Caso OVNI de 1950: Las fotografías de la familia Trent

Caso OVNI de 1950: Las fotografías de la familia Trent

Un conjunto de impresionantes fotos de un supuesto OVNI fueron tomadas por el señor y la señora Trent durante la tarde, justo antes de la pu

Alienígenas caso abierto Los metales de los ovnis
El enigmático caso de Yog’tze
El Caso REAL detrás de la película El Conjuro 2

Un conjunto de impresionantes fotos de un supuesto OVNI fueron tomadas por el señor y la señora Trent durante la tarde, justo antes de la puesta del sol, el día 11 de mayo de 1950, cerca de McMinnville, Oregon. Según el relato de la señora Trent el objeto volador, apareció sobre su granja mientras ella daba de comer a unos conejos. De inmediato llamó a su marido, que con la cámara de la familia tomó dos fotografías desde diferentes posiciones apenas a unos metros de distancia. Una de aquellas fotos aparecieron como titular en el periódico local

y luego en la Revista Life, y 17 años más tardes las fotografías fueron sometidas a análisis detallados y minuciosos por UFO Project de la Universidad de Colorado.

Además William K. Hartmann, un astrónomo de la Universidad de Arizona, realizó una minuciosa investigación fotométrica y fotogramétrico de los negativos originales, y pudo determinar la distancia aproximada del objeto. Para lograr esto Hartmann utiliza los objetos en primer plano y que se encuentran a una distancia cercana, como por ejemplo una casa, un árbol, un tanque de agua de metal, y un poste de teléfono; y procede a comparar estas imágenes con las del OVNI. También tomó en cuenta la existencia de colinas, árboles y edificios una lejana distancia, lo cual lo ayudó a establecer un patrón que le indique de manera más precisa la distancia de Objeto y el testigo ocular.

Hartmann utiliza estas distancias conocidas de diversos objetos en la foto para calcular un factor aproximado de atenuación atmosférica. Se mide entonces el brillo relativo de diversos objetos en las fotos, y se puede demostrar que las distancias en general pueden ser calculadas con una precisión de aproximadamente + / – 30%. Luego de estas investigaciones y análisis Hartmann escribió lo siguiente:

“Se llegó a la conclusión de que por una consideración cuidadosa de los parámetros que intervienen en el caso de objetos reconocibles en las fotografías, las distancias se pueden medir en un factor relativamente pequeño. Si bien tal medida se podría hacer para que el OVNI, podríamos distinguir entre un objeto distante extraordinario y un hipotético modelo pequeño, cerca. “

Hartmann señaló que las mediciones fotométricas indicaban  que el OVNI era más brillante que el tanque metálico y la superficie pintada de blanco de la casa, esto concuerda con el testimonio de Trent, que catalogó al objeto como muy brillante. Además, la superficie sombreada del OVNI fue mucho más brillante que la región sombreada del tanque de agua, lo que explica de forma fehaciente que el objeto volador también estaba iluminado por la luz dispersada por e medio ambiente; lo cual es otro punto a favor que indica veracidad de la fotografía.

“Parece significativo que la simple interpretación más directa de las fotografías confirma precisamente lo que los testigos dijeron haber visto”

Hartmann escribió además que “en la medida en que el análisis fotométrico es fiable, (y las mediciones parecen ser consistentes), las fotografías indican un objeto con una superficie brillante a una distancia considerable (en el orden de decenas de metros de diámetro). Aunque quizás sea exagerado decir que se descarta creación o manipulación de fotografías, parece ser que el análisis y la interpretación directa de las mismas confirman lo relatado por los testigos y confirma el extraño encuentro que tuvieron con este objeto.

Como conclusión, Hartmann reiteró, haciendo hincapié en que todos los factores inmersos en la investigación, tanto fotográficos y testimoniales, fueron consistentes con la afirmación de que “un extraordinario objeto volador, plateado, metálico, con forma de disco, decenas de metros de diámetro, y evidentemente artificial, voló a la vista de los dos testigos”.

Controversia – Aparecen los escépticos

No satisfecho con los resultados de Hartmann y totalmente desprovisto de cualquier evidencia que manifieste que el OVNI era un engaño, el UFO debunker (desacreditador) Robert Sheaffer argumentó cualitativamente que la neblina en las fotos era suciedad en el lente, y por lo tanto el objeto todavía podría estar cerca de la cámara. Además, sostuvo que las fotos fueron tomadas a las 7:30 de la mañana en vez de por la tarde.

