Gul

Gul

Originario de la mitología de Arabia, el Gul es un espíritu o demonio asociado con los cementerios, el deplorable acto de la profanación de tumbas y el canibalismo. El nombre original se deriva del arábigo 'Al-Ghul', que a su vez proviene del término 'Ghala'; el cual significa 'agarrar'.

También está etimológicamente relacionado a Gallu; un tipo de demonio en la mitología sumeria y akkadiana, los cuales arrastraban a sus víctimas hacia el inframundo.

Los tipos de Gul.

El Gul árabe:

Grabado de 'Las Mil y Una Noches' donde aparece un Gul.

Según el folklore de Arabia, los gules son demonios o djinni nacidos de Iblis ('Shaytan', el análogo de Satán en el Corán y la tradición musulmana); que viven en camposantos y otras regiones despobladas. Los Gules también son considerados demonios del desierto, capaces de cambiar de forma y transformarse en hienas; cuyos hábitos de cacería consisten en atraer a los incautos a los desiertos u otros lugares abandonados para devorarlos posteriormente.

También se alimentan de niños pequeños, sangre y cadáveres de los recién fallecidos; poseyendo la habilidad de transformarse en el más reciente que hayan comido.

Algunas tradiciones árabes mencionan la existencia de Gules femeninos, llamados 'Ghoulah'; los cuales activamente buscan y atraen a los viajeros del desierto hacia sus moradas, con el fin de devorarlos. Según ciertas leyendas, un Gul es una criatura indetenible (comparable al Draugr nórdico) e inmortal, mientras que en otras variantes de la historia basta únicamente un golpe de espada bien colocado para matarlos.

Si bien los Gules son considerados demonios que se rebelaron a Alá, existe la posibilidad de transformarse en uno. En una versión específica del mito, los Gules son humanos que fueron convertidos en esas criaturas como castigo divino por haber cometido actos inmorales o perversos.

En otras variaciones más, una persona resucita como un Gul tras haber comido carne humana, un acto tabú.

El Gul europeo:

Representación de Gules al estilo europeo.

En Europa, el término Gul (o en inglés, 'Ghoul') hace referencia a un tipo de no muerto. Estos seres, originalmente humanos; se transforman gracias a una maldición acaecida a raíz de comer carne humana o profanar cadáveres.

Se alimentan de los cuerpos recién fallecidos o de personas vivas, en especial niños; a quienes atraen a cuevas, viejos castillos y mausoleos. Apestan a muerte, son tremendamente feos y extremadamente poderosos física e intelectualmente; pues poseen un comportamiento sarcástico y astuto. Se les puede ahuyentar con el sonido de campanas de iglesia o con crucifijos.

Los Mythos de Cthulhu.

En los Mythos de Cthulhu, de H.P. Lovecraft; los Gules son una especie de caníbales nocturnos que aparece por primera vez en el relato 'El Modelo de Pickman'.

Lovecraft describe a los Gules como criaturas humanoides sin pelo, de piel verde o blanca; con hocicos caninos, orejas puntiagudas y pies con garras grandes, similares a pezuñas. Habitan redes de túneles subterráneos que conectan con criptas; pues su principal fuente de alimento son los cadáveres humanos.

Sin embargo, y pese a sus hábitos; los Gules no son usualmente hostiles. En la historia "La búsqueda de sueño de la Desconocida Kadath", el protagonista es auxiliado por un grupo de Gules, con quienes viaja por un tiempo determinado. Los Gules en la historia se comunican mediante vocalizaciones agudas llamadas Idioma Gul o Pnático.

Se les halla en el subsuelo de las Tierras de Sueño, y pueden navegar entre éste y el mundo consciente a través de túneles especiales; siendo su principal dominio el valle de huesos de Pnath, una depresión en el subsuelo donde los Gules del mundo arrojan millones de huesos completamente limpios. Su principal dios es el Primigenio Mordiggian; y los sacerdotes Gul usan capuchas de tela púrpura y máscaras de metal en forma de cráneo; las cuales también les permiten pasar disfrazados entre los humanos.

