OVNIs: ¿realidad o ficción? La CIA revela archivos secretos para “creyentes y escépticos”

Quien hizo los misteriosos petroglifos de Dighton Rock?
La Investigación antigravedad de Tesla y los proyectos militares
Bruce Gernon vivió para contarlo en el Triángulo de las Bermudas. Otros pilotos tuvieron menos suerte…
OVNIs: ¿realidad o ficción? La CIA revela archivos secretos para “creyentes y escépticos”

La Agencia Central de Inteligencia de Estados Unidos publicó diez artículos sobre las investigaciones acerca de los objetos voladores no identificados de fines de la década 1940 hasta la década de 1950.
Desde hace décadas, cuando la humanidad tuvo conciencia de que la Tierra forma parte de una galaxia y que había más planetas, se ha preguntado si existe vida en el espacio exterior. Ante esta incógnita, los supuestos avistamientos de ovnis, “objetos voladores no identificados”, han despertado el interés de los ciudadanos, los científicos, las agencias de inteligencia de todo el mundo y los ufólogos, es decir, los estudiosos de los fenómenos asociados a los ovnis.
En medio de la emergencia mundial por la pandemia del coronaviris SARS-CoV-2, que causa la enfermedad covid-19, la Agencia Central de Inteligencia de Estados Unidos, CIA, por sus siglas en inglés, reveló archivos secretos sobre sus investigaciones acerca de los ovnis. En su página web, CIA publicó diez artículos con documentos “para creyentes y escépticos” de los ovnis.
De acuerdo con el sitio, los artículos hablan sobre los documentos que la CIA desclasificó en 1978, los cuales detallan las investigaciones sobre los ovnis que la agencia realizó a fines de la década de 1940 hasta la década de 1950. “Hemos decidido destacar algunos documentos dentro de la gran cantidad de datos contenidos en nuestra colección que tanto escépticos como creyentes encontrarán interesantes”, asegura la agencia. Se trata de cinco artículos “para creyentes” y cinco más para “escépticos”.
Entre los documentos para los creyentes, están los casos de supuestos platillos voladores vistos en Alemania en 1952; además, otro avistamiento en España y el norte de África en 1952. También hay un artículo sobre objetos voladores vistos sobre una mina de uranio en el Congo Belga, en 1952.
1. Platillos voladores en el este de Alemania, 1952
2. Acta de la reunión del jefe de sucursal sobre ovnis, 1952
3. Platillos voladores informados sobre España y el norte de África, 1952
4. Encuesta de informes de platillo volador, 1952
5. Platillos voladores sobre minas de uranio del Congo belga, 1952
Los cinco documentos principales de la CIA para escépticos:
1. Panel Científico Asesor sobre Objetos Voladores No Identificados, 1953
2. Memorándum de oficina sobre platillos voladores, 1949
3. Memorándum al director de la CIA sobre platillos voladores, 1952
4. Reunión del Grupo Asesor de OSI sobre ovnis, 1953
5. Memorándum para el registro de platillos voladores, 1952
Además, el sitio tiene un enlace a contenido sobre cómo investigar platillos voladores. En el enlace, se relata el supuesto avistamiento de un ovni en la ciudad de Socorro, Nuevo México.
“Hacia el sur en una solitaria carretera del desierto, el oficial de policía Lonnie Zamora estaba persiguiendo un automóvil a gran velocidad en las afueras de la ciudad de Socorro, Nuevo México, cuando un fuerte rugido lo sobresaltó. Segundos después, vio una gran llama que se elevaba del suelo y atravesaba el cielo sobre un parche remoto del desierto al suroeste de la carretera. Temiendo que una choza de dinamita cercana pudiera haber explotado, Zamora soltó el automóvil, giró a la derecha y condujo por un camino de grava lleno de baches que corría junto a la choza.
“El crucero de Zamora crujió por el camino rocoso hasta que llegó a una colina empinada. Levantándose de detrás de la colina había un fuego sin humo que brillaba en un embudo de llamas teñidas de azul y naranja. La colina oscureció el origen de las llamas, por lo que Zamora intentó subir. Los neumáticos de su crucero resbalaron y se balancearon sobre la grava suelta, pero después de tres intentos, Zamora finalmente llegó a la cima. “Un objeto brillante, del tamaño de un sedán, brillaba al sol de la tarde, a unos 150-200 metros de donde Zamora estaba posado en la cima de la colina. A primera vista, pensó que era un automóvil volcado en un arroyo (cama de arroyo seco), pero cuando se acercó, parecía ser de color aluminio, no cromado, y de forma ovalada como una pelota de fútbol.
“Zamora condujo hacia el objeto, a lo largo de la cresta de la colina, durante unos 50 pies y luego detuvo el automóvil. Volvió a llamar por radio a la oficina del sheriff para decirle que estaría ocupado revisando los restos del naufragio “en el arroyo”, y luego descendió a pie cuesta abajo hacia el objeto. “Roooaaarrr! Zamora se sorprendió de nuevo por un ruido muy fuerte, no exactamente como una explosión, pero tampoco constante como un motor a reacción. Comenzó a baja frecuencia, con el tono aumentando lentamente. La llama parecía provenir de la parte inferior del objeto, brillando de color azul claro en la parte superior y naranja en la parte inferior. Zamora entró en pánico, temerosa de que el objeto estuviera a punto de explotar.
“Corrió para ponerse a cubierto, pero se volvió para mirar el objeto mientras huía. Notó un símbolo rojo en el costado, con forma de punta que tenía aproximadamente 2 pulgadas de alto y 2 pulgadas de ancho. El objeto era liso, un aluminio blanco brillante, sin ventanas ni puertas visibles. Parecía haber dos patas de metal, inclinadas hacia afuera, sosteniéndola. “Zamora corrió hacia su auto, se golpeó la pierna con el guardabarros y cayó al suelo. Se levantó, corrió otros 25 pies más o menos, y cuando miró hacia atrás nuevamente, vio que el objeto comenzaba a elevarse. “Se elevó al nivel del automóvil, luego más alto, unos 20 a 25 pies en el aire. “Zamora corrió otros 50 pies de su auto, justo al borde de la colina, y se agachó. Arrodillándose tan cerca del suelo como pudo, se cubrió la cara con los brazos para protegerse. De repente, el rugido se detuvo. En el silencio incómodo, Zamora levantó la cabeza y miró.
“El objeto se alejó rápidamente de él, hacia el suroeste, pareciendo ir en línea recta a unos 10-15 pies del suelo. Despejó la cabaña de dinamita de ocho pies de alto unos tres pies y luego continuó en dirección suroeste, hasta que pasó por las altas montañas del desierto y desapareció …

¿Te gustó este artículo?

Descarga nuestra app para Android y no te perderás ninguno.

COMMENTS

https://cdn.hyperpromote.com/bidvertiser/tags/active/bvpprtr.html?pid=701583&bid=2005034&subid=[SUBID]&kw=[KEYWORD_ENCODED]&url=[REFERRER_ENCODED]&mincpc=[MIN_CPC]&flback=[FALLBACK_ENCODED]