Qué era el demonio de Onega?

Qué era el demonio de Onega?

    ¿La humanidad ha tenido contacto con seres de otros mundos en la antigüedad? Es una pregunta que de un tiempo a esta par

El Expediente Secreto filtrado de la Fuerza Aérea de Hungría: UFO Crash y Recuperación de Cuerpos No Humanos
La Atlántida y el Gran Diluvio
Petroglifos similares en Israel y América apuntan a la existencia de un antiguo lenguaje global

 

 

¿La humanidad ha tenido contacto con seres de otros mundos en la antigüedad? Es una pregunta que de un tiempo a esta parte está ganando mucha notoriedad y no es para menos, cada vez son más los descubrimientos que parecen sugerir que una respuesta afirmativa a esta pregunta sea una posibilidad.

No son pocas las referencias en textos a seres llegados de los cielos que transmitieron ciertos conocimientos a los primeros seres humanos de aquella antigua humanidad que les ayudaron en sus vidas o referencias a objetos voladores, normalmente, objetos en los que se desplazaban sus dioses, además de descubrimientos de ciertos objetos controvertidos pues no somos capaces de darles una explicación coherente para el contexto histórico al que pertenecen que se adapte a la historia oficial.

Unos relatos y unos objetos que se encuentran por todo el mundo sin importar la cultura o el lugar geográfico, todos en algún momento, han mencionado a los dioses, con diferentes nombres según el lugar, pero siempre ahí, supervisando a la humanidad ante la cual se mostraban como seres todopoderosos capaces de maravillas imposibles para el ser humano.

Pero también encontramos referencias en el arte, dónde en varias ocasiones, se ha querido mostrar objetos inusuales o imposibles que surcaban los cielos en una época en la que el hombre sólo podía soñar con ello como algo inalcanzable.

 

Borrador automático

Extraños objetos voladores aparecen en las manifestaciones artísticas más antiguas

Y con toda esta información saliendo a la luz, cada vez son más y más los que se cuestionan si hubo un factor externo en el pasado más remoto de nuestra historia. Planteémonos esta posibilidad, ¿y si los relatos de todos esos dioses aquí y allí fueran ciertos y estos seres se mostraron sin pudor ante los primeros hombres que pisaron este planeta?

¿Y si aquellas gentes simplemente contaban lo que veían, escribían lo que veían y dibujaban y esculpían lo que veían?

Vamos a estudiar una de estas referencias, a la vez inquietante y sugerente, vayámonos muy atrás en el tiempo, a cuando se supone que el ser humano batallaba con la naturaleza en una constante lucha por su supervivencia, a cuando vivía en cuevas para resguardarse de las inclemencias del tiempo, utilizaba herramientas de piedra y cazaba lo que podía para alimentarse y vestirse, aunque también, en algunos lugares, a raíz de una bien atinada observación, el ser humano aprendió que podía cultivar sus alimentos creando los primeros asentamientos humanos y dejando de vagar por el mundo en busca de alimentos o de un clima más favorecedor. Vámonos a la prehistoria, vámonos al neolítico, la Edad de Piedra.

Una época en la que esos seres humanos realizaban representaciones plásticas en las paredes rocosas de las cuevas que les daban cobijo, muchas veces, con pigmentos que extraían de diferentes materiales, tierra, carbón, arcilla o cualquier otra cosa que pudiera ser mezclada con alguna resina y con ello, plasmaban sus inquietudes en los techos de estas cuevas, desde las más cotidianas y familiares hasta las más espirituales, las famosas pinturas rupestres que tanto nos han fascinado, y otras tantas veces, lo dejaban plasmado como grabados en el cuerpo de la propia piedra: los petroglifos, el principio de la abstracción.

 

Borrador automático

Ejemplo de petroglifos en Onega

¿Y qué era lo que representaban en esas frías y pétreas paredes? Normalmente situaciones cotidianas de sus vidas, situaciones del día a día de sus vidas, animales de todo tipo y escenas de caza, danzas, festejos y demás acciones ritualistas o de contenido espiritual, pero también encontramos esquemas e ideogramas con figuras geométricas y estilizadas, en este período y en ciertos puntos del planeta, se tiende a esquematizar las escenas, las figuras y las acciones.

Lo más normal de sus vidas pero en ocasiones, encontramos alguna escena o alguna figura, que no se adecúa con nuestra concepción de su mundo, con lo que creemos que pensaban y vivían y se nos presentan unas representaciones plásticas que parecen mostrar a seres y situaciones imposibles, casi como si no fueran de este mundo.