Los Gules en la cultura popular.

Un Ghoul o 'Necrófago' en World of Warcraft.

Al igual que los zombies, momias y otros no-muertos; los Gules son hallados de muchas formas en la cultura popular.

En el anime, la serie 'Tokyo Ghoul', los muestra como seres idénticos a los humanos; cuya única diferencia es el cambio de color de sus ojos a voluntad o al momento de alimentarse. En 'Rosario+Vampire', los Gules son seres caníbales sin mente que son creados cuando un espíritu maligno posee un cadáver o cuando un humano recibe inyecciones con sangre de monstruo.

En el anime y manga 'Hellsing', los Gules son criaturas similares a zombies; creados cuando un vampiro modificado tecnológicamente drena a su víctima de sangre, o cuando un vampiro drena a alguien que no es virgen (en el caso del manga). Si a los Gules se les hiere, se desintegran; y deben ser controlados por el vampiro que los mordió.

En 'Las Mil y una Noches', los Gules aparecen en la historia 'El relato de Gherib y su hermano Agrib', donde el príncipe exiliado Gherib enfrenta a una familia de Gules, esclavizándolos y obligándolos a convertirse al Islam.

Las novelas 'Ghoul', de Brian Keene; 'Daemon' de Harry Shannon, la serie Anita Blake de Laurell K. Hamilton, 'Dresden Files' de Jim Butcher, 'St. Germain' de Chelsea Quinn Yarbro y 'Attack of the Graveyard Ghouls' de R.L. Stine; presentan a los Gules como muertos vivientes inteligentes, con la necesidad de devorar carne de cadáveres y animados mediante diversos rituales mágicos.

Los Morlocks de H.G. Wells comparten rasgos con los Gules.

En las novelas de 'Harry Potter', los Gules son criaturas inofensivas que habitan las casas de los magos; haciendo ruido y gruñendo. En algunas traducciones de la historia, se les llama 'vampiros'.

Las novelas de Caitlin R. Kiernan los describen como una mezcla de humanos y caninos, altamente inteligentes y poseedores de poderes mágicos; y de un posible origen extraterreste.

Hans Christian Andersen los menciona en el cuento de 'Los Cisnes Salvajes', donde la heroína Eliza debe pasar a través de un grupo de estos; mientras Lord Byron hace referencia a estos seres en el poema épico 'El Graour'. Edgar Allan Poe, maestro del terror gótico; los menciona en la cuarta sección de su poema 'Las Campanas'.

Los Morlocks que aparecen en 'La Máquina dle Tiempo' de H.G. Wells comparten características de los Gules; pues son humanoides monstruosos que habitan el subterráneo y tienen hábitos caníbales.

En la historia 'La Progenie sin Nombre' de Clark Ashton Smith, un Gul es un humanoide caníbal que tiende a violar a los humanos que han sido enterrados vivos.

De vuelta al ciclo de los Mythos de Cthulhu; los Gules pueden ser tanto humanoides caninos, como un clan de caníbales carroñeros que han involucionado hasta ser poco más que bestias; como ocurre en la historia 'Las ratas en las paredes'. Este tema también se toca en la novela 'el viaje de la abuela' de Anders Fagers; en el cual una gran familia ha degenerado en un grupo de hombres bestia.

Los Gules en la serie 'Mundo Anillo', de Larry Niven.

Otros escritores que muestran a los Gules como humanoides de rasgos animales y no necesariamente de comportamiento maligno. Por ejemplo, Neil Gaiman en su libro 'Graveyard Book' define a los Gules como pequeños primates nocturnos que provienen de un reino extradimensional llamado Ghúlheim; y viajan al mundo humano a través de pequeñas puertas.

Brian McNaughton escribió una serie de historias cortas de fantasía oscura, llamadas 'El Trono de Huesos'; en los cuales los antagonistas son Gules similares a los de Lovecraft. En 'Children of the Lamp', de P.B. Kerr; los Gules son una tribu de djinni.

