La “maldición” de los años bisiestos: Una larga lista de hechos dramáticos dieron forma a este mito

La “maldición” de los años bisiestos: Una larga lista de hechos dramáticos dieron forma a este mito

Leyendas del sol: de los dioses solares a los carros voladores
Mike de Hierro: el hombre que simplemente no moría
La Verdad de la “Bestia Lobizón” de Argentina

La “maldición” de los años bisiestos: Una larga lista de hechos dramáticos dieron forma a este mito

 

Según los cálculos científicos, la tierra tarda exactamente 365,2422 días en girar alrededor del sol, por lo que bajo el actual calendario occidental –introducido a fines del siglo XVI por el Papa Gregorio XIII, basándose en el calendario romano creado bajo el gobierno de Julio César– se estableció que un año terrestre constaría de 365 días.

La “maldición” de los años bisiestos: Una larga lista de hechos dramáticos dieron forma a este mito

En cuanto a la porción de tiempo restante –esto es, cinco horas, 48 minutos y 46 segundos cada año- se decidió sumar estas cifras para formar un día adicional cada cuatro años, como una forma de mantener nuestros relojes sincronizados con la Tierra y sus estaciones. Y si bien durante el reinado de Julio César este día extra correspondía a un día intercalado entre el 23 y el 24 de febrero, en el nuevo calendario gregoriano se determinó que este día extra se colocara cada cuatro años al final del mes de febrero, por lo que este mes, en vez de tener 28 días, durante un año bisiesto tiene 29 días.

La “maldición” de los años bisiestos: Una larga lista de hechos dramáticos dieron forma a este mito

Aparte de la curiosidad de que un año bisiesto contenga 366 días, lo cierto es que desde la antigüedad se ha considerado a los años bisiestos como fatídicos y desventurados, pródigos en desgracias y calamidades, lo que ha llevado a la creación de algunos ingeniosos dichos populares tales como “Año bisiesto, año siniestro”, o “Año bisiesto, entra el hambre en el cesto”. Esta creencia proviene, por cierto, desde los tiempos de la Antigua Roma, cuando las puertas de los templos permanecían cerradas durante el mes de febrero, el mismo mes donde nadie se casaba, ni salía de sus hogares, y los ciudadanos de la ciudad eterna pasaban largas jornadas enclaustrados para evitar los supuestos males del oscuro período.

Analizando la historia de los años bisiestos desde la instauración del calendario gregoriano (desde 1584) hasta la fecha, lo cierto es que durante estos años que tienen 366 días han ocurrido varios y significativos hechos que han marcado a fuego la historia de la humanidad.

En el año bisiesto de 1588, el segundo año bisiesto después que fuera instaurado el calendario gregoriano, la Armada Invencible enviada por el rey español Felipe II para invadir Inglaterra se hundió en el canal de la Mancha debido a una furiosa tempestad, mientras que el año bisiesto de 1616, ya en el siglo XVII, vio morir a los dos mayores genios literarios de las lenguas inglesa y española, respectivamente: William Shakespeare en su cómoda casa de Stratford Upon Avon y Miguel de Cervantes en su humilde vivienda de Madrid, abrumado por las enfermedades y la miseria.

La “maldición” de los años bisiestos: Una larga lista de hechos dramáticos dieron forma a este mitoShakespeare y Cervantes.

El año bisiesto de 1644 acabaría con la dinastía Ming en la China, mientras que en el año bisiesto de 1666 se produjo el famoso y dantesco incendio de Londres, que dejó miles de muertos y redujo a cenizas más de 13 mil viviendas. En el año bisiesto de 1792 se inauguró el uso de la macabra guillotina en Francia para ejecutar a los disidentes políticos, sin mencionar que durante varios años bisiestos del siglo XVIII nacerían tres genios que morirían prematuramente: Mozart, el genial compositor austríaco que es considerado el maestro del Clasicismo, nació en 1756 y murió a los 35 años en la miseria y supuestamente envenenado; Lord Byron, el poeta inglés precursor del Romanticismo literario, nació en 1788 y falleció los 36 años luego que unos médicos le hicieran unas sangrías con las cuales le extrajeron más de dos litros de sangre, mientras que Percy Shelley, el otro gran poeta romántico inglés, nació en 1792 y murió ahogado a los 30 años, en una repentina tormenta mientras navegaba en su velero.

La “maldición” de los años bisiestos: Una larga lista de hechos dramáticos dieron forma a este mitoMozart.

Ya en el siglo XIX, en el año bisiesto de 1812, se produciría un trascendental hecho militar que precipitaría la caída definitiva del emperador francés Napoleón Bonaparte: la derrota de la “grande armée” o ejército imperial francés, con la muerte de más de 600.000 hombres, durante la fallida invasión napoleónica a Rusia. En 1848, otro año bisiesto, se producirían violentas revoluciones en Italia, Francia, Austria, Alemania y algunos levantamientos populares en España.

En el año bisiesto de 1866 el químico, ingeniero, escritor, inventor y fabricante de armas sueco Alfred Nobel inventaría la dinamita, un explosivo plástico resultante de absorber la nitroglicerina en un material sólido poroso, mientras que en el año bisiesto de 1888 el mítico asesino en serie británico conocido como “Jack The Ripper” o “Jack, El destripador” haría de las suyas en el barrio londinense de White Chappel, en Inglaterra, matando y mutilando a cinco prostitutas, sin ser jamás arrestado.

