Encuentros surrealistas con los ángeles en la carretera

Encuentros surrealistas con los ángeles en la carretera

Encuentros surrealistas con los ángeles en el camino La carretera puede ser un lugar peligroso y mortal, con los automóviles a toda

Una extraña y nueva molécula hallada en el espacio podría resolver uno de los misterios de la vida
Las plantas nucleares de Francia e Inglaterra vierten isótopos radiactivos a Escandinavia
“El libro de extraterrestres” de Hillary Clinton y la conexión Rockefeller

Encuentros surrealistas con los ángeles en el camino

La carretera puede ser un lugar peligroso y mortal, con los automóviles a toda velocidad y a toda velocidad como misiles pesados ​​de metal, vidrio y gasolina, y la gente a menudo no presta atención a hacia dónde se dirigen estos proyectiles rodantes, todo empeorado por el mal camino. Las condiciones o la visibilidad, y los accidentes automovilísticos causan una gran cantidad de muertes trágicas en las carreteras de nuestro mundo. Puede ser una idea desgarradora darse cuenta de que estás casi a merced del destino que hay en la carretera, corriendo esencialmente solo en una delgada capa de metal que probablemente no haga mucho bien para protegerte si el peligro llega. Sin embargo, ¿qué pasa si no estamos solos en ese tramo del camino? ¿Qué sucede si hay fuerzas benevolentes que nos vigilan, nos cuidan y nos guían de manera segura hacia nuestro destino? Si hay que creer algunos informes, entonces este podría ser el caso,

Un tipo de informe particularmente extraño que involucra a los ángeles en el camino es el de los verdaderos ángeles que hacen autostop, que típicamente aparecen de la nada para recogerlos, continúan haciendo declaraciones proféticas o previenen algún accidente, y luego desaparecen sin dejar rastro. Curiosamente, hay un caso muy temprano de este tipo de cosas que se remonta a una era anterior a la de los coches. Este relato se puede encontrar en un manuscrito de 1602 de la biblioteca de Linköping en Suecia titulado Om the tekn och widunder som föregingo the liturgiske owäsendet , o «On the Signs and Wonders Preceder the Liturgic Broil», escrito por Joan Petri Klint Klint, quien escribió gran parte de los eventos inexplicables y fue una especie de escritor paranormal temprano.

Entre los muchos relatos de anomalías y extraños sucesos contenidos en el manuscrito se encuentra un informe supuestamente dado por un vicario del conocido de Klint, quien afirmó que en febrero de 1602 había estado viajando a la ciudad de Vadstena en trineo junto con tres compañeros, cuando Encontré a una mujer muy joven en el frío glacial. Teniendo en cuenta que estaba frígido afuera y esta chica parecía inadecuadamente vestida y perdida en medio de la nada, le ofrecieron un paseo en trineo, que ella aceptó asintiendo. Las cosas se pusieron muy raras cuando se detuvieron en una posada para descansar y a la misteriosa joven le ofrecieron una jarra de cerveza. Tan pronto como la bebida se colocó frente a ella, inmediatamente se convirtió en malta, y otra cerveza colocada allí de repente se transformó en bellotas. La tercera y última cerveza fue agarrada por esta maravillosa chica y convertida en sangre. La niña, que hasta este momento no había pronunciado una sola palabra, luego proclamó: “Este año habrá buenas cosechas. Habrá suficientes frutos de los árboles. También habrá muchas guerras y plagas «, antes de desaparecer ante sus ojos. Fiel a su palabra, el año resultó ser exactamente como ella había profetizado.

Encuentros surrealistas con los ángeles en la carretera

Es difícil saber si se suponía que esto era un ángel o no, pero ciertamente parece encajar, y sigue siendo un relato bastante curioso de tales encuentros en la carretera. En un informe más moderno, tenemos a un hombre que dio su experiencia en ThoughtCo . y dice que sus padres se lo dijeron a él, ya que cuando era pequeño él era un niño pequeño. Él dice:

Una noche tarde, cuando era un niño pequeño (20 ahora), mis padres paseaban por la ciudad mientras yo me quedaba con mi abuela. Eran padres jóvenes y yo fui el primero en hacerlo, así que no los culparía por tomarse un descanso. Y en algún momento se detuvieron en una gasolinera y mientras estaban allí, un anciano sin hogar se acercó y le pidió cortésmente que lo llevara. El hombre parecía inofensivo y aceptaron su petición. Estaban conduciendo y cuando cruzaban una intersección en una luz verde cuando vieron un automóvil que había encendido la luz roja que venía a su lado a toda velocidad. Pero en lugar de deshuesarse, el auto entrante los atravesó. Tiraron hacia un lado para asegurarse de que todo estaba bien. Miraron hacia atrás para ver cómo estaba el hombre. Pero él había desaparecido.