Vamos a estudiar algunas de estas representaciones imposibles e inexplicables que realizaron nuestros antepasados hace miles de años y es que en Rusia, concretamente en la zona de Carelia, en el Noroeste del país y limítrofe con Finlandia, se han encontrado unos petroglifos con algunas escenas realmente inquietantes tanto, que hasta llegaron a aterrorizar a algunas personas en el s. XV como veremos.

Estas representaciones se datan en algún punto entre el cuarto y el tercer milenio antes de Cristo de nuestra historia y se conocen como los petroglifos de Onega, unos grabados en piedra de hace alrededor de 6.000 años que toman su apodo por estar situados a las orillas del lago del mismo nombre y primeramente, estos enigmáticos grabados fueron descubiertos en el año 1848 gracias al conservador del museo de mineralogía de San Petersburgo, Konstantin Grevink, y más adelante, a principios ya del s. XX, continuó su estudio el investigador de nacionalidad sueca Gustav Hallström.

 

Borrador automático

Algunos de los grabados que han podido ser conservados

Un conjunto que se compone de alrededor de 1.200 grabados repartidos por una zona de 20 km de extensión que se hunden en la piedra con una profundidad de entre 1 y 2 mm. Y con una cantidad tal de obras, surgida de una gran actividad creativa en la zona, encontramos una gran variedad de representaciones diferentes que seguramente, fueron realizaras en diferentes períodos por generaciones y generaciones diferentes que pudieron haber habitado esta zona.

La representación de animales es la más prominente en cuanto a número, unos elementos muy importantes en la iconografía de todo el conjunto,  y los animales que más aparecen son aves, sobretodo,  cisnes, gansos e incluso patos, pero también tienen cabida otras especies como diversos tipos de peces con notable presencia de esturiones y por supuesto, no podían faltar los grandes mamíferos, con remarcada presencia de renos, alces y lobos. Todos los dibujos hendidos en la roca con detalle y lo que presumimos debió de haber sido, mucha paciencia.

 

Borrador automático

La vida animal tiene una marcada presencia en el conjunto

Encontramos asimismo escenas en las que aparecen figuras humanas realizando algún quehacer común, con presencia de botes como utilería, si bien, este tipo de representaciones son muy escasas en el amplio número de petroglifos de este compendio y los dibujos que en más ocasiones aparecen son mayoritariamente figuras esquematizadas o geométricas, casi abstractas, normalmente de formas circulares o de media luna e incluso y a estos objetos se les añade lo que algunos han querido denominar rayos, pero que otros entienden como patas, hay muchas representaciones de círculos o medias lunas con 2 o 3 patas por ejemplo, y también,  lo que algunos estudiosos se han atrevido a sugerir que pueda tratarse de representaciones de constelaciones.  Lo que no sería extraño ya que frecuentemente se descubre que muchos emplazamientos de importancia para la arqueología, parecen haber sido construidos o diseñados teniendo en cuenta importantes acontecimientos astronómicos.

 

Borrador automático

Algunas de las extrañas representaciones abstractas

Pero también hay gran presencia de figuras antropomórficas, personajes chamanísticossosteniendo bastones, la diosa madre o figuras humanas con cabezas de animales, entre ellos alces y lobos, pero estas no serían las figuras más inquietantes de todo el conjunto como veremos más adelante ya que  cuenta con algunos personajes que no dejan indiferente a quién lo ve.

Ya es intrigante sin más el pensar que aquellas antiguas comunidades dedicaran la ingente cantidad de horas que llevaría el grabar la gran cantidad de dibujos que existen en la roca a más, si son representaciones de personas con cabezas de animales, aunque más intrigante resulta pensar que se tomaron el tiempo y las dificultades para realizar las figuras que veremos a continuación.

 

Borrador automático

También se representaban escenas costumbristas

Existen más curiosidades en torno a todo el complejo, y es que sucede algo muy interesante en algunas de las zonas de este conjunto, comenzando por  lo que algunos arqueólogos han denominado ‘’el efecto de la cinematografía prehistórica’’. Hacia finales de Agosto, desde uno de los cabos cercanos al lago, llamado cabo Besov, se puede observar como durante el atardecer, los rayos de sol color con su característico color rojizo del atardecer gradualmente se posan sobre las piedras iluminándolas y sacando destellos del granito sobre el que se hallan grabados los dibujos mientras se va moviendo lentamente sobre las rocas, como escaneándolas, mientras a la par, la luna llena está iluminando el lado contrario.

como si el Sol fuera borrando las huellas en la piedra, a medida que desaparece en el atardecer, es como si sus rayos fueran haciendo desvanecerse los dibujos en la piedra que van desapareciendo por completo hasta que el Sol acaba de ponerse y ya no puede verse nada. Como si el Sol mismo, dibujara y borrara el arte que se encuentra en ese lugar.

