres marinos como sirenas, delfines y elfos de mar, aunque no lo son tanto con los piratas. De hecho, los dragones broncíneos destrozan barcos piratas en cuanto tienen oportunidad.

Dragón Ocre

SERES MITOLÓGICOS VOLADORES

Estos dragones son propios de climas muy cálidos, como desiertos y llanuras, y son inmunes al calor y al fuego.

Sus escamas son de un color ocre oscuro durante su juventud y con los años se hacen más claras hasta que llegan a ser del mismo color que la arena del desierto. Su aliento puede ser un cono de gas de sueño o una nube de calor. El calor es tan fuerte que puede ser ampollan te. Sus conjuros son capaces de crear o destruir agua, controlar la temperatura, controlar los vientos e, incluso, invocar a un djinn.

Dragon Cobrizo

SERES MITOLÓGICOS VOLADORES

Viven en lugares rocosos. Aunque son benévolos, son unos dragones demasiado ambiciosos. Poseen dos tipos de bocanadas: la primera es un potente ácido y con la segunda pueden detener los movimientos del enemigo volviéndolos más lentos

Dragones Malvados

Dragón Rojo

SERES MITOLÓGICOS VOLADORES

Los dragones rojos solían vivir cerca de los volcanes o en lugares muy calurosos. Normalmente, los dragones rojos no atacaban si no eran provocados, pero cuando lo hacían eran realmente agresivos, aunque no llegaban a ser tan desalmados como los dragones negros. Las llamaradas que lanzaban, eran grandes, ya que podían doblar a su cuerpo.

Dragon Negro

SERES MITOLÓGICOS VOLADORES

Normalmente, eran encontrados en pantanos, aunque había algunos que solían habitar guaridas debajo del suelo. Despiadados por naturaleza, devastaban todo a su paso, pero sólo atacaban si con el ataque podían sacar algo para su beneficio. Usaban un ataque poderoso que cubría los cielos de obscuridad, momento en el que podían pasar inadvertidos y atacar.

Dragón Azul/Hielo

SERES MITOLÓGICOS VOLADORES

A los dragones azules también se les llamaba dragones de hielo, pues habitaban en zonas sumamente frías. Estos dragones eran pacíficos y tenían una piel muy gruesa, piel que los protegía de cualquier ataque de enemigo, incluso los dragones negros dudaban antes de tomar la iniciativa de atacar a uno de estos dragones.

Dragón Verde

SERES MITOLÓGICOS VOLADORES

Los dragones verdes, eran una raza extraña. Algunos dragones verdes eran muy pacíficos mientras que otros eran muy agresivos. Ellos habitaban en los bosques frondosos o en cuevas demasiado obscuras. No eran una raza fuerte, pero eran veloces e inteligentes. Atacaban cuando se sentían en peligro y cada uno de ellos portaba unas garras muy afiladas.

Dragon Blanco

SERES MITOLÓGICOS VOLADORES

Pertenecen a la clasificación de “Dragones Malignos” y son los más pequeños de las especies de dragón. Estos dragones se adaptaron a las zonas frías y prácticamente no viven en otro lugar. Lanzan cubos de hielo donde encierran a sus enemigos.

OTROS DRAGONES

Neo dragón

SERES MITOLÓGICOS VOLADORES

Son muy poco comunes, extremadamente raros. Su aspecto varía, algunos cuentan con 4 patas delanteras y dos traseras, 4 ojos e incluso 6 paras de alas inmensas y fibrosas. No tienen escamas, su piel es lisa y sus alas están hechas de pluma y pelaje. No se puede decir mucho de estos dragones, ya que sus cambios en aspecto de unos a otros son tales, tanto en color, tamaño y cuerpo que lo más probable es que no existan dos parecidos, lo más mínimo. Sus pulmones están capacitados para volar a alturas inalcanzables sin problemas, sin temerle a la presión. Su apariencia es hermosa a la par de temible, y la gente prefiere evitarlos a toda costa. Su elemento base es Viento, y su debilidad depende del otro elemento que se les haya asignado.

Dragón Europeo

SERES MITOLÓGICOS VOLADORES

Es el más común. Tienen como base Viento y Piro, pero en ocasiones se da el caso de que su elemento pasa a ser “Hielo”, un elemento poco común. Cuando eso sucede los dragones tienen escamas blanquecinas, y se les denomina “dragones nórdicos” o “de las nieves”.

El concepto moderno del dragón europeo es de una criatura capaz de expulsar fuego, alado, grande, cuatro patas, y con cuernos. Muchas historias modernas representan a los dragones como seres extremadamente inteligentes, capaces de hablar y, algunas veces, asociados con grandes magias y hechizos. La sangre de los dragones son fuentes de propiedades místicas: por ejemplo, al legendario Siegfried le permitió entender el lenguaje de las aves; a otro héroe, la sangre del dragón en su cuerpo le creó una armadura natural impenetrable. Así mismo, los dragones europeos clásicos protegen una caverna llena de oro y tesoros; por lo general siempre hay un caballero de un reino que intenta eliminar a la bestia, y salvar una princesa.

Es el más común. Tienen como base Viento y Piro, pero en ocasiones se da el caso de que su elemento pasa a ser “Hielo”, un elemento poco común. Cuando eso sucede los dragones tienen escamas blanquecinas, y se les denomina “dragones nórdicos” o “de las nieves”.

Dragón Asiático

SERES MITOLÓGICOS VOLADORES

Los dragones del este son comúnmente símbolos de la buena suerte o salud en algunas partes de Asia, y también son adorados a veces. Los dragones asiáticos se consideran como reguladores míticos del tiempo, específicamente lluvia y agua.

Este dragón es una mezcla de muchos animales. Una cabeza de un caballo o un camello, oídos de buey, el cuello o el cuerpo de una serpiente, escamas de pescado, pies de tigre, y garras de águila. Los dragones comunes tienen de tres a cuatro garras, donde el dragón imperial tiene cinco. Los dragones del este pueden volverse a voluntad, invisibles o visibles. Este dragón suspende generalmente una perla alrededor de su cuello, simbolizando el sol y llevando a cabo la energía del dragón. En el este, si uno encuentra un dragón recibe un regalo en comparación con muerte. El dragón es un compañero y maestro.

El dragón del este se encuentra en muchos lugares dependiendo de su naturaleza. El dragón subterráneo es encargado del tesoro guarda el metal precioso y las joyas encontradas que fueron enterraron profundamente dentro de la tierra. El dragón terrestre o señor del río regula y mantiene los manantiales, alterando sus cursos según lo necesite. Los dragones divinos o señores del tiempo forman las nubes, el viento, y la lluvia. Finalmente, el dragón celestial protege los cielos y los hogares de los dioses.

Al contrario de la mayoría de los tipos de dragones, los del Este no tienen alas (de hecho, los dragones del Ying-Lung eran los únicos que poseían alas.) ¿Cómo lograban volar entonces estos dragones? Bien, la gente del Este veía a los dragones como seres mágicos, por lo tanto su vuelo era “por Magia”.

La mayoría de los dragones del Este podían transformarse. Podían tomar la forma de diversas criaturas, tales como bestias u hombres. Para cuando hacían esto, eran siempre los más hermosos y bondadosos de toda la especie.

Dragones mesoamericanos

(Aquí no se hablaba de dragones, pero sí de serpientes gigantes)

SERES MITOLÓGICOS VOLADORES

Eran semejantes a los orientales, con cuerpos de larga serpiente y con pequeñas alas (normalmente tenían plumas de pájaro en todo su cuerpo), son particulares ya que pueden volar pero no escupir fuego. Normalmente eran ayudantes de los dioses (por ejemplo, Tlaloc montaba una serpiente de viento para subir al cielo y provocar la lluvia). Había de varios tipos, desempeñando varias funciones de la naturaleza.

Dragones nativos americanos

SERES MITOLÓGICOS VOLADORES

En las mitologías de los nativos, los dragones son fuerzas de la naturaleza, por ejemplo, se decía que con sus alas producían los relámpagos y las ventiscas. También había dragones que Vivian en cuevas y comían carne humana. Eran vulnerables a las flechas y dardos envenenados y también vivían en lugares cercanos al agua.

Dragones famosos en la cultura popular

SERES MITOLÓGICOS VOLADORESSERES MITOLÓGICOS VOLADORES

SERES MITOLÓGICOS VOLADORESSERES MITOLÓGICOS VOLADORES

Los dragones son tan ricos para la imaginación, que alrededor de todo el mundo se siguen haciendo historias de ellos en todo el mundo, ya sea en canciones, series, películas, videojuegos, etcétera. Algunos ejemplos son Smaug en “El Hobbit”, Sheng Long en “Dragon Ball”, Drogon en “Game of Thrones”, Fújur en “La historia interminable”, Mushu en ‘Mulan’, Draco en ‘Corazón de Dragón’, Dragona en “Shrek” etc…..

