DMCA.com Protection Status

Una bujía de mas de 500.000 años sigue sin ser explicada por la ciencia oficial

Una bujía de mas de 500.000 años sigue sin ser explicada por la ciencia oficial

El artefacto de Coso, hallado en 1961 en la montaña del mismo nombre. Los diversos objetos prehistóricos hallados en distintos lugares alrededor

Tesla, Tunguska y como fusionó dos universos
EEUU estudia ovnis en México desde 1947
LOS CIENTÍFICOS HAN IDENTIFICADO UN MEDICAMENTO QUE REJUVENECE EL ENVEJECIMIENTO DEL TEJIDO MUSCULAR Y EL CEREBRO

El artefacto de Coso, hallado en 1961 en la montaña del mismo nombre.
Los diversos objetos prehistóricos hallados en distintos lugares alrededor del mundo que parecen demostrar cierto nivel de avance tecnológico incongruente con la época en que fueron hechos, siguen sin poder ser explicados por la Ciencia “oficial”. 
Exterior rugoso de la geoda de Coso.
Los Ooparts u objetos fuera de tiempo, suelen frustrar a los científicos convencionales, fascinar a los investigadores intrépidos abiertos a teorías alternativas y desatar debates sin fin.
El 13 de febrero de 1961, tres personas salieron a investigar las geodas en busca de gemas para su tienda de regalos en Olancha, California. EranWallace Lane, Virginia Maxey, y Mike Mikesell.
Radiografía de la roca y del  artefacto de Coso, tomada por Ron Calais
Uno de ellos, en el monte Coso, levantó una geoda común para la zona, pero de cierto modo parecía ser algo diferente ya que tenía adheridas pequeñas conchas marinas. Los tres regresaron con muchas muestras de rocas y Mike Mikesell, rompió la hoja de diamante de su sierra mientras intentaba cortar la geoda en su taller. Gracias a esto descubrió algo impactante. Dentro de la geoda encontró algo parecido a un artefacto parecido a una bujía. Consistía en una varilla de metal brillante, como se ha dicho, de 2 mm de diámetro. Esta varilla estaba rodeada por una cerámica de unos 18 mm de grosor. Pero, ¿cuán antigua podría ser si estaba encastrada en la geoda?
Los tres amigos declararon que la encontraron en el siguiente lugar “Caminamos unos tres kilómetros al norte, después de que habíamos estacionado a unas cinco millas al este de la carretera estatal 395, al sur de Olancha”. El objeto hallado en la montaña de Coso, concretamente lo recogieron a unos 340 metros sobre el lecho seco del Lago Owens y los tres vieron que la superficie de la piedra era rugosa al tacto y aparecía recubierta de conchas fósiles.
Otra radiografía del objeto  de Coso, cuya apariencia  de bujía solo es aparente.
Según la datación geológica podría ser de cientos de miles de años anteriores al supuesto establecimiento de las civilizaciones avanzadas. Virginia Maxey, una de las tres personas que la descubrieron, dijo en su momento que un geólogo que les pidió no revelar su nombre, examinó los fósiles que cubrían al artefacto y estos databan de al menos 500.000 años de antigüedad o más. Entonces hay que preguntarse ¿Qué hace una bujía en un estrato geológico de hace 500.000 años? 
Las únicas personas que realizaron un examen físico del artefacto fueron las tres personas que lo encontraron y Ron Calais, quien está convencido que el entendimiento convencional de la historia humana es incorrecto. Calais le tomó radiografías de rayos X al objeto y fotos con luz natural que son las que se conocen desde entonces.
Foto en colores del objeto hallado en Coso que podría tener 500 mil  años de antigüedad.
En 1963, la geoda que fue bautizada como “The Coso Artifact” fue expuesta en el Museo del Este de California en la localidad deIndependence, durante tres meses. Luego, durante años estuvo expuesta en la casa deWallace Lane, otro de los tres descubridores originales, quien era renuente a que otros la examinen. 
A Lane, en 1969 llegaron a ofrecerle 
25 mil dólares por el extraño objeto pero no quiso venderlo.
Cuando el objeto fue examinado por Paul Willis, a la sazón redactor jefe de la revista Info apuntó la semejanza del mismo con una moderna bujía como las que utilizaban los automóviles, lo que indefectiblemente marcó posteriores apreciaciones del objeto.
Leonard Nimoy conduciendo el programa En
busca de…, en la foto, el dedicado a 
Stonehenge, de setiembre de 1977.
El Artefacto de Coso se mostró por última vez en un programa de televisión presentado porLeonard Nimoy (el actor que interpretaba a Spock en Viaje a las estrellas) llamado “En busca de…”. Del mismo, se emitieron semanalmente 144 episodios de menos de 30 minutos cada uno desde 1977 a 1982. En total, seis temporadas.

La geoda de Coso con la bujía en su interior se vio por última vez en el programa En busca de…  en el episodio 91, titulado Los visitantes de la Tierra, de enero de 1980. 

