Las cinco leyendas mexicanas más impresionantes

Las cinco leyendas mexicanas más impresionantes

Todo país tiene sus mitos y leyendas que son relatados por sus habitantes y transmitidos de generación en generación. Muchas de estas historias refier

Personas que tuvieron experiencias con la muerte cuentan sus historias
Huellas de 5,7 millones de años desafían la teoría evolutiva humana
LOS DUENDES DE HOPKISNVILLE: ECUENTRO DEL TERCER TIPO

Todo país tiene sus mitos y leyendas que son relatados por sus habitantes y transmitidos de generación en generación. Muchas de estas historias refieren a misterios sin develar, intentan explicar fenómenos que desafían a la razón, y concentran claves acerca de la idiosincrasia de una cultura o sociedad. Todos los países tienen sus mitos urbanos, aunque pocos tienen tantos y tan variados como México. Esta lista muestra apenas algunas de las leyendas mexicanas más impactantes:


-El charro negro: se trata de un hombre alto y elegante, que viste chaqueta corta, camisa, pantalón ajustado y sombrero. Aparece por la noche, montado en un gran caballo azabache, atravesado los caminos solitarios que conectan los pueblos pequeños. Conversa amablemente con los hombres, y seduce, galante, a las mujeres. Se dice que si una mujer acepta subir a su caballo, ya no podrá bajarse, y nunca más nadie volverá a saber sobre ella.


-El carro de las brujas: un coche rojo en el que viaja, a gran velocidad, un grupo de mujeres hermosas. Suele aparecer en la carretera que une el Distrito Federal con Cuernavaca, aunque se lo ha visto en los más distantes puntos de México. Estas mujeres, al cruzarse con un hombre, lo invitan a subir; si el “afortunado” accede, aparecerá muerto días más tarde, al costado del camino, con símbolos rituales inscriptos en su piel.

-La casa de los tubos: cuenta la leyenda que un hombre decidió construir para su hija, afectada por la parálisis, una enorme casa de diseño cilíndrico, completamente interconectada por rampas por las que podía desplazarse la silla de ruedas. El día en que la joven fue llevada a la mansión en construcción para observar su progreso, un accidente hizo que su silla de ruedas se deslizara por una rampa hasta caer por la ventana. Luego de la muerte de la niña, el padre se suicidó. Según los vecinos de la casa de los tubos, en lo localidad de La Escondida, en Monterrey, todavía se escuchan provenientes de los tubos los gemidos del fantasma de la niña muerta.

-Los niños del terremoto: una de las consecuencias más desgarradoras del terremoto que azotó a México en septiembre de 1985 fue la gran cantidad de niños muertos, dado que las escuelas no estaban construidas de manera tal que soportaran un sismo de gran magnitud, y que el horario del máximo temblor, las 7:19 de la mañana, coincidía con el comienzo de la jornada escolar. En los edificios construidos sobre las escuelas derrumbadas, los oídos sensibles pueden percibir aún hoy las voces de los niños que hablan, cantan y juegan mientras ingresan a clases.

-La penitente: una anciana sube a un taxi y da al conductor la dirección de una iglesia. Así comienza un viaje que la llevará de iglesia en iglesia: de cada una de ellas vuelve llorando y rezando. Luego de dos horas, la mujer indica al taxista la dirección de su casa. Al llegar, ella dice que irá a buscar el dinero. Luego de un buen rato, el conductor baja del coche y golpea la puerta de la casa. Quien lo recibe le explica que la anciana a la que busca ha muerto hace años.

Misterios y Conspiraciones

Content Protection by DMCA.com

COMMENTS