Dragones Marinos

SERES MITOLÓGICOS VOLADORES

No cuentan con alas y en ocasiones sin patas traseras, son dragones sin probabilidad alguna de escupir fuego. Cuerpo largo y resbaladizo como el de una serpiente marina cubiertos enteros de escamas generalmente azuladas y verdes perfectas para el camuflaje. El más famoso de la especie es el Leviatán, la mayor serpiente marina que se logró con la fama de crear tsunamis sin ninguna dificultad. Son de carácter frío y cauteloso, muy inteligente y rápido en el agua. Aguantan la respiración largos tiempos. En tierra son menos hábiles, pero no por ello torpes.

Su elemento base es Agua, aunque pueden controlar Hielo también. Débiles a Planta y Tierra.

Dragones de Latón

SERES MITOLÓGICOS VOLADORES

Viven en zonas arenosas. Son muy escandalosos y aparatosos y tienden mucho al egoísmo. Hablan hasta por los codos y viajan con los aventureros sólo por el hecho de escucharlos

hablar. Sus bocanadas pueden provocar sueño, miedo o ambos y son dragones que dominan la magia.

Dragón de Montaña

SERES MITOLÓGICOS VOLADORES

El dragón de la montaña se conoce como tal porque en tiempos medievales habitaba mayoritariamente las montañas y otros lugares remotos. Sin embargo, su nombre no es muy apropiado.

 Dragón Mestizo

SERES MITOLÓGICOS VOLADORES

No son una raza en sí, no se les considera “sangre pura” ya que son la unión de dos especies de dragones diferentes. Según las dos especies unidas, el dragón que nazca será una combinación del padre y la madre. Como por ejemplo, la mezcla más usual es la de dragón europeo y marino. Podría decirse que son las mantícoras de su raza. Cuerpo de dragón europeo pero alas y plumaje de dragón mesoamericano, patas traseras de dragón marsupial pero alas de dragón africano.

Dragón Marsupial

SERES MITOLÓGICOS VOLADORES

Especie no muy común, solo residen en Australia. Sus patas traseras tienen una fuerza y agilidad impecables, su aspecto es muy parecido al de un canguro, solo usa sus patas delanteras a la hora de apoyarse o descansar, ya que son mucho menores y no pueden usarlas demasiado. Su cola es fuerte aunque flexible a la vez, y su mayor arma. No es aconsejable atacarles cuando están de espaldas. Tienen unas pequeñas orejas y cuernos en la cabeza. Son completamente aerodinámicos, y mayoritariamente son alegres e hiperactivos. Su elemento base es Piro y Tierra y son débiles a Viento.

Dragón Lindworm 

SERES MITOLÓGICOS VOLADORES

Un lindworm (llamado lindorm en Escandinavia y Lindwurm en Alemania); consiste en dos palabras germánicas que significan la “serpiente que entrampa”  es una gran serpiente-dragón de la mitología y del folklore europeos. Las leyendas divulgan que poseía dos o ninguna piernas. En el folklore nórdico y germánico, el lindworm es similar al wyvern, aunque carecía de alas. Los Lindworms eran supuestamente muy largos y comían ganado y cuerpos, invadían abadías y comían a los muertos de los cementerios.

Dragon Jaculus o Amphitere

SERES MITOLÓGICOS VOLADORES

También conocido como Amphitere, es una serpiente o un dragón con alas pequeñas sin piernas. Similar a su pariente americano más pequeño el coatl de la mitología azteca. Se dice que habitaba en enjambres en los árboles de franquincienso u Olíbano en Arabia. Cuando los árabes vinieran coger las especias valiosas, el jaculus solía atacarlos. El jaculus tenía una cola que terminaba en una punta de flecha aguda, como algunos dragones. El Amphiptère caía con gran velocidad desde los árboles usando su cola como una jabalina, perforando, de esta forma cazaba a sus presas en el bosque. Este tipo de dragones se divisó en la espesura africana, en el mediano este y hasta las islas Británicas

Dragon Lung 

SERES MITOLÓGICOS VOLADORES

Lung es el término utilizado por los chinos para nombrar a la gran variedad de dragones que poseen. Existen nueve tipos de dragones chinos Imperiales (nueve porque es el número de la suerte): el dragón de cuernos Qiu Lung, el dragón celestial Tian Lung, el dragón espiritual Sheng Lung que controla las lluvias el viento y las inundaciones, el dragón terrenal Ti-Lung, el dragón de tesoros ocultos Fucan Lung, el dragon acuático Wang-Lung, el dragón que arrolla Pan Lung, el dragón amarillo Huang Lung, y el rey dragón Ying Lung.

Los dragones imperiales poseen cinco garras mientras que los koreanos tienen cuatro y los japoneses tienen tres. Según la leyenda establece, los dragones se originaron en China y cuando más lejos viajaban más garras perdían hasta el punto de no poder continuar el viaje.

Dragon Ryū

SERES MITOLÓGICOS VOLADORES

El ryū conocido como Tatsu es oriundo de Japón. Es un ser grande y fantástico, serpententino, y es similar al dragón lung chino y el yong coreano. Se diferencia de los demás dragones porque solo tiene tres dedos en cada pata. Se representa sin alas, cubierto de escamas, con piernas cortas y cuernos. Se asocia generalmente con las aguas de la superficie, las nubes o los cielos. Existen 6 tipos de dragones Japoneses, ellos son:

Sui-Riu, es el Dragón-Rey japonés. Estaba a cargo de toda la lluvia, y lo conocían a veces como “el dragón de la lluvia”.

Han-Riu, es un dragón japonés rayado. Aunque tiene alrededor de cuarenta pies de largo, este dragón nunca puede alcanzar el cielo.

Ri-Riu, un dragón bastante desconocido, tiene una vista excepcional (en comparación con otros dragones, por supuesto).

Ka-Riu, era uno de los dragones más pequeños, siendo que el dragón tenía solamente siete pies de largo. Es dicho, sin embargo, que Ka-Riu era ardientemente rojo.

Fuku Riu es un dragón de buena suerte.

Hai-riyo es un “Dragón-Pájaro” japonés. Este era la forma “desarrollada” de un dragón.

Dragón Amphisbaena

SERES MITOLÓGICOS VOLADORES

Amphisbaena, es una palabra griega proveniente del termino amphis, que significa “ambas maneras”, y el termino bainein, significando “para ir”, también llamada la madre de hormigas, es una serpiente come hormigas con una cabeza en cada extremo. De acuerdo a la mitología griega, la amphisbaena surgió de la sangre que goteó de la cabeza de la medusa mientras que Perseo marchó sobre el desierto libio con ella en su mano. Tempranamente se describe a la amphisbaena como una criatura venenosa, con dos cabezas y cuerpo serpentino. Sin embargo, los dibujos medievales la figuran con dos o más pies escamados, particularmente pies del pollo y alas emplumadas. Algunos incluso la representan con cuernos, y similar a un dragón con una cabeza de serpiente en su cola y oídos pequeños, redondos. Mientras que otros afirman que ambos “cuellos” son de tamaño igual y no se puede determinarse cuál es la cabeza posterior. Muchas descripciones del amphisbaena dicen que sus ojos brillan intensamente como velas o relámpago.

Las cabezas de las amphibaena tienen dos mentes separadas, y pueden separarse en dos mitades así como unirse nuevamente en un solo cuerpo.

Dragón Amphitere 

SERES MITOLÓGICOS VOLADORES

Es un término aplicado generalmente a los dragones o serpientes emplumados. Las variedades de esta criatura generalmente no poseían piernas, solo un par de alas. Los Amphiteres tenían reputación de poseer gran sabiduría o conocimiento, así como una cierta forma de energía consecuentemente. Muchos también se suponían guardianes de tesoros. Al igual que en la mitología draconiana, se le atribuían cualidades especiales a las partes del cuerpo. Uno de éstas era los ojos, que generaban efectos hipnóticos en cualquier persona. El Amphithere es el único tipo de dragón americano, teniendo solamente sus alas como miembros. Se distribuye por todo el continente y existen tres sub-especies: la norteña, la meridional y la sureña.

Draco americanus tex, el dragón norteño, conocido como serpiente con alas, sus alas como las de una polilla y un cuerpo por completo cubierto de piel.

Draco americanus mex, el dragón de Centroamérica, conocido como la serpiente de emplumada, tiene plumas sobre todo su cuerpo, y está asociado a Quetzalcoatl la divinidad Azteca.

Draco americanus incognito, el dragón habitante del sur, nada se conoce sobre este dragón debido al hecho que puede camuflarse en casi cualquier ambiente.

