Cual es el origen de los Anunnaki?

Cual es el origen de los Anunnaki?

Gobernaron de la Tierra y nuestros creadores. Son muchas las historias que se han dicho sobre los Anunnaki, pero ¿Quién los creó a ellos? Aunq

Gobernaron de la Tierra y nuestros creadores. Son muchas las historias que se han dicho sobre los Anunnaki, pero ¿Quién los creó a ellos? Aunque suene increíble que alguien pueda tener esa respuesta, parece que esa persona existe; Anton Parks.

Parks es un escritor e investigador que ha dedicado su vida, no solo a estudiar la cultura sumeria, sino culturas de todo el mundo en busca de dar un origen lo más fiel posible a lo que dicen las antiguas escrituras, y no solo teorías «fabuladas» de otros escritores, como Zecharian Sitchin, quien nos relata una leyenda en donde, al menos, el 80% de esta no aparece de forma literal en los textos sumerios y fueron «interpretados» por él.

El francés menciona una muy antigua guerra entre diferentes razas Reptilianas, lo cual derivaría en toda la leyenda que conocemos.

Los Reptilianos Originales y la creación de las razas

Representación de un Kingú

Los Reptilianos Originales eran conocidos como Kingú, una Raza Dragón que apareció en la Constelación de Draco. De todas las razas reptilianas conocidas, estos eran los que más se asemejaban a los humanos físicamente. De acuerdo a Parks, los Kingú se dividían en 3: Verdes, Rojos y Blancos.

Los Kingú-Babbar eran los Blancos, considerados como los jerarcas o la realeza Kingú. Nimrod, el antiguo Rey mesopotámico que es mencionado en el Génesis, relaciona a los Kingú-Babbar con la raza aria de la Tierra. De hecho, la palabra «King» deriva del sumerio «Kingú», que significa «Gobernante sobre las regiones».

Después de su creación en la Constelación de Draco, diferentes grupos de reptilianos emigraron a otras constelaciones. Siendo la Constelación de Orión la que albergaría más, convirtiéndose en la principal.

Los Usumgal, los creadores Anunnaki

Diferentes estatuillas de Mesepotomia con sus primeros dioses con aspecto de reptil.

En algún punto de la historia antigua, los Kingú crearon a otra Raza Dragón que sería conocida como los Usumgal. Los Siete primeros Usumgal serían los reyes de su raza, sin embargo, aquello no les sería suficiente. Los Usumgal, con el pasar de los años, querían el lugar que ocupaban los Kingú.

Estos fueron los que crearon a Musgir, conocidos en diferentes culturas como Pazuzu o Gárgolas. También crearon a los Miminu, conocidos popularmente como «Los Grises», quienes no tenían ninguna de las características comunes de los reptiles.

Para poder hacer frente a los Kingú, el Séptimo Usumgal, conocido como An (o Anu, según la mitología sumeria), creó a los Anunna en las Pléyades. Aunque su primer prototipo, Enki, nació en la Osa Mayor.

Con el tiempo, Enki crearía otra raza conocida por las antiguas escrituras como los Igigi y junto a ellos se rebelaría a An.

La Guerra y sus consecuencias en la Tierra

Representación de la guerra reptiliana

Los Usumgal y su ejército, incluido los Anunnas, lucharon contra los Kingú. De acuerdo a Parks, los Usumgal eran aquellos «Dioses traidores» mencionados por Nimrod en la Biblia y en los relatos ocultos por la iglesia. En ese orden de ideas, los Kingú serían los Dioses Leales.

Los ganadores de esta guerra serían los Usumgal, consumando su victoria en la Tierra, transformando a An como el Demiurgo y los Siete Usumgal principales como los Arcontes.

Pero esta victoria traería graves consecuencias para los Usumgal, ya que los portales estelares que unían al Sistema Solar con el resto del universo, conocidos como Diranna, serían cerrados, dejándolos atrapados junto a los pocos Kingú que aún permanecían en la lucha en la Tierra.

Los Kingú escaparon al Abzu, lo cual sería, según Parks, la parte interna de la Tierra Hueca. Ahí establecieron un Reino propio, alejados de la superficie. Lo curioso de este asunto, es que los Usumgal, con el tiempo, contarían que fueron ellos los que habían confinado a los «Demonios» al «inframundo», conocido después como el Infierno.

La Instalación de los Anunnaki y la creación de la humanidad

Los dioses Anunnaki de los sumerios

La raza creada por los Usumgal, llamada los Anunna, se apoderaron del Ki, también conocida como la Tercera dimensión. Desde ese momento empezaron a ser llamados como los Anunna-Ki, transformándose después en su nombre más conocido; Anunnaki.

En esta nueva era, los Igigi fueron tratados como esclavos por los Anunnaki y los Usumgal debido a su semejanza con los Kingú. Sin embargo, estos se revelaron con el tiempo.

Sin esclavos, los Anunnaki miraron a los humanos prehistóricos Neandertales que ya existían en África, por lo que los modificaron genéticamente para que les sirvieran como esclavos, agregándole características que los hiciese parecerse a los Kingú para continuar con su «dominio» sobre ellos.

Con el pasar de las generaciones, An volvió a modificar genéticamente a los humanos para sacarlos de su condición de esclavos únicamente para el trabajo. Además, hizo que se les brindara conocimientos avanzados.

Los Igigi también intervinieron, mezclándose con las hijas de estos nuevos humanos, dando origen a una raza aún más inteligente y desarrollada, con una apariencia similar a los Kingú. Tal cual como se comenta en el Génesis de la Biblia.

Realmente es sumamente difícil pensar en un origen para unos seres tan míticos como los Anunnaki, mencionado en tantas culturas del mundo, de diferentes maneras, con diferentes nombres, pero con el mismo rol de creadores de la humanidad. Parks, pudiese decirse, es la persona que más ha indagado en diferentes culturas, llegando a una conclusión. Sin embargo, esto sigue siendo una teoría, por lo que queda en cada uno de nosotros en creer en ello o no.

¿Te gustó este artículo?

Descarga nuestra app para Android y no te perderás ninguno.

Content Protection by DMCA.com

COMMENTS