Los Nommo y divinidades mitad pez que vinieron de los astros.

Los Nommo y divinidades mitad pez que vinieron de los astros.

La supervivencia del alma a la muerte física: el enigma de las regresiones
Capa de hielo que se derrite en Groenlandia ha «pasado llegar al punto de no retorno», dicen investigadores
Granja Humana: Vivimos en un mundo prisión.
los nommo y dioses mitad pez que vinieron de las estrellas
los nommo y dioses mitad pez que vinieron de las estrellas

Los Nommo son divinidades alienigenas mitad pez que vinieron a la Tierra desde la estrella Sirio. Son descritos por la tribu Dogón de África.

Los Dogón son una población africano de Mali. Ellos tienen demasiados conocimientos milenarios de astronomía. Su mitología habla de viejos cosmonautas llamados Nommo, unos entes mitad pez que impartieron sus conocimientos del cosmos y sobre su civilización ubicada en la estrella Sirio. Hay relatos semejantes en diferentes culturas como la de Babilonia.

Estas deidades son parte de las mitos tradicionales de África Occidental. Son representados en esculturas y máscaras de esta tribu que le rinde culto con rezos, mensajes y danzas enigmaticas.

Nommos, unos divinidades anfibios y mitad pez

Los Nommo y dioses mitad pez que vinieron de las estrellas

Esculturas de los Nommo. Crédito: galerie-art-africain.com / Met Museum

Al igual que diferentes mitologías, para los Dogón, los dioses viajaron desde el universo para concebir al ser humano en la Tierra. Los Nommo son esos entes, dibujados como anfibios, hermafroditas y mitad pez y mitad humanoide, semejantes a mestizos como los tritones y sirenas.

igualmente son aludidos como «Maestros del agua», «Monitores (o Vigilantes)» e «Instructores». Habrían descendido desde el firmamento en una nave o embarcación acompañada de fuego y relámpagos. Los primeros cosmonautas fueron 8 Nommos («di-tigi»), que bajaron del firmamento en esa nave que la tribu llamó «ie-pelu-tolo»: la estrella de la décima luna.

La nave poseía figura de pirámide con escaleras a sus lados. Los entes extraterrestres eran hombres mitad pez aunque hay relatos que los exponen con rasgos reptilianos. Ya establecidos en la Tierra, crearon un reservorio de agua, ya que precisan de un ambiente acuático para vivir.

Entes con conocimientos astronómicos

Los Nommo y dioses mitad pez que vinieron de las estrellas

Sirio. Crédito: NASA

Los Nommo impartieron conocimientos al ser humano, sobre varios ámbitos como los principios de la vida, la moral y encima del cosmos. asimismo de técnicas de cultivo, pesca y para mejorar el brote de las frutas. Según los antropólogos, Marcel Griaule y Germaine Dieterlen, cuatro sacerdotes dogones le compartireon toda la cronica de estos divinidades alienigenas y su viaje desde la estrella Sirio, ubicada a 8.6 años luz de la Tierra.

Los sacerdotes le dijeron que este astro se llamaba Sigi Tolo y que poseía un acompañante invisible para el ojo humano. Esto es impresionante, ya que los Dogón no pudieron haberlo sabido sin un telescopio (que no poseían). El acompañante estelar es Sirio B y fue desvelado en 1862. Los sacerdotes además ya sabían que Sirio B poseía una órbita 50 años alrededor de Sirio A.

Los Nommo y dioses mitad pez que vinieron de las estrellas

Esculturas de los Dogón.

En varias culturas se cuenta el contacto con entes anfibios o mitad pez con mucha sabiduría, como Oannes de Sumeria y Babilonia y Dagón de los asirios y filisteos (es mucha casualidad que su nombre sea parecido a la tribu africana y que sea una deidad mitad pez). Los relatos de esta tribu Dogón son un indicio fuerte de la presencia de extraterrestres ancestrales en la antigüedad.

Related posts:

Fuente

AVISO DE USO JUSTO: Esta página contiene material con derechos de autor cuyo uso no ha sido específicamente autorizado por el propietario de los derechos de autor. Esta web distribuye este material con el propósito de reportar noticias, investigación educativa, comentarios y críticas, constituyendo el Uso Justo bajo 17 U.S.C § 107.

¿Te gustó este artículo?

Descarga nuestra app para Android y no te perderás ninguno.

COMMENTS