Dragón Prehistórico

SERES MITOLÓGICOS VOLADORES

Los dragones del cretácico fueron los animales voladores más grandes que jamás han existido. Estas criaturas ancestrales descendían de un grupo de reptiles acuáticos y semi-acuáticos que habitaron los pantanos marinos hace 200 millones de años. En un principio, las especies terrestres se apoyaban sobre sus cuatro extremidades y eran incapaces de volar y escupir fuego. Una de estas especies, sin embargo, desarrolló la habilidad de caminar sobre sus dos patas traseras, permitiendo una posterior evolución de las extremidades delanteras que finalmente terminarían por convertirse en alas.

Llegados a este punto, del cual no se tienen referencias fósiles, los dragones comenzaron a aprovechar las bacterias de su intestino para producir hidrógeno. Esta ventaja les permitió superar el obstáculo del peso (presente, por ejemplo en los pájaros y murciélagos) y los llevó a convertirse en la mayor criatura voladora de todos los tiempos. El dragón prehistórico llegó incluso a competir con uno de los grandes depredadores de la época, el Tyranosaurus Rex.

Más adelante en el tiempo, los dragones comenzaron a ingerir minerales inorgánicos como el platino, que funcionaban como catalizadores del hidrógeno almacenado previamente en sus vejigas. De esta manera, se incorporaba a la coraza de los dragones la poderosa arma de escupir fuego. El dragón prehistórico había nacido.

Dragones “Salvaticos”

SERES MITOLÓGICOS VOLADORES

Los dragones de la selva vivían en densas arboledas y bosques de bambú. Estas criaturas heredaron el enorme y sinuoso cuerpo de su predecesor marino. Gracias a ello, eran capaces de moverse con facilidad a lo largo de la vegetación de la selva. También conservaron la habilidad de nadar. Así, en el caso de una estación excesivamente calurosa o de un incendio forestal, siempre podrían refugiarse en los ríos

El Dragón de la Cólquida

SERES MITOLÓGICOS VOLADORES

De la mitología griega era el guardián del Vellocino de oro. Tenía un larguísimo cuello e incontables anillos como una serpiente, y silbaba horriblemente a tal punto que lo escuchaban a la distancia. Se decía que nunca dormía, y a él se enfrentaron Jasón y Medea. Ésta, usando sus hechizos y pócimas rociadas con una rama de enebro, logró hipnotizarlo y hacerlo dormir. Según otras versiones, Jasón mató al dragón. Existe también una variación de la historia, solamente conservada en el dibujo de un florero antiguo, en la que el dragón engulló a Jasón y luego lo regurgitó.

Ladón es descrito como un dragón de cien cabezas que custodiaba el Jardín de las Hespérides, el cual fue asesinado, según algunas versiones, por Atlas y según otras, Heracles. Cuando fue destripado, su sangre cayó al suelo del Jardín y de cada gota creció un árbol drago.

Su genealogía es dudosa: para algunos era hijo de Forcis y Ceto; para otros era hijo de Tifón y Equidna. Fue enviado por Hera para proteger las manzanas de oro del jardín de las Hespérides como obstáculo para Heracles, que tenía como uno de sus trabajos robarlas. Para agradecer su servicio, Hera subió sus restos al cielo, formando la constelación del Dragón

Dragon Quetzalcóatl

SERES MITOLÓGICOS VOLADORES

Es uno de los dioses de la cultura mesoamericana. Es considerado como el dios principal del panteón prehispánico. Quetzalcoatl ‘serpiente preciosa’ significa precioso debido al plumaje reluciente del dragón, recordemos que las plumas eran utilizadas por los pueblos americanos a manera de joyas, posee un plumaje de brillantes colores, además de un gran tocado de plumas rodeando su cabeza a manera de melena.

Dragon Leviatán

SERES MITOLÓGICOS VOLADORES

Es una bestia marina del Antiguo Testamento, a menudo asociada con Satanás, creada por Dios. Descrita en el libro de Isaías.

Dragon Níðhöggr

SERES MITOLÓGICOS VOLADORES

En la mitología nórdica, es un dragón hembra que vive en el Niflheim (el inframundo) donde crece una de las raíces del árbol Yggdrasil, la cual roe sin cesar hasta que venga el Ragnarök y todo se destruya. Luego de la regeneración, Nidhogg atormentará las almas humanas que hayan quedado en el Niflheim.

Yamata no Orochi

SERES MITOLÓGICOS VOLADORES

Dragón en la mitología japonesa, es un terrible monstruo de ocho cabezas y ocho colas que fue asesinado por Susanoo, quien tras esto encontró la sagrada espada Kusanagi en su cuarta cola.

Dragon Seiryū

SERES MITOLÓGICOS VOLADORES

Dragón de color azul, en la mitología japonesa, que forma parte de los cuatro monstruos divinos. Es representante de uno de los puntos cardinales, el este. Simboliza, también, el elemento agua.

El cuélebre

SERES MITOLÓGICOS VOLADORES

Culebre o serpe son los nombres dados a una criatura legendaria, perteneciente a las mitologías asturiana, cántabra y gallega, la cual es descrita como un ser con forma de dragón, similar a una serpiente alada.

Vive en cuevas donde guarda tesoros.

Dragon Ladón

SERES MITOLÓGICOS VOLADORES

En la mitología griega, era un dragón de cien cabezas (cada una de las cuales hablaba una lengua diferente) que guardaba el jardín de las Hespérides, por lo que también se le conocía como Dragón de las Hespérides. Era hijo de Forcis y Ceto o de Tifón y Equidna según la versión.

Fue enviado por Hera para proteger las manzanas de oro del jardín de las Hespérides, y Heracles lo mató en uno de sus doce trabajos. Para agradecer sus leales servicios, Hera subió sus restos al cielo, desde donde entonces forma la Constelación del Dragón.

Dragon Fucanglong

SERES MITOLÓGICOS VOLADORES

En la mitología China, es el Dragón de los Tesoros Ocultos.

Dragon Uróboros

SERES MITOLÓGICOS VOLADORES

El uróboros, es un símbolo que muestra a un animal serpentiforme, engullendo su propia cola, conformando con su cuerpo una forma circular. El uróboros simboliza el esfuerzo eterno, la lucha eterna, o el esfuerzo inútil, ya que el ciclo vuelve a comenzar a pesar de las acciones para impedirlo.

Dragon Ryūjin

SERES MITOLÓGICOS VOLADORES

La divinidad tutelar del mar en la mitología japonesa. Este dragón japonés simbolizaba el poder del océano. Tenía una gran boca y era capaz de adquirir forma humana.

Dragon Xiuhcóatl

SERES MITOLÓGICOS VOLADORES

Se trata de una serpiente color verde turquesa que puede verse en los cielos nocturnos cuando cruza el firmamento a toda prisa como estrella fugaz.

Dragon Tianlong

SERES MITOLÓGICOS VOLADORES

En la mitología China, es el Dragón Celestial.

Rey Dragon

SERES MITOLÓGICOS VOLADORES

En la mitología china hay cuatro Reyes Dragón, que son: Ao Guang, Dragón del Mar Oriental; Ao Qin, Dragón del Mar del Sur; Ao Run, Dragón del Mar del Oeste y Ao Shun, Dragón del Mar del Norte.

Además de gobernar la vida acuática, manipulaban también las nubes y tenían control sobre la lluvia. Cuando había una gran sequía o una inundación, los chinos antiguos creían que era porque uno de los Reyes Dragón estaba enfadado y estaba castigando al mundo humano. Por eso, en la mente del pueblo chino los Reyes Dragón son una divinidad seria y cruel en comparación con otras divinidades tradicionales chinas.

Dragon Herensuge

SERES MITOLÓGICOS VOLADORES

En la mitología vasca, es un espíritu demoníaco cuya forma es la de un enorme dragón. Volaba dejando un rastro de fuego, y haciendo un sonido aterrador. Se alimentaba de caballos y burros, y a veces raptaba seres humanos y los ahogaba, se los comía o, simplemente, los hacía enloquecer.

Dragon Fafnir

SERES MITOLÓGICOS VOLADORES

Dentro de la mitología nórdica, Fafner o Fafnir era el hijo del rey enano Hreidmar y hermano de Regin y Ódder.

Regin y Fafner mataron a su padre para conseguir el oro, pero este último decidió que lo quería todo para él, convirtiéndose en un dragón (símbolo de avaricia).

Dragon Dilong

SERES MITOLÓGICOS VOLADORES

En la mitologia China es el Dragón del Inframundo.

Dragon Huanglong

SERES MITOLÓGICOS VOLADORES

El Dragón Amarillo, que emergió del río Luo para enseñar a Fuxi los elementos de la escritura.

Dragon Yinglong

SERES MITOLÓGICOS VOLADORES

El Dragón Alado, se cree que había sido un poderoso sirviente de Huang Di, el Emperador Amarillo, y que fue inmortalizado posteriormente en forma de dragón.

