Un grupo de investigadores descubrieron que la velocidad de las supercomputadoras podría aumentarse mediante el uso de un virus biológico llamado fago M13

    Un grupo de investigadores de EE.UU. y de Singapur ha descubierto que mediante el uso de un bacteriófago se puede aumentar l

Los científicos han desentrañado el secreto de los rayos en Júpiter
La Grasa fosilizada revela que Dickinsonia es el animal más antiguo conocido
La NASA está planeando el primer viaje interestelar en la historia para buscar alienígenas

 

 

Un grupo de investigadores de EE.UU. y de Singapur ha descubierto que mediante el uso de un bacteriófago se puede aumentar la velocidad de estos superordenadores.

Foto ilustrativa
freepik.com
Síguenos en Facebook

Un grupo de investigadores del Instituto de Tecnología de Massachussets (MIT, por sus siglas en inglés) y de la Universidad de Tecnología y Diseño de Singapur (SUTD, por sus siglas en inglés) ha descubierto que la velocidad de las supercomputadoras podría aumentar mediante el uso de un virus biológico llamado fago M13 que ha sido diseñado genéticamente para conseguir una forma de memoria más eficiente, según se desprende del estudiopublicado el pasado 20 de noviembre en la revista científica ACS Applied Material & Interfaces.

Cuando una computadora está moviendo datos de su memoria de acceso aleatorio (RAM, por sus siglas en inglés), más rápida pero volátil, a su memoria de solo lectura (ROM, por sus siglas en inglés), o almacenamiento permanente, el proceso dura unos pocos milisegundos.

Si este sistema —que utiliza dos partes— pudiera reemplazarse por un solo almacenamiento de sistema conocido como memoria de cambio de fase, el proceso se aceleraría y apenas duraría unos nanosegundos. La memoria de cambio de fase es más rápida que la RAM e incluso tiene más capacidad de almacenamiento que un disco duro.

Sin embargo, la tecnología de memoria de cambio de fase requiere un material que pueda cambiar de forma, pasando de estado amorfo a cristalino. En la actualidad estos materiales de tipo binario solo se pueden separar cuando alcanzan la temperatura de fabricación necesaria, lo que dificulta la incorporación de estos materiales en los circuitos de los ordenadores.

“Nuestro equipo de investigación ha encontrado una manera de superar este gran obstáculo con la tecnología de cable pequeño”, explica Desmond Loke, profesor adjunto del SUTD y uno de los investigadores que participaron en el estudio. Los científicos descubrieron que el bacteriófago M13 podría usarse para atraer los materiales de tipo binario en cables utilizables a una temperatura más baja, de modo que se pueda crear la memoria de fase.

Content Protection by DMCA.com

COMMENTS