Las deidades del trueno de las distintas culturas

Las deidades del trueno de las distintas culturas

En las culturas antiguas, el trueno era signo de poder y supremacía. Aquel que lo dominaba era venerado y por ello, las deidades mitoló

Suceso Varginha: El OVNI más conocido de Brasil que involucró una «cacería» de extraterrestres
Picatrix: el texto medieval que habla de cómo extraer energía del Cosmos
Esta «batería cuántica» nunca pierde su carga y revolucionaría la industria de la energía

En las culturas antiguas, el trueno era signo de poder y supremacía. Aquel que lo dominaba era venerado y por ello, las deidades mitológicos destacan en los registros encontrados. Pero cada cultura contaba con su propio dios del Trueno. ¿Sabes quiénes eran?.

Durante los últimos años, la cultura pop ha hecho que las deidades mitológicos de la antigüedad se hayan convertido en personajes muy famosos y reconocidos en todo el planeta.

Solo basta con ver a Thor en las películas de Marvel «Los Vengadores», para ver el nivel de popularidad y relevancia que han tomado en el presente.

en cambio, pocas personas conocen la historia en la que se basó Marvel para concebir a sus personajes, como tampoco conocen que hay diferentes divinidades con capacidades semejantes que reinaron en las distintas culturas de la antigüedad.

Hagamos un repaso por distintas culturas del planeta antiguo y conozcamos a los distintas dioses que trajeron tormentas y truenos a cada una de sus culturas.

La deidad nórdico del Trueno: Thor

Thor dios nórdico del trueno

Thor, dios nórdico del trueno. Crédito: Mårten Eskil Winge/Wikimedia commons

Se podría decir que Thor es uno de los divinidades principales de la mitología nórdica. igualmente era considerado el dios más poderoso, encargado de defender a la juventud, al rayo, al fuego y a la arquitectura.

Nació debido a la unión de Odín con Jörd y tuvo tres hijos con Sif, una de las diosas de la Tierra. Con ella tuvo tres hijos: Magni, Modi y Trud.

En los registros y arte antiguo, Thor continuamente es representado al lado a su gran martillo, de larga melena y barba, con un cuerpo musculado. Según las Edda poéticas se le describía con un ser obsesionado con la guerra que su mayor entretenimiento era el de matar a gigantes con su martillo.

Vivía en Asgard al lado al resto de su familia y poseía dos cabríos macho a los que llamaba Tanngnjos y Tanngrisner, los cuales movían de su carro. Curiosamente, Thor se alimentaba de ellos durante sus viajes y los resucitaba al otro día.

Thor ve su muerte en Ragnarok en su lucha contra Jörmundgander.

Como podemos observar, Thor es completamente distinto a como lo recrean en las películas de acción.

La deidad griego del trueno: Zeus

Zeus dios griego del truenoDios griego del trueno, Zeus. Crédito: NinjArt1st/Deviantart

Al igual que Thor, Zeus además es uno de las deidades principales de la mitología griega. Seguramente el más notable.

Conocido como el Padre de las deidades y los hombres, tuvo que ser salvado para llegar a ser lo que hoy sabemos.

Hijo de Cronos, su destino estuvo sellado desde su nacimiento en Creta: ser devorado por su padre.

en cambio, Rea, su mamá, lo escondió y en su lugar le obsequió a Cronos una roca envuelta en pañales, quien se la comió sin vacilar.

Debido a esto, Zeus creció en una isla de Creta, siendo criado de una forma distinto, dependiendo de la versión que se lea.

Al crecer, Zeus regresa al Olimpo para luchar contra su padre; aquí vuelven a existir diferencias entre versiones. Zeus consigue rescatar a sus hermanos, en una versión dándole una pócima a Zeus que los hace vomitar, en otra le abre el estómago haciendo que estos huyan.

Durante la batalla además libera a los Cíclopes y Hecatónquiros, hermanos de Cronos y todos juntos consiguen encerrarlo en al Tártaro gracias al regalo que los Cíclopes le hacen a cada hermano. Así fue como Zeus consigue su rayo.

Después de la guerra de Titanomaquia, Zeus reparte la Tierra entre sus 3 hermanos mayores, quedándose él con el Olimpo.