Larry Niven describe a los Gules de la serie 'Mundo Anillo' como una raza humanoide que ocupa el lugar de carroñeros; devorando a los muertos de otras especies en un ambiente donde toda la fauna ha sido generada a partir de homínidos.

Portada de 'The Ghoul', película de 1933.

Los Gules aparecen en películas como 'The Ghoul', de 1933; donde Boris Karloff interpreta a un egiptólogo moribundo que resucita como un no-muerto en busca de venganza; Milk Brothers, de 1976; en tono de comedia; y la película de 1975, 'Ghoul'; donde Peter Cushing interpreta a un misionero cuyo hijo se transforma en un Gul.

En la película 'La noche de los Muertos Vivientes', el término "zombie" jamás es usado. En lugar de ello, a los cadáveres reanimados se les dice 'Gules'.

En los videojuegos, los Gules aparecen usualmente como zombies; caso concreto de las franquicias 'Castlevania', 'War of the Overworld' y 'World of Warcraft'; siendo éste último donde pueden ser invocados como esbirros por la clase jugable 'Caballero de la Muerte'.

Los Gules en World of Warcraft (llamados 'Necrófagos' en español), son seres de apariencia esquelética y vagamente humana; que lanzan gruñidos estridentes y atacan lanzando mordidas y zarpazos. A diferencia de otros no-muertos del juego, como los Renegados jugables, Liches, vampiros o los Nerubianos; los Necrófagos poseen un intelecto animal y son incapaces de comunicarse con otros seres inteligentes.

En Castlevania: Lords of Shadow, los Gules son seres vivos que anteriormente fueron humanos; pero una dieta de cadáveres y carne podrida los ha convertido en seres deformes que habitan cementerios.

En la serie 'Fallout', los Gules son personas expuestas a grandes dosis de radiación; la cual causa que la piel se les pudra y les de un aspecto similar al de un zombie.

Ayúdanos con un clic en los anuncios eso nos serviría de mucho para cubrir los gastos del sitio web gracias.

El mistico Escarabajo Egipcio; Khepri
Historias de vampiros: Jure Grando
“CROATOAN” LA LEYENDA DE LA PALABRA MALDITA

Originario de la mitología de Arabia, el Gul es un espíritu o demonio asociado con los cementerios, el deplorable acto de la profanación de tumbas y el canibalismo. El nombre original se deriva del arábigo ‘Al-Ghul’, que a su vez proviene del término ‘Ghala’; el cual significa ‘agarrar’.

También está etimológicamente relacionado a Gallu; un tipo de demonio en la mitología sumeria y akkadiana, los cuales arrastraban a sus víctimas hacia el inframundo.

Los tipos de Gul.

El Gul árabe:

Grabado de ‘Las Mil y Una Noches’ donde aparece un Gul.

Según el folklore de Arabia, los gules son demonios o djinni nacidos de Iblis (‘Shaytan’, el análogo de Satán en el Corán y la tradición musulmana); que viven en camposantos y otras regiones despobladas. Los Gules también son considerados demonios del desierto, capaces de cambiar de forma y transformarse en hienas; cuyos hábitos de cacería consisten en atraer a los incautos a los desiertos u otros lugares abandonados para devorarlos posteriormente.

También se alimentan de niños pequeños, sangre y cadáveres de los recién fallecidos; poseyendo la habilidad de transformarse en el más reciente que hayan comido.

Algunas tradiciones árabes mencionan la existencia de Gules femeninos, llamados ‘Ghoulah’; los cuales activamente buscan y atraen a los viajeros del desierto hacia sus moradas, con el fin de devorarlos. Según ciertas leyendas, un Gul es una criatura indetenible (comparable al Draugr nórdico) e inmortal, mientras que en otras variantes de la historia basta únicamente un golpe de espada bien colocado para matarlos.

Si bien los Gules son considerados demonios que se rebelaron a Alá, existe la posibilidad de transformarse en uno. En una versión específica del mito, los Gules son humanos que fueron convertidos en esas criaturas como castigo divino por haber cometido actos inmorales o perversos.

En otras variaciones más, una persona resucita como un Gul tras haber comido carne humana, un acto tabú.

