3 Casos de Posesión Demoníaca.

El Afanc
Una batalla épica entre el Bien y el Mal: el mito nórdico de Ragnarök y el Crepúsculo de los Dioses
El caso de los hermanos Aragón

Muchas religiones tienen un protocolo para distinguir una posesión demoníaca de otro tipo de patologías de carácter no espiritual.

Según determinadas religiones una persona es víctima de una posesión demoníaca, está endemoniada, o simplemente está poseída, cuando un espíritu impuro o inmundo o bien chatarra entra en su cuerpo y le hace hablar y comportarse, no como ella quisiera, sino como el tal espíritu quiere… pues acá les traigo 3 casos de posesión demoníaca…

JULIA

3 Casos de Posesión Demoníaca.

Este caso es bastante desconocido, pero ocurre en 2008, de la mano del doctor Richard E. Gallagher. Este psiquiatra y profesor asociado a la Universidad Médica de Nueva York documentó un caso de una paciente poseída por demonios, a la que llamó «Julia». Podemos determinar este caso como único pues normalmente los psiquiatras apoyan que los casos de posesión son fraudes o severos trastornos mentales. Gallagher llegó a recoger sesiones en las que «Julia» levitaba sobre la mesa, hablaba lenguas desconocidas y tenía el don de la clarividencia. Años después aún no se sabe que ocurrió con «Julia».

GEORGE LUKINS

3 Casos de Posesión Demoníaca.

Este caso ocurre en 1778, siendo uno de los más antiguos, así como de los mejor documentados. Lukins solía hablar en lengua desconocida, tener una sensiblilidad a los lugares santos… pruebas suficientes para que sus vecinos, preocupados, se pusieran en contacto con la iglesia. George fue enviado a un hospital, pero su estancia de más de veinte meses no le ayudó, pues todo el hospital temía sus violentos ataques y actos «demoníacos». Por eso la iglesia decidió llevarse a Georgia a un lugar apartado, un templo secreto, en el que se cuenta que sus demonios fueron expulsados, aun así nunca más se tuvo noticias del caso ni del paradero de George.

ANNA ECKLUND

3 Casos de Posesión Demoníaca.

Esta devota católica comenzó a mostrar signos de posesión demoníaca a los 14 años. Anna comenzó a hacerse sensible a los objetos religiosos, practicaba obscenidades sexuales y hablaba en lenguas completamente desconocidas para ella. En 1912, los sacerdotes expulsaron rápidamente los demonios del cuerpo de Anna. Según pasó el tiempo, lo demonios volvieron a invadir el cuerpo de la joven, llegando a tener una ingente cantidad de seres corriendo por sus venas. Los sacerdotes decidieron llevarla a un lejano convento, en el cual se le volvieron a practicar varios exorcismos que casi dejan sin vida a la pobre Ecklund. Finalmente se consiguió expulsar todo ser maligno de su interior. Tiempo después se descubrió que los causantes del mal de Anna eran su padre y su tía, practicantes de brujería.


Source: Mundooculto.es

¿Te gustó este artículo?

Descarga nuestra app para Android y no te perderás ninguno.

COMMENTS

https://cdn.hyperpromote.com/bidvertiser/tags/active/bvpprtr.html?pid=701583&bid=2005034&subid=[SUBID]&kw=[KEYWORD_ENCODED]&url=[REFERRER_ENCODED]&mincpc=[MIN_CPC]&flback=[FALLBACK_ENCODED]