Dragon Amaru

SERES MITOLÓGICOS VOLADORES

Es una deidad, representada como una serpiente alada, con ojos cristalinos y hocico rojizo, y una cola de pez.

Es una deidad que se relaciona con la economía de las aguas que riegan las tierras agrícolas, simbolizando la vitalidad del agua que permite la existencia del pueblo aimara. Así la deidad Amaru simboliza el agua que corre por los canales de irrigación, ríos y vertientes y que hacen posible que las semillas del cultivo se transformen en hortalizas. Además se dice que todo lo que compone la vida está escrito en las escamas del Amaru.

Dragon El Piasa

SERES MITOLÓGICOS VOLADORES

Es una supuesta criatura legendaria propia de la mitología de los nativos norteamericanos, especialmente en el estado de Illinois y la zona alrededor del río Misisipi.

Se trata de un ser alado que se presenta una vez al año para recolectar su alimento y así mantenerse hasta el año siguiente.

ESFINGE

SERES MITOLÓGICOS VOLADORES

En la mitología griega, la Esfinge era un monstruo con rostro y pechos de mujer, cuerpo de león y alas de águila. Se las describe como a seres maliciosos, volubles y muy violentos. Son grandes depredadoras y sienten predilección por la carne humana. Tienen la costumbre “felina” de juguetear con sus víctimas humanas antes de devorarlas y les encanta plantear acertijos o enigmas. Sin embargo, tienen mal perder y a menudo, si una víctima se les escapa, caen presas de una furia autodestructiva.

En la mitología egipcia la esfinge es una estatua masculina con cuerpo de león, el torso de un hombre y, a veces, con alas. Las cabezas humanas eran representaciones de reyes. Una de las esfinges más admiradas es la que se le atribuye al rey Khaf-Ra. En ella se representa al rey con el cuerpo de un león tumbado.

En la mitología griega la esfinge era un demonio que presagiaba mala suerte, muerte y destrucción. Su descripción sigue siendo la de un león alado con torso humano pero, en este caso, se trata de un torso femenino y con cola de serpiente. Esta esfinge se tumbaba en las rocas y lanzaba acertijos a quien pasase por allí. Si el transeúnte no acertaba el acertijo era estrangulado por la esfinge con su cola. El nombre de esfinge viene del griego sphingo y significa “la estranguladora”.

Una de las adivinanzas más antiguas de la que se tiene constancia es la que fue formulada por primera vez por la Esfinge, pasaban cerca de ella. Los que no respondían correctamente eran ejecutados ipso facto.

La adivinanza es:

“¿Qué animal anda a cuatro patas por la mañana, con dos al mediodía y con tres por la noche?”

“Nadie era capaz de resolver el acertijo, y todos cuantos lo intentaron terminaron devorados por la monstruosa Esfinge. Hasta que Edipo, respondió: Escucha, aun cuando no quieras, Musa de mal agüero de los muertos, mi voz, que es el fin de tu locura. Te has referido al hombre, que cuando se arrastra por tierra, al principio, nace del vientre de la madre como indefenso cuadrúpedo y, al ser viejo, apoya su bastón como un tercer pie, cargando el cuello doblado por la vejez”. La Esfinge, furiosa, tras escuchar la respuesta acertada de Edipo, se arrojó al mar.

En la mitología fantástica existen 4 tipos de esfinges aladas;

Androesfinge

SERES MITOLÓGICOS VOLADORES

Es una esfinge alada con cuerpo de león macho y cabeza y rostro humano. Su principal tarea es la de proteger a las otras esfinges de los humanos. Se afirma de ellas que son de carácter y naturaleza bondadosa, y muy inteligentes. Entre todas las esfinges es la de mayor fortaleza. Se dice que con sus poderosas garras puede matar a un hombre de un sólo zarpazo. Tienen poderes mágicos y pueden lanzar  conjuros, pero a pesar de ello sólo los utilizan con fines curativos y para defenderse.

La mayor arma con la que cuentan sin duda es su gran rugido. Pueden rugir tres al día. El primer rugido hace que los que lo oyen huyan despavoridos. Si le siguen molestando el segundo rugido les dejará paralizados.Pero si lanza el tercer rugido, es tan devastador que quien lo escuche quedará fuertemente debilitado y podría morir. Las androesfinges son buscadas por las ginoesfinges (su contrapartida femenina) para aparearse.

Ginoesfinge

SERES MITOLÓGICOS VOLADORES

Son leones alados con rasgos faciales femeninos. No son tan fuertes como las androesfinges pero son más inteligentes y sabias. Viven en climas cálidos y desérticos. Les encantan los acertijos y suelen ayudar a los viajeros a cambio de acertijos u otra información que consideren interesante como, por ejemplo, la localización de una androesfinge. También tienen magia y pueden lanzar muchos tipos de conjuros, uno de ellos, la clariaudencia, que les permite escuchar comentarios de otros seres aunque no estén cerca. Son amantes de los tesoros, por lo que aceptan gemas y oro a cambio de algún favor.

Crioesfinge

SERES MITOLÓGICOS VOLADORES

Son esfinges masculinas con el cuerpo de león alado y la cabeza de carnero. Son de inteligencia baja y de carácter neutral. No son tan fuertes como las androesfinges pero, aun así, cuentan con poderosas garras y con los cuernos de su cabeza para atacar ferozmente al enemigo. Se dedican a localizar ginoesfinges para aparearse con ellas. Al localizar la cueva de una ginoesfinge luchan entre ellas y el macho ganador del combate entra en la cueva. En el antiguo Egipto la cabeza del carnero representaba el alma del Universo y por tanto simboliza   al Dios Amón (es el rey de los dioses). El culto a este dios tenía muchos seguidores y se le representaba como un ser humano con cuernos de carnero. Con el tiempo llegó a considerarse como el único dios de Egipto. El Templo de Karnak fue el principal lugar de culto a Amón. La entrada es un dromos, un callejón bordeado decriosesfinges, estatuas con cabeza de carnero y el cuerpo de la esfinge, asignadas al Dios Amón. Flanqueado a ambos lados, la funcionalidad de las criosesfinges como guardianes del Templo, la de hacer retroceder a los demonios.

Hieracoesfinge

SERES MITOLÓGICOS VOLADORES

Hieracoesfinge es el nombre de una bestia mítica Hieracoesfinge es el nombre de una bestia mítica, un grifo o quimera cuyas representaciones se han encontrado en manifestaciones escultoricas de Egipto y la heráldica europea. Estas esfinges de naturaleza malvada tienen una escasa inteligencia pero, físicamente, son muy fuertes, Tiene el cuerpo de león y la cabeza aguileña del grifo, que es la de un halcón en Egipto (Horus).

El nombre fue acuñado por Heródoto después de ver las esfinges con cabeza de halcón en Egipto.). No pueden lanzar conjuros, así que en el combate con otros seres luchan ferozmente atacando con sus garras o con su afilado pico. Suelen encontrarse en bandas de unas 10 hieracoesfinges. Las hirecoesfiges son enemigas eternas de las androesfinges. Buscan también a las ginoesfinges con fines reproductivos. La hieracoesfinge es tomada por algunos como un augurio del mal.

ESTIRGE

SERES MITOLÓGICOS VOLADORES

Las estirge es un ser volador de la mitología romana  que succionan sangre para poder sobrevivir.

Su forma física es parecida a la de un pájaro con alas parecidas a las del murciélago, ojos amarillos similares a los de un insecto y 4 patas medianas con las que se agarra a sus víctimas y un enorme y alargado pico con el succiona la sangre a sus víctimas.

Una vez la estirge ha atacado y ha empezado a succionar es prácticamente imposible separarla del cuerpo de su víctima, excepto matándola.

Drenan unos 2 litros de sangre cada vez que atacan, por lo que cuando terminan de succionar están bastante hinchadas. Las víctimas suelen perecer en ese momento, sobre todo los niños y los seres más pequeños.

No todos los seres son susceptibles de ser atacados por la estirge puesto que algunos como los ogros, gigantes… tienen la piel demasiado dura para el pico de la estirge.

Las estirges tienen muy desarrollados el olfato y la infravisión, lo que les permite detectar rápidamente una víctima potencial a la que drenar, incluso en la oscuridad.

Una vez se han alimentado, duermen durante dos días o más y lo hacen de manera muy parecida a la de sus parientes los murciélagos vampiros, es decir, colgadas boca abajo. Entran entonces en un sueño muy profundo, momento que aprovechan los cazadores de estirges para atacarlas.

Normalmente conviven en colonias que abarcan territorios de hasta 3 kilómetros, pero estas colonias son trasladadas de lugar una vez drenada la región.

Dice la leyenda que, a no ser que se mate a la estirge, cuando ataca es casi imposible que se despegue del cuerpo de su víctima hasta que termine de succionarle la sangre, y quienes son atacados por ella mueren rápidamente. Las estirges tienen muy buena vista y un buen olfato, por eso les es fácil detectar gente a la que atacar.

