La Glándula Pineal y el cono de pino: ¿parte de una sabiduría extraterrestre?

La Glándula Pineal y el cono de pino: ¿parte de una sabiduría extraterrestre?

Plan Montauk: ¿Se abrió un portal espacio-tiempo en 1983?
Avión espacial X-37B de la Fuerza Aérea de EE.UU. regresa a tierra luego de más de 2 años en el espacio
Maestro de Harvard: señal del cosmos hondo provendría de una civilización extraterrestre

La Glándula Pineal, asociada al signo antiguo del «cono de pino». Podría tener que ver con el poder escondido de las deidades viejos (¿alienigenas?).

La Glándula Pineal es un pequeño órgano del cerebro. En la antigüedad, fue representada con el enigmatico signo de la piña o cono de pino, apareciendo en el arte de los sumerios, egipcios, hinduistas, griegos, etc. Por esto, los llamados «divinidades alienigenas» viejos debieron conocer encima del poder escondido espiritual, extradimensional y de comunicación de esta Glándula Pineal.

Este órgano es parte del sistema endocrino de los vertebrados. Produce melatonina, una sustancia que regula los patrones del sueño y la percepción del ritmo circadiano del día y la noche.

La Glándula Pineal en la simbología antigua

Un Anunnaki sosteniendo un cono de pino (Public domain).

Según entendidos en el asunto del misticismo, la Glándula Pineal podría ser el mismísimo Tercer Ojo. La glándula, de hecho, tiene esa misma figura del cono de pino. En el arte antiguo, el Tercer Ojo es representado con ese signo. Esta piña además personifica la vida eterna y la iluminación o sabiduría.

Gran cantidad culturas antiguas usaron este ícono. Uno de los más importantes es el arte de los Anunnaki de Sumeria, que lo exponen a ellos sosteniendo un cono de pino.

Esa representación es un indicio fuerte del conocimiento de estos llamados «extraterrestres ancestrales» en cuanto al acceso del poder escondido de la glándula, enfatizando su capacidad para expandir la consciencia y comunicarse con diferentes «inteligencias», por así decirlo.

Glandula Pineal en la antiguedad

El signo en diferente arte antiguo (Public domain).

La imagen además se localiza en báculos de divinidades grecorromanos como Baco y Dionisio. Un báculo del dios egipcio Osiris además tiene un cono de pino rodeado de dos serpientes. Y los Asirios exponen una piña que fertiliza al Árbol de la Vida.

Los templos de Camboya en Angkor Wat son unas majestuosas e hipnóticas construcciones dedicadas a divinidades hindúes. Sus enormes torres se parecen muy a esta simbología.

Hay que sobresalir que El Vaticano además posee una colosal estatua de un cono de pino. Es notable que esta estatua se encuentre al lado de un santuario empleado a Isis de Egipto.

Asociada al Ojo de Horus

La Glándula Pineal y el cono de pino: ¿parte de una sabiduría extraterrestre?Ojo de Horus y la Glándula Pineal. Cortesía: Worth Knowing That (worthknowingthat.com).

El Ojo de Horus fue creado por Tot para Horus, quien había perdido su ojo izquierdo después de varias batallas contra Seth. Este ojo creado con poderes divinos poseía propiedades mágicas y poderosas, y simbolizaba la energía solar primordial.

El Ojo de Horus se utilizó como amuleto en el Antiguo Egipto. Su iconografía recuerda demasiado a la configuración del cerebro observado lateralmente, con la Glándula Pineal en el centro.

Este ícono egipcio, además, es uno de los más prominentes en la simbología de los Illuminati.

La Glándula pineal las visiones «extradimensionales»

Varios expertos señalan que este enigmatico órgano, además de segregar melatonina, es responsable de sucesos que generan visiones y sonidos en nuestros sueños.

La Glándula Pineal y el cono de pino: ¿parte de una sabiduría extraterrestre?Glándula pineal en el cerebro humano. Crédito: Michellecoss / Wikimedia Commons

Los que lo han probado lo cuentan como un cambio de percepción hacia diferentes dimensiones o planos (tendría un carácter interdimensional). La Glándula Pineal tendría la capacidad para permitirnos percibir diferentes dimensiones del cosmos.

Como hemos observado a través de diferentes investigaciones, las deidades viejos podrían considerarse extraterrestres ancestrales, principalmente los misteriosos Anunnaki de Sumeria.

Debido a esto, además de la importancia y la numerosa aparición del signo de la Glándula Pineal en el arte antiguo, se puede concluir que hay un poder escondido en ese órgano, parte de una sabiduría extraterrestre, como de una consciencia superior o cualidad interdimensional. Tal vez los humanos viejos pudieron haber convivido o haberse comunicado con las deidades alienigenas a través de una activación del órgano místico.

Fuente

¿Te gustó este artículo?

Descarga nuestra app para Android y no te perderás ninguno.

COMMENTS

https://cdn.hyperpromote.com/bidvertiser/tags/active/bvpprtr.html?pid=701583&bid=2005034&subid=[SUBID]&kw=[KEYWORD_ENCODED]&url=[REFERRER_ENCODED]&mincpc=[MIN_CPC]&flback=[FALLBACK_ENCODED]