Tecnología sobrenatural en la Alemania Nazi

Tecnología sobrenatural en la Alemania Nazi

Tecnología sobrenatural en la Alemania Nazi Es un hecho comúnmente aceptado que antes y durante la Segunda Guerra Mundial, la Alemania nazi con

Gritos en la oscuridad: los ovnis tenebrosos
La hipótesis del zoológico extraterrestre
Mira esto si todavía no crees que una invasión alienígena holográfica es posible.

Tecnología sobrenatural en la Alemania Nazi

Es un hecho comúnmente aceptado que antes y durante la Segunda Guerra Mundial, la Alemania nazi contaba con una tecnología militar muy avanzada para su tiempo. ¿Cómo es posible que surgieran ingenios tan adelantados a su época como los misiles de largo alcance V1 y V2, los panzers Tigre o los prototipos de aviones a reacción como el Heinkel He-280?

Borrador automático
%MINIFYHTMLa3daa1a74b72e724ac50acd0c3dd8c6312%
No sólo eso, hay evidencias de que la tecnología militar nazi alcanzó cotas inimaginables aún a día de hoy, ya que se van conociendo datos sobre algunos de los ingenios militares ideados por la máquina de Guerra nazi que jamás llegarían a producirse debido al final de la guerra: los prototipos del Erweiterte Krieg Gruppe, la unidad de estudios de guerra avanzada de los nazis. LA KRIEG GRUPPE DE DRESDE Y Los genios de la guerra Fundada por Ferdinand von Zeppelin en 1884, la Erweiterte Krieg Gruppe era lo que se podría llamar la Universidad de la Guerra de Alemania a principios del siglo XX. Su sede en Dresde llegó a albergar a 200 estudiantes al mismo tiempo, algunos de ellos entre los genios del diseño militar más importantes de la época, como Alexander Lippisch o Ludwig Rhoner. Casi al final de la guerra, la Krieg Gruppe fue reducida a cenizas en el bombardeo masivo de Dresde en 1945. Hay quien cree que el objetivo oculto de este bombardeo injustificado, citado como uno de los peores crímenes de guerra de los Aliados, era la destrucción del centro de sabiduría que más podía poner el peligro la última ofensiva de la guerra. En 2002 se desclasificaron algunos de los proyectos que fueron rescatados de los restos de la Krieg Gruppe después de la toma de Dresde por los americanos. Entre los proyectos que nunca llegaron a ver la luz, uno de los que más ha llamado la atención son las naves antigravitatorias FRZ-1 y el FRZ-2. Ideadas por el propio Lippisch, su diseño no difiere mucho de lo que se popularizó durante los años 50 como platillo volante. ¿PLATILLOS VOLANTES NAZIS? El FRZ-1 pretendía ser un prototipo de nave sustentada mediante fuerzas magnéticas. La intención era potenciar a la Luftwaffe con un arma que no dependiera de las cada vez más escasas reservas alemanas de petróleo. Estaba concebida como el caza-bombardero del futuro, y su autonomía casi ilimitada habría permitido alcanzar casi cualquier punto del globo. Su hermana mayor, la FRZ-2 sería el equivalente destinado al transporte de tropas y blindados. Borrador automático Se ha especulado con que los ovnis de Roswell en 1949 no son más que las pruebas de un prototipo americano del FRZ-1. PUERTAS DIMENSIONALES Otro de los descabellados proyectos de la Krieg Gruppe estaba relacionado con la existencia de planos multidimensionales. En 1915 el físico Ludwig Rhoner, recibió el encargo de buscar la forma rápida de transportar a cientos de miles de soldados a través de las líneas de trincheras que formaban el frente occidental en la Primera Guerra Mundial. Rhoner, miembro y futuro Gran Maestro de la Orden de Dunkelfeld, estaba obsesionado con la existencia de otras dimensiones y planos diferentes al nuestro. Como fanático seguidor de la mitología nórdica y pagana, estaba convencido de que las antiguas historias eran reales y que los dioses del Valhalla y la antigua Atlántida existían en universos paralelos. Llegó a diseñar un portal de gigantescas dimensiones que debía servir como punto de entrada, pero no hay constancia de que el proyecto llegase a realizarse. Años después, los nazis intentaron resucitar el denominado Proyecto Valhalla también sin éxito. En esta ocasión el objetivo era la invasión de Gran Bretaña durante el verano de 1940. La Batalla de Inglaterra probó la ineficacia de un ataque desde el aire, y desde la Comandancia Suprema se aprobó la realización de pruebas de lo que se llamó Raumfahrt Geist, o Control Transdimensional de la Materia. Borrador automático Borrador automático ¿Qué hicieron con aquella fabulosa tecnología Nazi? No puede descartarse que poco antes del fin de la guerra se llegase a fabricar una limitada serie de platillos Haunebu II. Ésta posibilidad es apoyada por las numerosas fotos de OVNIs tras 1945, que tienen un asombroso parecido con el modelo Haunebu II (por ejemplo los OVNIs del contactado Adamski). Sería una verdadera contradicción pensar que los alemanes fueran capaces de desarrollar semejante tecnología para luego dejarla caer en falsas manos. Los científicos alemanes responsables del desarrollo de esta tecnología y todos sus creaciones habían desaparecido a tiempo de Alemania para cuando la guerra “terminó”. Así por ejemplo, el terreno de la firma Arado en Brandenburgo, supuestamente empleado por la Vril-Gesellschaft, fue completamente dinamitado y no quedó nada. Los alemanes dejaron a propósito señuelos para despistar y distraer a los aliados. Estos señuelos eran flamantes proyectos aeronáuticos del Tercer Reich, así como científicos como Werner von Braun (gracias al cual los americanos lograrían realizar el programa Apolo y llegar a la Luna), pero estaban basados en la técnica convencional (motores de propulsión a reacción o de hélice, a lo sumo). La técnica antigravitacional fue puesta a salvo con antelación.. Según algunos autores, los OVNIs de Hitler fueron escondidos en algún lugar de la Antártica, razón por la cual se pondría en marcha la Operación Highjump. Aun hoy hay gente convencida de que los Alemanes aun poseen una base de OVNIs y que los llevaron allí desmontados en submarinos. Borrador automático El autor Hans Altmann, por su parte, escribió “Eine Deutsche Legende”, una novela autobiográfica donde narra su contacto con los alemanes del Reich y describe sus bases en Suramérica. Los avistamientos OVNIs que en la actualidad se producen se deben a la actividad de los platillos alemanes, pues los alemanes del Reich están vigilando el planeta. Estos platillos serían pilotados por pilotos del “último batallón”. Éste “último batallón” intervendrá en el momento preciso durante la próxima caída de la civilización occidental. Vendrán a salvar Europa cuando el cataclismo sea inevitable. Los miembros del gobierno invisible (judeo-masonería), que controlan las naciones más poderosas del mundo, no pueden hacer nada contra las fuerzas del mundo interior. Tienen miedo del “último batallón”, de los OVNIs de Hitler. Por eso guardan silencio sobre su existencia y desvían la atención difundiendo que se trata de “extraterrestres”

 

Content Protection by DMCA.com

COMMENTS