EXPERIMENTO PHILADELFIA, EL BARCO QUE SE VOLVIÓ INVISIBLE

EXPERIMENTO PHILADELFIA, EL BARCO QUE SE VOLVIÓ INVISIBLE



El experimento tuvo lugar en los primeros años de la segunda guerra mundial como medida contra los U Boats Alemanes. Los comboids aliados eran un salvavidas. Traian hombres, productos y armas en el momento de mayor necesidad, pero eran lentos y problemáticos, y  menudo, eran fabricados con piezas de barcos viejos y decrepitos. Los bacos que los protegian estaban por detrás de los submarinos enemigos, ya que tenian mayores ángulos de rotación. Un U Boats podria maniobrar mejor que un destructor, meterse en el comboids y centrarse en un objetivo sin defensas.

Sólo en 1942 se torpedearon y se hundieron más de 1.000 barcos aliados. Para combatir a los submarinos, la marina estadounidense, desarrolló un buque de guerra más manejable llamado destructor escolta.



Un destructor escolta es un barco anti-submarino, es como un destructor, pero no es tan rápido, y tiene un radio de giro mucho más pequeño. Puede que no sólo tuviese una mayor maniobravilidad. Los que creen en el experimento Philadelfia dicen que había planes para darle al destructor escolta una gran ventaja sobre los submarinos: la invisibilidad. El supuesto invento de nada menos que Albert Einstein. Einstein, de hecho, trabajaba para la marina estadounidense en esa época. Oficialmente trabajaba en ideas para armas convencionales, incluyendo torpedos y minas submarinas. Pero eso era para ocultar el verdadero proyecto de Einstein, o eso dicen lo que creen en la historia, entre ellos un supuesto testigo ocular del experimento, llamado Crlos Allende. 

Según Allende, la marina estadounidense usó una variación de la teoría del campo unificado de Einstein, que en ese momento estaba supuestamente incompleta. Usaron la teoría del campo unificado para curvar la luz y así volver invisible el barco,  porque estaba rodeado de una niebla electromagnética. Tamién Allende fué el que reveló la identidad del barco, un destructor escolta llamado USS - Eldrieg. 

Ese salto a lo desconocido de la tecnología no se hizo sin miedos o eso es lo que dice Alfred Bielek, que declara haber formado parte del equipo científico.

En julio de 1943, en el muelle de Philadelfia se le dá el visto bueno al experimento. Alrededor de Eldrieg se encendieron potentes campos electromegnéticos, a bordo una reducida tripulación. A una distancia segura lo observaban científicos y oficiales. El único testigo ocular fue Carlos Allende, un marinero del Liberty, y lo que afirma haber visto es el barco engullido por un fuego de san telmo, una nieble verde y densa.

Mientras la niebla electromagnética se traga al Eldrieg, se manifiestan extraños efectos ópticos, el barco desapareció. Para asombro de los espectadores no sólo era indetectble ante el radar, sino, imbisible también ópticamente. El Eldrieg consiguió la forma suprema del camuflaje, pero entonces tuvo un efecto aún más extraño, teletransporte. Los cronistas del experimento Philadelfia no se ponen de acuerdo si el efecto de la teletransportación fue el mísmo día o en una prueba posterior, pero en lo que sí están de acuerdo es que cuando el Eldrieg empezó a aparecer hubo un fogonazo, entonces el barco desapareció otra vez y simultaneamente volvió a reaparecer en el muelle de Nort Folce, Virginia, a 500 kilometros de distancia. Tras unos minutos desapareció de Nort Folce y reapareció envuelto de otra niebla verde cargada de ozono, en Philadelfia. Tras ese milagrosos viaje, el USS Eldrieg regresó ileso. Pero el caso de la tripulación fue totalmente distinto, los hombres quedaron molecularmente enganchados al barco, unidos con el barco cuando se teletransportó, los hombres se volvieron locos, se quemaron o quedaron invisibles, fué espantoso, a esos tripulantes les pasaron cosas horribles.