Durante la filmación fue robada de la caja con rocas donde se encontraba.
El programa documental trataba diversos temas reales pero extraños como los Ovnis, fenómenos paranormales, el inicio de una nueva Edad de Hielo, Pie grande, el Yeti, la criatura del Lago Ness, Ogopogo, el Triángulo de las Bermudas, la Isla de Pascua, los Dogon, Drácula, Jack el Destripador, Nostradamus, la Atlántida, el Arca de Noé, Troya, Stonehenge, la pirámide de Giza, Teotihuacán, las Líneas de Nazca, el Sudario de Turín, Tunguska, etcétera.
Última radiografía del Artefacto de Coso mostrada en el programa En busca de…
Durante el rodaje, en enero de 1980 correspondiente a la cuarta temporada, en el episodio 91 titulado:En busca de… Los visitantes de la Tierra, la extraña geoda y la bujía fueron robadas de la colección de rocas de los tres descubridores y desde entonces no se ha vuelto a ver (al final del artículo está el enlace al programa, hablado en inglés).
En el año 1999 la revista Info intentó volver a entrevistar a los tres descubridores y se encontró con que Wallace Lane había muerto, Mike Mikesell estaba desaparecido y Virginia Maxey fue localizada pero se negó a hacer declaraciones. En la década del `70 ella había dicho que “el objeto puede ser un instrumento tan antiguo como la legendaria Mu o Atlantis. Podría ser un dispositivo para comunicarse o podría utilizarse de una forma que ni siquiera alcanzamos a conocer”.
Mapa con la ubicación de las montañas Coso, muy cerca de Los Ángeles.
Sin contar con el artefacto como prueba, los escépticos Paul V. Heinrich y Pierre Stromberg en el año 2004 negaron que la geoda sea tan antigua. Sin embargo, aclararon que “no hay evidencias sólidas que afirmen que los descubridores originales hayan querido engañar a alguien”.
Ahora dicen los escépticos que se trata de una bujía Champion de 1920. Las únicas imágenes que existen del extraño objeto, en Rayos X, publicadas por el investigador Ron Calais demuestran que se trata de un objeto diferente, porque la bujía prehistórica tiene una extraña hélice o resorte en la parte superior del objeto. Esto no se encuentra en las bujías modernas.
Se han lanzado diversas hipótesis para explicar el extraño objeto de Coso: visitantes extraterrestres en un pasado remoto, la prueba de una civilización desaparecida desconocida por la Ciencia o viajeros del tiempo que olvidaron una pieza.
Todas las fotografías del Artefacto de Coso,
tomadas por Ron Calais.
La Montaña Coso
En cuanto al lugar en el que fue hallado el objeto manufacturado, los desérticos montes Coso, son un enclave chamánico considerado mágico, un sitio en el que el misterio no es ajeno al paisaje, sus rocas y su historia. En Coso, hace aproximadamente ocho mil años, la repentina sequedad provocó la extinción de la mayoría de los grandes mamíferos. El paisaje es uno de los más secos de los Estados Unidos.
Vista de las áridas montañas de Coso en el este de California.
Poco se sabe sobre los primeros habitantes de Coso. No está totalmente claro cuándo llegaron al lugar, aunque varias pruebas han mostrado que algunos de los ejemplares del arte en piedra y restos fósiles tienen por lo menos 12 mil años de antigüedad. 
Es un lugar en el que existen miles de petroglifos representando dioses y figuras míticas vestidas con ropas de elaborados diseños, realizando antiguas actividades rituales. También hay pinturas de animales tales comocabras salvajes prehistóricas, serpientes de cascabel, lagartijas, ciempiés, perros, pumas y coyotes. 
Algunos símbolos de la lluvia en forma de peine o de rastrillo también figuran de manera prominente. Los petroglifos abstractos son de dos clases, rectilíneos y curvilíneos.
Según los restos fósiles, la zona donde fue encontrado el Artefacto de Coso estuvo poblada al menos desde hace unos 12.000 años. 
Aquí, algunos de los petroglifos donde se destacan cabras prehistóricas ya extinguidas.
En tiempos históricos, los indígenas de la región incluían a los shoshone de Coso o Panamint y a los paiutes del Lago Owens. Otros pueblos nómades viajaban del norte y el este hacia el Distrito de Arte en Piedra de Coso (un sector que comprende 16 kilómetros de largo por 10 de ancho) con el propósito de obtener poder para provocar la lluvia y para encontrar alivio en los manantiales termales curativos. 
De hecho, para muchos, Coso es uno de esos “lugares energéticos” que hay diseminados por el mundo y es un Sitio Histórico Nacional.
Miles de petroglifos recubren las rocas de las montañas Coso, consideradas un “lugar energético” por los indígenas de la zona.
Cuando se descubrieron oro y otros minerales en California, varios grupos de aventureros llegaron para reclamar tierras o crear ranchos. En 1863, algunas escaramuzas ocasionales con los habitantes originarios de Coso llevaron al Ejército de los Estados Unidos a expulsar por la fuerza de esta área a cerca de 900 aborígenes.
Petroglifos de seres con extrañas vestimentas proliferan en los montes Coso que actualmente están vigilados por la Marina delos Estados Unidos, supuestamente para desalentar el vandalismo y el saqueo.
Actualmente, llama la atención que el lugar esté cercado por la Marina de los Estados Unidos que impide el acceso salvo una autorización. Dicen que es un esfuerzo por proteger los petroglifos y los sitios arqueológicos del Distrito de Arte en Piedra de Coso.Solo es posible ver algunas de las maravillas del extraño lugar participando en una de las visitas guiadas que están disponibles a través delMuseo Maturango. Junto con otros museos, el Bureau of Land Management, la Oficina de Preservación Histórica de California y la Comisión de la Herencia Nativoamericana de California, el Museo Maturango participa en el Programa de Vigilancia de los Sitios Arqueológicos de California. 
Dicen que este programa es para desalentar el vandalismo y el saqueo. Nosotros nos preguntamos ¿no será para impedir que algún curioso encuentre otra bujía o artefactos semejantes de una civilización olvidada?
De no ser por el artículo de la revista Info, las radiografías y las fotografías que se le hicieron, y el programa documental “En busca de…”, incluso hoy en día hasta podría pensarse que la geoda con el objeto manufacturado no es más que un mito, pero existió y aunque hoy su paradero es desconocido, la bujía es un objeto enigmático que no se puede negar.

from otra realidad 

Content Protection by DMCA.com

COMMENTS