La leyenda de la niñera y el hombre de arriba.

La leyenda de la niñera y el hombre de arriba.

Leyenda de dos almas errantes.
La Carretera Más Aterradora Del Mundo ¿Te Atreverías A Conducir Por Ella?
El niño oculto


Una pareja de casados se iban a una fiesta por la noche y llamaron a una niñera adolescente para que esta cuidara de sus tres hijos. Cuando llegó le dijeron que probablemente no volverían hasta tarde, y que los niños ya estaban dormidos por lo que no tendría que molestarlos.

La niñera comenzó a hacer las tareas del hogar mientras esperaba una llamada de su novio. Después de un rato sonó el teléfono por lo que fue cogerlo, cuando respondió, no escuchó a nadie en el otro lado, por lo que colgó. Unos minutos más tarde el teléfono volvió a sonar, lo cogió pero en vez de silencio, una voz escalofriante dijo: «¿Has comprobado que los niños están bien?» y se cortó.

Al principio pensó que podría haber sido el padre para preguntar pero se le cortó la llamada, por lo que decide hacer caso omiso de ella. Ella vuelve a su tarea, a continuación, el teléfono suena de nuevo. «¿Has comprobado a los niños?» Preguntó de nuevo.

«¿Señor Murphy?» -pregunta, pero la persona que llama cuelga de nuevo.

Ella decide llamar por teléfono al restaurante donde los padres dijeron que estarían, pero cuando pregunta por el señor Murphy le dicen que él y su esposa se habían ido del restaurante hace 45 minutos. Así que llama a la policía y les informa de que un extraño ha estado llamando y colgando. «¿Te ha amenazado?» le preguntan. No, dice ella. «Bueno, entonces no hay nada que podamos hacer con ello. Podrías tratar de informar de la llamada a la compañía de teléfonos.»

Pasan unos minutos y recibe otra llamada. «¿Por qué no has comprobado los niños?» Dice la voz.

«¿Quién eres?» -pregunta, pero se cuelga de nuevo. Ella marca al  911 otra vez y dice, «tengo miedo. Sé que está ahí, que me está mirando.»

«¿Lo has visto?» Le preguntan. Ella dice que no. «Bueno, entonces no hay mucho que podamos hacer al respecto» le contestan. La niñera entra en modo de pánico y le ruega que la ayudara.  Vamos, vamos, todo irá bien», le dicen

«Dame tu número y la dirección de la calle, y si se puede mantener este tipo en el teléfono durante al menos un minuto vamos a tratar de rastrear la llamada. ¿Cuál es tu nombre?»

«Linda».

«Está bien, Linda, si vuelve a llamar nosotros haremos nuestro mejor esfuerzo para rastrear la llamada, pero mantén la calma. ¿Puedes hacer eso por mí?»

«Sí», dice ella, y cuelga. Decide mantener las luces encendidas por si puede ver al sospechoso desde la ventana, y al poco tiempo, el teléfono vuelve a sonar.

«Soy yo», dice la voz familiar. «¿Por qué se enciende las luces?»

«¿Puedes verme? «, pregunta, presa del pánico.

«Sí», dice después de una larga pausa.

«Mira, me has asustado, » dice ella. «Estoy temblando. ¿Eres feliz? ¿Es eso lo que querías?»

«No.»

«Entonces, ¿qué es lo que quieres?», pregunta.

Otra larga pausa… «Tu sangre»

Se cuelga el teléfono y en el mismo instante vuelve a sonar, ella llorando lo vuelve a coger y grita «¡Déjame en paz!», pero era el policía.

«Linda, hemos rastreado esa llamada. Viene de otra habitación de dentro de la casa. ¡Sal de ahí!, ¡Ahora!»

Ella presa de las lágrimas sale corriendo a la puerta e intenta abrirla, pero tiene la cerradura puesta, cuando va a coger las llaves mira que la puerta de la habitación de los niños de la planta superior está abierta con unos pequeños hilos de luz saliendo de ella, y puede visualizar la sombra de un hombre que está en su interior.

Cuando finalmente logra abrir la puerta, ve que hay un policía con su arma en alto, está a salvo. Cuando capturan al intruso ve que está cubierto de sangre, sube a la habitación y… los tres niños habían sido asesinados.

¿Te gustó este artículo?

Descarga nuestra app para Android y no te perderás ninguno.

Content Protection by DMCA.com

COMMENTS