Nunca les dijeron la verdad a las familias, les dijeron que se habían perdido en el mar como parte del contingente de guerra, era una afirmación muy creible.

Las moléculas se habian mezclado, humanos y metal, los miembros de habían fundido con los mamparos, una visión espantosa. Lo primero que encontraron fue a dos marineros enterrados en la cubierta de acero, estaban literalmete dentro del acero, muriendo o casi muertos. Habia dos más de pie, en el mamparo, también enterrados en el acero, uno de ellos tenía el brazo unido al acero, algunos marineros habían desaparecido, se habían vaporizado. Los supervivientes tenían otros problemas devido a los campos electromgnéticos a los que habían estado expuestos. El problema es que el sistema nervioso humano no está preparado para asimilar la exposición a campos magnéticos y eléctricos de ese nivel y les causó daños neuronales. El daño nervioso era tan graves que las víctimas fueron internadas mientras se las clasificaba como muertas en conbate. En una de las versiones de la historia, los hombres eran suceptibles a algo llamado congelación, que era entrar y salir de la invisibilidad. Eso condujo al episodio más subrealista de la historia, según Carlos Allende. En una taberna de los muelles, había un grupo de marineros de Eldrieg bebiendo, estalló una pelea. Era una bronca de bar, pero con una diferencia, los marineros aparecian y desaparecian ante los asustados clientes y camareras. 

Enfrentados a estos extraños efectos y a la carniceria del Eldrieg se dice que la marina desechó toda la operación, se disolvió el equipo científico, y se cancelaron los siguientes experimentos. Aparentemente el diario del Eldrieg se modificó para que nunca se supiera que había estado en el muelle de Philadelfia, se oblogó a testigos a firmar juramentos de silencio draconianos, y así terminó el experimento de invisibilidad y tranporte de la armada de la segunda guerra mundial. 

 

¿Por qué seguimos comiendo veneno?
2030 disfruta mientras puedas
Mitra ¿Antecedente Del Cristianismo O Culto Plagiado?

El experimento tuvo lugar en los primeros años de la segunda guerra mundial como medida contra los U Boats Alemanes. Los comboids aliados eran un salvavidas. Traian hombres, productos y armas en el momento de mayor necesidad, pero eran lentos y problemáticos, y  menudo, eran fabricados con piezas de barcos viejos y decrepitos. Los bacos que los protegian estaban por detrás de los submarinos enemigos, ya que tenian mayores ángulos de rotación. Un U Boats podria maniobrar mejor que un destructor, meterse en el comboids y centrarse en un objetivo sin defensas.

Sólo en 1942 se torpedearon y se hundieron más de 1.000 barcos aliados. Para combatir a los submarinos, la marina estadounidense, desarrolló un buque de guerra más manejable llamado destructor escolta.

EXPERIMENTO PHILADELFIA, EL BARCO QUE SE VOLVIÓ INVISIBLE

Un destructor escolta es un barco anti-submarino, es como un destructor, pero no es tan rápido, y tiene un radio de giro mucho más pequeño. Puede que no sólo tuviese una mayor maniobravilidad. Los que creen en el experimento Philadelfia dicen que había planes para darle al destructor escolta una gran ventaja sobre los submarinos: la invisibilidad. El supuesto invento de nada menos que Albert Einstein. Einstein, de hecho, trabajaba para la marina estadounidense en esa época. Oficialmente trabajaba en ideas para armas convencionales, incluyendo torpedos y minas submarinas. Pero eso era para ocultar el verdadero proyecto de Einstein, o eso dicen lo que creen en la historia, entre ellos un supuesto testigo ocular del experimento, llamado Crlos Allende.

Según Allende, la marina estadounidense usó una variación de la teoría del campo unificado de Einstein, que en ese momento estaba supuestamente incompleta. Usaron la teoría del campo unificado para curvar la luz y así volver invisible el barco,  porque estaba rodeado de una niebla electromagnética. Tamién Allende fué el que reveló la identidad del barco, un destructor escolta llamado USS – Eldrieg.