El Gul europeo:

Representación de Gules al estilo europeo.

En Europa, el término Gul (o en inglés, ‘Ghoul’) hace referencia a un tipo de no muerto. Estos seres, originalmente humanos; se transforman gracias a una maldición acaecida a raíz de comer carne humana o profanar cadáveres.

Se alimentan de los cuerpos recién fallecidos o de personas vivas, en especial niños; a quienes atraen a cuevas, viejos castillos y mausoleos. Apestan a muerte, son tremendamente feos y extremadamente poderosos física e intelectualmente; pues poseen un comportamiento sarcástico y astuto. Se les puede ahuyentar con el sonido de campanas de iglesia o con crucifijos.

Los Mythos de Cthulhu.

En los Mythos de Cthulhu, de H.P. Lovecraft; los Gules son una especie de caníbales nocturnos que aparece por primera vez en el relato ‘El Modelo de Pickman’.

Lovecraft describe a los Gules como criaturas humanoides sin pelo, de piel verde o blanca; con hocicos caninos, orejas puntiagudas y pies con garras grandes, similares a pezuñas. Habitan redes de túneles subterráneos que conectan con criptas; pues su principal fuente de alimento son los cadáveres humanos.

Sin embargo, y pese a sus hábitos; los Gules no son usualmente hostiles. En la historia «La búsqueda de sueño de la Desconocida Kadath», el protagonista es auxiliado por un grupo de Gules, con quienes viaja por un tiempo determinado. Los Gules en la historia se comunican mediante vocalizaciones agudas llamadas Idioma Gul o Pnático.

Se les halla en el subsuelo de las Tierras de Sueño, y pueden navegar entre éste y el mundo consciente a través de túneles especiales; siendo su principal dominio el valle de huesos de Pnath, una depresión en el subsuelo donde los Gules del mundo arrojan millones de huesos completamente limpios. Su principal dios es el Primigenio Mordiggian; y los sacerdotes Gul usan capuchas de tela púrpura y máscaras de metal en forma de cráneo; las cuales también les permiten pasar disfrazados entre los humanos.

Los Gules en la cultura popular.

Un Ghoul o ‘Necrófago’ en World of Warcraft.

Al igual que los zombies, momias y otros no-muertos; los Gules son hallados de muchas formas en la cultura popular.

En el anime, la serie ‘Tokyo Ghoul’, los muestra como seres idénticos a los humanos; cuya única diferencia es el cambio de color de sus ojos a voluntad o al momento de alimentarse. En ‘Rosario+Vampire’, los Gules son seres caníbales sin mente que son creados cuando un espíritu maligno posee un cadáver o cuando un humano recibe inyecciones con sangre de monstruo.

En el anime y manga ‘Hellsing’, los Gules son criaturas similares a zombies; creados cuando un vampiro modificado tecnológicamente drena a su víctima de sangre, o cuando un vampiro drena a alguien que no es virgen (en el caso del manga). Si a los Gules se les hiere, se desintegran; y deben ser controlados por el vampiro que los mordió.

En ‘Las Mil y una Noches’, los Gules aparecen en la historia ‘El relato de Gherib y su hermano Agrib’, donde el príncipe exiliado Gherib enfrenta a una familia de Gules, esclavizándolos y obligándolos a convertirse al Islam.

Las novelas ‘Ghoul’, de Brian Keene; ‘Daemon’ de Harry Shannon, la serie Anita Blake de Laurell K. Hamilton, ‘Dresden Files’ de Jim Butcher, ‘St. Germain’ de Chelsea Quinn Yarbro y ‘Attack of the Graveyard Ghouls’ de R.L. Stine; presentan a los Gules como muertos vivientes inteligentes, con la necesidad de devorar carne de cadáveres y animados mediante diversos rituales mágicos.

Los Morlocks de H.G. Wells comparten rasgos con los Gules.

En las novelas de ‘Harry Potter’, los Gules son criaturas inofensivas que habitan las casas de los magos; haciendo ruido y gruñendo. En algunas traducciones de la historia, se les llama ‘vampiros’.

