Platón y Aristóteles hablaron de Física cuántica hace más de 2.000 años

Platón y Aristóteles hablaron de Física cuántica hace más de 2.000 años

Platón y Aristóteles hablaron de Física cuántica hace más de 2.000 años -   El éter podría interpretarse como el mismo «vacío cuántico», ubicacion

Una IA se lee un millón y medio de artículos científicos y encuentra cosas que los científicos no sabían ni que existían
El Inexplicable Viaje En El Tiempo De Rudolph Fentz
Hechos sorprendentes que demuestran que un cataclismo destruyó avanzadas civilizaciones como la #Atlántida

Platón y Aristóteles hablaron de Física cuántica hace más de 2.000 años –

 

El éter podría interpretarse como el mismo «vacío cuántico», ubicaciones en el espacio-tiempo que no estarían vacíos realmente, sino que tendrían energía.

En Física cuántica el Vacío cuántico no sería solamente un espacio vacío, habría ondas electromagnéticas y partículas que aparecen y desaparecen de una forma veloz y misteriosa. Otros elementos que podrían asociarse al concepto del éter son la Materia oscura y la Energía oscura.

El éter es una sustancia teórica que ha sido descrita desde la época presocrática de Grecia (antes del siglo IV). El éter sería un tipo de materia invisible y sutil, menos densa que la materia visible. Según Aristóteles, era un elemento primordial y «perfecto» que llenaba el universo, principalmente en el vacío del espacio exterior, más allá de la Luna.

Imagen referencial del cielo nocturno. El éter se encontraría entre todos los astros. Crédito: Free-Photos / PIxabay

En el diálogo Fedón, Platón dijo:

Y hay en ella [la Tierra] muchos seres vivos, entre los cuáles hay también hombres que habitan, unos en el interior, otros alrededor del aire, de la misma manera que nosotros vivimos alrededor del mar (…) lo que para nosotros es el agua y el mar con respecto a nuestras necesidades, allí lo es el aire; y lo que para nosotros es el aire, para aquéllos es el éter.

El filósofo Manly P. Hall cita ese pasaje de Platón en su libro The Secret Teachings of All Ages (Las Enseñanzas Secretas de Todos los Tiempos). El autor utiliza el pasaje para describir seres «elementales», que existen en la Tierra, pero en el medio invisible del éter, un medio de distinta naturaleza (por eso se les ha llamado «seres etéreos»). El éter también se describió en la mitología griega como la «esencia pura» que respiraban los dioses en el espacio.

Para Aristóteles el éter conformaría el espacio entre los astros

En el siglo IV a. C. Aristóteles propuso el nombre de «éter» para el quinto elemento superior y adicional a la tierra, fuego, aire y agua. Para Aristóteles el espacio exterior no estaría realmente vacío, sino lleno de éter. El éter conformaría el espacio entre los cuerpos celestes, empezando con los alrededores de la Tierra (la esfera terrestre para los griegos).

Platón y Aristóteles en el centro de la pintura La Escuela de Atenas. Crédito: pcdazero / Pixabay.

En el tratado Sobre el Cielo, Aristóteles escribe:

A la substancia del cielo y de los astros, la llamamos éter, no porque arda al modo del fuego (…) sino porque está siempre moviéndose en círculo, diferente que es de los cuatro elementos, simple y divino.

Entonces Platón y Aristóteles ya habrían tenido en cuenta la existencia de este medio o materia distinta a la observable, que nuestros sentidos humanos no pueden percibir. En la Física cuántica se habla mucho de la hipótesis de múltiples universos o universos paralelos, donde hay universos con distinta frecuencia electromagnética. El científico Michio Kaku dijo en una entrevista:

Cada universo vibra a diferentes frecuencias cuánticas, pero nosotros nos hemos «decoheridos» de ellas, ya no vibramos a la misma frecuencia.

Nota: «decoherer» viene de «decoherencia cuántica», donde el mundo visible macroscópico se ha separado del mundo cuántico, subatómico, presentando un comportamiento distinto.

Imagen para fines ilustrativos, podría representar el misterioso éter. Crédito: successcoach / Pixabay.

Nikola Tesla también escribió sobre el éter en El Mayor Logro del Hombre:

Toda la materia perceptible proviene de una sustancia primaria, o tenuidad más allá de la concepción, que llena todo el espacio, el akasha o el éter lumínico, sobre el que actúa la vida que otorga el Prana o la fuerza creativa, que cobra existencia, en ciclos interminables todas las cosas y fenómenos.

Así que Nikola Tesla también seguía el concepto del éter de Platón y Aristóteles. Los filósofos griegos parecían tener conocimientos razonables sobre el universo, porque este misterioso medio o material del éter podría compararse a las descripciones del Vacío cuántico, principalmente por su cualidad de energía y partículas en el llamado vacío, que no sería vacío. Y por supuesto también se podría comparar a la Materia oscura, por su cualidad de materia invisible y que al parecer estaría rodeándonos (conformaría el 80% de la materia del universo).

Content Protection by DMCA.com

COMMENTS