Cuando termina con su víctima, la estirge duerme durante días con un sueño muy profundo; este momento lo aprovechan los cazadores para atacarlas

AVE FÉNIX

SERES MITOLÓGICOS VOLADORES

El ave Fénix (Phoenix) es la leyenda de un ave capaz de renacer de sus propias cenizas. Es un símbolo universal de la muerte generada por el fuego, la resurrección, la inmortalidad y el sol. También representa la de delicadeza ya que vive solo del rocío sin lastimar a ninguna criatura viviente. Es un pájaro mítico de la mitología griega, que se consumía por acción del fuego cada 500 años, pero luego resurgía de sus propias cenizas. Cuando le llegaba la hora de morir, hacía un nido de especias y hierbas aromáticas, ponía un único huevo, que empollaba durante tres días, y al tercer día ardía. El Fénix se quemaba por completo y, al reducirse a cenizas, resurgía del huevo la misma ave Fénix, siempre única y eterna. El ave Fénix es muy fuerte, hasta el punto de cargar incluso elefantes.

Según el mito, poseía varios dones, como la virtud de que sus lágrimas fueran curativas. El ave Fénix también tiene el poder de transformarse en un pájaro de fuego, y es del tamaño de un águila. Por su muerte de manera diferente, el ave Fénix se ha convertido en un símbolo de fuerza, de purificación, de inmortalidad y de renacimiento físico y espiritual, siendo una de las grandes figuras hechas en los tatuajes.

Se cree que el ave mitológica apareció en el Oriente, y más tarde fue adaptada por los griegos. Según algunos mitos, vivía en una región que comprendía la zona del Oriente Medio y la India, llegando hasta Egipto, en el norte de África. Muy presente en la poesía árabe. Incluso la Iglesia católica posee una relación con el ave Fénix, los cristianos creían que el ave era un símbolo de la resurrección de Cristo. Se dijo en su momento que las cenizas del Fénix eran tan poderosas, que podrían incluso resucitar a los muertos.

El mito del Ave Fénix es retomado por literatos de todos los tiempos, entre ellos Dante y Quevedo.

Como se trata de una leyenda ampliamente difundida, aparece con diferentes versiones en tradiciones distantes en el espacio geográfico. En China, que toma el nombre de Feng representa a la emperatriz y junto al dragón, simboliza la confraternidad inseparable. Y el Simurg representa una idea equivalente.

También en la India, aparece una versión local de mito del Fénix: se trata de un ave que al alcanzar 500 años de vida se inmola en vísperas de la primavera en un altar que ha sido especialmente preparado para tal fin por un sacerdote. Pero es la misma ave la que enciende el fuego. Al día siguiente, entre las cenizas, una larva aparece que luego se transforma en un pequeño pájaro. En la tercera jornada, otra vez puede reconocerse al Fénix que regresa a su lugar de origen. En la mitología egipcia tomaba el nombre de Benú.

Forma parte del simbolismo de la alquimia, por el renacimiento a través del fuego. En efecto, ésta ave mitológica, en la leyenda medieval del fénix, vive en Arabia, pero vuela a Egipto el hogar de la alquimia, para sufrir su muerte ritual y regeneración. En esta versión, se trata de un ave púrpura o roja que al envejecer construye una pira de madera y especias para arrojarse en su interior. Los rayos del sol encienden el fuego y el pájaro aviva la llama utilizando sus alas hasta consumirse en su totalidad. Luego, un nuevo Fénix nace de las cenizas dejadas por el fuego.

En la mitología grecorromana, Hesíodo afirmará que el Fénix vivía nueve veces más que un cuervo. Ovidio la rescatará en su Metamorfosis.

En México, el Fénix aparece siempre en compañía del gran dios Quetzalcoatl y para los primeros cristianos, simbolizaba a Cristo, siendo alegoría de su muerte y resurrección.

Y hasta Plinio la incluirá en su Historia Natural, describiéndola como un águila grande que posee un collar dorado alrededor de su cuello, cuerpo color púrpura y cola azul con algunas plumas rosadas a la cual nadie jamás vio alimentarse. Estimó su longevidad en unos quinientos cuarenta años y explicó su regeneración se debía a que de los huesos y la médula del Fénix muerto nacen una suerte de gusanos. Por su parte, Isidoro de Sevilla la describirá como un ave muy longeva (quinientos años) que cuando advierte su envejecimiento construye una pira para inmolarse y luego renacer de sus propias cenizas.

GORGONAS

SERES MITOLÓGICOS VOLADORES

Las Gorgonas eran tres monstruos y se llamaban Esteno, Euríale y Medusa. Las tres eran hijas de las divinidades marinas Forcis y Ceto. De las tres, sólo esta última era mortal, pero era considerada la Gorgona por excelencia.

La cabeza de estos monstruos estaba rodeada de serpientes, tenían grandes colmillos, manos de bronce y alas de oro. Su mirada era tan penetrante que el que osaba mirarlas a los ojos quedaba convertido en piedra. Pertenecen a la generación preolímpica. Vivían en el Occidente extremo, no lejos del País de los Muertos. Todos les temían, y sólo Poseidón fue capaz de unirse a Medusa y darle dos hijos: el caballo alado, Pegaso y Crisaor.

Las leyendas se centran en Medusa, pues aunque según una tradición fue siempre monstruo, hay otra según la cual, era una hermosa joven que se atrevió a rivalizar con Atenea en belleza, por lo que la diosa la convirtió en la Gorgona. Otra versión cuenta que como Poseidón se atrevió a violar a la joven en uno de los templos de Atenea, ésta castigó a Medusa.

En la mayoría de las versiones de la historia, Medusa estaba embarazada de Poseidón cuando fue decapitada mientras dormía por el héroe Perseo, que había sido enviado a buscar su cabeza por el rey Polidectes de Sérifos. Con la ayuda de Atenea y Hermes, que le dio las sandalias aladas, el casco de invisibilidad de Hades, una espada y un escudo espejado, el héroe fue a visitar las Grayas para que le dijeran donde se encontraba la cueva de las gorgonas. Finalmente Perseo cumplió su misión.

El héroe mató a Medusa acercándose a ella sin mirarla directamente sino observando el reflejo de la gorgona en el escudo para evitar quedar petrificado. Su mano iba siendo guiada por Atenea y así cortó su cabeza. Además, Perseo se quedó con la sangre, a la cual se le atribuían cualidades mágicas: la que brotó de lado izquierdo era un veneno mortal y la del lado derecho curaba y resucitaba al que la bebiera. Por otro lado, su cabello hacía huir al ejército más numeroso. Del cuello brotó su descendencia: el caballo alado Pegaso y el gigante Crisaor

Para muchos mitólogos, Medusa simbolizaba el carácter maligno de la mujer que le dieran los griegos, y representaba a la mujer-demonio, a la madre que da la muerte, al lado oscuro de la femineidad.

GRIFO

SERES MITOLÓGICOS VOLADORES

El grifo era un animal mitológico parecido a la Esfinge, con aspecto de león alado y con cabeza de águila, un afilado pico y poderosas garras, Su tamaño es bastante grande, suelen medir unos 3 metros El grifo, que tiene su origen en el antiguo Oriente Medio y era conocido en Egipto en tiempos remotos, se asocia en el caso de Grecia a la figura de Apolo, que pasaba sus inviernos con los Hiperbóreos, una raza que se creía que vivía en la parte más septentrional de Europa. Los griegos situaban a los grifos allí, donde, según la historia, guardaban una gran cantidad de oro. Se supone que fue Arimaspen, personaje con un solo ojo, quien les robó todo lo que tenían.

Su comida favorita es la carne de caballo, por lo que es frecuente verlos atacando a caballos y levantándolos en el aire con sus poderosas garras. Los grifos cazan para alimentarse y lo hacen en grupos pequeños de no más de 12 grifos. Pueden combatir en el aire o lanzándose en picado con el peso de su cuerpo.

Estos seres tienen características de los dos animales de los que están formados. Por parte de las águilas tienen una vista y un olfato muy desarrollados. Su parte de león les lleva a vivir en manadas, dentro de las cuales siempre hay un líder.

Suelen vivir en montañas rocosas, construyendo sus inmensos nidos en las laderas. Estos nidos están hechos de ramas y hojas de gran tamaño que pueden traer de bosques situados a varios kilómetros de distancia del nido.

Pueden ser entrenados como monturas, pero es una tarea que requiere cierto tiempo. Una vez entrenados, los grifos son leales y defienden a su jinete hasta la muerte. Son muy valientes y luchan contra toda criatura a la que consideren una amenaza sin pensárselo dos veces. El jinete y grifo quedan unidos de por vida. Es muy habitual que sean montados por elfos silvestres, con los que mantienen una relación muy estrecha.

