La mentira del colesterol – Desmontando el mito

La mentira del colesterol – Desmontando el mito

Fuente www.tabletlowcost.com

Para la gran mayoría de las personas, la dieta no tiene efecto significativo sobre los niveles de colesterol en sangre y los niveles de colesterol en la sangre tienen poca relación con la enfermedad coronaria. Estos hechos son contrarios a todo lo que has oído. Son casi imposible de creer, pero es cierto. El paradigma … Sigue leyendo La mentira del colesterol – Desmontando el mito

La entrada La mentira del colesterol – Desmontando el mito aparece primero en Misterios y Conspiraciones.

La OSCURA historia de COLÓN EL ASESINO y la FARSA del “DESCUBRIMIENTO” de América
El experimento extra sensorial Ganzfeld.
El caso Wolf: una de las batallas en la guerra de Dulce

Fuente www.mundooculto.es

La mentira del colesterol – Desmontando el mito

Para la gran mayoría de las personas, la dieta no tiene efecto significativo sobre los niveles de colesterol en sangre y los niveles de colesterol en la sangre tienen poca relación con la enfermedad coronaria.

Estos hechos son contrarios a todo lo que has oído. Son casi imposible de creer, pero es cierto. El paradigma de colesterol es el dogma – prácticamente una religión diseñada para inculcar a las poblaciones en una trayectoria de consumo de medicamentos y nuevos productos al mercado. Una gran mentira que penetró profundamente en el subconsciente humano.

No sabemos qué causa la enfermedad del corazón. Sin embargo, sabemos que hay una causa, uno de los cuales es el colesterol. Los médicos han aprendido sobre el colesterol al igual que nosotros: a través de los medios de comunicación, los periódicos, las revistas, la televisión, y con el apoyo de varias revistas médicas patrocinadas por empresas farmacéuticas del mundo.

Hemos sido inundados con una ola de exageraciones, distorsiones y falsas declaraciones, incluso absoluta de los hechos. Hay pocas personas que no estén completamente sujetas a este lavado de cerebro.

La Asociación Americana del Corazón (AHA), el Instituto Nacional del Corazón, los Pulmones y la Sangre (NHLBI) y sus equipos de investigación (inventores del daño del colesterol) reciben cientos de millones de dólares en subsidios, y controlan toda la investigación de la enfermedad coronaria, así como la información que se hace pública. La “Verdad * No es discutible! La posición de la AHA y el NHLBI es: La gran epidemia de enfermedad coronaria durante los primeros 60 años del siglo XX se debió a un aumento en el consumo de grasas saturadas y colesterol en la dieta de la población mundial. Ninguna parte de esta afirmación es cierta, y la alianza NHLBI – AHA nunca publicó ningún dato para apoyar, ni remotamente, esta posición. Hay una relación muy débil entre el nivel de colesterol en la sangre y las enfermedades coronarias. Se nos enseña a temer al colesterol.

¿Pero que es, y cuál es su función?

El colesterol es un cristal de alcohol sólido, conocido como esteroide. Existe en todas las células del cuerpo, y es absolutamente esencial para nuestra salud. El cuerpo contiene aproximadamente 5 gramos de colesterol, y sólo el 7% circula en la sangre. El colesterol es un componente de las membranas celulares, que regula el intercambio de nutrientes y productos de desecho. El colesterol ayuda en el desarrollo del cerebro y el sistema nervioso y actúa como un conducto para los impulsos nerviosos.

Es un componente de los ácidos biliares, que promueven la digestión de los alimentos. Sin colesterol, esta grasa compleja, vitaminas A, D, E y K, que sólo son solubles en grasas, no podían ser absorbidas. El colesterol es una sustancia necesaria para la producción de las glándulas suprarrenales, hormonas sexuales y hormonas de la pituitaria. El colesterol es también una sustancia necesaria para la piel, ya que se convierte en vitamina D la luz, crea una barrera que evita que el agua y otros líquidos entren en el cuerpo a través de la piel.

El colesterol se fabrica principalmente en el hígado y la pared intestinal, pero también se sintetiza en cada célula del cuerpo, excepto las del tejido nervioso. El cuerpo produce entre mil y dos mil miligramos de colesterol por día.

Si su dieta no es lo suficientemente rica en colesterol, su cuerpo aumenta la producción interna. En otras palabras, el nivel de colesterol permanece casi constante, ya sea que se coma más colesterol o no.

La prensa mainstream ha hecho hincapié en dos lipo-proteínas específicas. El HDL ( lipo proteína de alta densidad) se considera que es colesterol bueno porque capta el exceso de colesterol de las células y lo elimina de la sangre. Y el LDL (lipo proteínas de baja densidad) se consideracolesterol malo ya que se considera que este tipo de depósitos de colesterol en las arterias causan la arterioesclerosis. A pesar de lo que se lee, todo esto es especulación.

