¿El cuerpo en los sueños tiene relación con el cuerpo real?

¿El cuerpo en los sueños tiene relación con el cuerpo real?

El "tú" que está en tus sueños es una versión despojada de tu ser despierto, sugiere una nueva investigación. Los investigadores descubrieron q

Laniakea: renombrado vecindario de 100.000 grandes galaxias
Black Knight: Satélite alienígena espía a la humanidad desde hace 13.000 años
Significado de las estatuas de los cementerios

El «tú» que está en tus sueños es una versión despojada de tu ser despierto, sugiere una nueva investigación.

Los investigadores descubrieron que el yo soñado de una persona es como un «mini-yo» que no cambia basado en lo que está pasando con el cuerpo en el mundo real, según los hallazgos, que fueron publicados en la revista Consciousness and Cognition .

¿El cuerpo en los sueños tiene relación con el cuerpo real?

El estudio ayuda a explicar por qué las personas que nacen con parálisis o sordera a menudo sueñan con un cuerpo que no tiene esas condiciones, e incluso por qué la gente puede hacer cosas fantásticas como volar o respirar bajo el agua en los sueños, explicaba la autora del estudio Judith Koppehele-Gossel.

En el estudio, los investigadores intentaron alterar los sueños de los participantes poniendo en sus brazos con una mancha roja y pidiéndoles que se concentren en ese lugar antes de quedarse dormidos. Si el yo normal de una persona está estrechamente vinculado a su ser real, los investigadores pensaron que las personas con puntos rojos en los brazos deberían haber soñado más con sus brazos o con el color rojo. Pero eso no sucedió: los soñadores con los brazos con el punto rojo no fueron muy diferentes, en el sueño, a los que no tenían ese punto rojo en los brazos.

«Aunque sabemos que somos nosotros quienes estamos corriendo, nadando o simplemente sentados en nuestro sueño, y aunque sabemos de alguna manera que tenemos un cuerpo en nuestros sueños, rara vez vemos y sentimos ese cuerpo«, dijo Koppehele-Gossel.

El cuerpo en el sueño

El estudio que Koppehele-Gossel y sus colegas llevaron a cabo fue un seguimiento de un experimento anterior que habían realizado en su laboratorio, en el que le pidió a la gente leer historias que otras personas escribieron sobre sus sueños, y tratar de determinar cuál de esos soñadores había nacido con una discapacidad, como la parálisis o la sordera. Los lectores no pudieron distinguir la diferencia e informaron a los investigadores en 2011 en la revista Consciousness and Cognition.

Ese hallazgo sugirió que las personas con paraplejía y las personas sordas y mudas no tenían más sueños relacionados con su condición, en comparación con el resto de personas. Otras investigaciones sobre la discapacidad y los sueños también ha encontrado que el cuerpo se mantiene normalmente intacto en el mundo de los sueños.

«La pregunta que se quiere abordar en este nuevo estudio es: ¿Bajo qué circunstancias se muestran los cambios de vida del yo físico incorporados en el yo soñado? ¿Nuestro yo despierto, de alguna manera predecible, afecta a nuestro yo soñado?»

En este nuevo estudio, 10 personas (siete mujeres y tres hombres) registraron sus sueños durante un período de aproximadamente tres meses. Al principio, a todos se les pidió que anotaran lo que podían recordar sobre los sueños de su noche anterior cada mañana. Después de hacer esto durante 10 sueños, se les pidió que cambiaran el procedimiento ligeramente: Cada noche, se les dijo que miraran fijamente su brazo derecho y se concentraran en él cuidadosamente durante 2 minutos antes de quedarse dormidos. Luego, se pidió a los participantes que siguieran anotando los sueños hasta que registraron otros 10. En el tercer segmento del experimento, los investigadores aplicaron una marca roja impermeable al brazo de los participantes. Se les pidió que miraran y pensaran en esta marca roja antes de dormir y después registraran sus sueños igualmente. A lo largo del período de estudio, también se les pidió que respondieran a cuestionarios sobre cómo habían experimentado sus cuerpos durante sus sueños.

¿El mundo de los sueños y el mundo real?

Los investigadores recorrieron las narrativas de los sueños para buscar referencias a los brazos, el color rojo, las marcas redondas y el lado derecho del cuerpo, buscando ver si la atención que la gente ponía a sus marcas rojas cuando estaban despiertos tenía alguna influencia en cómo soñaban con sus cuerpos. No encontraron diferencias entre las tres condiciones.

«El principal hallazgo del estudio fue que el yo del sueño corporal no es fácilmente influenciado por la atención, la auto-sugerencia ( ‘quiero soñar con mi brazo’) o con las alteraciones experimentales», dijo Koppehele-Gossel.

La investigación sugiere que el yo del sueño es una concepción algo minimalista, por lo que los investigadores la describen como un «mini-yo». Esencialmente, las personas que están soñando tienen cierta sensación de tener un cuerpo, pero es raro que el cuerpo del sueño aparezca en detalle o tenga mucha relación con su cuerpo despierto.

Por el contrario, el cuerpo de sueño «se limita a algún tipo de plantilla estándar que suele emplearse mientras se sueña y que es posiblemente el mismo tanto para los discapacitados, así como las personas no discapacitadas», dijo Koppehele-Gossel.

El sueño es un estado especial porque la gente es consciente en algún nivel, dijo Koppehele-Gossel. Tienen experiencias y respuestas emocionales. Pero esa conciencia es limitada: hay poco sentido de pasado o futuro, y normalmente hay poco control sobre las acciones que se realizan.

Content Protection by DMCA.com

COMMENTS