Buda y su legado: el camino de la iluminación

Buda y su legado: el camino de la iluminación

Médicos capturan luz generada en el globo ocular de un paciente por primera vez
Nueva cepa de Gripe Porcina con potencial de pandemia es descubierta en China.
¿Es esto una antigua ciudad descubierta en Marte?

Buda es una palabra que significa «el que despertó», y es el término que se le asigna al fundador del budismo que no era una deidad ni un profeta. El budismo es un camino de enseñanzas prácticas con el fin de alcanzar la sabiduría máxima y liberarse del sufrimiento.

El origen del budismo surgió cerca de los Himalayas, cuando Siddharta Gautama, un príncipe del antiguo reino Sakya, dedicó el resto de su vida a difundir sus enseñanzas después de alcanzar la iluminación, para que diferentes además pudieran alcanzar la máxima sabiduría y liberarse del sufrimiento.

Siddharta nació entre el año 560 y 483 a.C. en la zona de Kapilavastu, territorios que hoy en dia forman parte de Nepal. Su padre, Suddhodana, fue el soberano del reino Sakya, y su mamá, la reina Maya Devi, murió siete días después de nacer Siddharta.

El soberano Suddhodana estaba entusiasmado con su hijo Siddharta por sus grandes capacidades, al que estimaba como digno heredero de la corona del reino Sakya. Siddharta continuamente fue un chico facil y humilde que muy pronto empezó a sentir curiosidad por todo aquello relacionado con la espiritualidad, aunque viviera rodeado de comodidades propias de la realeza.

Nacimiento del Buda. Cortesía: resumiendolo.com

Sus salidas fuera del palacio le permitieron conocer de cerca el sufrimiento humano como la dolencia, la vejez y la muerte. Esta realidad le provocó un fuerte colisión en su vida, hasta que años después cogió la decisión de abandonar la vida de príncipe y dedicarse a localizar la liberación del sufrimiento.

Iniciando el camino a la Iluminación

A la edad de 16 años, Siddharta se casó con la princesa Yasodhara, y a los 29 años nació su único hijo Rahula. En ese instante, Siddharta ya había decidido abandonar la vida de palacio, y ese mismo día emprendió su viaje. Al partir le prometió a su esposa volver cuando hubiera alcanzado la iluminación.

En su recorrido empezó a practicar la meditación y a seguir a distintos maestros, pero con el tiempo se percató de que ninguna de las enseñanzas le había permitido alcanzar la completa liberación, y se sometió a una etapa de sacrificios y carencias para ver si esa forma lograba su propósito. Cuando estaba al borde de la muerte, una niña lo vio y le ofreció un poco de arroz, y Siddharta decidió tomarlo y abandonar esas prácticas extremas.

Una vez recuperado, comprendió que la liberación estaba en el equilibrio y no en los extremos. Se sentó al pie de un árbol y se propuso no abandonar la meditación hasta alcanzar su propósito. Tras varias semanas deteniéndose solo para comer y charlar con varios niños que le traían la comida, pudo alcanzar al final la iluminación cuando tenía 35 años.

Fue en el amanecer cuando Siddharta alcanzó un alto estado de concentración y consiguió suprimir de su mente los velos más sutiles de la ignorancia, superando el último obstáculo de un ser con limitaciones. Siddharta por fin había conseguido su propósito y se transformó al final en un Buda, 6 años después que había abandonado el palacio.

Buda y su legado: el camino de la iluminación

Cortesía: elnovato-grmanu.blogspot.com

Un anteriormente y un después en la cronica

Buda no fue ni el primer ni el último ser iluminado, pero dejó como legado sus enseñanzas para que diferentes además pudieran alcanzar la iluminación. Dedicó toda su vida a difundir sus enseñanzas y la mayor parte de ellas se han conservado hasta día de hoy, siendo de gran valor para todos aquellos practicantes, budistas o no budistas.

Buda murió a los 80 años después de dedicar más de la mitad de su vida a difundir sus enseñanzas, que lograron tal popularidad que miles de personas se hicieron monjes al ver que diferentes además conseguían iluminarse. Su hijo Rahula además se hizo monje y alcanzó la iluminación a los 21 años.