Las novelas de Caitlin R. Kiernan los describen como una mezcla de humanos y caninos, altamente inteligentes y poseedores de poderes mágicos; y de un posible origen extraterreste.

Hans Christian Andersen los menciona en el cuento de ‘Los Cisnes Salvajes’, donde la heroína Eliza debe pasar a través de un grupo de estos; mientras Lord Byron hace referencia a estos seres en el poema épico ‘El Graour’. Edgar Allan Poe, maestro del terror gótico; los menciona en la cuarta sección de su poema ‘Las Campanas’.

Los Morlocks que aparecen en ‘La Máquina dle Tiempo’ de H.G. Wells comparten características de los Gules; pues son humanoides monstruosos que habitan el subterráneo y tienen hábitos caníbales.

En la historia ‘La Progenie sin Nombre’ de Clark Ashton Smith, un Gul es un humanoide caníbal que tiende a violar a los humanos que han sido enterrados vivos.

De vuelta al ciclo de los Mythos de Cthulhu; los Gules pueden ser tanto humanoides caninos, como un clan de caníbales carroñeros que han involucionado hasta ser poco más que bestias; como ocurre en la historia ‘Las ratas en las paredes’. Este tema también se toca en la novela ‘el viaje de la abuela’ de Anders Fagers; en el cual una gran familia ha degenerado en un grupo de hombres bestia.

Otros escritores que muestran a los Gules como humanoides de rasgos animales y no necesariamente de comportamiento maligno. Por ejemplo, Neil Gaiman en su libro ‘Graveyard Book’ define a los Gules como pequeños primates nocturnos que provienen de un reino extradimensional llamado Ghúlheim; y viajan al mundo humano a través de pequeñas puertas.

Brian McNaughton escribió una serie de historias cortas de fantasía oscura, llamadas ‘El Trono de Huesos’; en los cuales los antagonistas son Gules similares a los de Lovecraft. En ‘Children of the Lamp’, de P.B. Kerr; los Gules son una tribu de djinni.

Larry Niven describe a los Gules de la serie ‘Mundo Anillo’ como una raza humanoide que ocupa el lugar de carroñeros; devorando a los muertos de otras especies en un ambiente donde toda la fauna ha sido generada a partir de homínidos.

 

Los Gules aparecen en películas como ‘The Ghoul’, de 1933; donde Boris Karloff interpreta a un egiptólogo moribundo que resucita como un no-muerto en busca de venganza; Milk Brothers, de 1976; en tono de comedia; y la película de 1975, ‘Ghoul’; donde Peter Cushing interpreta a un misionero cuyo hijo se transforma en un Gul.

En la película ‘La noche de los Muertos Vivientes’, el término «zombie» jamás es usado. En lugar de ello, a los cadáveres reanimados se les dice ‘Gules’.

En los videojuegos, los Gules aparecen usualmente como zombies; caso concreto de las franquicias ‘Castlevania’, ‘War of the Overworld’ y ‘World of Warcraft’; siendo éste último donde pueden ser invocados como esbirros por la clase jugable ‘Caballero de la Muerte’.

Los Gules en World of Warcraft (llamados ‘Necrófagos’ en español), son seres de apariencia esquelética y vagamente humana; que lanzan gruñidos estridentes y atacan lanzando mordidas y zarpazos. A diferencia de otros no-muertos del juego, como los Renegados jugables, Liches, vampiros o los Nerubianos; los Necrófagos poseen un intelecto animal y son incapaces de comunicarse con otros seres inteligentes.

En Castlevania: Lords of Shadow, los Gules son seres vivos que anteriormente fueron humanos; pero una dieta de cadáveres y carne podrida los ha convertido en seres deformes que habitan cementerios.

En la serie ‘Fallout’, los Gules son personas expuestas a grandes dosis de radiación; la cual causa que la piel se les pudra y les de un aspecto similar al de un zombie.

Ayúdanos con un clic en los anuncios eso nos serviría de mucho para cubrir los gastos del sitio web gracias.

Content Protection by DMCA.com

COMMENTS