Un acontecimiento que debió de ser un espectáculo para las gentes que habitaron esa misma zona pero que continúa siéndolo hoy en día para los que tienen la oportunidad de acercarse a presenciarlo.

 

Borrador automático

Efecto a la luz del atardecer

Las extrañas imágenes representadas en la piedra y el asombroso acontecimiento lumínicono hacen más que envolver toda la escena en un misterio todavía más profundo ¿por qué las personas que realizaron representaciones figurativas de animales también decidieron representar a figuras humanas irreales? Casi como si fueran humanoides en lugar de humanos y ¿por qué ponerle patas al sol? ¿Es que acaso estaban queriendo dibujar algún otro elemento que veían en los cielos?

Siempre muy esquematizados, podemos encontrar cuerpos antropomorfos con extrañas cabezas o extrañas extremidades y figuras irreales emplazadas entre animales reconocibles como tratando de unir lo irreal con lo real o quizás, tratando de representar algo que ya habían visto.

 

Borrador automático

También aparecen extrañas figuras antropomórficas

Pero hay una aterradora figura que resalta por encima de todas las demás, no sólo por su tamaño sino también por lo que parece representar, una figura que llegó a aterrorizar a un grupo de personas en varios siglos posteriores que consideraron a este petroglifo en concreto hasta peligroso, como una fuente del mal, y cuyo concepto resulta del todo misterioso y sobrecogedor. Es la figura conocida como el‘’petroglifo del demonio de Besov Nos’’.

Una inquietante imagen en la roca de un extraño ser de grandes dimensiones, concretamente de 2 metros de largo, lo que la convierte en el petroglifo más grande de todo el conjunto, y cuyo protagonista aparece rodeado de otras figuras, menores en tamaño, con gran importancia de lagartos y peces gato.

La figura es claramente humanoide, en la que son distinguibles un enorme, largo, desproporcionado y oscuro torso, las extremidades son claramente discernibles, dos piernas y dos brazos, con detalle de rodillas y codos, pies y manos con cinco dedos cada una aunque pequeñas en relación a la proporción del tronco. Y este extraño y siniestro ser, se encuentra en una posición abierta, con las piernas ligeramente flexionadas y los brazos abiertos, como saludando o invitando al espectador.

Pero lo más perturbador es su cabeza, una cabeza también pequeña en proporción y con forma rectangular y dos grandes ojos redondos y una boca abierta, también rectangular, que casi parece la imagen caricaturesca de un robot en nuestros días.

 

Borrador automático

¿Qué era este extraño ser?

Y justo al lado de la cabeza se emplaza un círculo vacío de gran tamaño, casi tan grande como la propia cabeza, que parece suspendido en el aire y que muchos apuntan a que representa al Sol. ¿Acaso estableciendo una relación entre ambos conceptos o este círculo es otra cosa?

Por otro lado, los que han estudiado estas representaciones, concluyen sin más que esta figura debe de corresponderse con la de un chamán. Hay que tener en cuenta la importancia de esta función de los chamanes y su alta consideración en las sociedades de aquellas épocas y en la importancia que parece tener esta imagen entre todas las demás del conjunto, pero hay muchos que no lo ven así y piensan que esta figura de evidente importancia representa otra cosa, tal vez a una de sus deidades.

Toda la enorme imagen está partida en dos por una gran y profunda grieta vertical que surca la figura de abajo a arriba en un recorrido recto que pasa justo por el centro y que se quiebra al pasar por su cabeza.

Una grieta, que los estudiosos refieren debió de haber surgido a posteriori, tal vez mucho tiempo después de que los petroglifos se hubieran grabado en aquel lugar pues se puede apreciar que el patrón y la continuidad de la imagen son claramente visibles.

Aunque existe una leyenda sobre esta grieta entre las gentes de la zona, una leyenda muy interesante, que se dice viene de muy antiguo, que cuenta que el lugar era utilizado para realizar sacrificios. Que esa antigua humanidad realizó los grabados ante los que llevaban a cabo unos rituales que tal vez se realizaban ante la presencia de este ser, para él, para complacerle hace milenios, y que la sangre de estos sacrificios penetró en la roca justo en la imagen de este ser sobrenatural resultando en la casi simbólica grieta que podemos ver ahora.