Buda y su legado: el camino de la iluminaciónCortesía: budismo-valencia.com

Buda no se estimaba ningún Dios ni tampoco afirmaba ser nadie especial. Se reconocía igual que cualquier otro ser humano y afirmaba que todos tenemos el mismo potencial para alcanzar la iluminación. Sus enseñanzas eran prácticas y tenían que experimentarse, pero jamás pretendió que el budismo se convirtiera en una religión. Su propósito era enseñar el camino hacia la iluminación sin otorgarse ningún mérito de ser el gran descubridor. La importancia de Buda se debe a su gran capacidad para transmitir sus enseñanzas y que éstas llegaran a millones de personas.

Buda marcó un anteriormente y un después en la cronica por el gran legado espiritual que ha abandonado a la sociedad, y señaló el camino a seguir para alcanzar la máxima realización de nuestro ser.

Buda y su legado: el camino de la iluminaciónCortesía: libertaddigital.com

Las principales enseñanzas de Buda

Los Sutras son textos escritos que contienen las principales enseñanzas de Buda o de varios de sus discípulos más próximos. Esas enseñanzas se han ido transmitiendo de generación en generación y han perdurado hasta la fecha, constituyéndose en un vasto tesoro espiritual para toda la sociedad. Las Cuatro Nobles Verdades como el Noble Camino Óctuple constituyen las principales enseñanzas budistas que conducen a la iluminación.

1. El Sufrimiento de la Existencia

El nacimiento, la vejez, la dolencia, la muerte, convivir con lo indeseable, separarse de lo deseable, no obtener lo que se desea; todo conlleva sufrimiento. La existencia y sus partes son sufrimiento.

Nada es felicidad completa, el sufrimiento está continuamente presente. El deceso de uno mismo y de los entes queridos, la dolencia de nuestros entes amados y la propia es sufrimiento, inclusive la convivencia con entes amados.

Buda y su legado: el camino de la iluminaciónCortesía: viajeporindia.com

2. El apego, el deseo y la ignorancia conllevan al sufrimiento

Los cinco venenos como son el Apego, Odio, Ignorancia, Ego y Celos, son los que producen modernos renacimientos. El sufrimiento surge del deseo o como consecuencia lógica de acciones pasadas de seleccion propia. El origen y porqué del sufrimiento son las pasiones humanas. Todo surge del desconocimiento que todas esas acciones llevan al sufrimiento y a la interdependencia de las cosas.

3. El sufrimiento puede ser vencido

Si eliminamos nuestro deseo librándonos del deseo-apego, abandonarlo para continuamente, no dándole acogida en nosotros. Para terminar con nuestro sufrimiento hay analizarlo para encontrar sus causas y comprobarlas por uno mismo, para después, eliminarlas. Hay que suprimir los cinco venenos y reemplazarlas por acciones virtuosas, creando karma positivo. Esta noble verdad es el corazón del Dharma. La palabra Dharma significa una realidad del cosmos que reconoce una ley divina y unos principios morales a seguir para conseguir el camino de la perfección.

Buda y su legado: el camino de la iluminaciónCortesía: viajesenchancletas.com

4. El Noble Camino Óctuple

Según Buda, éstas son las acciones ó pistas que conducen a la iluminación y al destierro del sufrimiento:

  • Comprensión correcta
  • Pensamiento correcto
  • Palabra correcta
  • Acción correcta
  • Ocupación correcta
  • Esfuerzo correcto
  • Atención correcta
  • Concentración correcta

De las pistas tercera y cuarta, los seguidores de Buda extrajeron luego cinco preceptos, semejantes a los mandamientos cristianos judíos que aconsejaban no matar, no robar, no cometer actos impuros y no mentir.

El alma pacifista budista era «El odio no termina con el odio, sino con el amor», manifestó Gautama.

La Expansión del Budismo

El budismo se extendió por la antigua India durante los siguientes tres siglos después de el deceso de Gautama y terminó teniendo más seguidores que el hinduismo mismo, la religión tradicional del país. en cambio, después de extenderse por toda Asia, se esfumó de su país de origen, para dar paso al hinduismo. En el curso de la expansión, el budismo cruzó todo el Oriente llevada por la ruta comercial de la seda. La doctrina original se adaptó a las necesidades espirituales de los individuos simples y se volvió menos rigurosa.

