Los antepasados de las ballenas tenían cuatro patas palmeadas y podían caminar

Los antepasados de las ballenas tenían cuatro patas palmeadas y podían caminar

  Un grupo de científicos encontraron en Perú el fósil de lo que podría haber sido el antepasado de las ballenas. Se trata de un t

Júpiter pudo haberse tragado otro planeta gigante en los inicios del sistema solar
Cicatrizar sin cicatrices, ¡los científicos saben cómo conseguirlo!
La computación cuántica se acelera: Google e IBM logran en segundos operaciones que necesitarían miles de años

 

Un grupo de científicos encontraron en Perú el fósil de lo que podría haber sido el antepasado de las ballenas. Se trata de un tipo de cetáceo temprano que tenía cuatro patas palmeadas- semejantes a las de un ornitorrinco- con pezuñas en las puntas. Este hallazgo podría cambiar nuestra comprensión de cómo se propagaron las primeras ballenas en todo el planeta.

Debido a que los primeros fósiles de ballenas provienen de la India y Pakistán, se piensa que las ballenas primero hicieron la transición de la tierra al agua en el sur de Asia hace unos 50 millones de años.

Travis Park, investigador postdoctoral del Museo de Historia Natural de EE.UU., que estudia la evolución de los cetáceos, dijo que “la evolución de las ballenas es quizás el mejor ejemplo documentado de macroevolución que tenemos, que van desde pequeños mamíferos con pezuñas y uñas hasta los gigantes que conocemos y amamos hoy en día”.

“Sin embargo, a pesar de tener un buen registro fósil de las diferentes etapas involucradas, todavía quedan dudas sobre las rutas que tomaron las ballenas primitivas cuando se propagaron por todo el mundo”, agregó el experto.

Ballena con patas

Las llanuras costeras del Perú son bien conocidas por sus ricos yacimientos de antiguos fósiles marinos.

Además de los restos de pingüinos gigantes que solían pasearse por la región, los investigadores también han desenterrado los huesos de algunas de las primeras ballenas que se alimentaban por filtración, de hace 36.4 millones de años. Pero este último hallazgo hace aún más evidente la presencia de ballenas en el Perú millones de años antes de lo pensado.

Al utilizar los microfósiles encontrados junto a estos nuevos fósiles, el equipo de científicos ha podido datar los restos de este último hallazgo a unos impresionantes 42.6 millones de años.

El espécimen descubierto está muy bien conservado y fue llamado Peregocetus pacificus. El esqueleto sugiere que sus extremidades eran suficientemente fuertes para sostenerlo de pie fuera del agua, o sea que podía desplazarse por la tierra como cualquier otro cuadrúpedo. Una cola bastante larga sugiere un estilo de vida mayormente acuático.

 

 

 

¿Te gustó este artículo?

Descarga nuestra app para Android y no te perderás ninguno.

Content Protection by DMCA.com

COMMENTS