¿Una Guerra nuclear podría invertir el calentamiento global o Cambio Climático?

¿Una Guerra nuclear podría invertir el calentamiento global o Cambio Climático?

    De acuerdo con un sospechoso reporte emitido por el gobierno de EUA, una pequeña guerra atómica favorecería las condicione

ENIGMAS: ¿Qué son esos extraños objetos en el cielo que aparecen en pinturas de la antigüedad?
¿Fallo de la matrix?
La asombrosa mampostería inca
Borrador automático

 

 

De acuerdo con un sospechoso reporte emitido por el gobierno de EUA, una pequeña guerra atómica favorecería las condiciones climáticas del planeta.

De acuerdo con predicciones computacionales generadas por el gobierno de Estados Unidos, una “breve” guerra nuclear podría favorecer a detonar un inédito enfriamiento de la temperatura en nuestro planeta y con ello revertir la  hipermediatizada y supuesta amenaza conocida como calentamiento global.

Pero más allá de lo ya de por sí extravagante de esta afirmación, obviamente resulta doblemente dudosa cuando se considera que la fuente de esta versión es precisamente la mayor potencia mundial del mundo, Estados Unidos, un país que durante el último siglo se ha distinguido por generar estratégicamente guerras para favorecer su modelo financiero y su influencia geopolítica. Sin embargo, los argumentos emitidos en esta hipótesis no dejan de ser interesantes y parece que en efecto el humo y el carbón que se generarían con una serie de explosiones atómicas podría revertir significativamente las tendencias del clima en la Tierra.

Borrador automático

Para determinar los efectos de un conflicto nuclear en el clima, científicos de la NASA modelaron una guerra incluyendo cien bombas equivalentes a la de Hiroshima (proporcional a 15,000 toneladas de TNT) y predijeron que las explosiones liberarían cinco millones de toneladas cúbicas de carbón en la parte superior de la tropósfera, la capa más baja de nuestra atmósfera. De acuerdo con los cálucos ello recertiría en 1.25 grados centígrados la temperatura promedio del planeta durante al menos dos o tres años. Pero obviamente el estudio no profundiza en las consecuencias negativas que este mismo evento podría detonar en torno a las condiciones de salud, alimentación, y calidad del aire, entre los casi siete mil millones de personas que habitamos la Tierra.

Una teoría cobra fuerza en la Nasa: que un conflicto nuclear sería capaz de retrasar el calentamiento global.

This slideshow requires JavaScript.

Modelos matemáticos creados por la agencia calculas que bombas nucleares podría provocar un descenso de la temperatura mundial, durante dos o tres años, superior a un grado centígrado, según dio a conocer el medio ABC.

Se cree que una guerra nuclear levantaría el polvo suficiente como para oscurecer la atmósfera durante algunos años, lo cual generaría una especia de “invierno nuclear”, el cual contrarrestaría las altas temperaturas que provoca el calentamiento global.

Desde la Guerra Fría, se conoce que uno de los efectos de los dispositivos nucleares es el “invierno nuclear”, lo que es “un periodo de tiempo de varios años de duración en el que la luz solar incidente sobre la superficie terrestre se vería disminuida por las partículas enviadas a la atmósfera” explica el sitio.

El modelo matemático elaborado por la Nasa ha logrado calcular cuántos explosivos nucleares serían necesarios.

Los resultados indican que con algunos cientos de bombas del tamaño de la usada sobre Hiroshima,  con una potencia total equivalente a unas 15.000 toneladas de TNT (solamente el 0.03% del arsenal nuclear total del planeta).

Los incendios de este conflicto nuclear “controlado” enviaría a la a la troposfera unos cinco millones de toneladas métricas de negro carbono, que absorbería el calor solar y se elevaría creando una especia de “capa” que filtraría la radiación solar.

Luke Oman, un físico de la agencia espacial estadounidense que se encargó de comunicar los resultados de estas simulaciones durante la última reunión de la American Association for the Advancement of Science, dice que el enfriamiento no sería tan importante como si se desatare una guerra nuclear entre dos superpotencias.  Aún así,  “bastaría para hacer descender la temperatura terrestre en aproximadamente 1,25 grados centígrados, durante dos o tres años”, explicó.

En algunas regiones -como Europa, Asia y Alaska- podrían tener descensos de entre 3 y 4 grados, lo cual les daría tres o cuatro años sin verano.

Borrador automático

Content Protection by DMCA.com

COMMENTS