Otra persona contó una experiencia algo similar con un autoestopista aparentemente angelical en Reddit, y dijo que era una experiencia que su padre había tenido cuando era un hombre joven. Aparentemente, el testigo se había quedado atrapado en el intenso tráfico de la madrugada un día cuando notó a un hombre parado a un lado de la carretera, desamparado y haciendo autostop, cargando una bolsa de aspecto pesado. El padre tuvo la amabilidad de sentir compasión por él, retirarse del tráfico e incluso perder su lugar para recoger al desaliñado hombre buscando, perdiendo quién sabe cuánto tiempo para hacerlo. Una vez en el auto, el desconocido demostró ser muy amigable y amable, y los dos conversaron sobre la vida, la familia y el trabajo, hasta que el hombre, sin previo aviso, exigió que detuvieran el auto y lo dejaran salir. El cartel dice de lo que pasó después:

De repente le pidió a mi papá que lo dejara. Papá estaba confundido ya que esto estaba justo al lado de un campo en medio de la nada. El chico dijo que no se preocupe por eso y salió, lo que sorprendió a mi padre. Mi papá se dio la vuelta para irse y notó que el tipo dejó su bolsa y fue a avisarle, pero se había ido. En ningún lugar para ser visto. Papá dice que lo buscó, pero no tenía sentido dónde iba o cómo podía esconderse. Al volver al coche, miró dentro de la bolsa para encontrar que estaba vacío. También raro Decidió continuar su camino y se unió al tráfico. Llegó al primer semáforo al final y notó que originalmente había ocurrido un accidente en el auto que estaba detrás de él en la línea de tráfico y se dio cuenta de que si no hubiera recogido a este tipo, habría estado involucrado en ese accidente. Ese tipo lo salvó. 2 semanas después su esposa estaba embarazada de mí. Mi papá todavía tiene la bolsa y la lleva consigo en su auto en todo momento con la esperanza de encontrar al tipo y darle las gracias. Papá fue salvado por un extraño ángel guardián, un autoestopista. Todavía tiene recuerdo de la ocasión. No entiende lo que pasó hasta este día.

Encuentros surrealistas con los ángeles en la carretera

Este es en realidad un tema muy común en los supuestos encuentros con los ángeles en la carretera, que por cualquier motivo parecen estar allí para prevenir una catástrofe inminente. Un testigo llamado Brandy McCall contó su experiencia con esto en el sitio Medio. Cuenta que tuvo un accidente automovilístico grave cuando tenía 16 años mientras conducía con una amiga. El automóvil en el que estaban rodó varias veces antes de rebotar entre una caravana y un edificio y, finalmente, deslizarse hasta detenerse, dejando fragmentos de metal y vidrio a su paso. A pesar del incidente bastante desgarrador, ambos estaban sorprendentemente intactos, excepto por la sangre que Brandy podía sentir fluir por su rostro. Un vecino les dijo que había llamado a una ambulancia, pero no había mucho que pudieran hacer sino esperar, ya que estaban atrapados dentro del vehículo volcado. Mientras esperaban, se producirían una serie de eventos inusuales que cambiarían el testimonio ciertamente no muy religioso. Ella dice:

Mientras esperábamos, un señor mayor en una vieja camioneta verde salió de la carretera detrás de nosotros. Este hombre me ayudó a salir del auto destrozado, me llevó a sentarme en el borde de la carretera y me entregó una toalla para sostener mi cara sangrante. Tenía la voz más suave y olía a tabaco del Hombre Rojo, lo mismo que masticaba mi papaya. Me dijo que venía ayuda y que revisó a mi amigo.

