Las cartas entre Tesla y Einstein

Las cartas entre Tesla y Einstein

  Está comprobado que Einstein y Tesla, genios coetanios, no simpatizaron.Tesla manifestó de figura clara su parecer encim

El “caso Manises” y las luces en el cielo de Mallorca  
La CABRA NO es símbolo de SATÁN.La iglesia LO INVENTÓ para acabar CON LOS TEMPLARIOS
Adicción a la comida chatarra: más de lo que parece

 

Está comprobado que Einstein y Tesla, genios coetanios, no simpatizaron.Tesla manifestó de figura clara su parecer encima del trabajo del físico alemán y su Hipotesis de la Relatividad, lo que no impidió que Einstein un día le redactase una carta poco famosa.

 

Sobre los dos se ha escrito y mencionado de todo. Sobre Einstein se podría decir que es considerado el investigador más conocido del siglo XX, un hombre al que le debemos su Hipotesis de la Relatividad especial, un marco que dio paso como consecuencia lógica a la conclusión de la ecuación de la física más famosa a nivel popular: la equivalencia masa-energía (E=mc 2) .
Las cartas entre Tesla y EinsteinUn genio que marcaría las bases para la física estadística y la mecánica cuántica.

Nikola Tesla no fue menos.El genio de origen serbio es conocido a nivel mundial por incontables creaciones, sobresaliendo en el campo del electromagnetismo a finales del siglo XIX y principios del siglo XX.

Las cartas entre Tesla y Einstein

El físico, sus patentes y en general todo su trabajo ayudó a sentar las bases de los equipos modernos de potencia eléctrica por corriente alterna, donde además se introducía el sistema polifásico de distribución eléctrica y el motor de corriente alterna, lo que ayudó de figura notable a lo que fue la Segunda Revolución Industrial.

Tesla vs Einstein: cartas dirigidas
Lo cierto es que Nikola Tesla conservó una mirada desafiante al trabajo de Einstein.
Manifestó alto y claro que no afirmaba en la Hipotesis de la Relatividad (además negaba la divisibilidad del átomo en su tiempo) y como muestra existen incontables artículos de la era donde declaraba la “guerra” a la hipotesis de Einstein.
Inclusive así, sus palabras hay que comprenderlas en el ambiente de la era (y sus avances) y de la propio caracter del personaje.
Un hombre considerado “cabezudo” en sus ideas, de gran personalidad y fuerte caracter. Estas fueron algunas de sus confirmaciones:
Las cartas entre Tesla y EinsteinEl 11 de septiembre de 1932 declaraba lo siguiente en el New York Herald Tribune:
… Sostengo que el universo no puede ser curvo por el facil motivo de que no puede tener propiedades. Bien podría decirse que Dios tiene propiedades, y no las tiene, los atributos son de nuestra propia creación.
De propiedades sólo podemos hablar cuando se trata de la materia que llena el universo. Decir que en presencia de grandes masas el universo se transforma en curvo es equivalente a asegurar que algo puede actuar sobre la nada. Yo, por ejemplo, me niego a suscribir tal punto de vista.”
Tres años después, el 10 de julio de 1935, volvía a hablar sobre la relatividad en el New York Sun:
La Hipotesis de la Relatividad es una masa de error y engañosas ideas que se opone al sentido normal. Ni una sola de las proposiciones de la relatividad ha sido probada.”
Un día después volvía a hablar sobre la hipotesis, esta vez desde el New York Times:
En mi parecer. La relatividad es como un mendigo, un mendigo envuelto en púrpura a quién la gente ignorante toma como un soberano.”
En este último extracto en el NYT y tras hablar del trabajo de Einstein apoya sus confirmaciones con una serie de experimentos que había llevado a cabo en 1896. Venía a decir que había conseguido medir velocidades inclusive cincuenta veces mayores que la velocidad de la luminaria, lo que suponía demoler la hipotesis de Einstein, cuyo pilar en la estructura de la relatividad explicaba que no había velocidad mayor que la de la luminaria.
Queda claro por tanto que Tesla se enfrentaba a los principios del trabajo del físico alemán. Pero, ¿y Einstein? Resulta interesante que dos de los más grandes genios que hemos tenido no fueran al menos “conocidos” (si no colegas) compartiendo tiempo en vida. En cualquier hecho lo que sí ocurrió fue una carta de este a Tesla. La carta tuvo lugar en 1931 en el 75 cumpleaños de Tesla y fue publicada en la revista Time.
Las cartas entre Tesla y Einstein
Se trataba de un especial donde la reconocida publicación había pedido a celebridades de la era que le dedicaran unas palabras al genio serbio. Estas fueron las palabras de Einstein:
Estimado Sr. Tesla, me complace conocer que está usted celebrando su 75 aniversario y que, como pionero de éxitos en el campo de las corrientes de alta frecuencia, el maravilloso desarrollo que esta área de la tecnología ha conseguido. Le felicito por el gran éxito de su trabajo en vida. Albert Einstein.
Hay quien dice que la carta tiene más de sarcasmo que de realidad, pero lo único cierto es que Einstein escribió y dedicó estás palabras a su “colega” contemporáneo.
Content Protection by DMCA.com

COMMENTS

DMCA.com Protection Status