Zeus además fue reconocido por ser un dios lujurioso y tuvo demasiados amantes, a pesar de estar casado con su hermana, Hera.

La deidad del trueno celta: Lugh

Lugh dios celtaIzq.: Imagen ilustrativa de Lugh. Crédito: Deviantart. Der.:La batalla en la que Lugh venció a Baldar. Crédito: Harold Robert Millar/Wikimedia commons

Como los previos, Lugh es uno de las deidades más importantes de la mitología Celta y, de hecho, se localiza en la cuspide de la jerarquía del Olimpo Celta. De hecho, es uno de los escasos divinidades que se localiza en cada uno de los templos.

Es conocido como «El dios sin función» ya que era capaz de realizar todas las funciones. Las historias lo explican como apuesto y talentoso, capaz de cumplir todas las labores del planeta.

Era el defensor del planeta, incluyendo a las personas y, de hecho, su importancia era tal que distintas ciudades europeas fueron nombradas en su honor. Algunas de estas son Lyon, Londres, Lugones, entre diferentes.

Lugh formó parte de dos facciones de la leyenda celta; los Tuatha Dé Dannan, además conocidos como «La gente de la deidad Danu» y de los Fomoré, «Las deidades de la muerte y la maldad».

Esto lo llevó a ser conocido en Irlanda como el singular Soberano y dios del país.

La cronica de su nacimiento está ligada a una profecía druida, que anunció la muerte del soberano de los Fomoré, Balar, por su propio nieto.

Para evitar esto, encierra a su hija, Ethné, en una torre de la isla de Tony al lado a diferentes 12 mujeres para hacerle creer que el planeta no existían los hombres. Así permanecería virgen incluso su muerte.

en cambio, es su propia codicia que lleva a Balar a cumplir la profecía; al robar una «vaca sagrada» de Cian, el menor de tres hermanos de la Tribu de Danu, este se venga al lado la druida Birog y un hada.

Disfrazado de doncella, sube a la Torre donde está Ethné convertida en toda una doncella. Durante la noche la seduce y la deja embarazada de tres niños.

Balar, furioso, ordena que los bebés sean arrojados a un torbellino, pero uno de ellos cae al agua en el camino y es rescatado por el hada. Este niño era Lugh.

Lugh crece y prueba el talento asombroso que tiene para realizar cualquier tipo de actividad y no es incluso la guerra de los Fomoré y la Tribu de Dannan, que la profecía se cumple.

Dios del trueno japonés: Susanoo

SusanooDios del trueno japonés, Susanoo. Crédito: Tsukioka Yoshitoshi/Wikimedia commons

Uno de los tres divinidades principales de la leyenda japonesa. Susanoo, dios de la tormenta, nació de la nariz de su padre, Izanagi, cuando este se bañaba para purificar su cuerpo tras haber ido por su amada Izanami a la Tierra de los muertos.

Nació al lado a Amaterasu, deidad del Sol y Tsukuyomi, dios de la Luna. La actitud de Susanoo continuamente fue fría y distante ya que se afirmaba más inteligente que sus hermanos. en cambio, el potencial que enseñó desde temprana edad ayudó a formar esa actitud.

Izanagi repartió el mar, la tierra y el rayo entre los tres hermanos, pero Susanoo pensaba que él merecía más.

Para negar esta decisión, Susanoo esperó a que su padre entrara en su descanso divino y retó a Amateratsu a una competencia para ver quién podría crear más divinidades menores.

Amateratsu, utilizando la espada de su hermano, creó tres diosas hermosas. Susanoo, molesto, destruyó las cuentas de la fertilidad de su hermana, creando cinco poderosos y agresivos divinidades.

conociendo que las cuentas eran de su propiedad, Amateratsu se nombró ganadora, lo que provocó la cólera de Susanoo, quién destruyó todo a su paso, incluyendo los terrenos de su hermana, asesinando a una de sus tejedoras.

Como consecuencias de sus actos, Susanoo fue expulsado del firmamento por el consejo los ochocientos divinidades.

en cambio, fue perdonado al llevar como regalo a Amateratsu la espada de Kusanagi, la cual consiguió al derrotar a la serpiente de siete cabezas, Yamata-no-Orochi.