Escuché los camiones de bomberos en la distancia, y pasaron unos momentos antes de que subieran la colina. El capitán del Departamento de Bomberos era un hombre llamado Tony, a quien conocía desde su nacimiento. Fuimos a la misma iglesia y sus hijos y yo teníamos aproximadamente la misma edad. Cuando vi a Tony bajarse del camión, supe que estaba bien. Llegó una ambulancia y nos cargó. Tony montó conmigo, viendo que estaba muerto de miedo. Me dijo que si el auto hubiera avanzado un par de pulgadas más, los resultados hubieran sido mortales. Un trozo de metal de la caravana había cortado el parabrisas del auto, que fue lo que causó que me sangrara la cabeza. Probablemente nos habría quitado la cabeza si hubiéramos ido más lejos. Además de eso, estábamos a dos pies de un tanque de propano que se había llenado esa misma semana. No sé cómo esquivamos ambas balas.

Antes de llegar al hospital, le pregunté a Tony sobre el anciano. Simplemente me miró y me dijo que no había ningún camión verde, ningún anciano. No había nadie alrededor, excepto la dama en cuyo patio nos habíamos estrellado. El camino en el que nos encontrábamos era un callejón sin salida. El caballero que vi no pudo haberse movido entre los camiones de bomberos y las ambulancias para salir de allí sin ser visto. Pero todavía tenía la toalla en la mano que me había dado. Aunque me criaron en la iglesia, bautista del sur, nunca he sido demasiado religioso. Pero les digo que creo que vi un ángel ese día. No sé por qué, y nunca ha vuelto a suceder. Pero sé lo que vi.

Encuentros surrealistas con los ángeles en la carretera

En algunos informes como este, el ángel no se ve físicamente, pero es ciertamente la presencia que se siente. Un testigo de Ohio cuenta en ThoughtCatalog de cómo conducía con su esposo a casa desde un establo de caballos cuando otro vehículo dio un giro repentino justo delante de ellos, lo que hizo que perdieran el control de su automóvil y se estrellaran. La víctima descubrió que su puerta en el lado del pasajero estaba atascada y que estaba atrapada irremediablemente dentro del vehículo total. El testigo explica las cosas milagrosas que sucedieron a continuación:

Estaba sentado allí, en estado de shock, indefenso, incapaz de salir del vehículo. Pero lo siguiente que recuerdo, de alguna manera me transportaron y me encontré parado en la carretera al lado del auto. Vi una sombra oscura en la parte delantera del coche. Parecía la parte frontal de un hombre desde la vista lateral. Algún tiempo después, el esposo del conductor me dijo: «No sé cómo saliste de ese auto». Lo pensé un poco más y me di cuenta de que me habían movido por la puerta del auto con algo de ayuda sobrenatural. Esto me ha dado una nueva perspectiva sobre muchas cosas, incluida la protección angelical.

Es difícil decir si esto fue «protección angélica» o no, pero ciertamente parece un acontecimiento sorprendente, sea lo que sea. En otro relato, un testigo anónimo cuenta cómo él y su esposa conducían por la carretera interestatal en un caluroso día de verano en Carolina del Norte cuando un camión se estrelló contra ellos por detrás cuando cruzaban un puente sobre un río. Su auto fue sacudido violentamente en el aire y hacia la barandilla y una gran pendiente hacia abajo. Ese sin duda hubiera sido su destino si una secuencia extraña de eventos afortunados no se desarrollara a continuación, de lo que el testigo dice:

Me di cuenta de que podríamos ir por la barandilla y hundirnos en el río muy por debajo, una caída que hubiera significado una muerte segura. Pero antes de que pudiera reaccionar, mi auto regresó al carril de conducción y se estabilizó. La camioneta nos gritó a pocos centímetros de mi puerta. Me las arreglé para salir del puente y pararme en el borde de la carretera para inspeccionar mi auto. El conductor de la camioneta también se había detenido y corrió hacia mí. «¡Pensé que te había empujado por el puente cuando golpeé tu parachoques trasero!», Dijo. Mi esposa y yo estábamos conmocionados pero aliviados.