 

Borrador automático

Dibujo de la representación sobre piedra

Las leyendas en torno a esta sugerente figura no acaban aquí. También aparece, grabada de nuevo en la propia roca, una enorme cruz al lado y casi sobre la endemoniada silueta que, según se dice, fue el resultado del pavor que sintió un grupo de monjes de un monasterio cercano cuando se la encontraron en algún momento del s. XV y que no pudieron hacer otra cosa que tratar de combatir el mal que percibían en la imagen y en la zona, algo que les llenaba de terror, lo que les hizo dibujar ellos también, una cruz sobre la misma figura cómo su símbolo y su intento de combatir este mal, el mal del demonio de Besov Nos.

Existen más misterios que circundan a estas figuras y a la zona en la que se encuentran, tal vez, una serie de misterios conectados. No es un lugar poco estudiado y  justo en esta área, diversas excavaciones que se han llevado a cabo alrededor del lago Onega, han desenterrado varias construcciones ritualistas como laberintos o lugares de enterramiento, algo que sumado a la presencia de la gran cantidad de petroglifos, sugiere que este lugar, no sólo era un lugar frecuentado por los antiguos pobladores sino que podría haber sido un lugar importante para ellos.

Otro dato muy interesante es que se dice que en un radio de 1km aproximadamente existe una anomalía, tal vez magnética, que no permite la navegación por satélite.

Lo cierto es que los dibujos son muy esquemáticos y lo que algunos pueden interpretar como un chamán o un sol y una luna con patas, otros lo interpretan como una muestra de un paleocontacto con otros seres y sus discos voladores, quién sabe si llegados de otros mundos o de algún lugar todavía más lejano.

 

Borrador automático

Una enorme brecha parte la figura en dos

Es importante resaltar, que muchos de estos grabados se encuentran en rocas verticales directamente limítrofes con el lago, pegadas al agua en lugares de muy difícil acceso. ¿Por qué arriesgarse tanto para realizar los grabados en esas zonas cuando se podía haber elegido cualquier otra roca en algún lugar más cómodo para trabajar? ¿Acaso era tan importante el efecto lumínico que se conseguía al caer la luz del sol sobre el granito como para justificar ese riesgo?

¿Por qué es tan especial esta zona? Ya no sólo es que parece tener algunas anomalías magnéticas que dificultan la navegación en el área, sino que también ha sido un lugar frecuentado por los antiguos pobladores del báltico y las tribus ugrofinesas desde la prehistoria ¿qué les impulsaba a quedarse allí?

Unas comunidades tremendamente creativas que desarrollaron un arte muy expresivo y que consideraron que lo que tenían que contar era de una importancia tal como para grabarlo en un lienzo de granito, una técnica en la que tenían que esforzarse y no cometer errores, ya que este tipo de soporte no permite correcciones y dejando tras de sí, unas de las manifestaciones de arte plástico más complejas de la Europa prehistórica.

 

Borrador automático

Una de las esquematizadas aves del enorme conjunto

Y unos dibujos que nos dejarían con la mayor pregunta de todas: ¿tuvieron estas antiguas comunidades humanas contacto con seres ajenos al planeta? ¿Pintaron lo que veían? Desde luego, el lugar y su difícil acceso y la inversión de tiempo y esfuerzo en realizar los grabados sugiere que estos artistas por lo menos, consideraban que el mensaje que querían dejar hendido en la roca era lo suficientemente importante por para realizar tal esfuerzo y correr tales riesgos; quién sabe si lo que vemos ahora y que muchos han identificado con un demonio no se tratara en realidad de una representación de los dioses, esos antiguos dioses que aparecen en todos los relatos, todas las historias y todo el arte que ha acompañado a la humanidad desde sus inicios.

Tengamos en cuenta que esos no son los únicos petroglifos ni las únicas pinturas rupestres que parecen representar figuras extrañas, incluso ajenas a cualquier naturaleza, figuras humanoides con 6 dedos en cada mano, muchas portando lo que parecen cascos o escafandras, e inusuales vestimentas ¿ Fueron acaso estos seres a los que la antigua humanidad veneraba como a dioses? Pintaban a estos extraños seres al igual que representaban los acontecimientos más importantes de sus vidas y de su sociedad.

Algunos de los ejemplos más notables podemos encontrarlos en las famosas pinturas de Tassili,en Algeria. Un área en donde se estima que hubo alrededor de 5.000 pinturas pero de las que sólo permanecen unas pocas a causa de la erosión. Unas representaciones artísticas que se estima cuentan con entre 10.000 y 15.000 años de antigüedad.

