DMCA.com Protection Status

Astrofísicos de Harvard: «Oumuamua sí pudo ser una nave extraterrestre»

Astrofísicos de Harvard: «Oumuamua sí pudo ser una nave extraterrestre»

Astrofísicos de Harvard: «Oumuamua sí pudo ser una nave extraterrestre»   Los científicos se quedaron absortos el año pasado cu

La sauna puede alargar la vida segun un estudio
Revelada la Verdadera forma del Caballero Negro.
Un monumental y misterioso #OVNI de 4 brazos “obligó” a la NASA a volver a cortar la emisión desde la EEI

 

Los científicos se quedaron absortos el año pasado cuando Oumuamua, el primer visitante insterestelar detectado en nuestro sistema solar, hizo su paso por nuestro vecindario cósmico. La explicación oficial en aquel entonces fue que se trataba de un asteroide, pero ahora un par de astrofísicos sostienen que su comportamiento solo puede indicar que se trató de una suerte de sonda alienígena.

Borrador automático

Uno de estos comportamientos extraños fue que, al pasar en las cercanías del Sol, el objeto aceleró de una manera que no es esperable si solo fuera empujado por la fuerza de gravedad.

Ahora, en un artículo publicado por Shmuel Bialy y Abraham Loeb de la Universidad de Harvard, se describe una fascinante hipótesis para explicarlo: pudo ser una nave extraterrestre, una pieza de tecnología perteneciente a una civilización interestelar.

Y no se trata de una especulación sin base alguna. Los autores empezaron con una simple cuestión: ¿cómo tiene que ser Oumuamua para que la radiación solar logre impulsarlo». Como respuesta, obtuvieron que para que esto fuera posible el objeto debería tener una forma muy extraña, similar a la de un gran papel de 0.3 milímetros de grosor doblado de tal manera que lo haría un cono o cilindro rotante. De esta forma, podría ser impulsado por la radiación solar —si esta fue realmente la responsable de su aceleración—.

Pero… ¿qué clase de objeto podría tener estas características? Los autores creen saberlo, según Bialy y Loeb, podría tratarse de «una vela solar flotando en el espacio interestelar como escombro de una tecnología avanzada». De hecho, los humanos ya hemos construido dichos objetos, las velas solares permiten a una nave espacial aprovechar el empuje minúsculo pero continuo impartido por los fotones que llegan desde el sol.

Para nuestra civilización, esta estrategia de propulsión sin propelentes representa una gran promesa, permitiendo potencialmente cruceros alrededor del sistema solar baratos y eficientes.

Borrador automáticoEn 2015, el pequeño satélite LightSail desarrollado por The Planetary Society desplegó su vela solar, confirmando el éxito de la demostración de esta tecnología de propulsión.

«En otras palabras, podría ser el equivalente a haber hallado los restos de un naufragio flotando en el océano», explican en el artículo publicado.

Exploración extraterrestre

Sin embargo, la hipótesis se vuelve más emocionante. Los autores creen que sería poco probable que una pieza aleatoria de escombro espacial de una sociedad alienígena simplemente hallara su camino hacia nuestro sistema solar por casualidad, a menos, claro, que la galaxia estuviera plagada con esta basura. Por ello, sugieren que es mucho más probable que Oumuamua haya sido enviado por una civilización inteligente a propósito.

«Oumuamua es una sonda enviada en una misión de reconocimiento y no el miembro de una población de objetos aleatorios», escriben.

Desde luego, los escépticos sostienen que hay explicaciones más verosímiles, como que la aceleración de este objeto interestelar fue causada por expulsiones de material gaseoso de su superficie ante la presión de la radiación solar, del mismo tipo que afecta el movimiento de muchos cometas en nuestro sistema solar.

Borrador automáticoRecreación artística de Oumuamua. Por Giovanni Cancemi.

Sin embargo, esta posibilidad no termina de encajar con lo observado para Oumuamua, que en su visita a nuestro sistema solar no mostró ningún signo de la cola de material que debería tener si hubiera acelerado debido a la expulsión de gases.

Lo más frustrante de todo es que nunca podremos saber a ciencia cierta si realmente esta fue una sonda alienígena, como sugieren los astrofísicos de Harvard. Ya está muy lejos para que la podamos observar e incluso cuando estuvo cerca nuestra tecnología solo pudo capturar fotos borrosas del objeto.

Borrador automáticoFoto de Oumuamua tomada desde el telescopio William Herschel el 29 de octubre de 2017. Crédito: Queen’s University Belfast.

 

 

Content Protection by DMCA.com

COMMENTS