Fue una llamada muy cercana. El conductor estaba cansado y se quedó dormido momentáneamente al volante de su camioneta a alta velocidad cuando viró en mi carril y atrapó la parte trasera izquierda de mi automóvil, enviándola hacia el lado del puente. Pensó que nos habíamos ido. Pensé que íbamos a pasar. Pero no lo hicimos. Mi esposa dice que sintió que el auto se movía hacia la izquierda. Sé que no giré el volante para que esto sucediera. Ambos sentimos que en ese día, en ese momento, tuvimos la mano de un ángel que movió nuestro auto de regreso al carril de conducción, evitando que salga del puente. No vi a un ángel, pero hasta este día sentimos fuertemente que había un poco de ayuda adicional, un ángel que nos rescató del desastre.

Encuentros surrealistas con los ángeles en la carretera

En otros casos, se informa que los ángeles no detienen los accidentes, sino que prestan una mano muy necesaria, a menudo salvadora en momentos de necesidad. Una de esas experiencias milagrosas le sucedió a un Pastor John Boston, quien un día conducía junto con su hija de 4 años en el asiento trasero cuando un camión cruzó la línea central y se dirigió hacia ellos. En un intento por evitar la inevitable colisión, Boston se desvió hacia un lado y terminó chocando contra un poste de servicio. Esto no fue lo peor de todo, ya que un transformador vivo lleno de electricidad cayó sobre ellos, abrasando el metal y burbujeando la pintura con su intenso calor. Además de todo esto, Boston se dio cuenta de que no solo el cinturón de seguridad de su hija estaba atascado, sino que la puerta tampoco se abría.

Fue durante esta situación aparentemente ineludible, con el silbido transformador amenazando con envolver a su automóvil en llamas, que Boston dice que un extraño se acercó desde la libertad de la calle que permanecía fuera de su alcance. El hombre fue descrito como algo «desaliñado», pero fue increíblemente capaz de abrir sin esfuerzo la puerta atascada del automóvil, desabrochar el cinturón de seguridad que había estado atascado momentos antes, y luego llevar a los dos a 20 pies de distancia, justo cuando el El coche se incendió para arrojar humo por todas partes. Cuando el testigo y su hija estuvieron fuera de peligro, el hombre simplemente dijo: «Mi nombre es Johnny, la policía está casi aquí y no puedo estar aquí cuando ellos lleguen, pero usted estará bien», antes de pararse. arriba y simplemente desapareciendo. Desde ese día, el Pastor Boston ha estado convencido de que fue un ángel quien los sacó de cierta perdición.

Encuentros surrealistas con los ángeles en la carretera

A continuación, tenemos la historia de un testigo que se llama a sí misma «Deb», quien dice que en 1980 era una madre soltera con dos bebés que viven en el condado de San Bernardino, California. Por lo general, dejaba a los niños pequeños en la casa de sus padres, que se encontraba a unos 30 kilómetros de distancia, en la ciudad de Alta Loma, y ​​luego los recogía por la noche en su camino a casa desde el trabajo. Esta noche, los recogió como de costumbre, pero en el camino a casa se sorprendió al darse cuenta de que estaba casi sin gasolina y el coche estaba chisporroteando, un descuido debido al hecho de que el viejo vehículo tenía un indicador de gasolina roto. Ella dice:

A medio camino de casa, el coche comenzó a girar y me di cuenta de que estaba vacío. Saqué la primera rampa de salida que pude, y resultó ser una que estaba ligeramente cuesta arriba. Casi en la parte superior de la salida, mi auto murió y no había absolutamente nada alrededor, excepto campos vacíos y luces lejanas en una parada de camiones a aproximadamente un cuarto de milla por la carretera. Sin coches a la vista, no sabía qué hacer. Los niños dormían y caminaban kilómetros mientras cargaban dos niños en medio de la noche no era una buena opción. Puse mi cabeza en el volante mientras decía una breve oración de pánico ”, dice ella. «Ni siquiera había terminado cuando escuché algunos toques en mi ventana.