 

Borrador automático

Las pinturas de Tassili continúan siendo un enigma

Y entre estas pinturas, damos con muchas escenas familiares, sobre todo aquellas en las que se representan animales de todo tipo: jirafas, elefantes, bueyes y cocodrilos por ejemplo; incluso se representan elementos geográficos propios de la región en esa época, aunque ahora nos encontremos en un desierto, podemos presuponer que antiguamente éste era un lugar muy fértil y que las personas que habitaron esta región pintaron en estas paredes lo que veían a su alrededor, y es que aparecen hasta ríos y selvas en estas pinturas.

Pero entre todas estas escenas tan familiares, damos con algo irreal, algo que no encaja en el contexto de lo que se había representado en las paredes y son las enigmáticas figuras con lo que parecen escafandras y trajes. Algo que muchos investigadores han relacionado con trajes espaciales.

 

Borrador automático

Uno de los extraños seres de las representaciones africanas

Unas figuras que resultan inquietantes y que en muchas ocasiones aparecen a lado de figuras humanas normales resaltando su desproporcionado tamaño con respecto a los seres humanos y marcando la diferencia entre ambos tipos de figuras.

Pero existen intrigantes representaciones de este tipo por todo el mundo, nos vamos de África al continente Australiano y aquí encontramos otras sobrecogedoras representaciones en paredes rocosas: los wandjina. Nombre que los antiguos pobladores de esta región dieron a unos visitantes que, según ellos mismos exponían,llegaron del cielo y les trajeron la civilización.

Unos seres que aparecen con enormes cabezas, de tez pálida y enormes y oscuros ojos que ocupan casi toda la cara. Unos rostros que se encuentran envueltos por extraños halos y que guardan  mucha similitud con algunos de los seres más vistos hoy en día por las víctimas de abducción.

 

Borrador automático

El parecido con los seres grises de los relatos actuales resulta sorprendente

Continuamos nuestro recorrido y nos vamos a Armenia, y aquí encontramos a otras figuras muy parecidas a los Wandjinas australianos, esta vez como petroglifos en el complejo de Karahunj, un complejo de rocas dispuestas en patrones circulares que se piensa puede ser anterior a muchas de las construcciones similares que hoy en día nos maravillan, como Stonhenge. En las rocas de este lugar podemos encontrar a unos seres con cabezas sobredimensionadas para sus pequeños cuerpos y grandes ojos de forma almendrada grabados en la roca. Unos seres sospechosamente similares a los que aparecen en Australia ¿por qué existen representaciones de estas figuras en diferentes partes del globo?

 

Borrador automático

¿Por qué aparecen estos seres por todo el mundo?

De aquí nos vamos a Norte América para visitar a otras turbadoras figuras que se encuentran en las paredes de Horseshoe Canyon, en el estado de Utah. En este lugar encontramos otros extraños e irreales seres que se estima que cuentan con 8.000 años de antigüedad.

Unas criaturas inusuales resaltan de nuevo entre un amplio número de escenas más realistas y familiares. En este caso, son figuras antropomórficas de gran tamaño en las que, en la mayoría de los casos, no aparece detalle de extremidades y que cuentan con grandes ojos vacíos y hasta lo que parecen antenas. Unas figuras a las que claramente, el autor da más importancia que a las figuras que se emplazan alrededor, unas figuras más oscuras y que se asemejan más a los seres humanos.

 

Borrador automático

Las singulares figuras de Horseshoe Canyon

¿Quiénes eran estos seres y por qué aparecen representados en diferentes localizaciones por todo el planeta? Desde luego, viendo todos estos ejemplos, no es de extrañar que cada vez sean más los que se adscriban a la teoría de que los seres representados por la antigua humanidad en las paredes de las cuevas que habitaban sean precisamente seres de otros mundos a los que estos primeros hombres glorificaban como a dioses y a los que precisamente, les dan la importancia pictórica correspondiente.

Además, existen otros muchos ejemplos de seres imposibles que fascinan y desconciertan a los investigadores por igual. Unas figuras misteriosas y perturbadoras en muchos casos, desproporcionadas y que se presentan al lado de seres humanos, con enormes ojos y formas imposibles que curiosamente, guardan mucha relación con las descripciones de los seres grises de los relatos modernos de abducción en los que tantos y tantos testigos coinciden. Nos quedamos con la pregunta ¿representaron los autores de estas pinturas lo que veían?

Content Protection by DMCA.com

COMMENTS