Ese salto a lo desconocido de la tecnología no se hizo sin miedos o eso es lo que dice Alfred Bielek, que declara haber formado parte del equipo científico.

En julio de 1943, en el muelle de Philadelfia se le dá el visto bueno al experimento. Alrededor de Eldrieg se encendieron potentes campos electromegnéticos, a bordo una reducida tripulación. A una distancia segura lo observaban científicos y oficiales. El único testigo ocular fue Carlos Allende, un marinero del Liberty, y lo que afirma haber visto es el barco engullido por un fuego de san telmo, una nieble verde y densa.

Mientras la niebla electromagnética se traga al Eldrieg, se manifiestan extraños efectos ópticos, el barco desapareció. Para asombro de los espectadores no sólo era indetectble ante el radar, sino, imbisible también ópticamente. El Eldrieg consiguió la forma suprema del camuflaje, pero entonces tuvo un efecto aún más extraño, teletransporte. Los cronistas del experimento Philadelfia no se ponen de acuerdo si el efecto de la teletransportación fue el mísmo día o en una prueba posterior, pero en lo que sí están de acuerdo es que cuando el Eldrieg empezó a aparecer hubo un fogonazo, entonces el barco desapareció otra vez y simultaneamente volvió a reaparecer en el muelle de Nort Folce, Virginia, a 500 kilometros de distancia. Tras unos minutos desapareció de Nort Folce y reapareció envuelto de otra niebla verde cargada de ozono, en Philadelfia. Tras ese milagrosos viaje, el USS Eldrieg regresó ileso. Pero el caso de la tripulación fue totalmente distinto, los hombres quedaron molecularmente enganchados al barco, unidos con el barco cuando se teletransportó, los hombres se volvieron locos, se quemaron o quedaron invisibles, fué espantoso, a esos tripulantes les pasaron cosas horribles.

Nunca les dijeron la verdad a las familias, les dijeron que se habían perdido en el mar como parte del contingente de guerra, era una afirmación muy creible.

Las moléculas se habian mezclado, humanos y metal, los miembros de habían fundido con los mamparos, una visión espantosa. Lo primero que encontraron fue a dos marineros enterrados en la cubierta de acero, estaban literalmete dentro del acero, muriendo o casi muertos. Habia dos más de pie, en el mamparo, también enterrados en el acero, uno de ellos tenía el brazo unido al acero, algunos marineros habían desaparecido, se habían vaporizado. Los supervivientes tenían otros problemas devido a los campos electromgnéticos a los que habían estado expuestos. El problema es que el sistema nervioso humano no está preparado para asimilar la exposición a campos magnéticos y eléctricos de ese nivel y les causó daños neuronales. El daño nervioso era tan graves que las víctimas fueron internadas mientras se las clasificaba como muertas en conbate. En una de las versiones de la historia, los hombres eran suceptibles a algo llamado congelación, que era entrar y salir de la invisibilidad. Eso condujo al episodio más subrealista de la historia, según Carlos Allende. En una taberna de los muelles, había un grupo de marineros de Eldrieg bebiendo, estalló una pelea. Era una bronca de bar, pero con una diferencia, los marineros aparecian y desaparecian ante los asustados clientes y camareras.

Enfrentados a estos extraños efectos y a la carniceria del Eldrieg se dice que la marina desechó toda la operación, se disolvió el equipo científico, y se cancelaron los siguientes experimentos. Aparentemente el diario del Eldrieg se modificó para que nunca se supiera que había estado en el muelle de Philadelfia, se oblogó a testigos a firmar juramentos de silencio draconianos, y así terminó el experimento de invisibilidad y tranporte de la armada de la segunda guerra mundial.

EXPERIMENTO PHILADELFIA, EL BARCO QUE SE VOLVIÓ INVISIBLE

EXPERIMENTO PHILADELFIA, EL BARCO QUE SE VOLVIÓ INVISIBLE

¿Te gustó este artículo?

Descarga nuestra app para Android y no te perderás ninguno.

Content Protection by DMCA.com

COMMENTS