La fuente del tapping fue un joven de aproximadamente 21 años de edad, bien cuidado, bien vestido y con un ligero olor a jabón. Parecía que casi emanaba un aura de calma y tranquilidad, ya que Deb recuerda que ella no sentía ningún miedo en absoluto, a pesar de que esta extraña estaba llamando a su ventana en medio de la nada en la noche en este camino apartado. De hecho, tenía una sensación de seguridad, que podía confiar en este hombre aunque nunca lo había visto antes, y él de alguna manera alivió su estado de pánico con solo mirarla. Este hombre misterioso luego le dijo que pusiera su auto en punto muerto y luego procedió a empujarlo sobre la colina hasta donde pudiera obtener gasolina. Ella dice:

Le di las gracias y seguí sus instrucciones. El coche comenzó a moverse. Lo dirigí hacia las luces de la parada de camiones y me di la vuelta para gritarle «gracias» otra vez. ¡Fue tan amable! Mi coche seguía moviéndose, pero el joven no estaba a la vista. Quiero decir, esta área era completamente remota. No había ningún lugar en el que pudiera haber ido tan rápido, incluso si hubiera un lugar al que ir. Ni siquiera sé de dónde vino para empezar.

Siempre he confiado en Dios para que nos cuide, pero al relatar esa historia muchas veces con mis hijos, que ahora tienen 30 y 32 años, saben a ciencia cierta que los ángeles sí existen y que nos los envían si simplemente creemos. Siempre pensé que era tan increíble que nos enviaron a alguien en quien confiaría instintivamente sin cuestionarlo. Desde ese incidente, he llegado a creer que probablemente nos encontremos con ángeles todo el tiempo y damos por sentado quiénes son realmente. Creo que vienen en todas las formas y tamaños, jóvenes y viejos … y, a veces, cuando menos lo esperamos.

Encuentros surrealistas con los ángeles en la carretera

De manera similar, la ayuda de un extraño desaparecido misteriosamente, y quizás un caso aún más extraño, proviene de un hombre que dice que esta experiencia le sucedió a la madre de su esposa en la década de 1960, cuando conducía con su familia con su esposo y la esposa y sus hermanos. cuando solo eran niños muy pequeños. Estuvieron involucrados en un grave accidente, que hizo que la cabeza de la madre golpeara un parabrisas roto y se cortara brutalmente. De nuevo, apareció un extraño benevolente bastante curioso, y el hombre dice de todo esto:

Bajaron del auto y otros conductores se detuvieron para ayudar. Pronto, un hombre que llevaba la maleta de un médico pasado de moda se acercó y les dijo a todos: “Dejen de lado; Puedo encargarme de esto. Él procedió a vendar rápidamente el rostro de la madre, tranquilizándola y deteniendo la hemorragia. Papá se distrajo un poco hablando con la policía, pero dice que no pasó mucho tiempo antes de que regresara con su esposa. El hombre que la ayudó se había ido. Le preguntó a la gente a dónde iba, y ninguno de ellos tenía ningún recuerdo de haber visto a ningún hombre allí. Sin embargo, no mucho después, en la sala de emergencias del hospital, los médicos la examinaron y declararon que quien la había vendado debía ser un experto, porque un médico altamente capacitado no podría haber hecho un mejor trabajo.

Se curó tan bien, de lo que fácilmente podría haber sido un accidente fatal, que solo tiene una pequeña cicatriz en la cara. Es solo perceptible para alguien que sabe buscarlo. La familia ha estado convencida durante mucho tiempo de que Dios envió un ángel para ayudarles cuando más lo necesitaban, pero que el ángel, como muchas veces en las Escrituras, desapareció instantáneamente una vez que se hizo el trabajo.

¿Es eso lo que estas personas han experimentado? ¿Fueron estos ángeles que vinieron a ellos en tiempos de necesidad para ayudar? ¿O acaso eran algo más? ¿Por qué estas entidades benevolentes eligieron a estas personas en particular cuando hay tantas otras que también enfrentan accidentes y aflicciones y el camino? No hay manera de que realmente sepamos las respuestas a estas preguntas, y tal vez ni siquiera estamos destinados a saber, sus intenciones, naturaleza y objetivos, misterios inescrutables más allá de la mente humana. Cualesquiera que sean las respuestas a estas preguntas, y si uno incluso cree en ángeles literales reales o no, es una idea reconfortante pensar que cuando uno está en el camino, tal vez, solo hay alguien o algo que busca Nosotros, observándonos y esperando a que nos arrebaten el peligro si es que debe venir a buscarnos.

Content Protection by DMCA.com

COMMENTS