La “maldición” de los años bisiestos: Una larga lista de hechos dramáticos dieron forma a este mito

Ya en el siglo XX, en el año bisiesto de 1912 se produciría el famoso hundimiento del Titanic, tragedia que cobraría la vida de más de 1.500 pasajeros e inspiraría libros y películas, mientras que en el año bisiesto de 1924 falleció Vladimir Lenin, el gran líder del movimiento obrero e ideólogo de la revolución rusa, dando inicio con su muerte a la sangrienta dictadura de Josef Stalin, el despiadado líder y genocida soviético que durante su largo gobierno se cobraría la vida de millones de personas, campesinos y disidentes políticos.

La “maldición” de los años bisiestos: Una larga lista de hechos dramáticos dieron forma a este mitoStalin.

En el año bisiesto de 1932 sería secuestrado y moriría asesinado el pequeño hijo del famoso aviador norteamericano Charles Lindbergh -el primer piloto en cruzar el océano Atlántico, de oeste a este, uniendo el continente americano y el continente europeo en un vuelo sin escalas en solitario-, pero en 1936, durante otro año bisiesto, su secuestrador moriría electrocutado. En ese mismo año bisiesto de 1936 comenzaría a gestarse la sangrienta Guerra Civil Española, conflicto que desgarraría a la Madre Patria y duraría más de dos años y medio con un saldo de medio millón de muertos.

La “maldición” de los años bisiestos: Una larga lista de hechos dramáticos dieron forma a este mito

En el año bisiesto de 1940, Trotsky, el otro gran ideólogo de la revolución rusa y rival de Stalin, sería asesinado por órdenes de éste en México, mientras que en el año bisiesto de 1958 se produciría una masiva revuelta estudiantil en París, que terminó tumbando al gobierno del presidente Charles De Gaulle al año siguiente.

El año bisiesto de 1968 sería tristemente recordado por dos magnicidios que conmocionaron al mundo entero: los asesinatos del pastor Martin Luther King, defensor de los derechos civiles de los afroamericanos estadounidenses, y del abogado y político norteamericano Robert Kennedy, hermano menor del asesinado presidente John Kennedy y candidato del Partido Demócrata a la presidencia de los Estados Unidos.

La “maldición” de los años bisiestos: Una larga lista de hechos dramáticos dieron forma a este mitoMartin Luther King y Robert Kennedy.

El año bisiesto de 1972 también sería especialmente trágico y convulso. Comenzaría con el escándalo de Watergate, que terminó con el gobierno del presidente Richard Nixon, para seguir con el cinematográfico asesinato de 11 atletas israelíes a manos de terroristas árabes en los Juegos Olímpicos de Munich. Ese mismo año caerían los presidentes Belaúnde, Sukarno, Arnulfo Arias y Joao Goulart (de Perú, Indonesia, Panamá y Brasil, respectivamente).

En el año bisiesto de 1976 fallecerían los líderes orientales Zou Enlai y Mao Tse Tung, fundador de la República popular China, mientras que el peor terremoto del siglo se registró en la ciudad de Tangshan, China, con un saldo oficial de 242 mil muertos, aunque se especula que las cifra real de fallecidos pudo ser dos o tres veces más grande.

En el año bisiesto de 1980 se produciría otro magnicidio que sacudiría al planeta entero: El músico y ex Beatle John Lennon, cuya música encandiló a varias generaciones de admiradores y melómanos, moriría el 8 de diciembre de ese año tras ser baleado a la salida del edificio donde vivía, en Nueva York, a manos de un fanático desquiciado. En el siguiente año bisiesto, 1984, sería asesinada otra celebridad del mundo de la política: la primera ministra de India Indira Gandhi.

La “maldición” de los años bisiestos: Una larga lista de hechos dramáticos dieron forma a este mito

Si bien los escépticos aseguran que las catástrofes y las fatalidades no son de propiedad exclusiva de los años bisiestos, pues éstas se encuentran repartidas a lo largo de todos los años, lo cierto es que los años bisiestos aún siguen gozando de mala fama, pues, según la tradición, al tener un día extra, las calamidades y fatalidades de un año bisiesto se aumentarían al doble. Por lo pronto, en varios países del mundo, todavía es considerado de mala suerte casarse durante un año bisiesto.

La “maldición” de los años bisiestos: Una larga lista de hechos dramáticos dieron forma a este mito

Así las cosas, conviene preguntarse ¿Será este año bisiesto del 2020 un año pródigo en hechos desgraciados? La interrogante está abierta, aunque su respuesta dependerá tanto de la coyuntura que nos deparen los próximos meses.

AVISO DE USO JUSTO: Esta página contiene material con derechos de autor cuyo uso no ha sido específicamente autorizado por el propietario de los derechos de autor. Esta web distribuye este material con el propósito de reportar noticias, investigación educativa, comentarios y críticas, constituyendo el Uso Justo bajo 17 U.S.C § 107.

¿Te gustó este artículo?

Descarga nuestra app para Android y no te perderás ninguno.

COMMENTS

https://cdn.hyperpromote.com/bidvertiser/tags/active/bvpprtr.html?pid=701583&bid=2005034&subid=[SUBID]&kw=[KEYWORD_ENCODED]&url=[REFERRER_ENCODED]&mincpc=[MIN_CPC]&flback=[FALLBACK_ENCODED]