La genética determina el nivel de colesterol

Los niveles de colesterol en la sangre aumentan con el uso de la nicotina, el estrés, el dolor, el miedo, el embarazo, la falta de ejercicio, la medicación, como las hormonas masculinas y femeninas, tranquilizantes, cortisona, vitaminas A y D, diuréticos y el alcohol. Diversas enfermedades que afectan a los niveles de colesterol, incluyendo el hipotiroidismo, la hepatitis, enfermedad renal y obstrucción de la vesícula biliar.

Los niveles de colesterol de la sangre cambian a lo largo de las estaciones. Una medida no puede realmente representar el nivel medio de la sangre de una persona. Instrumentos de medición de colesterol en laboratorios u hospitales son notoriamente inexactos. Sin embargo, ellos están gastando miles de millones de dólares al año. Vamos a ver cómo la idea de la dieta se asocia con la enfermedad coronaria (CHD), y por qué persiste aun cuando la evidencia científica no demuestra la relación.

Durante 40 años, la asociación AHA – NHLBI (American Heart Association con el Nacional del Corazón, los Pulmones y la Sangre) ha estado siguiendo el vínculo entre las enfermedades del corazón, colesterol en la sangre y la dieta.

Numerosos estudios ofrecen poca o ninguna evidencia. El hecho sorprendente es que este gigante ha crecido y se ha vuelto más rico y poderoso al mismo tiempo que una montaña de resultados negativos se ha acumulado. ¿Cómo es esto posible?

Si controlas el dinero de los subsidios y de la prensa, los resultados no representan un problema. El público nunca va oír hablar de ellos. Esto es devastador en la medicina. Se gastan inútilmente miles de millones de dólares y millones de vidas se pierden prematuramente porque las agencias que financian la investigación han hecho caso omiso de grandes descubrimientos científicos y el uso de dinero público de manera fraudulenta para difundir el dogma y la propaganda.

¿Todo a sido por el dinero? Una escuela de pensamiento es una hipótesis, una teoría. Cuando los científicos se dedican cada vez más tiempo en su carrera, el ego y la reputación en favor de una teoría, es natural que se resistan a la idea de que pueden estar equivocados.

Después de 10,15, 20 o más años de la publicación de informes y artículos de prensa, las ideas no cambian. No hay vuelta atrás.

Comienzan a ignorar cualquier evidencia de que están equivocados. Es vergonzoso y perjudicial para la carrera que admitir que convencieron a los demás gastando millones de dólares debido a una tesis equivocada o una idea incorrecta. Esto hace que algunos grupos de científicos endurezcan su posición e ignoran ideas contrarias o conclusiones (aspecto muy debatido en el libro objeto de acalorados debates en el libro “A Nova Inquisção” de Robert Anton Wilson)

El progreso científico está totalmente descuidado, con el fin de preservar la reputación. El dinero está sin duda también involucrado, pero no es la razón principal para la preservación de una escuela de pensamiento. La AHA estaba ansiosa por mostrar al público que sus contribuciones eran útiles. En la década de 1950, la AHA contrató a un equipo de investigadores para estudiar el concepto de que la dieta occidental es un factor importante en la causa de la arteriosclerosis.

En 1957, un equipo de investigadores llegó a la conclusión en un informe: “La propuesta de que el carácter de la dieta americana ha cambiado mucho en 50 años que aumentan la incidencia de enfermedad coronaria no puede ser apoyada” Esta declaración, de ser cierta, sería efectivamente destruir toda hipótesis de que la dieta es una causa importante de la enfermedad cardíaca coronaria.

La AHA tenía dos opciones. Podría reconocer los hechos y buscar otros enfoques, o rechazar la evidencia negativa y aferrarse a la hipótesis que relaciona la dieta con las enfermedades del corazón aún con más fervor. Durante cuatro años, la AHA ignoró el informe y, en 1.961, anunció que la grasa de la dieta y el colesterol son la causa de la enfermedad coronaria, y recomendó que los estadounidenses en riesgo de CHD reducieran el consumo de estos nutrientes.

La AHA concluyó que esta recomendación se basó en la mejor información científica disponible. Este institucionalizó la conexión del paradigma entre la dieta y las enfermedades del corazón, y la AHA nunca vaciló esta posición, independientemente de la enorme acumulación de evidencias negativas.

Cientos de miles de millones de dólares recibidos por la industria alimentaria y médicos han fortalecido la alianza, creando una enorme red financiera. El dinero se ha convertido en el motor, no en la eliminación de las enfermedades del corazón.

La entrada La mentira del colesterol – Desmontando el mito aparece primero en Misterios y Conspiraciones.

Content Protection by DMCA.com

COMMENTS