Físico del CERN: ¡Hemos observado algo raro!

Físico del CERN: ¡Hemos observado algo raro!

  Los hechos que les contamos se refieren a un evento perturbador que ocurrió hace varios años en los laboratorios del CERN. Este es un in

¿La NASA está intentando encubrir la presencia alienígena en la Tierra?
“#OVNI accidentado en Marte
Los niños se están volviendo “jorobados” debido a su adicción a los móviles

 

Los hechos que les contamos se refieren a un evento perturbador que ocurrió hace varios años en los laboratorios del CERN.
Este es un incidente que habría ocurrido en las salas subterráneas del Gran Colisionador de Hadrones (LHC), incluso si la relación a través de la cual se reconstruye el incidente debe evaluarse con extrema precaución.

El físico en el CERN nombrado Dr. Edward Mantill, un especialista líder en el estudio de partículas subatómicas y en la búsqueda de su interacción posterior, habría estado involucrado en un accidente desconcertante que ocurrió el 15 de enero de 2014 dentro de las instalaciones donde estaba configurar el acelerador CERN. Lo que hubiera ocurrido ese día podría haber cambiado las leyes de la física como lo conocemos desde que Einstein postuló sus teoremas avanzados. Durante un cierto período de tiempo, los técnicos a cargo del monitoreo del LHC habrían tratado de ocultar algunos hechos perturbadores que ocurrieron ante el dispositivo diabólico que apunta a desafiar todas las leyes que siempre han gobernado el universo entero.

Los rumores hablan de objetos extraños que se habrían visto materializarse en el interior del acelerador durante algunas pruebas, supuestamente utilizadas como una especie de portal para otras dimensiones e incluso como un arma devastadora codiciada por los Illuminati a través de las cuales controlar y manipular todo el género. Humanos y no solo. Esta misteriosa relación nunca ha sido confirmada ni negada y esto ya es «un atisbo de alguna sospecha. Muchas personas están divididas sobre la autenticidad de esta relación y, sobre todo, sobre la Fuente de la que habría surgido en secreto».

En un informe, el Dr. Mantill afirma: «La mayoría de ustedes seguramente habrá oído hablar del CERN y su LHC (Gran Colisionador de Hadrones), el instrumento científico más grande jamás construido hasta el momento cuyo tamaño exceda las 20 millas de diámetro. Toda la estructura se enrolla bajo el territorio soberano de los dos países (Suiza, Francia). Se informó al público que el acelerador se fabricó a un costo de decenas de miles de millones de euros cuyo propósito fue estudiar el nacimiento de la El universo y las colisiones que tienen lugar dentro del colisionador gracias a las cuales podemos echar un vistazo rápido a un cierto tipo de fenómeno que se puede observar solo cuando las partículas se golpean entre sí de una manera devastadora.

Esto no es para lo que se diseñó originalmente la máquina, ni tampoco para lo que se usó al comienzo de los experimentos. El principal objetivo del CERN en la construcción del Colisionador era abrir un portal. Permítanme explicar: la idea se basó en un antiguo proyecto que se remonta a 1960. Todo esto sucede después de años y años de intentos de ocultar lo que podría estar en el origen del fenómeno OVNI, incluidas las interacciones relacionadas con él como el accidente de Roswell y la batalla de OVNI en Los Ángeles mucho antes de que los gobiernos de los Estados Unidos, Gran Bretaña y Francia decidieran centrar su atención en comprender todo lo que estos objetos voladores inusuales podrían representar. Las ideas fueron muchas.

¿Son los dispositivos OVNIs de otro planeta? ¿Cápsulas de tiempo de otra dimensión? ¿O simplemente una simple histeria de masas y una ilusión alimentada por la ferviente imaginación de una audiencia atormentada por el temor de los comunistas de ese período y su respectiva tecnología militar? Ninguna de estas razones fue el origen del estudio de este tipo particular de fenómeno. Debemos entender nuestro universo como la página de un gran libro sobre una mesa.

Esto no es para lo que se diseñó originalmente la máquina, ni tampoco para lo que se usó al comienzo de los experimentos. El principal objetivo del CERN en la construcción del Colisionador era abrir un portal. Permítanme explicar: la idea se basó en un antiguo proyecto que se remonta a 1960. Todo esto sucede después de años y años de intentos de ocultar lo que podría estar en el origen del fenómeno OVNI, incluidas las interacciones relacionadas con él como el accidente de Roswell y la batalla de los OVNI en Los Ángeles mucho antes de que los gobiernos de los Estados Unidos, Gran Bretaña y Francia decidieran centrar su atención en comprender todo lo que estos inusuales objetos voladores podrían representar. Las ideas fueron muchas.
¿Son los dispositivos OVNIs de otro planeta? ¿Cápsulas de tiempo de otra dimensión? ¿O simplemente una simple histeria de masas y una ilusión alimentada por la ferviente imaginación de una audiencia atormentada por el temor de los comunistas de ese período y su respectiva tecnología militar? Ninguna de estas razones fue el origen del estudio de este tipo particular de fenómeno. Debemos entender nuestro universo como la página de un gran libro sobre una mesa.

Content Protection by DMCA.com

COMMENTS