Buda y su legado: el camino de la iluminaciónWikimedia Commons

En el Tíbet, la doctrina se fusionó con la antigua religión. bon-po, para transformarse después en el lamaísmo.

En Birmania, Tailandia, Laos, Camboya, Ceilán y Vietnam, el budismo siguió siendo ortodoxo, siendo llamado hinayanao (el vehículo más pequeño).

Paulatinamente, los peregrinos chinos y los monjes budistas de India empezaron a cruzar las montañas como misioneros. Uno de los peregrinos de Hsuan-Tsang salió de China en 629 a través del desierto de Gobi y llegó a la India. Recopiló datos encima del budismo durante 16 años y escribió, según la tradición, más de mil volúmenes.

En China reinó la dinastía Tsang y miles de personas se transformaron al budismo. El budismo se destacó sobre diferentes religiones como el Confucionismo o el Taoísmo por tener los ideas más profundos y eventualmente se ramificó en gran cantidad sectas.

Buda y su legado: el camino de la iluminaciónCortesía: hablemosdereligion.com

El budismo llegó a Corea y Japón alrededor del siglo VII. Después de la conversión del Príncipe Shotoku Taishi, se transformó en religión nacional.

En el siglo VIII, el budismo fue introducido al Tíbet el monje hindú Padma Sambhava, cuando la religión oficial ya estaba en plena decadencia. Se fusionó fácilmente con los modernos ideas y el lamaísmo convirtiendo al Tíbet en un estado teocrático, gobernado por el Dalai y Panchen Lamas a quien los monjes lamaistas consideraban la reencarnación de la santidad.

En 1819, el budismo entró en Europa donde el alemán Arthur Schopenhauer desarrolló modernos ideas, muy próximos al budismo. En 1875 se fundó la Sociedad Teosófica, que promovió el ensayo de las religiones asiáticas.

El budismo se ha expandido por todo el planeta y sus templos están presentes en varios naciones de Europa, América y Australia. Los líderes budistas toman sus ideas de la vida en todo el planeta, adaptándolas a la realidad de cada sociedad.

Diferencias entre Budismo y Cristianismo

El budismo y el cristianismo surgieron independientemente uno del otro, alejados como estaban por casi 5.000 kilómetros y por lo menos con 500 años de diferencia. En términos de equipos de creencias religiosas están incluso más lejos. Los estudiosos y teólogos ven algunas diferencias y similitudes entre el budismo y el cristianismo, tomando en cuenta lo más notable de cada religión.

Buda y su legado: el camino de la iluminaciónCortesía: 4grandesverdades.wordpress.com

1. Escrituras

Para el cristianismo, las Sagradas Escrituras simbolizan el relato histórico preciso escrito por declarantes que observaron a Jesús y los acontecimientos que rodearon. El Budismo sin embargo, no tiene sagradas escrituras como el cristianismo, ni intenta tenerlas. El mismo Budha manifestó que no se debería creer ni en su palabra siquiera. Todos los escritos budistas, comenzando con los Sutras, son indicaciones del camino a seguir y no pretender ser nada más. Los textos cristianas, que se dicen «relato histórico preciso» por tener declarantes, no exponen ser más que relatos, y más bien sería materia de investigación su enorme semejanza doctrinal del cristianismo con las enseñanzas budistas llevadas a Palestina casi 300 años anteriormente de Cristo por los embajadores y misioneros del Soberano Ashoka (269-232 a.C), aunque los cristianos alegan originalidad en toda su doctrina.

Buda y su legado: el camino de la iluminaciónCortesía: elobservadorenlinea.com

2. Concepto de Dios

Para los cristianos, Dios gobierna el cosmos y cuida del hombre en una forma personal. El budismo ni siquiera se planteó el inconveniente de la existencia de un Deidad creadora y defensor de la especie humana en forma personal. En verdad, Dios no es ni un desafío ni un inconveniente para los budistas, sino que centran toda su atención en el desarrollo personal del hombre.