Los romanos no asociaban al grifo con Apolo, sino con Némesis, la diosa de la venganza (ver Némesis). El significado mitológico del grifo no era demasiado importante en ninguna de las dos culturas, pero la criatura se convirtió en un tema favorito en el mundo del arte. Los grifos decoran las paredes de la sala del trono del palacio de Knossos en Creta, que data del 1700 a.C. aproximadamente. Es el palacio que se supone perteneció al rey Minos, personaje que se mueve entre la mitología y la realidad (ver Minos). El grifo ha permanecido desde entonces en la temática artística, tanto en el mundo griego, como en el mundo romano y hasta nuestros días.

HIPOGRIFO

SERES MITOLÓGICOS VOLADORES

Un hipogrifo es una criatura imaginaria híbrida  de apariencia mitad caballo y mitad águila, que se asemeja a un caballo alado con la cabeza y los miembros anteriores de un águila. Es una de las criaturas mitológicas más conocidas en las regiones de Mesopotamia y Egipto desde el año 3300 .de .C. Fue Virgilio el primero en hablar de tales criaturas, a las que usó para explicar en qué se basa una incongruencia; la de la presa que además forma parte del depredador. Virgilio imaginó así a un ser que fuese mitad grifo y mitad caballo. En esa época eran famosas las historias de grifos, considerados como seres majestuosos, y conocidos por su apetito voraz hacia la carne de caballo.

Siglos más tarde la idea es retomada por Ludovico Ariosto, que habla del hipogrifo en uno de sus poemas describiéndolo como un ser equilibrado y ágil, incluso más que el mismísimo Pegaso.

Se sabe que un hipogrifo es una de las monturas voladoras más rápidas y ágiles que existen, por lo que ha sido usado con este fin por humanos y humanoides. La parte equina del hipogrifo lo convierte, quizá, en un ser inferior al grifo en cuanto a fuerza, pero no en velocidad. Y es que los hipogrifos son tan veloces en el vuelo que pueden planear y aterrizar a velocidades vertiginosas y, además, con gran maestría.

Físicamente es como un caballo de color marrón o pardo, con alas de águila y plumaje anaranjado. Sus patas traseras son de caballo y las delanteras de águila. Suele medir unos 2 o 3 metros de largo.

El hecho de estar formados por mitad águila, mitad león, les convertía en un cazador muy poderoso, ya que poseían la vista de un águila y el olfato de un león, además, les gustaba cazar en grupos de no mas de 12 grifos, por lo que las posibilidades de supervivencia de las presas una vez localizadas eran prácticamente mínimas.

Solían vivir en montañas rocosas y muchos pastos, Como sucede en los leones, formaban manadas de grifos, y cada una de ellas estaba formada por un líder, y es que el hipogrifo era un ser omnívoro que podía comer tanto carne de caza como hierba de los prados. La zona habitada por los hipogrifos de una manada se consideraba su territorio y lo defendían vigilando y planeando desde los cielos.

Al igual que los grifos, los hipogrifos construían sus inmensos nidos en las laderas. Estos nidos estaban hechos de ramas y hojas. Los huevos de hipogrifo eran muy codiciados ya que estos seres podían ser adiestrados como monturas pero sólo cuando son jóvenes. Una vez alcanzada la edad adulta (3 años), se muestran más reacios a ser domesticados.

Pueden ser entrenados como monturas, pero es una tarea que requiere cierto tiempo. Una vez entrenados, los grifos son leales y defienden a su jinete hasta la muerte. Son muy valientes y luchan con toda criatura a la que consideren una amenaza sin pensárselo dos veces. Una vez domesticado, el jinete y grifo quedan unidos de por vida

Cuenta la leyenda que Alejandro Magno puso arneses a ocho grifos y los sujetó a una cesta, que el posteriormente empleo para volar a los cielos.

Hemos visto en muchas películas recreaciones de esta domesticación del hombre sobre los grifos, sin ir más lejos, en la famosa película Avatar, de James Cameron, podemos ver un guiño de esta unión en una escena en la que el protagonista intenta montar una criatura muy parecida a los grifos.

Simbolismo:

Se decía que los grifos custodiaban tesoros y eran especialmente feroces a la hora de defenderlos. Suelen aparecer en bestiarios y son emblemas de coraje recio, tal como demuestra su inclusión en los escudos de armas.

Con la llegada del cristianismo, fue utilizado también como símbolo de las cualidades humanas y divinas de cristo. Por esta razón, en las iglesias solían esculpirse imágenes de grifos.

Por todo ello, el grifo es uno de los animales más usados en escudos de armas, apellidos y ayuntamientos

LAMASSU

SERES MITOLÓGICOS VOLADORES

El lamasu o shedu es un genio celestial de la mitología mesopotámica. El lamassu es un poderoso toro alado destinado a proteger templos y valiosos objetos sagrados.

Se dice de esta formidable criatura que consigue combinar la fuerza del toro, la libertad del águila y la inteligencia del hombre, ya que posee el cuerpo y los cuernos de un toro gris, las alas de un águila gigante y la cabeza de un ser humano varón.

Humano por encima de la cintura y toro por debajo de la misma, pero también tiene los cuernos y las orejas de un toro y con frecuencia con alas. Los toros, en Mesopotamia, se asocian sobre todo a las corrientes de agua que llevan a la fertilidad, al poder, al estar sobre la tierra, como se aprecia en sus recias pezuñas. Por otra parte la cabeza humana les dota de inteligencia y tiene larga barba historiada, lo que les liga a las divinidades. La cara esculpida representaba al rey que gobernaba en el momento de levantarse la escultura. Además lleva una tiara con cuernos (también ligada a la divinidad), cabellera espesa y cinturón (que representa el poder). Por el bajo vientre asoman escamas de pez y las alas de águila suponen relación con el sol (al igual que los antiguos egipcios, inspirado por la divinidad solar).

Son seres que recrean el equilibrio entre el cielo, la tierra y el agua, y permiten intermediar entre los hombres y las divinidades. Como espíritus del hogar protegían al pueblo común. Más tarde, durante el período babilónico se convirtieron en protectores de los reyes y se colocaban en las entradas de ciudades o palacios. Los acadios asociaban al dios Papsukkal con Lamassu (vertiente femenina) y al dios Išum con Shedu (vertiente masculina).

Para proteger las casas, los Lamasus eran grabados en tablillas de arcilla, que luego eran enterradas bajo el umbral de la puerta. Se colocaban a menudo en pares a la entrada de los palacios y las ciudades, en tamaño colosal. Las entradas solían mirar cada una hacia uno de los puntos cardinales. A veces, también eran motivo de decoración parietal en los palacios neoasirios.

Características del lamassu

El lamassu es un verdadero protector contra el mal. Estas criaturas tienen una habilidad especial para detectar el peligro acechando a seres de buen corazón, y no dudan en atacar y enfrentarse a cualquier ser con malvadas intenciones.

Son meditativos, tranquilos y solitarios. Habitan en templos abandonados y alejados de la civilización. Cuentan con una enorme sabiduría amasada durante años. Saben de leyes, orden y diplomacia, y ofrecen sus conocimientos ancestrales a quienes los necesiten.

El Lamassu Asirio

SERES MITOLÓGICOS VOLADORES

En la antigua civilización asiria ya era conocida la figura del lamassu, en ocasiones representado por un león alado en lugar de un toro. Esto no es de extrañar si se tiene en cuenta que la figura del león reflejaba el poder del soberano.

De hecho, se piensa que el lamassu con cuerpo de león es la versión mesopotámica de la esfinge que, siglos más tarde, la cultura griega rescató en su forma femenina.

En ambos casos, toro o león, este ser estaba considerado un espíritu defensor y sus estatuas se destinaban a custodiar las entradas de templos y palacios reales.

Lamassu Dorado

SERES MITOLÓGICOS VOLADORES

Se trata de una raza especial que procede de la unión del lamassu con un dragón dorado. Este mestizo está envuelto en un aura dorada mágica y su tamaño duplica al de un toro convencional.

El lamassu dorado tiene como única misión acabar con todo mal existente. Para ello cuenta con una enorme fuerza y con los conjuros propios de una criatura celestial. Puede bendecir, curar, usar la magia de la luz y hasta pedir “auxilio divino”.

Poseen, además, capacidades mágicas que les permiten crear círculos protectores, así como realizar conjuros que alejen el mal de otro ser.  Tienen también desarrolladas las habilidades curativas y regeneradoras.

MANTÍCORA

SERES MITOLÓGICOS VOLADORES

La mantícora es una criatura mitológica, la mantícora no es demasiado inteligente pero muy fiera y poderosa. Es un tipo de quimera con cabeza humana (frecuentemente con cuernos), con barba, densa cabellera leonina, el cuerpo rojo (en ocasiones de un león), y la cola de un dragón o escorpión además de una dentadura muy afilada, sus alas son las de un enorme murciélago y el resto de su cuerpo es el de un león gigante excepto la cola, cuya parte final está rematada por un aguijón muy parecido al del escorpión y Capaz de disparar espinas venenosas para incapacitar o matar a sus presas. Puede medir unos 5 metros de largo y hasta 3 de alto.