La deidad romano del trueno: Júpiter

Júpiter dios romano del truenoIzq.: Júpiter al lado a Iris. Crédito: Michel Corneille the Younger/Wikimedia commons. Der.: Imagen ilustrativa de Júpiter. Crédito: Deviantart. 

igualmente conocido como la deidad de las deidades, Júpiter considerado en la leyenda romana como la deidad más notable de todos.

El nombre de Júpiter proviene del compuesto latino dyēus-pəter, que significa «dios padre».

Este compuesto, a su vez, deriva del sánscrito Dyaus Pita, o «Patriarca de los cielos», mencionado por los Vedas, del germánico Tiwaz y del griego Zeus. Cabe citar que en las representaciones, Júpiter aparece como una luz reluciente, como el Sol o un firmamento resplandeciente.

en cambio, además estaba relacionado con los truenos, las tormentas y los rayos. De ahí a que se conociera como la deidad del Trueno. Su violencia y agresividad hacía que todos los residentes le temieran.

Con la caída del soberano Julio César y la llegada al poder de Augusto, este empezó a crear su propia religión, donde sus discípulos lo veneraban como a un Dios. Pero con la llegada de Alejandro el Severo, Júpiter volvió a ser la deidad supremo de Roma.

La deidad azteca del trueno: Tláloc

TlalocImagen ilustrativa de Tlaloc. Crédito: gerardo-ro-ca-87/Deviantart

igualmente llamado dios del Rayo, Tláloc era conocido como el señor todopoderoso del agua, lo cual los aztecas veían reflejado en como sus tierras eran fértiles.

Cada pueblo de la era veneraba a Tláloc y pedían que hiciera caer el agua en abundancia para que sus cosechas fueran más abundantes.

Tláloc era hijo de Ometecuhtli y Omecihuatl, además fue esposo de Chalchíuhtlicue, deidad del agua y el amor, y el padre de los tlalocas, divinidades de las nubes.

La deidad tolteca del trueno: Xólotl

Xolotl 

igualmente conocido como la deidad de la estrella vespertina, Venus, dios dela luz, el fuego y el relámpago, era representado como una especie de esqueleto con cabeza de perro.

En distintas mitos viejos, Xólotl era conocido como el gemelo de Quetzalcóatl. Esto se debe a la creencia de que al ser Quetzalcóatl la estrella matutina, además existía un gemelo «oscuro», que sería la estrella nocturna.

igualmente fue reconocido como el Nahual defensor de Quetzalcóatl por el azteca, siendo él quien lo acompañaba al inframundo a rastrear huesos para concebir a los humanos durante la era mítica azteca actual.

igualmente se le conoce como la deidad que ayudaba a los muertos en su camino hacia el Mictlán.

De la misma forma, varios mitos lo relacionan con dolencias y deformidades.

Hay otro mito que cuenta que, durante la creación, las deidades se sacrificaban para que el Sol apareciera; Xólotl era el Dios que sacrificaba al resto, además de haber sido el singular que intentó huir de su destino.

La deidad inca del trueno: Viracocha

ViracochaViracocha, la deidad inca del trueno. Crédito: Wikimedia Commons/Dominio Público

Conocido como la deidad del Sol y las Tormentas, Viracocha es venerado como la deidad creador del Tiempo en la leyenda pre inca.

Fue una de las deidades más importantes que estaban en el panteón de los Inca y se le reconoce como la deidad creador de las sustancias que crearon a todo lo que hay en la Tierra.

A pesar de ello, se le relaciona demasiado con el mar y las aguas, además se le adjudica la creación del Cosmos mismo, el Sol, la Luna y los astros.

igualmente fue el creador del tiempo, el cual controla cuando mueve al Sol encima del firmamento. asimismo, como la deidad creador de la civilización.

En las obras de artes antiguas se le representaba como una especie de Sol que portaba una corona y con las varas de los truenos en ambas manos.

Fuente

¿Te gustó este artículo?

Descarga nuestra app para Android y no te perderás ninguno.

Content Protection by DMCA.com

COMMENTS