El misterioso laberinto de Buda: cuevas «censuradas» que conducirían al planeta subterráneo.

El misterioso laberinto de Buda: cuevas «censuradas» que conducirían al planeta subterráneo.

Declarante se localizó con «extraterrestres» y les preguntó si «eran buenos o malos»
El día que la deidad Tláloc llegó a Ciudad de México y una lluvia intensa se desató (VÍDEO)
Símbolos semejantes fueron utilizados en todo el planeta hace 40,000 años.

Bajo la imponente fachada de un palacio del siglo XIII, se encuentra una red de túneles y pasadizos que conforman El Laberinto de Buda. Esqueletos, implementos de tortura y su posterior cierre en 2011 sin explicación alguna son varios de los misterios que oculta este misterioso lugar…

El castillo de Budapest es, por sí mismo, una arquitectura gran cantidad misteriosa para la cronica contemporánea.

en cambio, pocas personas conocen que, bajo sus aposentos, se oculta una red de pasillos zigzagueantes tan oscuros como la noche, que nos relataría una cronica inquietante.

Los esqueletos que yacen intactos a pesar de los años nos exponen la violencia que se vivió bajo tierra, al lado a los instrumentos de torturas y las celdas.

en cambio, lo más misterioso de este lugar no proviene de hace siglos, sino de la era nueva, del 2011, cuando la policía, sin previo aviso, entró al lugar y ordenó que todos los presentes abandonaran las cuevas para clausurarlas ¿Por qué? Incluso la fecha no hay una explicación.

El laberinto de Buda y su cronica oscura

El Palacio de Buda, el castillo que se encuentra encima del laberinto.

Creados de forma natural por aguas termales desde la era prehistórica, estas cuevas hay desde hace miles de años. De hecho, se dice que en su interior se encontraron herramientas de piedra que datan de hace 350.000 años.

Pero como si se tratasen de la ficción de un ser sobrenatural, las cuevas y túneles abarcan más de 1.200 metros y están ubicados a unos 16 metros bajo la superficie de lo que se conocía como el Distrito del Castillo, hoy en dia Budapest.

Declaradas patrimonio de la sociedad por la UNESCO en el año 1987, estas cuevas han sido declarante, literalmente, de toda la historia humana; desde la prehistoria incluso nuestros días.

Sobre estos túneles se construyó Aquincum, una antigua ciudad romana que estaba justo sobre Danubio y Pest.

Pest fue reconocida por su notable flujo económico durante la era. Pero en 1241, durante la invasión mongola fue completamente destruida.

Se reconstruyó tiempo después y, en el presente, fue erigido por el Soberano Bela IV lo que se conoce como el Castillo de Buda.

Las personas que habitaron el castillo usaron las cuevas de gran cantidad formas; desde depósitos de alimentos y agua incluso de refugio durante guerras o incendios. Pero con el pasar de los años, estas cuevas fueron quedando en el olvido.

La leyenda oscura

Uno de corredores del Laberinto de Buda, adornado con estatuas fúnebres.

En las primeras cuevas se encontraron varios esqueletos femeninos, demostrando que además sirvió de harén, seguramente, durante la era otomana.

Los esqueletos, cárceles e instrumentos de tortura demuestran el uso que se les dio a estos túneles. De hecho, la cronica cuenta que estos fueron usados por el príncipe de Valaquia, Vlad Tepes, o «Drácula», como se le conoce coloquialmente.

Se estima que Tepes, al ser traicionado por el soberano de Hungría, Matías Corvino, fue encarcelado en el año 1462 y dejado en el abandono para que muriera bajo la Tierra.

Verdaderamente no se sabe el tiempo que estuvo confinado, pero se estima que fue torturado cruelmente, pues ese suceso sería el que lo transformaría en el vil ser sanguinario que la cronica nos cuenta.

De hecho, la leyenda cuenta que Vlad Tepes fue enterrado en las tierras de estas cuevas y que hay una tumba oculta que lo prueba.

Hay diferentes tipos de mitos, como que se enterraron tesoros turcos, pero ninguno de estos fue hallado durante sus exploraciones.

El hallazgo nueva

«Chamán de dos caras», una de las enigmaticas estatuas humanoides que se localizan en el laberinto.

El sitio se redescubrió en 1930, siendo investigados debido a unos trabajos urbanísticos que se hicieron en la zona.

Ahí se hallaron huesos y varios artefactos de distintas usos, por lo que se decidió utilizarse como lugar turístico. Todas las cuevas fueron abiertas y el laberinto se adecuó para sus visitas.

Durante años se fueron descubriendo piezas de arte, símbolos misteriosos, pozos, estatuas de humanoides insolitos y gran cantidad cosas más que, al lado a los instrumentos de tortura y celdas, cuentan todo un mundo oculto bajo esas cavernas.

Uno de los puntos más llamativos del Laberinto de Buda, y que demasiados aventureros se arriesgaban a pasar entre la neblina y el ensordecedor silencio de las cuevas negras para verla, es una fuente de vino.

Esta fuente, por alguna razón, se encuentra oculta, y es que, incluso a día de hoy, el vino continúa manando libremente por ella.

Incluso la fecha se desconoce cómo, o por qué, el vino continúa corriendo libremente y, aunque su edificación se le atribuye al soberano Matías Corvino, quién fue el constructor final del palacio real, esto no está comprobado.

Las espeluznantes estatuas humanoides además son uno de los atractivos más imponentes de la cueva; pero sobretodo, la del «Chamán de dos caras».

Cierre repentino

Los cuerpos policiales resguardando la entrada al laberinto.

El enigma que encierra este laberinto no se remonta solo a su cronica antigua, y es que en el año 2011, cuando contaba con un flujo de observadas gran cantidad elevado, fue clausurado de un instante a otro.

El 29 de julio, cuando incluso había gran número de visitantes y guías en su interior, policías y autoridades militares ingresaron violentamente a las cuevas y los hicieron desalojar sin dar una explicación aparente.

Se creyó que habían soportado algún tipo de ataque o algo había sucedido en la superficie, en cambio, nada de eso había pasado y, justo en lo que las personas dejaron las cuevas, el sitio fue clausurado.

No se dio explicación a los trabajadores quienes, durante días estuvieron protestando al frente del laberinto, exigiendo explicaciones que jamás llegaron.

El enigmático laberinto de Buda: cuevas «censuradas» que conducirían al mundo subterráneoEstatua de Buda.

Son gran cantidad hipotesis que han nacido a partir de este suceso ¿Qué estaría buscando la policía? ¿Por qué la clausuraron de repente? Recordemos que estas cuevas hay, inclusive, desde la prehistoria… ¿Habrá algo en su interior que no debemos ver?

Fuente

AVISO DE USO JUSTO: Esta página contiene material con derechos de autor cuyo uso no ha sido específicamente autorizado por el propietario de los derechos de autor. Esta web distribuye este material con el propósito de reportar noticias, investigación educativa, comentarios y críticas, constituyendo el Uso Justo bajo 17 U.S.C § 107.

¿Te gustó este artículo?

Descarga nuestra app para Android y no te perderás ninguno.

COMMENTS