Esta es la foto más cercana a un asteroide que se ha tomado nunca y hay algo familiar

Esta es la foto más cercana a un asteroide que se ha tomado nunca y hay algo familiar

Esta es la foto más cercana a un asteroide que se ha tomado nunca y algo en ella resulta muy familiar   Foto: Jaumann et al. (Science, 2019) El

Científicos pretenden impactar una sonda en la luna Europa
Uno de los mayores yacimientos de petróleo del mundo podría estar detrás del intento de Independencia de Cataluña.
Aterriza el nuevo carguero de la NASA de origen ruso

Esta es la foto más cercana a un asteroide que se ha tomado nunca y algo en ella resulta muy familiar

 

Esta es la foto más cercana a un asteroide que se ha tomado nunca y hay algo familiar
Foto: Jaumann et al. (Science, 2019)

El 3 de octubre de 2018, la nave espacial Hayabusa2 lanzó un módulo de aterrizaje a la superficie del asteroide Ryugu desde 41 metros de altura. El módulo MASCOT golpeó una roca y rebotó 17 metros a lo largo de la superficie del asteroide antes de quedarse boca abajo en un agujero.

Pero aquel no fue el final para MASCOT. El módulo de aterrizaje pudo darse la vuelta y tomar algunas imágenes increíbles de las rocas de Ryugu, tanto en el descenso de 6 minutos como durante las 17 horas que estuvo en la superficie antes de que se agotaran sus baterías. Los científicos han publicado hoy estas imágenes que podrían tener implicaciones muy interesantes. La superficie se parece mucho a los meteoritos encontrados en la Tierra conocidos como condritas carbonáceas.

Esta es la foto más cercana a un asteroide que se ha tomado nunca y hay algo familiarFoto: Jaumann et al. (Science, 2019)

“Lo que aprendimos de estas imágenes es cómo se distribuyen las rocas y el material en la superficie del asteroide, cuál es la historia de su meteorización y el contexto geológico”, explicó a Gizmodo Ralf Jaumann, autor principal del estudio. “Es la primera información sobre este tipo de material en su entorno original”.

Advertisement

Las imágenes revelaron diferentes tipos de rocas en la superficie de Ryugu, incluidas rocas oscuras, desmigajadas como coliflores, y rocas más brillantes y lisas, todas de entre unos pocos centímetros a decenas de metros de ancho. Pero parecía no haber polvo visible; esto sugiere que debe haber algún proceso para eliminar el polvo que hace que se pierda en el espacio o sea absorbido más profundamente en el asteroide. Vistas de cerca, estas rocas parecen contener partes brillantes, incrustaciones de algún material diferente, según el artículo publicado en Science.

Esta es la foto más cercana a un asteroide que se ha tomado nunca y hay algo familiarFoto: Jaumann et al. (Science, 2019)

Advertisement

Esas incrustaciones son emocionantes: parecen azuladas y rojizas, dijo Jaumann, y parecen tener un tamaño similar a las incrustaciones encontradas en las condritas carbonáceas que se encuentran en la Tierra. Eso es importante.

“Es la primera vez que vemos una roca de algo que termina pasando por la atmósfera, algo que tenemos en museos y laboratorios de todo el mundo”, dijo a Gizmodo Kerri Donaldson Hanna, geólogo planetario y profesor asistente de la Universidad de Florida central. Sería un enlace directo entre las rocas en la Tierra y las rocas en el espacio.

Advertisement

Esta es la foto más cercana a un asteroide que se ha tomado nunca y hay algo familiarFoto: Jaumann et al. (Science, 2019)

Pero todavía hay un elemento misterioso. Neyda Abreu, profesora asociada de geociencias y matemáticas en Penn State DuBois, dijo a Gizmodo que aún no está claro en cuál de los tipos de condritas carbonáceas se convertiría Ryugu si entrara en la atmósfera de la Tierra. Espera ver más datos pronto, como la abundancia real de incrustaciones en estas rocas. Tal vez Ryugu no coincida exactamente con ninguna de las condritas carbonáceas de nuestras colecciones. “Tener algo que no hemos visto antes siempre es emocionante”, dijo.

Advertisement

Hay algo más en esta misión que imágenes increíbles. El objetivo final de Hayabusa2 es recolectar material de Ryugu y traerlo de vuelta a la Tierra, donde los científicos pueden estudiar de cerca piezas de asteroides reales, en su mayoría inalteradas. Según su composición, Ryugu podría contener parte de la materia más antigua del sistema solar, que se remonta a los días en que los planetas se formaban por primera vez.

Hayabusa2 regresará a la Tierra a finales del próximo año.

Content Protection by DMCA.com

COMMENTS