Dependiendo del relato mitológico, su tamaño varía desde el de un león hasta el de un caballo, y su descripción puede incluir o no la presencia de alas y coraza.

Es un ser carnívoro y tiene preferencia por la carne humana. Cuando tiene necesidad de comer ataca a sus víctimas soltando las púas de su cola que actúan como dardos venenosos. Una vez debilitada la víctima es fácil que sea atrapada por las afiladas garras de la mantícora, que intentará siempre permanecer en el aire para recibir los mínimos daños.

Estas criaturas abarcan territorios muy extensos de unos 50 kilómetros, normalmente bosques. Se emparejan de por vida y cuidan de su descendencia. Los cachorros de mantícora no pueden volar hasta que se hacen adultos. Un cachorro puede ser adiestrado con mucho esfuerzo pero nada garantiza que al ser adulto obedezca, de hecho, una mantícora no permite ser usada como montura.

Las mantícoras son seres malvados que, a menudo, se asocian con otros seres perversos para obtener una mutua protección.

La mantícora tienen su origen en la mitología persa, y su nombre significa ‘devoradora de personas’. Aparentemente, la mantícora entró a la mitología griega a través de Ctesias, un médico griego en la corte del rey Artajerjes II.

PEGASO

SERES MITOLÓGICOS VOLADORES

Pegaso es un caballo alado de naturaleza mágico, inteligente, bondadoso y salvaje. Se dice que nació en las fuentes del océano y por eso recibió su nombre, que viene de la palabra griega phgh (pagé), cuyo significado es manantial.

Se trata de una criatura muy tímida que sólo puede ser domada por jinetes de buen corazón. Los pegasos detectan el mal innatamente y no servirán a quien intente domarlos con fines malvados.

Tienen la forma y el tamaño de un caballo árabe y unas enormes alas emplumadas. Suelen ser blancos, aunque también se conocen pegasos marrones y hay rumores de pegasos negros. Independientemente de su color, todos los pegasos son seres afables y nobles.

Acerca de su nacimiento se han dicho muchas cosas a lo largo de la historia, donde se asegura que nació en la Tierra, habiendo sido fecundado por la sangre que fue derramada por Medusa, cuando ésta fue asesinada por Perseo. En esta perspectiva, resulta que su padre es Poseidón, y Crisaor su hermano gemelo.

Otra versión sostiene que nació en la tierra, fecundado por la sangre derramada de la Gorgona, cuando Perseo la mató.

Cuenta la leyenda que Perseo, hijo de Zeus, decapitó a Medusa, una de las tres gorgonas, y de su cuello brotó Pegaso. Al poco tiempo de nacer, Pegaso golpeó el suelo del monte Helicón y de este golpe surgió un manantial que se considera la fuente de la inspiración poética.

A pesar de los intentos que muchos hicieron por domar al mágico y veloz caballo, sólo Belerofonte lo consiguió gracias a una brida mágica que le ofreció la diosa Atenea en sueños. Y así, Belerofonte y Pegaso cosecharon grandes proezas, como la muerte de la malvada Quimera, hasta el punto en que Belerofonte se comparó con los mismos dioses y trató de volar con Pegaso hasta el monte Olimpo para unirse a ellos. Pegaso derribó a Belerofonte antes de conseguirlo y Zeus recompensó al caballo dándole alojamiento en los establos del Olimpo, y le otorgó el rayo y el trueno como símbolos de su poder. Pegaso pasó a ser con los años una constelación estelar que se encuentra entre la de Piscis y la de Andrómeda.

Desde entonces, se dice que existe una raza superior de corceles alados llamada “Grandes Pegasos”, y son aquéllos que nacen del cuello de una medusa decapitada. Éstos son más fuertes y su tamaño es mayor. Suelen ser líderes de las hordas de pegasos y sólo pueden ser domados por los héroes más nobles.

Los grifos son los enemigos naturales de los pegasos. Cuando se enfrenta a un grifo, el Pegaso aprovecha su mayor velocidad en el vuelo para cansarle y distraerle. Si se enfrenta a un dragón, intenta atraerlo a lugares de difícil acceso para que el dragón no pueda seguirle fácilmente y, así, aprovechar este tiempo para atacar en picado con los cascos y con los dientes.

Por último, Zeus lo convirtió en Constelación, para que fuera eterno. Cuando esto sucedió, una pluma de sus alas cayó cerca de Tarso, y así la ciudad adoptó su nombre.

QUIMERA

SERES MITOLÓGICOS VOLADORES

La Quimera es un ser monstruoso volador de origen oscuro, híbrido entre un león, un macho cabrío y un dragón. En la mitología griega, Quimera (en griego antiguo ΧίμαιραKhimaira; latín Chimæra) era un monstruo horrendo, hija de Tifón y de Equidna, que vagaba por las regiones de Asia Menor aterrorizando a las poblaciones y engullendo rebaños y animales. Fue madre con Ortro de la Esfinge y el León de Nemea. Quimera procede del griego Χίμαιρα Khimaira, que significa “macho cabrío”.

La parte posterior es la de un enorme macho cabrío de color negro, los cuartos traseros de una serpiente o un dragón y una gran cabeza de un león color tostado, otra de macho cabrío, que le sale del lomo, y la última de dragón, que nace en la cola. Tiene también unas gigantescas alas de dragón, que suelen ser Negras o rojas. La quimera puede comunicarse en el lenguaje de los dragones, aunque no se dirige a las criaturas que considera inferiores.

Sus habilidades son tantas como los seres que la conforman, puede desgarrar a un hombre en un solo movimiento, vomita fuego por una o más de sus cabezas y por su trasero. Es sumamente rápida y puede acabar con cualquier ser viviente solamente con su ardiente respiración. Su hábitat dependerá de la parte dominante de la quimera, ya que la parte de dragón tiene preferencia por vivir individualmente, pero su parte de león prefiere las manadas. Normalmente se alimenta de carne.

Posiblemente no habría razón alguna para hacerle frente a este ser, si no tuviera una manía muy singular y es que gusta de apilar tesoros, aprovecha las monedas de los hombres, elfos y demás humanoides a los que ataca y mata, para formar sus montañas doradas y plateadas.

En la mitología griega, la figura de Quimera es destruida por el héroe Belerofonte cabalgando a lomos del corcel Pegaso. Pegaso consiguió cansar y desesperar a la temida Quimera gracias a su mayor velocidad en el vuelo, lo que permitió a Belerofonte asestarle un golpe mortal con la punta de su lanza.

Belerofonte combate a la quimera con ayuda de Pegaso y la mata. Fulgencio interpreta a la quimera como símbolo del amor: la parte leonina representa la impetuosidad de la fase inicial; la parte cabruna, el goce; y la presencia de la serpiente en la cola es el remordimiento que sobreviene cuando uno se da cuenta del pecado que ha cometido. En cambio, en el medievo tardío, la quimera simboliza la prostitución.

ROC

SERES MITOLÓGICOS VOLADORES

Los rocs son aves gigantes, de escasa inteligencia, que habitan en climas cálidos y montañosos. Físicamente son como enormes águilas, con un plumaje marrón y dorado. Algunos rocs pueden ser enteramente rojos o negros, pero son considerados como portadores de malos presagios. Tienen una fuerza enorme con la que elevan a sus presas, incluso del tamaño de un elefante, por los cielos. Tienen un apetito voraz, y se elevan a unos 100 metros de la superficie terrestre para divisar a cualquier posible presa. Una vez la encuentra, se lanza en picado y la golpea con sus garras hasta dejarla inconsciente. Entonces la eleva hasta su nido para devorarla con tranquilidad. Si no consigue dejarla inconsciente vuelve a golpear, pero esta vez con el pico. Sus nidos se encuentran en las más altas montañas, y están construidos con árboles y ramas. Estos nidos suelen estar muy bien protegidos por los rocs, que no dudarán en atacar ferozmente si ven amenazado el nido. Los rocs pueden ser domados por los gigantes. Si los gigantes son benévolos no dejarán que sus rocs ataquen a los habitantes de las ciudades, ni a sus animales domésticos o ganado. Los enanos han fracaso en sus intentos de domar a los rocs, a pesar del hecho de que a los enanos les interesa muchísimo domarlos, ya que sus minas suelen encontrarse cerca de los nidos de rocs. Las plumas de los rocs pueden usarse para la elaboración de alfombras voladoras. Ave Roc: Nacido en China hace miles de años, el roc es una magnificación del águila o el buitre, y hay quién ha pensado que es un cóndor, extraviado en los mares de la China o del Indostán. El roc debe su fama occidental a Las mil y una noches. Ave Roc (del árabe, Rukhkh), enorme ave mítica, a la que se consideraba tan poderosa como para poder llevar elefantes y otras criaturas de gran tamaño a su nido, donde los devoraba. Ello ocurre en una de las fantásticas aventuras de Simbad el Marino, en la compilación de cuentos conocida como Las mil y una noches. Los cuentos probablemente tienen su origen en fuentes muy diversas, entre ellas persas, indias y árabes, y las historias de Simbad pueden estar entre las primeras, tal vez del siglo VIII d.C. En un viaje de comercio, después de quedarse dormido en la isla donde mora el ave Roc, Simbad despierta y se encuentra abandonado por sus compañeros. Descubre el imponente huevo del ave Roc y se oculta junto a él, de tal modo que cuando vuelve el ave a su nido es capaz de atarse con su turbante a una de sus patas, lo que le permite ser llevado fuera de la isla al día siguiente, cuando el ave Roc alza el vuelo en busca de alguna presa. El ave Roc también aparece mencionada por el viajero veneciano Marco Polo en su descripción de Madagascar y las islas del este africano. El motivo del ave gigantesca surge a menudo en la mitología universal. En la tradición india el dios pájaro, Garuda, lleva a Visnú a cuestas; y un monstruoso pájaro, el simorg, aparece en un mito persa.