El Dr. Bruce Maccabee, un físico óptico, analizó los negativos originales y no encontró razones que apoyen la teoria del tiempo de retraso que planteo Sheafeer. También Maccabee repitió los cálculos de Hartmann con mucho mayor detalle, considerando la posibilidad de que existiese suciedad en el lente y obtuvo los mismos resultados como Hartmann originalmente hizo. Otro aspecto importante, que tira por los suelos la hipótesis del lente sucio de Sheaffer, es que no explica por qué aquella supuesta suciedad no afecta a todos los objetos en las fotos, sino solamente al OVNI.

Todos los objetos cercanos en la foto eran nítidos con un contraste alto, pero los objetos a mayor distancia, como un granero, una casa, árboles y colinas (y el OVNI), eran de bajo contraste, tal y como debería ser debido al fenómeno de absorción y la dispersión de la luz.

Maccabee también logro calcular que el ovni se encontraba a más de 1 kilómetro de distancia, y las dimensiones del objeto serian de alrededor de unos 30 metros de diámetro.

En cuanto a la hipótesis de Sheaffer,de que las fotos no correspondían al tiempo expresado por los testigos, Maccabee descubrió e informó que las fotos fueron tomadas el mismo día en que los testigos señalaban en que sucedieron los hechos.

Maccabee sugirió que una nube iluminada por el sol de la tarde podría haber causado aquel avistamiento, pero al parecer seria una suposición poco creíble. Además si Sheaffer ha proporcionado una causa plausible que explique de porque los Trent habrían mentido sobre esto.

Los Trent: unos Repetidores

Más adelante en el libro “OVNIs” de Klass, se acuso a los Trent de repetidores debido a que en un artículo publicado en junio, la señora Trent afirmaba haber visto objetos similares en la costa, en tres ocasiones diferentes, pero que nadie le creía; esto fue declarado para el periodista Lou Gillette.

La acusación lanzada por Klass de “repetidores” hacia la familia Trent, se basa únicamente en las afirmaciones de la señora Trent como se informa en el documento. Pero un detalle importante, es que las afirmaciones del señor Trent concuerdan con las de su esposa. Por razones que sólo podemos adivinar, Klass no incluyó en su libro la respuesta del señor Trent a la siguiente pregunta:

“¿Por qué espero tanto tiempo antes de contarle a alguien acerca de las fotos?

Trent admitió que estaba un poco asustado. Él dijo: ‘Usted sabe, se oye mucho sobre esas cosas… No me creía todo lo que se hablaba de los platillos voladores antes, pero ahora creemos que el Ejército sabe lo que son’.

Esto sugiere que el señor Trent no había visto ningún OVNI antes y se mostró escéptico acerca de los platillos voladores (de ahí la afirmación de su esposa de que “nadie me creería”)… hasta que vio a uno de ellos.

De todo lo anterior mencionado se puede discernir el claro intento de muchos escépticos de desprestigiar a los testigos y sembrar razones que creen un ambiente de duda y cataloguen el hecho ocurrido como absurdo, sin dudas la clásica estrategia de estos malintencionados personajes.

Si, como cree Klass, no hay platillos voladores y por lo tanto los Trent no podrían haber visto uno, entonces la señora Trent debe haber mentido cuando dijo que vio a varios anteriormente. Por otra parte, el señor Trent estaba diciendo la verdad acerca de su escepticismo, aunque bien podría haber apoyado la afirmación de su esposa diciendo que él también había visto a varios, aunque en realidad no creía que existieran, esto demuestra autenticidad y sinceridad de parte del señor Trent.

Si nos ponemos en el caso de que esto se trate de una posible broma por parte de los Trent, lo más probable es que la familia asuma de manera conjunta que fueron testigos de un avistamiento, sin embargo ocurrió todo lo contrario, la senora Trent asumió que fue testigo de varios avistamientos mientras que el señor Trent confesó que jamás había sido testigo y además no creía en este tipo de fenómenos.

La señora Trent no podría ser una repetidora pues lo único que hizo anteriormente es manifestar avistamientos OVNI, que bien podrían ser identificaciones erróneas honestas, a menos que la definición de repetidor sea la de aquella persona que de forma reiterada y honestamente identifica de manera errónea.

 
 
 

Misterios y Conspiraciones

Content Protection by DMCA.com

COMMENTS

DMCA.com Protection Status