Buda y su legado: el camino de la iluminaciónCortesía: fayerwayer.com

3. Deidad

Para el cristianismo, Jesús manifestó ser Dios y el singular camino a la vida eterna. Buda jamás manifestó ser una deidad, él manifestó nitidamente que sólo era un indicador del camino al Nirvana.

4. Distinción sobre de la muerte

Para los cristianos, la autoridad de Dios venía del hecho que existió anteriormente de la creación. La Resurrección de Jesucristo es un hecho probado prueba nitidamente la autoridad de Cristo encima del pecado y la muerte.

Los budistas consideran que no deben perdón a nadie ni a nada más que a ellos mismos por los actos que cometen conscientemente y el efecto de esos actos será reconocido por el karma. El budismo sencillamente no estima en nada que no sea demostrable, y por eso su cercanía (dicen que hasta en un 95%) con las hipotesis científicas de la física moderna.

Buda enseñó a sus seguidores a localizar llegar al punto medio entre polos de contrarios como el bien y el mal. Cristo alentó a sus discípulos a elegir el bien y rechazar el mal.

Buda y su legado: el camino de la iluminaciónCortesía: merca2.es

Algunas Similitudes con el Cristianismo

Pero a pesar de las diferencias hay una curiosa semejanza alrededor a la leyenda de los fundadores de estas dos religiones del planeta. Es inevitable preguntarse si los escritores formaron su cronica ajustándose a algún patrón mitológico. Los textos principales de ambas religiones fueron escritos en varios sucesos siglos después de la muerte del fundador, dejando demasiado tiempo para transformar la tradición oral.

La primera enseñanza del Buda fue dada en el conocido Discurso del Parque de los Ciervos. Expuso los preceptos que serían la base del budismo: Las Cuatro Nobles Verdades.

Jesús predicó en llamado Sermón de la Montaña, en el que explicó las Bienaventuranzas, un modelo a seguir para la vida cristiana. De forma sistemática, ambos sermones detallaban cómo los seguidores debían vivir los preceptos de los fundadores.

Inclusive las palabras finales del Buda se asemejan a las proclamaciones del cristianismo. El Buda manifestó: «Sed lámparas para vosotros mismos.» Jesús manifestó: «Vosotros sois la luz del planeta».

El Buda manifestó que toda materia en este planeta era transitoria. Jesús manifestó: «El firmamento y la tierra pasarán, pero mis palabras no pasarán».

se comenta que las últimas palabras del Buda fueron: «Trabaja tu propia salvación con diligencia». El Apóstol Pablo, hablando por Jesús, manifestó: «Trabajad vuestra propia salvación con miedo y temblor».

Buda y su legado: el camino de la iluminaciónCortesía: merca2.es

La Perspectiva sobre diferentes religiones

Desde la perspectiva budista, es notable la existencia de una amplia gama de religiones para satisfacer las necesidades de personas diferentes. El budismo reconoce que todas las religiones comparten el mismo anhelo de trabajar por el bienestar de la sociedad. Con esa base normal, budistas y cristianos han establecido proyectos de intercambio para aprender los unos de los diferentes, en el alma de la cooperación y del respeto mutuos.

Buda enseñó distintos procedimientos a personas diferentes comprendiendo que no todo planeta tiene iguales creencias e intereses. El Dalái Lama citó este ejemplo para expresar su opinión sobre lo maravilloso de que tantas religiones existan en el planeta. De igual forma, como un platillo no les gustaría a todos, una religión o un grupo de creencias tampoco complacería las necesidades de todos. Por esta razón, se muestra complacido que estén disponibles una variedad de distintas religiones para elegir. Él les da la bienvenida y se alegra por esto.

Fuente

AVISO DE USO JUSTO: Esta página contiene material con derechos de autor cuyo uso no ha sido específicamente autorizado por el propietario de los derechos de autor. Esta web distribuye este material con el propósito de reportar noticias, investigación educativa, comentarios y críticas, constituyendo el Uso Justo bajo 17 U.S.C § 107.

¿Te gustó este artículo?

Descarga nuestra app para Android y no te perderás ninguno.

COMMENTS