LA IGLESIA MEXICANA REALIZA UN EXTRAÑO EXORCISMO A ESCALA NACIONAL

‘Skraeling’ La tierra verde en el polo
¿Es posible sumergir a una persona en una animación suspendida?
Las Vedas conocimiento perdido por escrito

El cardenal Juan Sandoval Íñiguez, arzobispo emérito de Guadalajara, presidió la ceremonia de un exorcismo nacional a puertas cerradas, por primera vez en la historia de México, en un evento que no fue dado a conocer al público.


También participaron el arzobispo Jesús Carlos Cabrero de San Luis Potosí, el demonólogo y exorcista español José Antonio Fortea exorcista, y un pequeño grupo de sacerdotes y laicos.

Los altos niveles de violencia, así como los carteles de la droga y el aborto en el país, fueron la motivación para realizar el exorcismo, conocido como “Exorcismo Magno”, pues las autoridades eclesiásticas consideran que el país está infestado de demonios.
Según el Padre Fortea “el exorcismo realizado en San Luís Potosí es la primera vez que se lleva a cabo en México, en el que los exorcistas vinieron de diferentes partes del país y se reunieron para exorcizar los poderes de las tinieblas”

“Este rito de exorcismo, hermoso y litúrgico, nunca antes había tenido lugar en ninguna parte del mundo. A pesar de que había tenido lugar de manera privada cuando San Francisco exorcizó la ciudad italiana de Arezzo”.
El exorcista español dijo que “sería muy deseable que cuando se produjeran reuniones anuales de exorcistas en un país, se realizara un magno exorcismo como el que tuvo lugar en México”

AVISO DE USO JUSTO: Esta página contiene material con derechos de autor cuyo uso no ha sido específicamente autorizado por el propietario de los derechos de autor. Esta web distribuye este material con el propósito de reportar noticias, investigación educativa, comentarios y críticas, constituyendo el Uso Justo bajo 17 U.S.C § 107.

¿Te gustó este artículo?

Descarga nuestra app para Android y no te perderás ninguno.

COMMENTS