Enorme ave mítica, a la que se consideraba tan poderosa como para poder llevar elefantes y otras criaturas de gran tamaño a su nido, donde los devoraba. Ello ocurre en una de las fantásticas aventuras de Simbad el Marino, en la compilación de cuentos conocida como Las mil y una noches. Los cuentos probablemente tienen su origen en fuentes muy diversas, entre ellas persas, indias y árabes, y las historias de Simbad pueden estar entre las primeras, tal vez del siglo VIII d.C. En un viaje de comercio, después de quedarse dormido en la isla donde mora el Ave Roc, Simbad despierta y se encuentra abandonado por sus compañeros. Descubre el imponente huevo del Ave Roc y se oculta junto a él, de tal modo que cuando vuelve el ave a su nido es capaz de atarse con su turbante a una de sus patas, lo que le permite ser llevado fuera de la isla al día siguiente, cuando el Ave Roc alza el vuelo en busca de alguna presa. También aparece mencionada por el viajero veneciano Marco Polo en su descripción de Madagascar y las islas del este africano. El motivo del ave gigantesca surge a menudo en la mitología universal. En la tradición india el dios pájaro, Garuda, lleva a Visnú a cuestas; y un monstruoso pájaro, el simorg, aparece en un mito persa.

Por último Aparece en los relatos de Las mil y una noches y en el Libro de viajes de Marco Polo a cerca del cual se tejen varias hipótesis. En los relatos de Las mil y una noches, Simbad cuenta sobre el paso de un ave de imponente tamaño que puede tapar al sol. Marco Polo, dice a su vez que los habitantes de Madagascar refieren a un pájaro extraordinario de forma similar a un águila, pero capaz de levantar un elefante con sus propias garras, volar con él por los aires y dejarlo caer para luego, devorarlo.

SÍLFIDE

SERES MITOLÓGICOS VOLADORES

Las sílfides son semi-humanas voladoras de aspecto delicado y con mucho encanto.

Físicamente, una sílfide tiene la apariencia de una elfa o una humana, muy bella y de rasgos suaves. Tiene alas de libélula y son transparentes o con manchas iridiscentes. Sus cabellos son largos y del color típico de una humana, aunque también pueden ser azules, verdes o violetas.

Son seres neutrales, de carácter amigable. Mantienen el aspecto juvenil durante toda su vida. Hablan en un lenguaje musical, propio de seres mágicos como duendes, dríadas y ninfas, con los que están emparentadas.

Las sílfides habitan en las alturas, ya sea en las montañas o en las copas de grandes árboles. Rara vez se las ve en tierra firme. Construyen sus nidos individuales en las laderas de las montañas o tallados en los árboles.

Una sílfide tiene capacidad de levitar innatamente. Su ágil vuelo es comparable al de pocos seres. Puede volar y moverse libremente, las alas sólo le sirven para coger impulso. Sin embargo, esta capacidad de levitar es de carácter mágico. Dejan de volar si se lanza contra ellas un hechizo que anule la magia.

Las sílfides tienen otras muchas habilidades mágicas como la de hacerse visible o invisible a voluntad y la de invocar elementales del aire.

Las sílfides Pueden tener descendencia con humanos o elfos. Una vez que la sílfide deposita un único huevo perlino, invoca a un elemental del aire para que proteja y dé calor al huevo hasta el momento de su eclosión. Las pequeñas sílfides tienen el aspecto de una niña humana, pero con dos pequeñas alitas. Estas pequeñas sílfides pueden alcanzar el ágil vuelo de las sílfides adultas a partir de los 10 años.

WYVERN

SERES MITOLÓGICOS VOLADORES

El Wyvern también conocido como Guiverno o dragón heráldico, son criaturas pertenecientes a la mitología medieval y oriundos de Europa. Con forma de reptiles alados, son de nivel inferior a los dragones. El Wyvern Se diferencia fácilmente por tener sólo dos patas y dos alas que a veces poseen garras en las puntas a modo de manos. Sus ojos son de un rojo intenso. Su cola tiene un aguijón muy parecido al de un escorpión La mayoría de veces caminan erguidos pero donde más cómodos se sienten es en el aire. En principio, eran criaturas del aire pero han sabido adaptarse a los diferentes climas del mundo, ahora es posible ver Wyverns de una gran variedad de colores y habilidades. En combate, el dragón heráldico usa su aguijón, el cual mueve con bastante agilidad. Este aguijón inyecta un veneno, al que pocas víctimas consiguen sobrevivir. Son seres de inteligencia bastante baja y su vuelo no es tan ágil como el de un dragón.

Eran criaturas aladas legendarias con cabeza de dragón, son enormes reptiles alados de la familia de los dragones, del que se decía que exhalaba fuego o que poseía un aliento venenoso, un cuerpo reptiliano, dos patas o en ocasiones ninguna y La supuesta variante marina tenía una cola de pez en lugar de la cola espinosa de dragón. El wyvern es también similar al basilisco y la víbora.

Sin embargo presentan notables diferencias con éstos, lo que les convierte en seres muy inferiores. Para empezar un wyvern sólo tiene patas traseras. Intelectualmente son bastante inferiores a sus primos, los grandes dragones, ya que no cuentan con la gran inteligencia de éstos y su vuelo no es tan ágil como el de un dragón, de hecho, un wyvern no puede volar con una criatura de peso considerable. Físicamente son reptiles con dientes afilados y de color pardo grisáceo. Tienen un tamaño de unos 6 metros de largo y unas alas de murciélago enormes. Su cola tiene un aguijón muy parecido al de un escorpión y sus ojos son de un rojo intenso.

Como cazadores son verdaderamente astutos. Cuando encuentran a una posible víctima la vigilan con sigilo, evitando que su sombra caiga sobre la presa. Finalmente se lanzan en picado, en completo silencio, de manera que su víctima no tenga ninguna posibilidad. Cuando hay poco alimento, los wyverns suelen formar pequeños grupos para cazar.

Si se produce un enfrentamiento con enemigos considerables, el wyvern hace uso de su aguijón con bastante habilidad. Este aguijón inyecta un veneno al que pocas víctimas consiguen sobrevivir.

En general, los wyverns son seres solitarios y sólo viven con su pareja y sus crías. Forman sus guaridas en las montañas, desde donde dominan los bosques cercanos. A veces colaboran con los dragones malvados.

A pesar de que tiene la fuerza y ​​la ferocidad de los dragones, wyverns carecen de la gracia y la inteligencia que son innatos a los dragones. Wyverns normalmente se alimentan de ciervos, cabras y otros animales tales. A diferencia de los dragones, que puede ser a veces bien y el mal a veces, el wyvern es inequívocamente malicioso.

Los Wyverns se encuentran a menudo en heráldica, representa la guerra, la envidia y la pestilencia, y es un signo de fortaleza para aquellos que lo poseen.

El origen de la palabra wyvern viene de la palabra del siglo XIII Wyver, que a su vez se deriva del francés wyvere , que significa tanto “víbora” y “vida”.

Habilidades

Viento protector: El Wyvern agita sus alas con fuerza generando una corriente de aire a su alrededor que puede protegerle del fuego enemigo.

Aliento de fuego: Una habilidad muy común entre la mayoría de razas que consiste en lanzar una ráfaga de fuego por la boca.

Viento helado: Expulsa por la boca una ráfaga de un viento tan frío que genera hielo.

Content Protection by DMCA.com

COMMENTS

DMCA.com Protection Status