Tierra de cementerio para curar enfermedades: la ciencia confirma la veracidad de una antigua creencia irlandesa

Tierra de cementerio para curar enfermedades: la ciencia confirma la veracidad de una antigua creencia irlandesa

    Tradicionalmente, los antiguos remedios populares no son tratados seriamente por los profesionales e investigadores médico

Ovnis Terrestres O Aeronaves De Antigravedad
Continua el Enigma de las Misteriosa tubería de 150,000 años de antigüedad descubierta bajo la pirámide china
Libro del siglo XVIII podría contener prueba que los Extraterrestres visitaron la Tierra hace 300 años?

 

 

Tradicionalmente, los antiguos remedios populares no son tratados seriamente por los profesionales e investigadores médicos. Sin embargo, algunos científicos están mirando con nuevos ojos estos remedios en la creencia de que en algunos de ellos podría estar la clave para combatir infecciones y enfermedades mortales. En Fermanagh, Irlanda del Norte, hay esperanzas reales de que un antiguo remedio popular pueda ayudar en la lucha contra las bacterias y virus resistentes a los medicamentos.

El descubrimiento fue realizado en Boho (condado de Fermanagh), una apacible población cercana a la frontera con la República de Irlanda. En el antiguo cementerio de su iglesia se encuentra la tumba del “Reverendo James McGirr, párroco en 1803”, según informa la BBC . McGirr fue en su época una figura respetada de la comunidad, y en su lecho de muerte afirmó que la tierra de su tumba tenía poderes curativos. Desde hace muchos años se cree en la localidad, y también fuera de ella, que la tierra de la tumba del Padre McGirr puede curar y es muy eficaz contra las infecciones.

Tierra de cementerio para curar enfermedades: la ciencia confirma la veracidad de una antigua creencia irlandesa

El cementerio de la Iglesia del Sagrado Sorazón de Boho, donde se encuentra la tumba del Reverendo James McGirr con su ‘tierra curativa’ (Dominio público )

¿Una tumba que cura?

El origen de la creencia en las propiedades curativas de la tierra de la tumba del Padre McGirr podría muy bien ser anterior al siglo XIX. Boho está situado en una zona arqueológicamente rica, y lleva siendo habitado desde al menos la Edad del Hierro. Es probable que su iglesia estuviese ubicada sobre un antiguo lugar sagrado (como por ejemplo un pequeño templo o santuario celta) o en sus cercanías. Algunos han planteado como posibilidad que este remedio popular “se remonta a los druidas que en el pasado habitaban estas tierras”, según informa la web Mothernaturenetwork.

El remedio consiste en tomar un poco de tierra de la tumba del Padre McGirr y llevarla a la casa de la persona enferma. La BBC recoge unas declaraciones del historiador local Frank McHugh en las que explica que “La gente se tumbaba con la tierra envuelta en un paño y colocada bajo la almohada”. Luego rezaban una oración y la tierra era finalmente devuelta a la tumba del párroco. Ha habido numerosos testimonios según los cuales esta tierra ha curado a mucha gente a lo largo de los siglos, a pesar de que este hecho no ha sido reconocido hasta ahora por la Iglesia católica.

No es cosa de magia

El análisis de la ‘tierra curativa’ del cementerio fue llevado a cabo por el Dr. Gerry Quinn, experto microbiólogo y miembro de un equipo internacional de científicos que investiga nuevos antibióticos para tratar el creciente problema de las bacterias resistentes a los medicamentos . El curioso remedio popular despertó el interés de Quinn, quien decidió tomar una muestra de la ‘tierra curativa’. La intención del Dr. Quinn era analizar la tierra para comprobar si existía una base científica que justificara la afirmación según la cual podía curar enfermedades. El investigador sospechaba que había una razón científica tras la creencia generalizada en este remedio popular. Lo que descubrió en su laboratorio le sorprendió, tanto a él como a la comunidad científica.

Tierra de cementerio para curar enfermedades: la ciencia confirma la veracidad de una antigua creencia irlandesa

El Dr. Gerry Quinn en la tumba del Reverendo James McGirr (Crédito: BBC)

En la muestra de tierra, el Dr. Quinn encontró una especie hasta ahora desconocida de la bacteria streptomyces. Esta nueva bacteria fue entonces analizada, descubriéndose que albergaba nuevos anticuerpos. Los anticuerpos son utilizados por el sistema inmunológico para combatir los patógenos que provocan las enfermedades. El microbiólogo descubrió que tres patógenos particularmente peligrosos podían ser eliminados por los nuevos anticuerpos. Estos patógenos llevan bastante tiempo siendo considerados por la Organización Mundial de la Salud una gran amenaza para la salud pública en todo el mundo.

Un importante avance médico

El Dr. Quinn espera que puedan producirse hasta veinte antibióticos a partir de las bacterias recientemente descubiertas. Sin embargo, estos antibióticos tendrán que ser probados en ensayos clínicos exhaustivos que podrían prolongarse durante años. De cualquier manera, los nuevos antibióticos podrían ser cruciales en la lucha contra los patógenos resistentes a los fármacos.

Existe el temor de que, debido al abuso de los antibióticos, incluso trastornos e infecciones relativamente tratables puedan volverse resistentes a los medicamentos. Si la gente utiliza demasiados antibióticos, podrían llegar a ser menos eficaces con el tiempo, y se prevé que éste sea uno de los principales problemas de salud pública en las próximas décadas. Sencillamente, si no se encuentran nuevos antibióticos, los pacientes podrían morir en el futuro de lo que deberían ser infecciones relativamente fáciles de combatir. Es por ello por lo que la bacteria descubierta en la tierra de la tumba del sacerdote irlandés es de una enorme importancia. El Dr. Quinn cree que la bacteria es la responsable de la creencia en este remedio popular, y que incluso explicaría por qué el lugar ha sido de gran importancia religiosa durante siglos.

Content Protection by DMCA.com

COMMENTS